Los 5 tipos de Historia (y qué estudia cada rama)

La Historia se puede considerar tanto una ciencia como una disciplina académica que se encarga del estudio del pasado, pero hay muchas ramas que se enfocan en aspectos concretos. Veamos qué tipos de Historia existen.

Tipos historia

Según el propósito o acontecimientos planteados, haremos la distinción de diferentes tipos de Historia: el historicismo, que se basa en el estudio de los acontecimientos de los seres humanos del pasado para ser útil en el presente; la anticuaria, que se centra en el estudio de los objetos, hechos del pasado; la crítica, que tiene como finalidad reflexionar o valorar distintos aspectos o personajes del pasado; de bronce, creada por cada nación para el aumento del patriotismo; y científica, más objetiva, plantea los avances científicos y tecnológicos de la humanidad.

Así pues, todos los tipos serán importantes, útiles y complementarios entre sí para la concepción de la historia y estudio del pasado y de la evolución de la sociedad. En este artículo, describiremos el término Historia planteando los aspectos más importantes de esta disciplina y haremos mención de las distintas ramas que la conforman, describiendo qué se entiende por cada uno de ellos y cuál es su finalidad.

¿Qué se entiende por Historia?

Como bien es sabido, la Historia explica y plantea los diferentes acontecimientos del pasado referentes a los humanos o a otros aspectos. Pero ya no es tan conocida las distintas concepciones de ella tanto como una ciencia social, si plantean hechos relacionados con las personas, con la humanidad o natural, cuando hace referencia a otros hechos no vinculados al ser humano, otras ciencias naturales serían la Física o la Química; o como una disciplina académica, encargada de estudiar y desarrollar el conocimiento o acontecimientos del pasado.

Asimismo, el historiador es el profesional formado en historia tanto la referida a la disciplina académica como la Ciencia. De este modo será el encargado de estudiar los acontecimientos del pasado y colaborar para la preservación de la cultura de la sociedad. Dada la amplitud del campo de estudio se puede especializar en una área en concreto como la arqueología o en ámbitos determinados como en el deporte o la ciencia.

De esta forma, hay dos ramas importantes a tener en cuenta que conforman la historia, que serían las siguientes. Por un lado, la Historiografía, la cual hace referencia al conjunto de métodos y técnicas utilizadas para explicar y describir la historia, es decir, se considera el estudio de la historia, del mismo modo también puede referirse a los escritos realizados de la historia o de pasado.

Por otro lado, la Historiología, conocida también como la Teoría de la historia, plantea y forma teorías, métodos o explicaciones para saber el por qué o el cómo se producen ciertos acontecimientos en lugares o momentos determinados. Se vincularía más con la historia como ciencia, ya que realiza un estudio más objetivos de datos y registros para explicar la causa para que se dieran los distintos hechos del pasado.

¿Cuáles son las ramas dentro de la Historia?

Así pues existen diferentes tipos de historia, a continuación los mencionaremos y describiremos brevemente sus características más relevantes.

1. El Historicismo

El Historicismo es el tipo de historia que se centra y estudia los acontecimientos y hechos propios de los humanos, es decir, sería el tipo más vinculado a la concepción de la historia que tienen los antropólogos. De este modo, presenta diferentes ámbitos como el social, el económico, el político, el artístico, el religioso y el científico para entender y comprender al ser humano y a la humanidad.

Del mismo modo, no definirá la historia como la disciplina de estudio del pasado, sino que la concibie como un conocimiento que posibilita la mejora de la vida en el presente. Es decir, entiende que si nos formamos en acontecimientos pasados podemos beneficiarnos y actuar mejor en el presente.

Así pues, la historia está formada por hechos y acontecimientos relevantes realizados por las personas, esto quiere decir que no cualquier evento o acción formará parte de la historia sino que serán aquellos relevantes los que se tendrán en cuenta cuando se estudie esta disciplina. También apunta que los diferentes acontecimientos que la constituyen deberán entenderse como un conjunto, relacionados entre ellos, y no como elementos aislados independientes entre ellos.

Historicismo

2. La Historia Crítica

La historia crítica es el tipo de historia que se encarga de realizar un proceso crítico y reflexivo de la sociedad, respecto a diversos temas como la literatura, el arte, la política, la ciencia, presentando siempre, como ya hemos mencionado, una visión crítica del acontecimientos y que, por consiguiente, tanto podrá ser positiva como negativa.

Es habitual que en la historia crítica se haga referencia a distintos autores o personajes que han sido importantes, haciendo contribuciones relevantes a la sociedad, planteando, evaluando o opinando de ellos para alcanzar un conocimiento más profundo de sus obras, creencias o aportes que hicieron.

Así pues la finalidad será valorar y analizar según una perspectiva humanista, ya sea social, crítica o literaria el personaje o hecho en cuestión y de este modo poder determinar sus contribuciones tanto positivas como negativas a la sociedad actual.

Historia crítica

3. La Historia de Bronce

La historia de bronce es un tipo de historia utilizada o creada por cada país para aumentar el sentimiento de patriotismo y fortalecer a la nación. De este modo, se centrará en presentar o reproducir hechos o personajes que aportaron grandeza a la nación y así aumentar la estima y defensa del país.

Así pues la técnica del país para conseguir su objetivo puede basarse en modificar favorablemente o maquillar la realidad, es decir, la manipulan para que el sentimiento de patriotismo, de amor, de los ciudadanos hacía su país aumente. Asimismo se servirán de los próceres, quienes son los personajes que han sido importantes y han ayudado a enaltecer la nación según la historia.

Dada la finalidad y el modo de tratar y presentar los diferentes hechos y personajes, en ocasiones poco objetivo, hace que otros tipos de Historia no estén conformes. El claro ejemplo sería la historia crítica, ya presentada, ya que no concibe de manera positiva la manipulación de datos e información que hace la historia de bronce para mejorar la imagen del país.

Un claro ejemplo de utilización de este tipo de historia lo vemos en Estados Unidos, donde los dirigentes del país se encargan de venerar los hechos y personajes que lucharon y actuaron para mejorar el estado de la nación y conseguir su libertad.

Historia bronce

4. La Historia Científica

La historia científicas uno de los tipos de historia más objetiva, que menos opinión personal presenta, ya que tiene como finalidad principal explicar y describir el desarrollo y evolución de la ciencia al largo de los años, qué descubrimientos se han hecho, qué avances han habido y qué mejoras ha comportado esta para el ser humano o para la humanidad en general.

De este modo se servirá de un análisis y presentación cuantitativa de los datos, sin saltos en el tiempo, presentados de forma lineal según acontecieron, para así alcanzar una conclusión objetiva, y de este modo poder valorar la influencia de los acontecimientos o hallazgos del pasado a la ciencia y tecnología de hoy en día.

De esta forma se utilizan conocimientos de distintas ciencias como la social o ciencias naturales, referidas por ejemplo a la Física o la Química. El planteamiento de este tipo de historia no es nada fácil, ya que el ser humano, las personas encargadas de describir y explicar estos acontecimientos, tienden a aportar pensamiento o información subjetiva o propia que puede alterar las características o finalidad de esta historia.

Historia científica

5. La Historia Anticuaria

La historia anticuaria es un tipo de historia que tiene como finalidad estudiar y describir hechos o datos del pasado, de este modo su estudio se centrará en recopilar y analizar acontecimientos de las civilizaciones antiguas, pudiendo así dividirse en diferentes épocas o etapas como sería la edad de piedra o la edad de los metales.

Es por esta razón, por el objetivo de esta, que la historia anticuaria suele estar poco valorada o carente de interés por la mayor parte de la sociedad, incluso por otros profesionales también dedicados a la historia, ya que opinan que solo se basa en describir y analizar objetos o lugares geográficos del pasado sin mayor implicación en la actualidad. Un ejemplo típico de este tipo de objetos tratados son los fósiles o restos arqueológicos.

Así pues, la diferencias principales entre el historiador del ámbito del historicismo, término antes mencionado, y un anticuario, que es un tipo de historiador que se centra en estudiar a las sociedades antiguas, es que en referencia al segundo, este tiene la finalidad concreta de analizar el pasado, en cambio referente al primero, como ya hemos dicho, se basará en utilizar acontecimientos del pasado para aplicar y mejorar el presente.

Pese a las consideraciones negativas que se puede tener de este tipo de historia, esta sí que es importante y sirve como apoyo y complemento de las otras historias, basada en la indagación y examen de los acontecimientos y objetos para deducir o saber cómo vivían y pensaban en las generaciones antiguas.

Historia anticuaria
Comparte:
¿Te ha gustado?
Estilonext Logo
Estilonext es una revista digital de actualidad, cultura y ciencia enfocada a personas jóvenes, dinámicas y con espíritu creativo y transgresor. Hablamos sobre salud, psicología, relaciones, noticias, tendencias...
  • azsalud
  • médicoplus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 Estilonext. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies