Los 15 mejores platos típicos de Andalucía (con fotos)

Andalucía es una comunidad autónoma de España con una cultura, historia y, sobre todo, gastronomía única. Veamos cuáles son los platos andaluces más representativos y deliciosos.

mejores-platos-tipicos-andalucia

Andalucía es uno de los lugares de toda Europa que tiene mayor tradición culinaria, ya que su gastronomía es única y su capacidad para atraer a propios y extraños, muy grande. Esto se debe a que emplea ingredientes de buena calidad como el aceite de oliva que se produce en la región, así como sus pescados, mariscos y carnes que poseen un sabor muy especial.

La cocina andaluza es una mezcla de varias culturas que han pasado por estas tierras a lo largo de la historia, dejando a su paso un cúmulo de recetas que hoy en día, todavía se conservan como un gran tesoro. Andalucía recibe cada año una enorme cantidad de turistas que vienen a conocer su extraordinaria gastronomía que va más allá de los sentidos, a pesar de la inclusión de nuevas técnicas, la cocina andaluza conserva esa tradición que permite realizar platillos con un sabor a hogar y familia.

Gastronomía andaluza: ¿cuáles son los platos más tradicionales?

A continuación mostramos un recorrido por la cultura andaluza a través de 15 platos típicos de Andalucía que hay que probar en una visita a sus tierras.

1. Jamón de Huelva

Es uno de los alimentos más especiales que tiene Huelva y toda Andalucía, se elabora principalmente en la zona del Valle de los Pedroches al norte de la provincia de Córdoba y en la Sierra de Huelva. Es uno de los mejores jamones de España y posee denominación protegida. Su aroma, sabor y textura se debe a las condiciones microclimáticas que existen al momento de elaborar el producto. Este jamón solo se extrae del cerdo de raza ibérica, el cual se alimenta única y exclusivamente de bellotas y pastos naturales.

Jamón de Huelva

2. Espetos de sardinas

Hablar de un espeto de sardinas es hacer referencia a Málaga, sus playas, diversión y buena comida. Este platillo muy típico de las costas andaluzas consiste en ensartar unas sardinas en un palo de madera y cocinarlas al fuego.

Esta práctica comenzó a realizarse en la época de las moragas, fiesta que se hacen por las noches a la orilla de la playa en donde se come el pescado de esta manera. Su peculiar historia, su gran sabor y su facilidad a la hora de ser preparados, han convertido a los espetos en todo un símbolo de Málaga.

Espetos de sardinas

3. Tortilla de camarones

La tortilla de camarones es otro de los suculentos platos que conforman a la gastronomía andaluza. Es una de las comidas típicas de Cádiz y se trata de una tortilla fina y crujiente que se elabora a base de una masa de camarones, harina de trigo y de garbanzos y se le agrega cebollas y perejil. Todo esto se mezcla y se coloca en un sartén con abundante aceite.

Tortilla de camarones

4. Pipirrana

Conocida también como ‘pimpirrana’ o ‘piriñaca’, es una ensalada muy fresca y colorida que puede degustar sola o como acompañamiento de algún pescado o carne, se elabora con tomate, pimiento verde, cebolla y pepino, pero estos ingredientes pueden variar según la localidad. Hay lugares en donde se le agrega huevos cocidos, mientras en otras, no se le añade pepino. No importa el ingrediente que se le agregue, siempre resulta un plato exquisito y refrescante sobre todo para aquellos días de mucho calor.

Pipirrana

5. Salmorejo cordobés

Es uno de los platillos fríos típicos de Córdoba que consiste en una base de tomate a la que se le agrega aceite de oliva, vinagre, migas de pan y ajo, se sirve junto a una buena rebanada de pan, huevos duros y pedacitos de jamón serrano. Para su elaboración se realiza un machacado con las migas de pan, se le agrega tomate, ajo, sal al gusto y aceite de oliva, todo se une hasta alcanzar una consistencia parecida a un puré de patatas.

Salmorejo

6. Pescaíto frito

Esta exquisitez es una comida sencilla de preparar y es muy común verlo en bares y en zonas cercanas a la costa. El pescado preferiblemente que sea pequeño y con pocas espinas, se reboza en harina y se fríe en abundante aceite de oliva muy caliente, se sirve de inmediato para poder degustar y apreciar su agradable sabor. Puede consumirse como un aperitivo o acompañado de verduras. Los pescados más utilizados son: El boquerón, acedías, salmonete, chanquete o la caballa.

Pescaíto frito

7. Ajoblanco

Es una sopa fría que se consume en cualquier momento, pero de preferencia en días muy calurosos donde cada sorbo de este plato, calma la necesidad de refrescar el cuerpo. Es una receta que se adaptó a las condiciones de pobreza de la población ya que se realizaba con las sobras que se encontraban en la alacena. Su elaboración se basa en almendras molidas, pan, aceite de oliva, sal y ajo.

Ajoblanco

8. Gambita de Huelva

La gamba blanca es indiscutiblemente la reina de los mariscos en Huelva, su carne suave y fina, hace de este alimento un placer para el paladar, se puede consumir a la plancha o frita, en ambos casos su sabor es indiscutible, puede consumirse solas o acompañada de otros contornos.

Gambita de Huelva

9. Gazpacho andaluz

Se le considera uno de los platillos más representativos de la cocina andaluza, es una receta muy fácil de elaborar y su consumo es muy usual en tiempos donde el calor es muy fuerte. El tomate es su ingrediente principal, se le agrega pimientos verdes, ajo, cebolla, trocitos de pan, aceite de oliva y vinagre.

Es una comida que llama la atención por su increíble colorido e inigualable sabor. Se sirve frío y suele ponerse en platos individuales hondos o en cuencos de barro, acompañado de alguna guarnición como los dados de pan tostado.

Gazpacho andaluz

10. Migas

Otra receta simple de realizar, pues, fue la comida de los pastores que realizan su trabajo en las frías y solitarias montañas y que no contaban con muchos alimentos a la mano, este manjar se elabora realizando un sofrito con aceite de oliva y ajo, a lo que se le añade trozos de pan duro previamente remojados en agua. También puede agregarse algunos embutidos o cualquier carne que se tenga a la mano.

Migas

11. Cazón en adobo

Plato tradicional en la provincia de Cádiz y se trata de un majao de ajo, pimentón, comino, orégano y otras especies al que se le agrega vinagre de Jerez y en toda esta mezcla se deja marinando las rodajas de cazón por al menos cuatro hojas. Posteriormente, se procede a pasarlo por harina para luego freírlo en abundante aceite de oliva y servirlo inmediatamente.

Cazón en adobo

12. Pastel cordobés

Es un postre muy típico de Córdoba que se prepara con una masa de hojaldre a la que se rellena con cabello de ángel o cidra y en muchas ocasiones se le agrega jamón serrano, lo que le otorga un sabor dulce-salado que llama mucho la atención.

Una vez rellena, se coloca en el horno previamente cubierto de clara de huevo y al secarse se recubre con azúcar glass y canela en polvo. Se acostumbra a elaborarla el 17 de noviembre para festejar a San Acisclo y Santa Victoria que son los patronos de Córdoba.

Pastel cordobés

13. Papas a lo pobre

No dejes que su nombre te intimide, al contrario, es uno de los platillos más populares en Almería que se elabora con patatas, las cuales se lavan, pelan y se cortan en rodajas, luego se colocan en una cazuela a la que se le ha añadido un poco de aceite de oliva. Se adiciona ajos en láminas finas, cebolla y pimientos, se le agrega sal y pimienta al gusto y se deja cocinar lentamente. Pasada media hora, se baja del fuego y con mucho cuidado se sirve para degustar.

Papas a lo pobre

14. Pan de Cádiz

Llamado también como ‘turrón de Cádiz’, es uno de los postres navideños más populares en Andalucía, específicamente en Cádiz, consiste en un mazapán relleno con crema de yema de huevo y batata. Igualmente, puede añadirse frutas escarchadas, membrillo o cabello de ángel. Se hornea solamente por seis minutos hasta que estén completamente dorados, al sacarlos del horno, inmediatamente se le agrega azúcar glass para darle una textura más crujiente.

Pan de Cádiz

15. Rabo de toro

Un delicioso guiso cordobés muy frecuente en las cocinas andaluzas, este plato, aunque tuvo su origen en la época romana, no fue sino hasta el siglo XVI que fue incluida en la mesa de los cordobeses. Se elabora con el rabo del toro o de la vaca, a la que se le agrega cebolla, zanahoria, ajo, pimiento verde, tomate en gajos, azafrán, vino, clavos de olor, bayas de pimienta y agua. Se puede acompañar con patatas fritas, puré de papas o arroz blanco.

Rabo de toro
Comparte:
¿Te ha gustado?
Estilonext Logo
Estilonext es una revista digital de actualidad, cultura y ciencia enfocada a personas jóvenes, dinámicas y con espíritu creativo y transgresor. Hablamos sobre salud, psicología, relaciones, noticias, tendencias...
  • azsalud
  • médicoplus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 Estilonext. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies