Los 15 efectos psicológicos más importantes

A veces las cosas que suceden en nuestra realidad no son más que producto de nuestro sistema erróneo de creencias.
Efectos psicológicos

Seguramente has escuchado alguna vez la expresión ‘eso solo está en tu cabeza’ para describir una situación que está por lejos de ser tal y como la ves a través de tus ojos y cómo la percibes en tu mente, lo cual puede alterar de manera importante tu vida, así como la manera en que afrontas tus problemas o cómo te relacionas con los demás.

Pero... ¿por qué ocurre esta extraña distorsión? Esto se debe a efectos psicológicos que se puede experimentar de manera casual o como consecuencia de una experiencia vivida, que deja una sensación de desequilibrio que a veces es difícil de notar.

Algunos de estos efectos psicológicos no poseen ningún peligro potencial para tu cotidianidad, sino que pueden alterar en un nivel bajo tu rutina, por lo cual puedes volver a recuperarte sin mayor incidentes. Sin embargo, existen otros que si no son detectados a tiempo, pueden traer muchas complicaciones, ya que se llega al punto en que las acciones propias (comportamiento, personalidad y conducta) se dejan guiar por estas creencias.

¿Te gustaría conocer estos efectos? Entonces quédate leyendo este artículo, pues descubrirás los más interesantes, curiosos y no tan inusuales efectos psicológicos que se encuentran presentes en la cotidianidad y que pueden alterar la forma en que percibes la realidad que te rodea.

15 efectos psicológicos más importantes (y su explicación científica)

A continuación conocerás los efectos psicológicos más destacados y comunes de todos ¿podrás reconocer alguno?

1. Efecto placebo

Este es uno de los efectos psicológicos más comunes de todos e incluso, es muy posible que muchos de nosotros alguna vez hayamos pasado o pasaremos por ello. Se trata de la creencia irrefutable sobre que un medicamento puede curar cualquier problema que asegura hacer, a pesar de que el medicamento en realidad no contiene ninguna función farmacológica, ya que es solo un producto diseñado para darnos esperanza, pero sin ningún efecto real en nuestro organismo. De hecho, suele estar compuesto por azúcares y otros componentes totalmente inocuos.

Suele ocurrir con las creencias de que mientras más grandes las pastillas mejor es su efecto curativo, el potencial de las pulseras magnéticas, las recetas caseras que erradican cualquier enfermedad grave o que una bebida energética te dará poder. El punto de este efecto psicológico es la creencia de su poder casi milagroso. Es también conocido como efecto de sujeto expectante.

2. Pareidolia

Este es otro de los efectos o fenómenos psicológicos más comunes e incluso uno de los más curiosos, ya que se trata de ver rostros en casi cualquier objeto cuyas características u orden de elementos asemejan a las facciones de una cara. Lo más común es encontrarle un rostro a los autos, los enchufes, los grifos de agua viejos o las casas que tengan dos ventanas y una puerta de frente.

También puede suceder que encontremos alguna forma de un rostro, bien sea humano o animal en algo que de por si no tenga una forma exacta (por ejemplo en las nubes). Esta asociación es posible gracias a nuestra capacidad imaginativa, el estímulo de asociación visual y una serie de conocimientos previos para encontrar el rostro exacto a esa figura. ¿Te ha pasado?

3. Efecto Dunning-Kruger

Otro de los efectos más destacables y notables en la cotidianidad, pues es posible encontrarlo en muchas áreas de nuestro desenvolvimiento (laboral, íntima, académica, social, etc.). En este efecto, las personas suelen tener una tendencia sobrevalorada de sus capacidades o el nivel de preparación que poseen, a pesar de no conocer o ser expertos en el tema que se esté tratando.

Pero no termina allí, sino que también ocurre en el caso contrario, es decir, la tendencia a que se desvalorice o se subestimen las habilidades que se tienen y en lo que realmente son buenas las personas. Ya que piensan que no son suficientes.

Dunning-Kruger

4. Apofenia

A pesar de no ser tan común, si podemos encontrar un patrón constante de aparición de este fenómeno psicológico, además de ser uno de los más curiosos. La apofenia se basa en encontrar de manera constante y hasta obsesiva en algunos casos, patrones y vínculos que relacionan a sucesos, personas o elementos, aunque en realidad no exista algo que de verdad los conecte. Es una forma que tiene nuestro cerebro de dar respuesta a algo desconocido y atar puntos que parezcan similares o que juntos puedan otorgarnos algún sentido.

Este fenómeno se ha puesto en evidencia en los casos de actividad paranormal o avistamientos extraños.

5. Efecto Stroop

Quizás un efecto poco conocido pero que de seguro has conocido a alguien que puede que lo haya pasado, se trata de un juego visual en donde la percepción se altera en un punto muy leve pero significativo con respecto a la sensación que deja un componente textual. De tal manera que, las personas se quedan con esa experiencia sensorial en lugar de prestar atención a otros estímulos a los que están siendo expuestos.

Un ejemplo muy claro es de hecho, la prueba de Stroop, donde se le pide a una persona que lea un conjunto de palabras que llevan los nombres de los colores, luego que repitan solo el color y después solo la palabra. En algunos casos, las personas tienden a nombrar es el color siempre en lugar de la palabra escrita.

6. Efecto Bandwagon

También llamado efecto de arrastre, consiste en que las personas literalmente se dejen llevar por lo que los que están a su alrededor opinan o creen saber sobre algo, ya que si lo hacen es porque debe ser correcto ¿no es así? Pues no necesariamente, ya que el dejarse llevar por este efecto puede causar que se pierda la confianza propia, se olvide de que poseemos nuestras opiniones personales o las desestimemos.

7. Efecto Lake Wobegon

Es un poco parecido al efecto del Dunning-Kruger, en el sentido que aquí, se tiende a exagerar o valorar de más las habilidades poseídas, incluso al punto en que nos podamos sentir superiores a los demás, que estamos en una escala muy alta. El problema con ello es que, cuando se comete algún error, falla o no nos desempeñemos bien en algo, se tienda a cargar toda la culpa a eventos externos que no provenga de nuestra capacidad. A pesar de que estas circunstancias externas tampoco tengan que ver con lo que estamos haciendo.

8. Efecto Forer

Este es uno de los efectos que más implicaciones negativas puede tener en nuestra percepción y con el cual debemos tener un especial cuidado. Se basa en que las personas tienden a sentir una presión muy fuerte por las características que posean en su personalidad, carácter y comportamiento. De manera que piensan constantemente que cada mención o descripción de sus características, le atribuyen un sentido personal, es decir, piensan que están dirigidas a ellos a pesar de ser detalles generalizados.

9. Efecto de fiesta de cóctel

Este es quizás uno de los efectos o fenómenos psicológicos más curiosos e interesantes de todos, ya que es una especie de habilidad aumentada que todos poseemos pero que activamos solo en ciertas ocasiones específicas. Se trata de concentrar toda nuestra atención auditiva y enfoque mental hacia un sonido en específico que registremos por encima del ruido ambiental de fondo, el cual nos ha llamado la atención y queremos seguir descubriendo.

Puede ser una canción en particular, un nombre, una palabra o una voz conocida que es relevante y de la cual tengamos un conocimiento previo.

10. Efecto del espectador

Este efecto nos habla sobre la poca probabilidad que existe de que una persona ayude a otra (hablando de un caso de emergencia o de peligro) estando rodeado de gente, que estando solo. Esto ocurre debido a la falsa creencia de que no es necesario hacer nada porque alguien más lo hará (alguien más capacitado, valiente o experto), la cuestión es que, si todos piensan de esta misma manera ¿terminará alguien de verdad ayudando a quién esté en problemas?

11. Efecto Von Restorff

Uno de los efectos del cual se saca más provecho en el mundo de la publicidad, ya que se trata de reconocer fácilmente un estímulo en particular cuando se ve envuelto en cosas más comunes. De manera que, tendemos a reconocer algo inusual pues sobresale del resto que es ya conocido ante nuestros ojos.

Es aprovechado en el marketing y en publicidad, ya que tienden a apuntar hacia palabras, slogans, mensajes o imágenes que sean únicas pero que representen a la marca.

12. Efecto Kappa

Es un efecto muy conocido y tiene que ver con nuestra percepción del tiempo, en esta tenemos que, el tiempo de espera mientras estamos realizando alguna acción y nos movamos hacia la siguiente, puede parecer demasiado largo. Mientras que, si este tiempo de espera se reduce un poco, entonces tendremos la sensación de que la espera ha sido más corta.

A pesar de ser la misma cantidad de tiempo, lo que cambia es la manera de percibir el tiempo de espera, ya que esta se ve influenciada por lo que hemos pasado y lo que ahora tendremos que hacer.

13. Efecto Keinshorm

Estamos seguros de que alguna vez has experimentado este fenómeno o conoces a alguien que suele dejarse llevar por él. Este efecto se trata de la predisposición negativa que una persona pueda tener con respecto a otra, por lo que tiende a tener las defensas arriba y en alerta para buscar atacar al otro cada vez que tenga la oportunidad.

Suele ocurrir durante discusiones o conversaciones y solo se busca contradecir la palabra del otro porque se tienen sentimientos de poca empatía hacia él. De manera que, las decisiones o los juicios emitidos no son objetivos, sino un sesgo cognitivo personal.

14. Efecto Halo

Este efecto consiste en atribuirle a una persona o a un grupo, características positivas y sobreestimar sus valores solo por su posición o sus atributos, lo que conlleva a la admiración, respeto y seguimiento fiel y ciego de esa persona, así como de lo que promueva o promulgue. Cabe destacar que estas personas a las cuales se les coloca figurativamente un halo en sus cabezas, sean en realidad tan bondadosas como lo pintan.

Un claro ejemplo de ello son los artistas, figuras políticas o influencer que, por tener su estatus particular, tienden a ser glorificadas.

Efecto halo

15. Efecto Ben Franklin

Este fenómeno está relacionado con las disonancias cognitivas, en especial con la creencia de que debemos complacer y cautivas a las personas a base de regalos o favores. En este sentido, el efecto trata de que, mientras más favores regulares le hagamos a una persona más estaremos predispuestos a volver a hacerlo, solo por el hecho de hacerlo que, por una retribución para la persona por habernos otorgado algo.

Elvira Cuesta

Elvira Cuesta

Psicóloga clínica

Elvira Cuesta (Madrid, 1994) es Graduada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid y es Máster en Psicología General Sanitaria por la Universidad de Barcelona. Está especializada en periodismo científico, y es colaboradora habitual en revistas como EstiloNext y AZSalud.