Cirugía estética para hombres: ¿cuáles son las más habituales?

Las cirugías estéticas para hombres son cada vez más comunes. La reducción de pecho ocupa el primer lugar, pues es la más extendida entre el género masculino.
Cirugía estética hombres

El ser humano cada vez está menos limitado por las características con las que nace, pues desde conceptos tan importantes como el cambio de género biológico a un pequeño retoque en la nariz, nos permiten, con una serie de procedimientos, mostrarnos al mundo tal y como nos percibimos realmente.

Estigmatizar la cirugía estética es una cuestión espinosa, pues mientras no se convierta en un problema psicológico, todo ciudadano tiene derecho a autorrealizarse de la forma que más crea conveniente. Seas hombre, mujer o una persona de género no binario, en tu mano está el pasar por quirófano para cualquier ajuste.

La cirugía estética se ha asociado históricamente a la mujer, pues los roles de género suelen imponer una visión “perfecta” y canónica del sexo femenino, mientras que los hombres no se encuentran tan sujetos a juicio popular. De todas formas, con el tiempo estas dinámicas están cambiando, y cada vez es más común que personas del sexo masculino pasen por quirófano. Aquí te mostramos las cirugías estéticas para hombres más habituales.

La importancia de la cirugía estética

La cirugía estética está en auge y forma una parte importante de los ingresos en quirófano en la actualidad. A continuación, te presentamos una serie de datos que contextualizan a estos procesos a nivel global:

  • El aumento mamario supone el 27,3% de todas las cirugías estéticas en menores de 35 años a nivel global. Le sigue la liposucción.
  • El valor del mercado de las cirugías estéticas a nivel mundial alcanza los 9.050 millones de euros.
  • En Estados Unidos se realizan el 18,7% de todas las intervenciones estéticas globales. Esto se traduce en casi 18 millones de habitantes operados.

Casi 18 millones de personas se someten a cirugías estéticas de forma anual solamente en Estados Unidos. Increíble, ¿verdad? Desde luego, estos datos nos muestran un irrefutable cambio de paradigma a nivel social. Muchos ya no se conforman con el “soy así” y, desde luego, dejamos las implicaciones y juicios personales de esto a interpretación de cada lector.

Las 10 cirugías estéticas más habituales en hombres

Una vez hemos descrito la importancia de las cirugías estéticas a nivel global, es hora de fijarnos en los 10 procedimientos más comunes en hombres. Vamos a ello.

1. Ginecomastia

La ginecomastia es una entidad de consulta frecuente y se caracteriza por el agrandamiento patológico de las glándulas mamarias en el hombre. Se trata de una cuestión muy común, pues se calcula que del 30 al 70% de los hombres adultos la sufren (ya que está muy vinculada a la obesidad y a desbalances hormonales).

En la mayoría de los casos, las ginecomastias se deben a un aumento de los niveles de estrógenos libres en el paciente, pero no suele provocar complicaciones ni generar dolor. A pesar de ello, se trata de una cuestión estética que acompleja a muchos afectados, razón por la cual la operación para la reducción de pecho en hombres es la intervención estética más común (hasta el 20 % de todas las cirugías estéticas en países como España).

2. Liposucción

En un mundo donde más de 1.900 millones de adultos presentan sobrepeso y 650 millones de ellos son obesos, no nos sorprende a nadie que la liposucción también sea una de las intervenciones más comunes en el género masculino. La liposucción se basa en la extracción de grasa y tejido adiposo localizado para remodelar la figura. A veces, este procedimiento también puede ser la solución de la ginecomastia.

De todas formas, los expertos nos avisan: no se trata de un tratamiento contra la obesidad. En la liposucción se eliminan áreas concretas con grasa, pero su utilidad no es médica. Ante trastornos alimenticios, la reducción de estómago, los balones gástricos y las terapias psicológicas son los caminos a seguir.

Liposucción hombres

3. Rinoplastia

Aproximadamente el 25 % de las rinoplastias son realizadas en hombres, y se calcula que en algunos países supone hasta el 13 % de las intervenciones estéticas en el género masculino, ocupando así el tercer puesto tras la ginecomastia y la liposucción. Esta cirugía tiene como finalidad “limar” ciertas asperezas estéticas presentes en la nariz: un hueso sobresaliente en forma de joroba, desviaciones hacia la izquierda o derecha o ciertas malformaciones congénitas, entre otras.

4. Mentoplastia

Tal y como su propio nombre indica, consiste en las correcciones del mentón, mediante la introducción de una pequeña prótesis o la relocalización de grasa corporal. La “jawline” o perfil mandibular suele ser un componente estético claro de masculinidad al uso, razón por la cual es común que muchos hombres opten por esta cirugía estética.

5. Abdominoplastia

Similar a la liposucción, se trata de eliminar la grasa localizada del área abdominal, pero también se aprovecha para remover el exceso de piel de la zona. Estamos ante una intervención compleja, pues se busca una reestructuración en mayor o menor grado de la pared abdominal. Por esta razón, se indica sobre todo en hombres con obesidad mórbida y no en pacientes que presenten un ligero sobrepeso o malestar con su imagen.

6. Otoplastia

Consiste en realizar ciertos retoques en las orejas cuando estas son demasiado grandes o se encuentran muy separadas del resto de la cabeza. Es una de las cirugías estéticas más comunes en jóvenes, pues se trata de un procedimiento muy poco invasivo y que no requiere de periodo de hospitalización.

7. Aumento de pectorales

Esta cirugía tiene como objetivo realzar el volumen de los pectorales en hombres mediante la introducción de prótesis de silicona con aspecto de músculo. Este procedimiento puede solventar, en parte, la frustración de aquellos hombres que no consiguen ganar masa en el gimnasio, pero los portales dedicados a ello nos avisan de lo siguiente: el 70% del resultado depende de la fisiología inicial del individuo. Desde luego, ninguna cirugía estética hace milagros.

8. Blefaroplastia o rejuvenecimiento de los párpados

Se trata, en algunos lugares, de la cuarta intervención estética más común en hombres, solo superada por la ginecomastia, la liposucción y la rinoplastia. Esta cirugía consiste en eliminar el exceso de piel y cúmulos de grasa que aparecen en los párpados oculares con la edad, un signo claro de envejecimiento o cansancio.

Esta intervención quirúrgica tiene cierto componente psicológico, pues según expertos, puede ayudar a eliminar la sensación de fatiga en el paciente, ya que recibirá muchas menos preguntas en lo referente a su rutina de sueño y estado anímico. Desde luego, que se cuestione la rutina individual de forma continua puede llegar a ser muy molesto.

9. Injerto capilar

En un mundo donde hasta la mitad de los hombres de 50 años son calvos, está claro que el injerto capilar es una de las intervenciones estéticas más comunes, la cual se encuentra al auge en los últimos años.

No hemos nombrado esta intervención antes porque difícilmente se puede considerar como una cirugía, ya que la intervención es mínima y no requiere de anestesia general y de paso por un quirófano al uso. Aun así, se trata de un procedimiento delicado, lento y cuyos resultados no se observan ni siquiera en los primeros meses. Los resultados pueden tardar hasta un año en ser visibles. A pesar de ello, los folículos trasplantados en el área calva son para toda la vida.

Injerto capilar

10. Aumento de glúteos

Aunque parezca una intervención quirúrgica típica del género femeninos, el “tener un buen trasero / culo” es algo cada vez más valorado entre los hombres. En muchos casos no se trata de que este sea más grande, sino de definir su forma y otorgarle un aspecto más musculoso.

Aunque el aumento de glúteos y de pecho no se encuentran entre las 5 cirugías estéticas más solicitadas, son cada vez más los hombres que deciden tonificar su cuerpo mediante el uso de prótesis.

Resumen

Como hemos podido ver, la reina de las cirugías estéticas para hombres es la ginecomastia, pues puede llegar a acomplejar mucho al paciente, al presentar senos que recuerdan a los de una persona del género femenino. Sin duda, se trata de una intervención de sobra justificada, pues un bienestar físico se encuentra completamente correlacionado con la salud mental individual.

Más allá de esto, el resto de intervenciones quirúrgicas estéticas suelen encargarse de pequeños defectos o taras, que el paciente percibirá como más o menos relevantes. La decisión de pasar por el quirófano es personal, pero es un hecho que cada vez más hombres se animan a ello.

Referencias bibliográficas

  • Cirugía estética de pectoral masculino, clínicafreire.com. Recogido a 3 de noviembre en http://clinicafreire.com/cirugia-facial/cirugia-estetica-del-pectoral-masculino/
  • Cirugía estética masculina y femenina: conceptos y técnicas básicas, Researchgate.com. Recogido a 3 de noviembre en https://www.researchgate.net/publication/260543151_Cirugia_estetica_masculina_y_femenina_Conceptos_y_tecnicas_basicas/link/00463531864ad93fad000000/download
  • Ginecomastia: aspectos clínicos y etiológicos. Estudio retrospectivo y multicéntrico, revista de endocrinología y metabolismo (2015). Recogido a 3 de noviembre en http://www.raem.org.ar/numeros/2015-vol52/numero-01/22-28-endo1-3-costanzo-b.pdf
  • Obesidad y sobrepeso: datos y cifras, Organización Mundial de la Salud (OMS). Recogido a 3 de noviembre en https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/obesity-and-overweight
  • Rinoplastia, wikipedia. Recogido a 3 de noviembre en https://es.wikipedia.org/wiki/Rinoplastia
TÓPICOS
Belleza
Samuel Antonio Sánchez Amador

Samuel Antonio Sánchez Amador

Biólogo y divulgador científico

Graduado en Biología por la Universidad de Alcalá de Henares (2018). Máster en Zoología en la Universidad Complutense de Madrid (2019). A lo largo de su trayectoria profesional, permaneció dos años en el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) en el departamento de biología evolutiva, donde realizó estudios genéticos y poblacionales en pequeños mamíferos. Esto le otorgó amplio conocimiento en cuestiones de heredabilidad, genes y patrones filogenéticos diversos. Desde febrero del año 2020 se dedica a tiempo completo a la divulgación científica, redactando temas tanto de índole científica basal como salud humana y bienestar animal.