10 beneficios de la Meditación (avalados por la ciencia)

La relajación es un elemento importante para recuperar nuestra energía y volver a estar en sintonía con nosotros mismos.
Beneficios meditación

Una parte esencial del cuidado de nuestra salud es relajarnos y, por desgracia, solemos dejar esta necesidad psicológica a un lado demasiado a menudo.

No le damos la importancia que debería tener el hecho de estar en paz con uno mismo. La meditación suele ser vista como una rutina a la cual 'no se tiene tiempo' pero que nuestro organismo resiente con el tiempo y lo puedes observar cuando sientes que ya no puedes dar más. Eso representa la exigencia del cuerpo, para tomar un receso.

Existen muchas maneras de descansar y recuperar energías, pero la meditación es por mucho la más recomendada. Debido a que tiene un efecto directo en nuestra salud mental y el equilibrio físico, lo cual ayuda a que recuperes el ritmo ideal para seguir enfrentando tu rutina diaria sin problemas.

¿Te interesaría conocer un poco más? Entonces no te pierdas este artículo, donde hablaremos sobre la meditación y los beneficios que te pueden traer su práctica frecuente.

¿Qué es la meditación?

Lo que entendemos por 'meditación' hace referencia a un grupo de diversas prácticas cuya finalidad es enfocar la mente en su relajación, mediante el despeje de los pensamientos anticipatorios y la concentración en ejercicios de relajación. Lo cual ayuda a que el cuerpo disminuya sus niveles de estrés, se evite la tensión muscular y se prevengan las enfermedades cardíacas o arteriales. También puede ayudar a aceptar una situación difícil, promover la atención o enfocar la mente para encontrar soluciones funcionales para algún problema.

La práctica de la meditación combina, desarrolla y potencializa sentimientos positivos como la paciencia, el amor, la comprensión, el perdón y la aceptación. El enfoque de estas emociones es lo que produce un cambio real en la persona pues, se deja a un lado los pensamientos autodestructivos. Trayendo como resultado una nueva percepción del mundo y una manera más funcional de afrontarlo.

¿Cómo surge la meditación?

Lo hermoso de la meditación es que esta surgió como una combinación de diferentes técnicas milenarias sobre el trabajo de respiración y concentración que han utilizado en algunas religiones, culturas o ejercicios intelectuales.

No como una especie de culto, sino como un método para guiar a las personas que se encontraban perdidas en su rumbo o necesitaban un momento para desconectarse de sus problemas y luego volver a afrontarlos.

Prácticas de la meditación

Existen dos maneras de practicar la meditación, dependiendo de la necesidad de la persona. En esencia, las personas se sientan sobre sus piernas y con los ojos cerrados, en un ambiente tranquilo donde no exista ruido que perturbe la concentración, pero acompañado de inciensos, fuentes pequeñas o móviles que produzcan sonidos relajantes.

En la mayoría de ocasiones las personas repiten un sonido o frase, también llamado 'mantra', que ayuda a conectar el espíritu, la mente y el cuerpo.

1. Meditación de conciencia plena

El objetivo principal de este tipo de meditación es realizar cambios en la esfera emocional, actitudinal y de pensamiento, cuando estas se encuentran abrumadas con cargas negativas. La finalidad es fortalecer y mejorar la energía positiva, de manera que la persona sea capaz de afrontar las dificultades de forma funcional y no dejar que las preocupaciones o situaciones estresantes controlen su vida.

Este se logra haciendo que la persona tenga un sentido de consciencia plena, donde no pueda juzgar o culparse a sí mismo y a la situación vivida que esté causando problemas. Sino que solo se concentre en el fluir de su alrededor, así podrá distribuir sus emociones y pensamientos de forma más equilibrada. Siempre en pro a mejorar sus fortalezas propias.

2. Meditación trascendental

Por el contrario, este tipo de meditación se realiza con la finalidad de relajar a la persona de sus abrumadoras presiones diarias. Lo cual tiene una disminución significativa en los niveles de estrés, ansiedad y preocupaciones. En esta la persona repite durante toda la sesión una serie de mantras que lo ayudan tanto a distraerse como a volver posteriormente a concentrarse.

Beneficios de meditar a diario

Puede parecer una práctica simple, pero trae grandes beneficios para nuestra salud general, ya que actúa directamente contra el agotamiento mental y el reforzamiento de la energía física. Conoce algunos otros beneficios que podrían sorprenderte.

1. El poder de la relajación

Su acción principal es la de conseguir una relajación tanto física como mental, pero ¿por qué es tan importante la relajación? Es debido a que mediante la relajación es posible aliviar las presiones mentales ocasionadas por las exigencias del desempeño diario, reduce las tensiones musculares y el desarrollo de enfermedades, así como el descanso del cerebro ante la agitación causada por las preocupaciones.

Cuando no promovemos la relajación o el descanso adecuado diario, las tensiones y ansiedades se acumulan originando malestares, trastornos y enfermedades que pueden afectar nuestra rutina.

2. Encuentro con uno mismo

Muchos tendemos a dejarnos a nosotros mismos en un segundo plano por complacer a otras personas, bien sea en el ámbito laboral, académico, amoroso o familiar. Lo que causa un desgastamiento y descuido personal. Pero al practicar la meditación, se tiene la oportunidad de reencontrarnos, aceptarnos y volver a encaminarnos en nuestra estabilidad propia.

3. Cambia la percepción

Gracias a que se disminuye la tensión y la presión a la cual nos sometemos a diario, es posible cambiar el punto de vista que se tiene del mundo. Por ejemplo, puedes dejar de verlo como un lugar cruel o injusto y en su lugar aceptarlo como un rumbo con obstáculos que te ayudan a desarrollar nuevas habilidades.

4. Promueve la salud

El estrés es una causa muy común en el desarrollo de malestares emocionales, trastornos psicológicos y enfermedades arteriales. Por ello, la práctica de la meditación (la cual contrarresta los efectos del estrés) es ideal para asegurar una salud óptima y a su vez reforzar el sistema inmune, así como la elasticidad cerebral y el manejo correcto de las emociones.

5. Reduce el dolor

Esto se logra mediante el trabajo de respiración. Al guiar la respiración propia, no como una simple necesidad para vivir, sino como un método para reforzar el funcionamiento del organismo. Es posible utilizar su poder para aliviar las dolencias corporales, ya que el cerebro no se concentra en los niveles de molestia y el cuerpo recupera su soltura.

6. Ayuda al cerebro

Muchos estudios han demostrado que las personas que realizan meditaciones de manera continua, poseen altos niveles de enfoque, concentración y resolución de problemas. Esto se debe a que poseen la capacidad de despejar sus preocupaciones para observar las soluciones que necesita.

Además, esto ayuda a mejorar la elasticidad cerebral, la producción de materia gris, evitar la oxidación celular y la presión arterial cerebral.

7. Indicada para todos

Un punto muy positivo de la meditación es que está indicada para personas de cualquier edad y condición física. A menos que presente una condición especial que impida mantenerse sentado por largo tiempo o que genere malestar de alguna clase.

Así que, de por sí, la actividad no posee ninguna contraindicación o efecto secundario negativo. Por el contrario, sólo trae ventajas saludables para cualquier persona que quiera enriquecer su estilo de vida o que quieran buscar una guía natural para fortalecer las habilidades propias.

8. Beneficia la positividad

Como propicia a cambiar la percepción perjudicial sobre las exigencias del medio ambiente, es posible controlar las respuestas emocionales que damos a las mismas. De manera que reduzcamos las agitaciones y aumentemos las expresiones tranquilas, lo cual nos ayuda a manejar de forma conveniente las situaciones, evitar el estrés y no dejar que este tenga efectos a largo plazo en nuestra confianza.

9. Alivia los efectos negativos del estrés

Cuando tendemos a concentrarnos en un problema o en una situación que haya causado algún malestar, sus efectos negativos pueden expandirse a largo plazo. Lo cual afecta directamente a la confianza, el desempeño o a la imagen propia que tenemos de nosotros, distorsionándolas por completo.

La meditación actúa sobre esta distorsión para hacernos aceptar nuestros errores, perdonarnos y seguir adelante con una nueva motivación más positiva.

10. Potencia la creatividad

Como nuestra mente ya no se encuentra abrumada y la confianza está restaurada, es posible que desarrollemos e incluso mejoremos nuestras capacidades creativas. Lo cual ayuda a resolver de forma más funcional los problemas, mantenernos activos, visualizar nuevas propuestas y mejorar la expresión.

Pasos a seguir para meditar

Si te interesa iniciarte en esta técnica, debes tener en cuenta algunos pasos necesarios para que puedas observar y abrazar sus beneficios.

  • Busca un lugar que sea cómodo y silencioso, para evitar distraerte del ruido ambiental. Recuerda que debes enfocarte y no lo lograrás con sonidos distractivos.

  • Si no te gusta el silencio completo, entonces elige sonidos que promuevan la relajación, ¿cómo hacerlo? busca sonidos de la naturaleza como corrientes de viento, agua corriendo, fuego crepitando, el cantar suave de los pájaros, etc.

  • Por otro lado, si te cuesta concentrarte al no tener un punto de enfoque, entonces busca un incienso con un aroma agradable y tranquilizante. Esto ayudará a que te centres en guiar tu respiración para buscar su aroma.

  • También puedes ayudarte en la repetición de mantras, esto te guiará hacia una concentración adecuada.

  • Procura sentarte de manera cómoda, para que no genere malestar de ningún tipo. Recuerda que tienes que estar en una misma posición por un período de tiempo considerable.

  • Mantén siempre una mente abierta, deja a un lado los prejuicios, las preocupaciones o las dudas y entrégate a un momento de tranquilidad. Pero sobre todo ten confianza en que lograrás tener los resultados positivos.

  • Si es muy difícil hacerlo por ti mismo, entonces busca a personas que tengan experiencia en la meditación para que te orienten.

¿Te atreverías a adoptar la meditación en tu estilo de vida?

Elvira Cuesta

Elvira Cuesta

Psicóloga clínica

Elvira Cuesta (Madrid, 1994) es Graduada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid y es Máster en Psicología General Sanitaria por la Universidad de Barcelona. Está especializada en periodismo científico, y es colaboradora habitual en revistas como EstiloNext y AZSalud.