Las 80 mejores frases de Malcolm X

Este activista por los derechos de los afroamericanos fue un símbolo en su época.
Malcolm X

El-Hajj Malik El-Shabazz, más conocido como Malcolm X, era un célebre orador y activista estadounidense, nacido en la ciudad de Omaha durante el año 1925.

La vida de este conocido luchador por los derechos civiles fue realmente apasionante, estuvo ingresado en prisión, peregrinó a la Meca y también viajó por toda África además de por la Unión Soviética, un estilo de vida que como podemos imaginarnos muy pocas personas poseían por aquella época.

Frases célebres de Malcolm X

Sus discursos motivadores ayudaron a toda una generación de afroamericanos, instándolos a luchar siempre por sus derechos y por su tan merecido lugar dentro de la sociedad norteamericana. Desgraciadamente Malcolm X fue asesinado el 21 de febrero de 1965, una pérdida que sin duda toda la sociedad estadounidense lamentó profundamente.

A continuación podrás disfrutar de las 80 mejores frases de Malcolm X, quien seguro fue uno de los mayores luchadores por los derechos humanos de toda la historia.

1. Se está creando un nuevo orden mundial, y depende de nosotros prepararnos para que podamos ocupar el lugar que nos corresponde.

Si no nos preparamos para el futuro, nunca lograremos que éste nos sea favorable. Una frase que sin duda puede aplicarse a cualquier persona.

2. Lo que quiero saber es cómo el hombre blanco, con la sangre de los negros goteando de sus dedos, puede tener la audacia de preguntarle a los negros [¿por qué] lo odian?

Los afroamericanos han sido profundamente maltratados a lo largo de los siglos, algo que sin duda ha fomentado que un profundo sentimiento de odio se cree en muchos de ellos.

3. Sí, soy extremista. La raza negra... está en muy malas condiciones. ¡Me muestras a un hombre negro que no es extremista y yo te mostraré a uno que necesita atención psiquiátrica!

La situación que deben enfrentar en muchos casos es calamitosa, por eso es algo muy normal que la mayoría de ellos tengan pensamientos realmente muy extremos.

4. Me resulta difícil creer que ... los cristianos acusan a los musulmanes negros de enseñar supremacía racial u ... odio, porque su propia historia y ... las enseñanzas están llenas de eso.

Como suele decirse haz lo que yo digo pero no hagas lo que yo hago, algunas personas deberían intentar predicar con su propio ejemplo si desean ser escuchadas por todos.

5. Sentarte a la mesa no te convierte en un comensal, a menos que comas algo de lo que hay en ese plato. Estar aquí en Estados Unidos no te convierte en estadounidense. Nacer aquí en Estados Unidos no te convierte en estadounidense.

La sociedad estadounidense debe fomentar la integración racial por todos los medios, pues mientras esto no suceda ésta no podrá considerarse a sí misma como una sociedad totalmente igualitaria.

6. La ciudad más sagrada de la tierra. La fuente de la verdad, el amor, la paz y la hermandad.

Las leyes que se crean en Washington D.C. deben intentar ayudar al conjunto de toda su población, no solo a una pequeña parte de ella.

7. No soy racista. Estoy en contra de toda forma de racismo y segregación, toda forma de discriminación. Creo en los seres humanos, y que todos los seres humanos deben ser respetados como tales, independientemente de su color.

El color de piel o la religión no deben crear diferencias entre nosotros, todos los seres humanos deben ser siempre tratados con el mismo respeto y consideración.

8. El hombre blanco le teme a la verdad ... Soy el único hombre negro con el que han estado cerca y que saben que les dice la verdad. Es su culpa lo que les molesta, no a mí.

Algunas personas sencillamente no quieren aceptar el pasado esclavista de la humanidad, unos muy desagradables hechos históricos que sencillamente parecen imposibles para muchos de nosotros a día de hoy.

9. Sé pacífico, cortés, obedece la ley, respeta a todos; pero si alguien te pone la mano encima, mándalo al cementerio.

Malcolm X alentaba a todos aquellos que lo veían a no dejarse doblegar por la adversidad, todos debemos tener derecho a defendernos si la situación lo amerita.

10. No somos estadounidenses, somos africanos que están en Estados Unidos. Fuimos secuestrados y traídos aquí contra nuestra voluntad desde África. No aterrizamos en Plymouth Rock, esa roca cayó sobre nosotros.

Numerosos europeos se dedicaron durante muchísimo tiempo a secuestrar personas en África para después venderlas en suelo norteamericano, algo por lo que muchos a día de hoy aún no han pedido disculpas.

11. Es tiempo de mártires ahora, y si voy a ser uno, será por la causa de la hermandad. Eso es lo único que puede salvar a este país.

Malcolm era un hombre que siempre lucharía por sus ideales, aunque ello finalmente le costase la vida.

Malcolm X

12. No se puede separar la paz de la libertad porque nadie puede estar en paz a menos que tenga su libertad.

Sin libertad la paz sencillamente no puede existir, pues la una siempre necesita obligatoriamente de la otra para poderse llevar a cabo.

13. Las personas involucradas en una revolución no se vuelven parte del sistema; destruyen el sistema ... La revolución negra no es una revolución porque condena el sistema y luego le pide al sistema que ha condenado a aceptarlos.

El pueblo Afroamericano simplemente deseaba ser escuchado y tomado en consideración, este nunca tuvo la intención de fomentar una auténtica revolución en los Estados Unidos.

14. Una de las cosas que hizo crecer al movimiento musulmán negro fue su énfasis en las cosas africanas. Este fue el secreto del crecimiento del movimiento musulmán negro. Sangre africana, origen africano, cultura africana, lazos africanos. Y se sorprendería: descubrimos que en lo más profundo del subconsciente del hombre negro en este país, él es aún más africano que estadounidense.

Los Afroamericanos encontraron en el islam una conexión con sus antepasados, una conexión que desde el secuestro de sus antepasados todos ellos habían perdido.

15. El precio de la libertad es la muerte.

Los esclavos casi nunca eran liberados, para ellos la única salida de la situación en la que se encontraban siempre solía ser la muerte.

16. El poder nunca da un paso atrás, solo frente a más poder.

No debemos dejar nunca que los problemas que aparecen en nuestra vida nos superen, si somos perseverantes y estamos decididos sin duda siempre lograremos superarlos.

17. El tiempo está del lado de los oprimidos hoy, está en contra del opresor. La verdad está del lado de los oprimidos hoy, está en contra del opresor. No necesitas nada más.

Malcolm sabía que con la verdad en la mano, al final el mundo le daría la razón. Por desgracia le dió la razón demasiado tarde para él.

18. Los hombres negros lo pasamos bastante mal en nuestra propia lucha por la justicia, y ya tenemos suficientes enemigos como para cometer el drástico error de atacarnos y agregar más peso a una carga ya insoportable.

Los afroamericanos siempre deben intentar apoyarse entre sí, pues de otra forma estos nunca podrán hacer frente de forma exitosa, a todos aquellos problemas que esporádicamente les aparezcan.

19. Hablar así no significa que somos anti-blancos, pero sí que somos anti-explotación, somos anti-degradación, somos anti-opresión.

Malcolm solo quería que los negros tuviesen los mismos derechos y obligaciones que los blancos. Una igualdad que por desgracia según el criterio de muchas personas aún no existe en la actualidad.

20. Una vez que lo estaba, sí. Pero ahora me he alejado de cualquier cosa que sea racista.

Llegó un momento en el que Malcolm dijo basta, como hombre simplemente no podía seguir viviendo de la misma forma que lo había hecho hasta entonces.

21. No condenamos a los predicadores como individuos, pero condenamos lo que enseñan. Instamos a los predicadores a que enseñen la verdad, a que enseñen a nuestra gente la única regla de conducta importante: la unidad de propósito.

Aquellos que comparten creencias erróneas sin duda deben ser penalizados por ello, la verdad siempre tiene que ser el único dogma por el que como individuos debemos guiarnos.

22. Ni siquiera lo llamo violencia cuando es en defensa propia; Yo lo llamo inteligencia.

Siempre que seamos agredidos deberemos defendernos, pues es lógico pensar que todo ser humano debe poseer el derecho innato a la autodefensa.

23. Si la violencia está mal en Estados Unidos, la violencia está mal en el extranjero. Si está mal ser violento defendiendo mujeres negras y niños negros y bebés negros y hombres negros, entonces está mal que Estados Unidos nos reclute y nos haga violentos en el extranjero en defensa de ella. Y si es correcto que Estados Unidos nos reclute y nos enseñe a ser violentos en defensa de ella, entonces es correcto que usted y yo hagamos lo que sea necesario para defender a nuestra propia gente aquí en este país.

Los afroamericanos también tenían derecho a poder estudiar o practicar deportes, estos no debían ser alistados nunca en contra de su voluntad.

24. La no violencia está bien mientras funcione.

La violencia innecesaria nunca debe ser bienvenida, pero en ciertas ocasiones excepcionales es algo lógico que la frustración, nos acabe derivando inequívocamente hacia ella.

25. Estoy a favor de la violencia si la no violencia significa que continuamos posponiendo una solución al problema del hombre negro estadounidense solo para evitar la violencia.

Los afroamericanos debían dejar de ser pisoteados por sus compatriotas blancos, una guerra absurda de razas que por desgracia aún sigue estando vigente en la actualidad.

26. No puede haber unidad de blanco y negro hasta que haya algo de unidad negra. No podemos pensar en unirnos con otros, hasta después de habernos unido por primera vez. No podemos pensar en ser aceptables para los demás hasta que primero hayamos demostrado ser aceptables para nosotros mismos.

Los afroamericanos debían aceptarse primero a sí mismos, antes de ser aceptados por el resto de la sociedad. Un requisito totalmente fundamental para que estos en bloque pudiesen exigir todos aquellos derechos que realmente les pertenecen.

27. Mi alma mater era libros, una buena biblioteca. Podría pasar el resto de mi vida leyendo, simplemente satisfaciendo mi curiosidad.

La lectura es una fantástica actividad que puede ser beneficiosa para todas las personas y como vemos en esta cita, Malcolm X decidió dedicar mucho de su tiempo libre a esta actividad.

28. Creo que finalmente habrá un choque entre los oprimidos y los que oprimen. Creo que habrá un enfrentamiento entre quienes desean libertad, justicia e igualdad para todos y quienes desean continuar con los sistemas de explotación.

La sociedad americana estaba en aquella época pasando por un momento trascendental, pues después del conocido como movimiento por los derechos civiles, los afroamericanos nunca más volverían a ir con la cabeza baja.

29. Declaramos nuestro derecho en esta tierra a ser un ser humano, a ser respetados como seres humanos, a recibir los derechos de un ser humano en esta sociedad, en esta tierra, en este día, que pretendemos llevar a la existencia por cualquier medio necesario.

Todos los estadounidenses sin duda merecen ser tratados con el mismo respeto y consideración, sin importar su raza, religión o género.

30. Creo en los derechos humanos para todos, y ninguno de nosotros está calificado para juzgarnos y, por lo tanto, ninguno de nosotros debería tener esa autoridad.

El campo de los derechos humanos es aún muy sensible en la actualidad, pues por desgracia numerosos países de todo el mundo no respetan todavía, a muchas de aquellas minorías que desde hace años los habitan.

31. La única forma de obtener libertad para nosotros es identificarnos con todas las personas oprimidas del mundo. Somos hermanos de sangre para el pueblo de Brasil, el venezolano, Haití y Cuba.

Para Malcolm, todos aquellos descendientes de antiguos esclavos debían despertar y comenzar a luchar por sus intereses, sin importar en qué país estos se encontrasen.

32. No soy ni fanático ni soñador. Soy un hombre negro que ama la paz y la justicia, y ama a su pueblo.

La raza de una persona no debe ser un factor que influya directamente en sus posibilidades de éxito, mientras esto suceda, la sociedad en la que todos nos encontramos inmersos no será completamente justa con todos sus habitantes.

33. Dr. King quiere lo mismo que yo. Libertad.

Ambos hombres, Malcolm X y Martin Luther King buscaban el mismo objetivo para su pueblo, la libertad.

34. En todos nuestros actos, el valor apropiado y el respeto por el tiempo determina el éxito o el fracaso.

Los discursos de este orador debían ser estudiados al milímetro, de otra forma estos nunca tendrían el impacto y el calado deseado entre los asistentes.

35. La revolución negra está controlada por liberales blancos astutos, por el propio gobierno. Pero la Revolución Negra está controlada solo por Dios.

Dios siempre fue una figura muy importante para él, sobre todo después de poder encontrar su verdadera religión, el Islam.

36. A menudo he reflexionado sobre las nuevas perspectivas que la lectura me abrió. En la cárcel supe que la lectura había cambiado para siempre el curso de mi vida. Tal como lo veo hoy, la capacidad de leer despertó en mí un ansia latente de estar mentalmente vivo.

La lectura fue una actividad la cual le abrió un nuevo mundo de posibilidades, gracias a ella su formación académica sin duda mejoró notablemente.

37. Una raza de personas es como un hombre individual; hasta que use su propio talento, se enorgullezca de su propia historia, exprese su propia cultura, afirme su propia identidad, nunca podrá realizarse a sí mismo.

Todos nosotros debemos estar orgullosos de la persona que somos, indiferentemente de a qué raza pertenezcamos o cuál sea nuestro color de piel.

38. Los medios son la entidad más poderosa en la tierra. Tienen el poder de hacer inocentes a los inocentes y de hacer inocentes a los culpables, y eso es poder. Porque controlan las mentes de las masas.

Los medios de comunicación tienen evidentemente un gran impacto dentro de nuestra sociedad, pues estos con sus noticias pueden manipular la opinión de la gente con una tremenda facilidad.

39. La gente no se da cuenta de cómo un libro puede cambiar la vida de un hombre.

Los libros son armas realmente muy poderosas, gracias a ellos todos podemos convertirnos en una persona completamente diferente.

40. Quiero que el Dr. King sepa que no vine a Selma para dificultar su trabajo. Realmente vine pensando que podría hacerlo más fácil. Si los blancos se dan cuenta de cuál es la alternativa, tal vez estén más dispuestos a escuchar al Dr. King.

Malcolm se consideraba a sí mismo como un hombre con unas ideas mucho más radicales que las del Dr. King, aunque ambos a fin de cuentas perseguían los mismos ideales.

41. El poder en defensa de la libertad es mayor que el poder en nombre de la tiranía, porque el poder de una causa justa se basa en la convicción y conduce a una acción decidida e intransigente.

Si sabemos que estamos en posesión de la verdad no podemos equivocarnos, la verdad y la justicia siempre deben ser para nosotros los dos pilares fundamentales de nuestra sociedad.

42. Con respecto a la no violencia, es criminal enseñar a un hombre a no defenderse cuando es víctima constante de ataques brutales.

Bajo la opinión de Malcolm X los afroamericanos debían despertar, no podían mantenerse quietos mientras los supremacistas blancos abusaban continuamente de ellos.

43. Creo en la hermandad de todos los hombres, pero no creo en desperdiciar la hermandad en nadie que no quiera practicarla conmigo. La hermandad es una calle de doble sentido.

Solo respetando a los demás nosotros también merecemos ser respetados, aquel que no respeta de forma continuada a sus conciudadanos no tiene por qué ser respetado por ellos.

44. Se necesita ser guerrillero porque estás solo. En la guerra convencional, tienes tanques y muchas otras personas contigo para respaldarte: aviones sobre tu cabeza y todo ese tipo de cosas. Pero un guerrillero está solo. Todo lo que tienes es un rifle, unas zapatillas y un plato de arroz, y eso es todo lo que necesitas, y mucho corazón.

La lucha por los derechos civiles era un combate ciertamente muy complicado, pues numerosos detractores de sus discursos solían manifestarse en su contra con una gran asiduidad.

45. No hay nada en nuestro libro, el Corán, que nos enseñe a sufrir pacíficamente. Nuestra religión nos enseña a ser inteligentes. Sé pacífico, cortés, obedece la ley, respeta a todos; pero si alguien te pone la mano encima, mándalo al cementerio. Esa es una buena religión.

Si no nos respetan, nosotros tampoco debemos respetarlos, como seres humanos nunca debemos permitir que terceras personas abusen de nosotros.

46. Cuando una persona le da el valor apropiado a la libertad, no hay nada bajo el sol que no hará para adquirir esa libertad. Cada vez que escuchas a un hombre decir que quiere libertad, pero en el próximo aliento te dirá lo que no hará para obtenerla, o lo que no cree en hacer para obtenerla, no lo hará. Cree en la libertad. Un hombre que cree en la libertad hará cualquier cosa bajo el sol para adquirir o preservar su libertad.

La libertad debería ser un derecho fundamental e inalienable de todas las personas, todos los seres humanos indistintamente de dónde procedemos, merecemos ser tratados de la misma forma ante la ley.

47. Ponen tu mente en una bolsa y la llevan a donde quieran.

Los medios de comunicación suelen confundirnos con su forma de transmitir las noticias, no debemos permitir que estos nos manipulen y creen en nuestras mentes ideas erróneas.

48. No tienes que ser un hombre para luchar por la libertad. Todo lo que tienes que hacer es ser un ser humano inteligente.

Todos nosotros deberíamos tener las mismas posibilidades de éxito dentro de la sociedad en la que habitamos, sin importar nuestra raza, religión u orientación sexual.

49. Los nombres reales de nuestro pueblo fueron destruidos durante la esclavitud. El apellido de mis antepasados ​​les fue quitado cuando fueron llevados a América e hicieron esclavos, y luego se les dio el nombre del maestro de esclavos, que rechazamos, rechazamos ese nombre hoy y lo rechazamos. Nunca lo reconozco en absoluto.

Malcolm cambió su nombre a un nombre musulmán, un nombre que sin duda bajo su punto de vista le representaba en muchísima mayor medida. Otros grandes afroamericanos de la época también secundaron dicha idea como Muhammad Ali o Kareem Abdul-jabbar

50. Creo en una religión que cree en la libertad. Cada vez que tengo que aceptar una religión que no me permite pelear una batalla por mi pueblo, digo al diablo con esa religión.

En el Islam encontró una religión que realmente le representaba, después de su viaje a la Meca, Malcolm se declaró abiertamente musulmán sunita.

51. No somos violentos con las personas que no son violentas con nosotros.

Aquellos que nos traten bien merecen ser respetados por nosotros, la no violencia debe ser la práctica más habitual en la vida de cualquier persona.

52. No veo un sueño americano, veo una pesadilla americana.

Los afroamericanos en los 60 no tenían cabida en el llamado “sueño americano”, algo que este célebre orador sencillamente no lograba entender.

53. Soy el hombre que crees que eres. Si quieres saber qué haré, averigua qué harás. Haré lo mismo, solo que más.

Todos podemos ser lo que queramos en futuro, pero para poder conseguirlo hoy deberemos empezar a luchar por ese sueño.

54. ¿Qué es un Dixiecrat? Un demócrata Un Dixiecrat no es más que un demócrata disfrazado.

Dixiecrat era una partido segregacionista el cual estuvo operando durante el año 1948 en los Estados Unidos. Un partido que adoptó la bandera sureña como propia y luchó porque los afroamericanos nunca pudieran poseer plenos derechos en los EEUU.

55. El día en que el hombre negro dé un paso intransigente y se dé cuenta de que está dentro de sus derechos, cuando su propia libertad se vea comprometida, para usar cualquier medio necesario para lograr su libertad o detener esa injusticia, no creo él estará solo.

Los afroamericanos debían apoyarse los unos a los otros si deseaban ser escuchados, pues solo la unidad entre todos ellos, les permitiría luchar con la fuerza suficiente por el reconocimiento de sus derechos.

56. Al ser yo mismo un viejo granjero, las gallinas que regresaron a casa para dormir nunca me pusieron triste; siempre me han alegrado.

La naturaleza puede darnos lecciones muy reveladoras, como por ejemplo saber que es en el grupo cuando en realidad somos más poderosos.

57. Por mi parte, creo que si le das a la gente una comprensión profunda de lo que los confronta y las causas básicas que lo producen, crearán su propio programa, y ​​cuando la gente cree un programa, se pone en acción.

La información sin duda es poder, pues la información una vez la poseemos nos permite poder crearnos una idea única y personal sobre un tema en concreto.

58. Cuando la vida en el gueto parece normal, no tienes vergüenza ni privacidad.

Los guetos son totalmente excluyentes con respecto a las minorías, pues viviendo en ellos estas personas nunca podrán integrarse de una forma efectiva, dentro de la sociedad que habitan.

59. Si tienes un perro, debes tener un perro. Si tienes un rifle, debes tener un rifle. Si tienes un club, debes tener un club. Esto es igualdad.

Todos los seres humanos merecen poseer los mismos recursos, primando a posteriori evidentemente el trabajo individual realizado por cada persona.

60. No tengas prisa por condenar porque él no hace lo que haces o piensa como piensas o tan rápido. Hubo un tiempo en que no sabías lo que sabes hoy.

Todos hemos cometido errores en el pasado, pero de la misma forma todo el mundo tiene derecho a poder cambiar con el paso de los años.

61. Me siento como un hombre que ha estado dormido un poco y bajo el control de otra persona. Siento que lo que estoy pensando y diciendo ahora es para mí. Antes fue por y por la guía de Elijah Muhammad. ¡Ahora pienso con mi propia mente, señor!

Cuando salió del grupo conocido como la Nación del Islam, Malcolm X como vemos sintió una gran sensación de libertad, la libertad de poder pensar y actuar por sí mismo.

62. Haber sido criminal alguna vez no es una desgracia. Seguir siendo un criminal es la desgracia.

Con el tiempo este aprendió de sus errores, Malcolm por suerte se dió cuenta de cómo no deseaba vivir el resto de su vida.

63. Tengo más respeto por un hombre que me hace saber dónde está parado, incluso si está equivocado, que el que aparece como un ángel y no es más que un demonio.

Ser honestos con nosotros mismos es el primer paso para poder ser honestos con los demás, sin la honestidad nuestra vida nunca será nada más que una simple mentira.

64. No puedes odiar las raíces de un árbol y no odiar el árbol. No puedes odiar a África y no odiarte a ti mismo.

Los afroamericanos debían reconocerse a sí mismos y también reconocer sus propias raíces, pues si una persona no sabe de dónde viene nunca podrá saber a dónde quiere llegar.

65. Mis hermanos y hermanas negros, de todas las creencias religiosas, o de ninguna creencia religiosa, todos tenemos en común el mayor vínculo vinculante que podríamos tener. ¡Todos somos negros!

Su raza les daba el nexo de unión más fuerte que puede existir, debían luchar todos ellos conjuntamente si deseaban ser reconocidos como ciudadanos de pleno derecho por la sociedad estadounidense.

66. La segregación es lo que un superior impone a un inferior. La separación se realiza voluntariamente por dos iguales.

La segregación que en aquellos momentos se vivía en Estados Unidos debía sin duda terminar, desde entonces tanto blancos como negros deben ser tratados de la misma forma sin importar el lugar dónde se encuentren, haciendo honor a la ley de derechos civiles firmada en 1964 por Lyndon B Johnson.

67. Simplemente no creo que cuando las personas están siendo oprimidas injustamente, dejen que alguien más les establezca reglas por las cuales puedan salir de esa opresión.

Muchas de las leyes de aquellos años coartaron las libertades individuales de las personas, algo que por suerte pudo corregirse con el paso del tiempo.

68. Es difícil para alguien inteligente ser no violento.

Cuando alguien es completamente consciente de estar viviendo una injusticia, es algo muy lógico que le llegue a hervir la sangre.

69. En el pasado, la mejor arma que ha tenido el hombre blanco ha sido su capacidad de dividir y conquistar. Si tomo mi mano y te abofeteo, ni siquiera lo sientes. Puede picarte porque estos dígitos están separados. Pero todo lo que tengo que hacer para volver a ponerlo en su lugar es juntar esos dígitos.

Como suele decirse, divide y vencerás, una técnica que los europeos usaron muy habitualmente para poder servirse de la esclavitud humana.

70. Cuando vemos que nuestro problema es tan complicado y tan abarcador en su intención y contenido, nos damos cuenta de que ya no es un problema negro, confinado solo al negro estadounidense; que ya no es un problema estadounidense, confinado solo a Estados Unidos, sino que es un problema para la humanidad.

Todos los hombres merecen ser libres y poseer los mismos derechos inalienables, sin importar el lugar del que procedan o habiten.

71. Quiero sacar a los negros del gueto y ponerlos en buenos vecindarios, en buenas casas.

Ellos también merecían poseer riquezas, Malcolm con su lucha no permitiría que los negros fuesen ultrajados por más tiempo.

72. Si pone la otra mejilla, puede ser esclavizado por 1,000 años.

No ser combativos puede ser un camino sencillo hacia la esclavitud, tanto hombres como mujeres siempre deben luchar por sus derechos y reconocimiento.

73. La buena educación, la vivienda y el empleo son imperativos para los negros, y los apoyaré en su lucha para lograr estos objetivos, pero les diré a los negros que si bien son necesarios, no pueden resolver el principal problema de los negros.

Los afroamericanos también merecen poseer un nivel de vida digno, algo que la segregación no permitió durante muchísimo tiempo.

74. No se puede legislar la buena voluntad, eso viene a través de la educación.

Sin educación las personas nunca lograrán desarrollar su máximo potencial, por eso mismo la educación debe ser un aspecto totalmente fundamental y obligatorio en la vida de cualquier persona.

75. Estados Unidos es el primer país que puede tener una revolución sin sangre.

Con el paso de los años Estados Unidos ha cambiado muchísimo, pero por desgracia parece que en temas raciales aún nos queda un largo camino que recorrer.

76. ¿Sabes lo que realmente significa integración? Significa matrimonios mixtos. Ese es el verdadero punto detrás de esto. No se puede tener sin matrimonios mixtos. Y eso resultaría en la desintegración de ambas razas.

Los matrimonios mixtos estaban muy mal vistos en aquella época, un tipo de pareja que como todos sabemos actualmente es muy común en casi todos los países del mundo.

77. La integración no traerá a un hombre de la tumba.

No podemos dar marcha atrás en el tiempo, por eso mismo los crímenes de odio racial deben ser siempre juzgados con una máxima contundencia.

78. No debes ser tan ciego con el patriotismo que no puedas enfrentar la realidad. Lo incorrecto está mal, no importa quién lo haga o lo diga.

El patriotismo no puede escudarse en el racismo, los afroamericanos han construido una buena parte de lo que actualmente es EEUU, sin ellos esta gran nación nunca hubiese sido la misma.

79. La educación es nuestro pasaporte para el futuro, porque el mañana pertenece a las personas que se preparan para él hoy.

Malcolm X conocía perfectamente el poder de la educación, con ella los afroamericanos podrían convertirse en el hombre o mujer que ellos quisieran ser el día de mañana.

80. Para mí, lo que es peor que la muerte es la traición. Verá, podría concebir la muerte, pero no podría concebir la traición.

No hay nada peor que un falso amigo, pues uno siempre puede desconfiar de los enemigos pero no de un supuesto amigo que realmente no lo es.

Paz Beltrán

Paz Beltrán

Socióloga

Paz Beltrán nació en Sevilla en 1991. Estudió el Grado de Sociología en la Universidad Pablo de Olavide y desde entonces ha adquirido mucha experiencia en la redacción de textos por diferentes medios digitales españoles y franceses. Colabora en EstiloNext desde 2017 aportando su conocimiento en temas de sociedad, género y economía, principalmente.