Los 17 retoques estéticos más habituales en España

Desde los liftings faciales hasta la bichectomía o las populares inyecciones de ácido hialurónico, los retoques estéticos están de moda en España. Veamos los más demandados.
Retoques estéticos España

La cirugía estética está al orden del día en España, y es que la preocupación por la imagen es tanta que son muchos los españoles que cada año deciden pasar por el quirófano o por la contra, apuestan por otros métodos menos invasivos y asequibles. Las empresas dedicadas a este ámbito han crecido un 30% en menos de tres años.

En la actualidad, un 35,9% de la población española utiliza los servicios de Medicina Estética y cuatro de cada diez personas lo hacen a partir de los 26 años. Por países, Estados Unidos es el lugar donde más operaciones estéticas, seguido por Brasil, Japón e Italia. Si bien España no figura entre los diez primeros puestos, veamos cuáles fueron los retoques más demandados.

Los retoques estéticos más populares España

Resulta interesante observar qué operaciones son las más demandadas en función de la edad. Entre los menores de 35 años abunda el aumento de pecho, la liposucción y la rinoplastia, mientras que a partir de los 50 los clientes optan por blefaroplastias, liftings faciales y elevación de pechos. Descubramos qué retoques se hacen los españoles.

1. Aumento y remodelación de mamas

La cirugía de mamas sigue siendo la operación estética más demandada en nuestro país y supone el 32% del total de operaciones. El aumento de senos encabeza el ranking y le siguen la reducción de mamas y la combinación de aumento y elevación.

Durante los últimos años han habido grandes avances en la reducción de cicatrices y la calidad de las prótesis, hecho que ha mejorado considerablemente esta operación. Las cicatrices son cada vez más cortas y en lugares menos visibles, justo en el surco de la mama. Antes se hacían a través de la areola pero ya casi no se usa porque se puede alterar la sensibilidad de la zona o crear complicaciones.

Entre las mujeres que se sitúan entre los 35 y los 50 años suele haber una mayor demanda de remodelación de mamas, pues el embarazo y la lactancia puede hacer modificar su aspecto. A veces, se usa grasa (que se extrae de otras partes del cuerpo) para rellenar el escote o la zona externa para dar volumen a la mama.

Aumento mamas

2. Aumento de labios

Hace unos años se usaban implantes de silicona líquida, pero los acabados eran muy poco naturales. Por suerte, a día de hoy ya no se usan, o al menos, no legalmente. Actualmente se dispone de un amplio abanico de rellenos faciales permanentes y temporales, que tienen como objetivo rejuvenecer el labio, marcar mejor su arco de cupido, hidratarlo y aumentar su volumen.

Actualmente se usa mucho el ácido hialurónico, el cual ha revolucionado el mundo de la estética. Es un componente que está presente de forma natural en nuestra piel, cartílagos y articulaciones y que atrae mucha agua (actúa como una esponja). Gracias a estas capacidades es un producto ideal para modelar los labios. Es un tratamiento reversible, ya que al cabo de un año, los labios volverán su volumen.

3. Blefaroplastia

La cirugía de párpado es una de las más demandadas en España, y no solo por motivos estéticos, sino porque puede interferir en la visión. La blefaroplastia tiene como objetivo corregir el exceso de piel en los párpados. Apunta principalmente a tratar las bolsas que se generan en la zona inferior de los ojos y a la caída natural que se genera en los tejidos que rodean al ojo.

La intención es rejuvenecer la mirada pero también ayuda a eliminar las bolsas congénitas en los más jóvenes. Para corregir los problemas estéticos de esta zona se aplican incisiones en los pliegues naturales de la piel, permitiendo eliminar de forma sencilla el exceso de tejido. Gracias a esto, los cirujanos pueden actuar de forma cómoda y evitar dejar marcas sobre el rostro de los pacientes.

4. Liposucción

La liposucción o lipoescultura es una intervención quirúrgica mediante la cual se extrae grasa acumulada en diferentes zonas del cuerpo, ya sea de la papada, de los brazos, el abdomen, nalgas, muslos o caderas. En ningún momento debe pensarse que se trata de un tratamiento contra la obesidad, sino de una técnica para moldear el cuerpo mediante la eliminación del tejido adiposo sobrante y en ocasiones, incluso, reinyectando parte del mismo en zonas donde puede ser necesario.

5. Rinoplastia

La rinoplastia es una cirugía en la que se modifica la forma de la nariz, con la finalidad de cambiar su apariencia, aunque hay casos que se hace para corregir problemas respiratorios.

A menudo, las personas que se quieren hacer esta operación, tienen la idea de la nariz de un famoso y desean un prototipo de nariz que no guarda armonía con sus facciones. Por este motivo, es importante dejarse aconsejar por el cirujano y respetar al máximo la estructura anatómica original de la cara.

Rinoplastia

6. Rinomodelación

Es un procedimiento no invasivo en la zona de la nariz que se realiza con infiltraciones de ácido hialurónico. Con este tratamiento, se consigue modificar la estructura, corregir pequeñas imperfecciones y afinar ópticamente la nariz sin necesidad de pasar por quirófano. Se podría decir que la rinomodelación es la hermana pequeña de la rinoplastia.

7. Lifting facial

Es una intervención que corrige algunos de los signos más visibles del envejecimiento del rostro, mediante la tensión de los músculos de la cara, la reducción de la grasa, la redistribución de la piel y la eliminación del tejido sobrante.

Esta operación se realiza generalmente mediante incisiones por dentro de la línea del cabello y tras el lóbulo de la oreja, continuando hacia la nuca si es necesario, para que las cicatrices queden camufladas. A partir de estas incisiones, se estira y secciona la piel sobrante, de forma que el rostro se ve más firme y rejuvenecido

8. Lifting sin cirugía

El lifting sin cirugía es ideal para aquellas personas que le tienen miedo al bisturí pero que quieren rejuvenecer su rostro. Actualmente es un procedimiento que se puede realizar mediante diversas técnicas, como por ejemplo usando ultrasonidos o radiofrecuencia.

En lo que refiere al uso de ondas de radiofrecuencia, el tratamiento se llama Thermage y son muchas las famosas que han confesado haberse sometido a este tipo de lifting, el cual elimina arrugas, trata la flacidez y aporta luminosidad, en una sola sesión y sin pasar por el quirófano. La radiofrecuencia calienta el tejido facial y favorece la regeneración de colágeno, alisando la piel.

9. Relleno de glúteos

Según la encuesta “La realidad de la Cirugía Estética en España 2017-2018”, es la segunda intervención más realizada tras el aumento de mamas. Cada vez es más habitual utilizar las técnicas de lipotransferencia, es decir, se extrae grasa de una zona del cuerpo para rellenar otra. Por ejemplo, se quita grasa del abdomen para rellenar el glúteo. Es una técnica que está de moda ya que las prótesis suelen dar más problemas.

10. Bichectomía

La bichectomía es una de las cirugías estéticas faciales orientadas a estilizar el rostro. Consiste en la extirpación de las bolas de Bichat. Estas son bolsas grasas que se sitúan en las mejillas. Como consecuencia de la extirpación de las bolas de Bichat, el pómulo y mentón ganarán protagonismo, obteniendo como resultado un rostro aparentemente más alargado y con las facciones más angulosas.

11. Microblading de cejas

El microblading es una técnica de reconstrucción de cejas, pelo a pelo, con la dirección y movimiento natural del pelo. Se implanta el pigmento de forma muy superficial en la capa de la epidermis realizando un diseño personalizado a cada rostro.

12. Botox preventivo

Este tratamiento se basa en inyectar toxina botulínica a una edad temprana para retrasar la formación de arrugas. Por ello, se inyecta botox sobre los músculos que provocan las arrugas de expresión mucho antes de que estas se marquen de forma permanente. De esta manera, como los músculos están relajados, se evita o se retrasa la aparición de estas arrugas. Aunque la toxina botulínica es la misma que en el procedimiento normal, se suele utilizar menos cantidad, dado que el músculo responde bien y no es necesario bloquearlo por completo (basta con reducir su movilidad).

Aunque en la red se puede encontrar información del uso del botox a partir de los 25 años, los expertos recomiendan retrasarlo hasta los 30 años y con ciertas condiciones. Se aconseja para aquellas personas con un alto grado de contracción (por ejemplo, personas que tienden a fruncir el ceño). Sin embargo, hay especialistas que no recomiendan hacerlo antes de los 35.

Botox preventivo

13. Elevación de cejas

También conocido como lifting de cejas, es la cirugía que busca elevar las cejas en aquellos pacientes que las tienen descendidas. Consigue estirar la frente, reduce las arrugas a la vez que eleva las cejas.

El procedimiento consiste en elevar frente y cejas hasta la posición deseada. Para ello, es necesario debilitar los ligamentos y los músculos que mantienen las cejas en su posición. El acceso se realiza a través de pequeñas incisiones en el cuero cabelludo, donde se introducirá una pequeña cámara y una herramienta que permitirá dispositivos de fijación de la ceja a la altura deseable.

14. Otoplastia

La otoplastia es un procedimiento para cambiar la forma, la posición o el tamaño de las orejas. Es un tratamiento muy sencillo que usa una cirugía mínimamente invasiva. Esta intervención se realiza normalmente a partir de los 6-7 años, cuando las orejas se encuentran desarrolladas por completo y el paciente ha desarrollado la sensibilidad social. Se realiza bajo anestesia local en los adultos y general en los niños.

15. Eliminación de manchas

Son muchas las personas que, con el paso de los años o por el abuso de sol, tienen manchas que les acomplejan. La luz pulsada es uno de los tratamientos más eficaces para acabar con las manchas de la piel. El efecto que tiene la luz pulsada sobre la piel se llama fototermolisis selectiva y consiste en eliminar las manchas sin dañar el tejido circundante.

Eliminación manchas

16. Aumento de pómulos

Los pómulos son los huesos que sostienen las mejillas proporcionando elegancia y belleza al óvalo facial. Esta cirugía estética pretende armonizar las estructuras faciales y se basa en la colocación de una prótesis mediante una pequeña incisión en el interior de la boca. También se puede realizar mediante la elevación de la grasa o lijando el hueso.

17. Aplicación de hilos tensores

Es uno de los tratamientos más realizados entre los famosos para rejuvenecer el rostro sin la necesidad de pasar de pasar por el quirófano. Se trata de unos hilos muy finos compuestos por un material reabsorbible y biocompatible. Los hilos se aplican a través de una aguja-cánula muy fina que se introduce a través del tejido celular subcutáneo.

Con este tratamiento se consigue tensar la piel del cuello y devolver la firmeza que ha perdido el rostro. Además, los hilos tensores ayudan a formar colágeno, elemento indispensable para la firmeza de nuestra piel.

TÓPICOS
Belleza
Anna Surroca Gibert

Anna Surroca Gibert

Microbióloga y comunicadora científica

Anna Surroca (Granollers, 1996) es graduada en Microbiología por la Universidad Autónoma de Barcelona. Actualmente es estudiante del Máster en Comunicación Especializada con mención en Comunicación Científica por la Universidad de Barcelona. Apasionada por la sexualidad humana y el fotoperiodismo, ha encontrado en el mundo de la comunicación su verdadera vocación. Actualmente es redactora en Médicoplus, AZ Salud y Estilo Next.