Texto informativo: qué es, características, y cómo realizarlo

Explicamos todas las características del tipo de texto que casi todos usamos para comunicar nuestras ideas y expresar opiniones en cualquier plataforma.
Texto informativo

La comunicación se ha vuelto una herramienta muy valiosa, importante y lucrativa con el paso de los años y con la evolución en la manera en que ahora somos capaces de llevar noticias e información de todo tipo al mundo.

Desde sucesos concernientes al desarrollo mundial hasta noticias de entretenimiento, así como curiosidades del mundo y tips sencillos que podemos seguir que hacen nuestra rutina de vida más simple y enérgica. Pero lo que sí que no ha cambiado es el compromiso de llevar siempre la verdad a los espectadores, quienes depositan su confianza en lo que están leyendo o escuchando.

La razón principal por la cual las personas pasan su tiempo buscando información escrita es para nutrirse y dominar un aspecto desconocido o novedoso que llama su atención. Por ello, es importante mantener la responsabilidad de otorgar información que sea de calidad, verídica y que esté expresada en un formato de comunicación claro y simple, de manera que todos puedan entenderla sin ninguna complicación.

¿Y tú, tienes algo que decir y no sabes cómo hacerlo? Pues quédate en este artículo donde hablaremos todo lo referente al texto informativo para que puedas dominarlo y adueñarte de una buena manera de expresar tu información.

¿Qué es un texto informativo?

Por definición, un texto informativo hace referencia a un escrito no literario construido a partir de una información obtenida sobre un suceso verídico, el cual es descrito y desarrollado para el consumo de los espectadores o lectores, de manera que puedan conocerlo y comprenderlo. Se construye con una base de herramientas para captar la atención de las personas en sentido de una función de comunicación referencial o simbólica, es decir, sin distorsionar los eventos tal y como sucedieron.

Por lo general, los textos informativos son conocidos a través de los medios de comunicación escritos, como los periódicos o las revistas, pero estos también se encuentran en los libros académicos, biografías y portales web de información (blogs o páginas web) dedicadas a temas específicos o de cultura global.

Características del texto informativo

Para poder distinguir un texto informativo de cualquier otro, presta atención a las siguientes características que ahora describiremos.

1. Sin personajes

Este es quizás el elemento más notorio de un texto informativo: no existen protagonistas, antagonistas o una historia en desarrollo, como sucede en los libros de literatura o en la escritura creativa. Se basa entonces en dar información acerca de un tema, en un formato de expresión claro y conciso, tomando en cuenta los hechos reales que han sucedido a su alrededor.

2. Describe la realidad

Sin importar cuál sea el tema principal (farándula, historia, cultura, medicina, belleza, noticias de último momento, economía, etc.) la finalidad de estos textos es llevar información real, objetiva y actualizada.

3. Siempre se actualiza

Hablando de estar siempre en el momento, en el texto informativo se evita a toda costa repetir hechos que ya han sucedido. En su lugar, se busca ofrecer novedades o descubrimientos de los últimos años o en tal caso, se informa acerca de una renovación sobre un tema ya conocido.

4. Lenguaje especializado

Otra acotación importante es que en estos textos el lenguaje es muy específico de la comunicación, ya que se trata de llevar un mensaje a un receptor que no contenga ningún obstáculo para su entendimiento y que deje clara la veracidad del escrito.

Aunque también se tiene en cuenta al lector, por lo que puedes encontrar muchas variaciones dependiendo del lugar donde encuentres la noticia, pero siempre mantiene un lenguaje impersonal, aunque estén presentes conceptos técnicos o ligeras adaptaciones.

5. Está estructurada

De nuevo, a diferencia de las historias literarias e incluso de la narración, el texto informativo se compone de estructuras diversas que sirven para organizar el tema en cuestión. Esto ayuda a los lectores a entender mejor lo que están leyendo, encontrar un punto distintivo que quieran repasar y a evitar la fatiga. Para ello se tienen los glosarios para los conceptos técnicos, el índice, tablas gráficas, anexos o el uso de títulos y subtítulos.

6. Se evitan los recursos lingüísticos

En este sentido, podemos encontrar más el uso de sustantivos propios, adjetivos y verbos para describir las acciones que metáforas para relacionar los elementos del escrito. También se elimina el uso de la jerga popular, cambiándolo por un lenguaje neutro, evitando también el uso de la fantasía, magnificación o cualquier otro recurso más común en las historias literarias.

7. Si a las referencias

Otro gran punto a resaltar es que el texto informativo, precisamente por su carácter de llevar información, se apoya de bibliografías y enlaces de noticias reales, nunca surge de la imaginación del redactor.

8. Precisión del contenido

La organización es la clave de un buen texto informativo y lo que garantiza que las personas lean su contenido. Esto se logra a través de una información concisa y precisa, párrafos cortos, lenguaje atractivo y sencillo y división de temáticas, ya que evita la dispersión y la distracción.

9. Propósito de la información

Este es otro punto clave, todo texto informativo debe tener un porqué, una finalidad, no puede ser una información dispersa que haga que el lector no encuentre lo que va a buscar y en su lugar pierda tiempo descifrando lo que se quiere decir en el artículo.

10. Signos de puntuación

Aquí, los signos de puntuación tienen un papel más relevante que en cualquier otro lugar, ya que sirven de guía para el lector. En este sentido puedes utilizar los signos de puntuación para expresar una pausa, un cambio de idea, una finalización o una continuidad.

11. Recursos de apoyo

El que sea diferente a la literatura o a la narrativa no significa que no se puedan utilizar recursos de apoyo para que el lector comprenda mejor la información presentada. Para ello existen los ejemplos, los cuales son la mejor manera de que se entienda un texto, ya que los lectores pueden ver reflejada la idea con un elemento de la cotidianidad. También se pueden utilizar infografía o elementos audiovisuales (imágenes y videos).

¿Cómo hacer un texto informativo?

Ya que conoces las características esenciales de un texto informativo, ahora sabrás cuáles son los pasos para crear uno.

1. Escoger un tema o un hecho

Este es el primer paso que debes tener en cuenta a la hora de hacer un texto informativo, el tema principal que vas a desarrollar o del cual hablarás en el escrito. Debes recordar que este debe ser un elemento verídico, el cual tenga bases de estudio y sea relevante para dar a conocer.

2. Recuerda a tu audiencia

La forma en que llevarás a cabo la redacción también es importante de cuidar, pues tu audiencia debe sentirse no solo segura de que lo que dices es cierto sino que puedan comprenderlo para que esa nueva información quede grabada en sus cerebros. Así que ten en cuenta el público para el cual escribes y asegúrate de tener un tono impersonal pero guardando la profesionalidad y la objetividad.

3. Ordena tus ideas

Como mencionamos anteriormente es necesario que tu escrito tenga estructura, en especial que vaya de lo macro a los detalles, en este sentido es necesario que primero hagas una pequeña presentación para que los lectores sepan lo que van a leer, comienza por los conceptos (de ser necesario), luego pasa a las descripciones o características y finalmente cierra tu artículo con una conclusión que deje un mensaje hacia quienes estén leyendo.

Para que sea más fácil, fíjate en esta estructura:

  • Título, que sea atractivo y englobe las ideas del tema principal.

  • Introducción, que hace referencia al resumen de presentación.

  • Cuerpo, que es donde desarrollarás el tema y agregarás los elementos requeridos, respondiendo todas las interrogantes de la noticia (¿cómo? ¿quién? ¿por qué? ¿dónde? ¿cuándo?)

  • Cierre o conclusión objetiva del tema, que deje al lector una especie de reflexión del tema y que refuerce el punto principal.

4. Busca la actualidad

Las personas quieren mantenerse al día sobre lo que sucede en el mundo, así que es mejor que optes por noticias o acontecimientos que sean vanguardistas y que tengan potencial para ser conocidos. De igual manera, las actualizaciones sobre estudios, casos o eventos pasados también pueden llamar la atención de los lectores, siempre y cuando te mantengas en el hoy.

5. Apóyate en fuentes confiables

Siempre es importante sacar la información que vas a compartir con el público de una fuente que sea reconocida por expresar la verdad y con la ética profesional de ofrecer hechos reales. Por lo que toma tu tiempo para buscar distintos portales, leer y analizar con cuidado antes de redactar.

6. Cuida el estilo

Los signos de puntuación, la tipografía de la fuente, el tamaño de la letra, el espaciado, el uso de palabras claves y la correcta forma de enumerar, harán que tu texto informativo adquiera mayor interés visual ante los lectores y hará que tu escrito se vea más limpio y profesional.

Otra cosa que debes tener en cuenta para reforzar tu texto es agregar los recursos audiovisuales adecuados, aquí debes preguntarte: ¿qué imagen o video es más acorde a mi texto? ¿Puede esta imagen transmitir la idea que quiero plasmar? No es necesario que sea algo tan literal, pero sí que dé a entender al lector que existe una relación entre el elemento visual y el escrito.

7. Revisa todo

Una vez que tengas todo tu tema elegido desarrollado en el lugar es necesario que vuelvas a leerlo, incluso una segunda vez en voz alta, para garantizar la objetividad y la comprensión de la información así como el cuidado que se le ha dado a todas las herramientas de ortografía, gramática y elementos visuales.

¿Tienes todo lo que se necesita para dar a conocer una noticia importante al mundo?

Paula Rodríguez nació en Sabadell en 1992. Es Graduada en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, y tiene experiencia diferentes medios escritos tradicionales y digitales, así como en programas de radio y televisión. Actualmente colabora con diferentes empresas del sector afincadas en el Vallès Occidental y Barcelona. Algunas de ellas son de ámbito comarcal y nacional, mientras que otras como EstiloNext tienen una audiencia más internacional.