¿Por qué me mareo al levantarme por la mañana? Síntomas y causas

Si al levantarte por las mañanas sientes un mareo extraño, debes leer esto.
Por qué me mareo por la mañana

La mayoría de las personas han tenido al menos en una ocasión un mareo al despertar por la mañana. Es algo común aunque se debe a diversas causas.

Hay que observar bajo qué circunstancias ocurre, la frecuencia y la intensidad para entender la posible causa o el trastorno que puede estar detrás de este síntoma.

Comúnmente suele ocurrirle a la población de entre 16 y hasta 65 años de edad. En términos generales no se trata de una afección de gravedad o preocupante, pero si te has estado preguntando "¿por qué me mareo al levantarme por la mañana?" aquí te explicamos las causas y qué debes hacer para que no ocurra.

Causas y síntomas del mareo matutino

Al despertar y levantarte en la cama, puedes llegar a sentir un mareo de leve a intenso. Puede estar acompañado de otras afecciones y síntomas, o puede ser pasajero pero constante. Normalmente estos mareos no revisten mayor gravedad, pero no está de más analizar las causas de estos y acudir al médico.

Antes de alarmarse, hay que observar las reacciones del cuerpo. Además de tomar conciencia de en qué momentos ocurre y si está acompañado de otros síntomas que puedan darnos más información. Si bien siempre es importante una visita al médico, estos mareos al levantarse por la mañana podrían no significar nada grave.

1. Vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB)

El mareo más común al despertar por la mañana se debe a este tipo de vértigo. Se identifica fácilmente porque es un mareo leve que se produce al levantarse o acostarse en la cama. Dura apenas unos segundos y la causa está en el oído interno, sin que represente un problema mayor.

Mientras el mareo sea leve y siga durando unos cuantos segundos seguramente no hay nada de qué preocuparse. Pero si se acompaña de dolor de cabeza, náuseas o el episodio de mareo dura más tiempo, podría tratarse de otro tipo de afección que conviene revisar con el médico.

2. Hipotensión ortostática

La hipotensión ortostática es una baja en la presión que provoca mareo. Cuando el mareo se produce al levantarse y permanece por unos minutos, sin que exista otro tipo de malestar, regularmente se trata a que la presión sanguínea ha disminuido debido a la posición.

También llega ocurrir al permanecer mucho tiempo sentado. No se trata de una enfermedad como tal, pero sí es algo de lo que se debe permanecer atento por si se vuelve recurrente o llega a generar otras molestias.

3. Neuritis vestibular

La neuritis vestibular es una inflamación en el oído a causa de un virus. Uno de los síntomas más evidentes es un mareo intenso por las mañanas y que puede ir y venir durante algunos días. No hay dolor en el oído, por lo que en ocasiones no se reconoce como la causa del mareo.

Puede durar hasta tres semanas y estar acompañado de náuseas y otros síntomas. Los mareos que provoca una neuritis vestibular no solo ocurren al levantarse por las mañanas. Ocurren durante todo el día, por lo que requiere de revisión médica para tratarla.

4. Diabetes o hipertensión

La diabetes e hipertensión provocan mareos leves. Es uno de los tipos de mareos ocurre al levantarse, no obstante, a lo largo del día pueden presentarse de forma recurrente. Son leves y pasan rápido, y están acompañados de otro tipo de sintomatología.

Una vez que la enfermedad crónica está controlada, los mareos desaparecen. No provocan grandes molestias pues son mareos pasajeros, pero si se acompaña de dolores de cabeza leves, zumbido en los oídos o lucecitas parpadeantes, lo mejor es acudir a revisión.

5. Enfermedad de Méniere

Se trata de una sintomatología que puede llegar hasta la sordera. Estamos ante un problema en el oído interno que provoca mareos severos, no solo al levantarse, sino a lo largo del día. Además de esto, hay zumbido o pérdida de audición que va y viene.

El vértigo que produce es bastante intenso y genera pérdida de equilibrio. Ante estos síntomas hay que acudir al médico, pues puede producir sordera parcial o total en el oído. El especialista solicitará los estudios pertinentes para un diagnóstico certero y propondrá el mejor tratamiento.

6. Medicación

Cuando se están ingiriendo diferentes medicamentos, pueden producirse mareos. Esto suele ocurrir sobre todo en personas de edad avanzada. Cuando se ha diagnosticado alguna enfermedad y se recetaron varios medicamentos, estos provocan algunos efectos secundarios.

Uno de los efectos más comunes son los mareos al levantarse por la mañana. Mientras estos mareos sean leves, no duren más allá de unos segundos y no se acompañe de otros síntomas, no hay nada de qué preocuparse.

7. Deficiencia de vitamina D

Recientemente se ha descubierto que un déficit de vitamina D provoca vértigo. Se conoce como vértigo posicional cuando ocurre un mareo al cambiar de una posición a otra. Por ejemplo al estar acostado y pararse o sentarse, y de sentado a parado y viceversa.

Si existe este tipo de mareos leves pero frecuentes y no está acompañado de ningún otro síntoma, entonces se aconseja revisar los niveles de vitamina D, así como de calcio y fósforo, para verificar que se trate de una deficiencia de estos minerales y de vitamina D.

¿Cuándo acudir al médico?

Cuando ocurre un mareo como un hecho aislado es común no acudir al médico. No obstante, la recomendación es que se solicite una revisión si los mareos son frecuentes aunque sean leves, o si ocurre aunque sea uno solo pero ha sido muy intenso.

Ante estos primeros síntomas, no es necesario acudir a un médico especialista. Será suficiente con visitar al médico familiar quien observará otros posibles síntomas y, de ser necesario, enviará algunos estudios pertinentes. Será él quien valore la necesidad de una consulta especializada.

Pero si los mareos están acompañados de náuseas, dolor de cabeza, visión borrosa, vómitos u otro tipo de dolores, entonces es conveniente no esperar y acudir al médico. También si estos mareos son muy intensos o duran más de un minuto, la recomendación es ir a revisión.

Referencias bibliográficas

  • Bronstein AM, Lempert T (2010). «Management of the patient with chronic dizziness». Restor. Neurol. Neurosci.

  • Post RE, Dickerson LM (2010). «Dizziness: a diagnostic approach». Am Fam Physician.

  • Reeves, Alexander G., Swenson, Rand S. (2008). «Chapter 14: Evaluation of the Dizzy Patient». Disorders of the Nervous System: A Primer. Dartmouth Medical School.

TÓPICOS
Trastorno
María González Sanz

María González Sanz

Médico de cabecera

María nació en Terrassa en 1992. Es Graduada en Medicina por la Universitat de Barcelona, y actualmente está realizando el periodo de residencia como especialista en Medicina Familiar. Escribe en EstiloNext semanalmente enriqueciendo nuestro contenido con temas médicos de gran interés.