Las 50 mejores frases de Parménides

Uno de los filósofos griegos clásicos nos comparte sus reflexiones y enseñanzas. Un homenaje, a través de las citas que hemos rescatado, a Parménides de Elea.
Frases Parménides

Conocido como Parménides de Elea, en los tiempos de la Antigua Grecia, uno de los primeros filósofos más influyentes de todos. A pesar de solo haber escrito una sola obra, un poema épico en verso, el cual solo es posible ser apreciado a través de fragmentos aleatorios que han sobrevivido el paso del tiempo, podemos entender el poder y la sabiduría de este que cautivó a muchos en su momento y aún sigue haciéndolo a través de sus enseñanzas.

Una curiosidad sobre los escritos de este filósofo es que son los más completos de todos aquellos personajes del tiempo presocrático, por lo que su obra es una de las más completas a ser recreada. Sus dos elementos bases en su poema épico son sobre la verdad y las opiniones de las personas.

Grandes citas de Parménides de Elea

A continuación, daremos un breve repaso por las mejores frases de Parménides que más resaltan de su trabajo.

1. Lo mismo es pensar y ser.

Pensar es parte fundamental de nosotros. No podemos existir sin que nuestra mente trabaje.

2. De lo que no es, no te dejaré decirlo ni pensarlo, pues no es posible decir ni pensar que no es.

Las cosas que no pueden ser pensadas no existen.

3. Tampoco es divisible, puesto que es todo igual, ni hay más en ninguna parte, lo que le impediría ser continuo, ni menos, sino que todo está lleno de lo que es.

Las cosas son como se presentan, ni más ni menos.

4. ¿Y qué necesidad lo habría impulsado a nacer antes o después, partiendo de la nada?

Una referencia a que no tenemos control de nuestro papel en este mundo, ni el tiempo donde nos encontramos.

5. Igual me es todo punto de partida, pues he de volver a él.

Esta frase nos recuerda que todo fin es un inicio y siempre volvemos al mismo lugar.

6. Dame el poder de producir fiebre y curaré todas las enfermedades.

Hay resoluciones que deben ser planteadas desde la fuerza.

7. Conocerás la naturaleza etérea y, también en el éter de todas las señales y los efectos destructivos de la pura y clara antorcha del sol y de dónde se han engendrado.

Solo a través del conocimiento es que podemos descubrir los grandes misterios de la vida.

8. La guerra es el arte de destruir a los hombres, la política es el arte de engañarlos.

El lado más oscuros de estas dos doctrinas que se manifiestan desde la antigüedad.

9. Solo podemos hablar y pensar sobre lo que existe.

Una frase muy clara. Solo podemos conocer lo que ya está, incluso si ahora es desconocido.

10. Un solo camino narrable queda: que es. Y sobre este camino hay signos abundantes.

Todo camino recorrido es el camino que elegimos así sea de manera inconsciente.

11. Lo mismo permanece en lo mismo, y descansa en sí mismo.

Las cosas que son no pueden ser cambiadas o transformadas, según lo plantea el filósofo.

12. Ni nunca la fuerza de la fe permitirá que de lo que no es se genere algo a su lado.

La fe es la confianza que depositamos en algo que nos ayuda a seguir adelante y aferrarnos a nuestras creencias.

13. El cambio es una ilusión.

Para Parménides, el cambio es solo un paso natural que ha de ser tomado.

14. Queda una historia, un camino: ese es. Y en este camino hay muchísimos signos de que el ser es increado e imperecedero, íntegro, único, inquebrantable y completo.

Todos los caminos nos llevan a tener una transformación de nuestro ser.

15. Pues ni hay ni habrá nada ajeno aparte de lo que es.

Recalcando su idea de que las cosas son como son y no de otra forma.

16. Lo mismo puede ser inteligido y puede ser.

Las cosas pueden tener dos caras, dependiendo de cuánto se conoce de ellas.

17. La razón acabará por tener razón.

La verdad siempre sale a la luz.

18. El Ser no puede cambiar. Si el Ser cambia o se mueve deja de Ser.

Para Parménides, nuestro cambio es solo una parte natural de nuestro camino, pero un desvío de este es una pérdida de quienes somos.

19. Lo que existe no ha sido creado y es imperecedero porque es un todo, completo y no cambia.

Las cosas que existen están destinadas a existir.

20. El ser es finito y esférico. Estas ideas probablemente las tomó de los pitagóricos, que relacionaban dichas características con lo determinado.

No todo puede ser siempre una lógica rígida, mucho menos en el dinamismo de la vida.

21. Las yeguas que me llevan tan lejos como mi ánimo alcance me transporta cuando, al conducirme, me trajeron al camino abundante en signos de la diosa.

Una metáfora acerca de su motivación para seguir adelante.

22. Un solo relato queda como camino: el Ente es.

El ´Ente´ es uno de los conceptos que plantea Parménides como parte de la verdad.

23. Debes aprender todas las cosas, el corazón inquebrantable de la verdad persuasiva y las opiniones de los mortales en los que no hay garantía.

Elementos a los cuales prestar atención por Parménides.

24. Observar fijamente cosas que, aunque lejanas, todavía están presentes en la mente.

Hablando sobre esas ideas que se cruzan por nuestra mente.

25. Los únicos caminos de investigación que hay para pensar son: uno, que es y que no es posible que no sea, este es el camino de la persuasión (porque la verdad es su compañera); el otro, que no es y que no debe ser - esto les digo es un camino totalmente incognoscible.

Las formas en las que pensamos, según el filósofo.

26. Todo lo que hay ha existido siempre.

Cada cosa tiene un lugar y tiempo.

27. Porque nada distinto ni es, ni será, al lado de lo que es; al menos el Destino lo ató para que fuese entero e inmóvil.

Hay cosas que no pueden cambiar y que siempre serán como se manifiestan.

28. Lo mismo es aquello que se puede pensar y aquello por lo que existe el pensamiento que se piensa.

Cada descubrimiento surge de una mínima idea.

29. En ella hay señales en abundancia; que ello, como es, es ingénito e imperecedero, entero, único, inmutable y completo.

Hablando sobre la naturaleza.

30. No fue o no debería ser diferente de lo que es ahora, todo a la vez, uno y continuo.

Las cosas de ahora no deberían cambiar, según el filósofo griego.

31. El universo, para aquel que supiera abarcarlo desde un único punto de vista, no sería, si estuviera permitirlo decirlo, más que un hecho único y una gran verdad.

Una referencia a su visión del Universo.

32. Por tanto, todas esas cosas no son más que los nombres que los mortales les han dado, creyendo que son verdad.

Los elementos obtienen el nombre que nosotros le damos.

33. Cada cosa es de la naturaleza de nada.

Sobre el origen de las cosas.

34. No dejes que el hábito, nacido de la experiencia, te obligue a seguir este camino, dirigiendo la mirada sin rumbo y haciendo eco en el oído y la lengua; pero juzga por la razón la prueba tan controvertida de la que he hablado.

Una reflexión acerca de caer en la monotonía.

35. Nada puede surgir de la nada.

Todo posee un lugar de origen.

36. Pues una misma cosa es la que puede ser pensada y puede ser.

Toda idea puede ser llevada a la realidad.

37. La música que no describa algo no es más que ruido.

Toda música tiene sentimiento.

38. Sin aquello que es, y en punto a lo cual es expresado, no encontrarás el pensar.

Hablando sobre las cosas que surgen después de ser pensadas.

39. Deja que la razón decida sola.

Hay que escuchar nuestra razón.

40. Nunca prevalecerá esto, que las cosas que no son - excluyan su pensamiento de este camino de indagación.

La dificultad llega cuando buscamos cosas que no existen.

41. Algo que existe, tampoco se puede convertir en nada.

Una vez que algo tiene vida no puede desaparecer.

42. Pues jamás domarás a ser a lo que no es. Pero tú, de este camino de busca aparta el pensamiento que pienses.

Según Parménides, es imposible controlar las cosas que no pueden ser controladas.

43. Por esto es todo continuo: porque lo que es toca a lo que es.

Hay elementos en este mundo que siguen su rumbo sin interrupciones.

44. No puedes reconocer el no ser, no puedes hablar de él, porque el pensamiento y el ser son la misma cosa.

Una de las ideas más fijas del filósofo.

45. Hay una historia que falta, un camino, ese es.

Lo que nos hace falta es seguir un camino que nos lleve hacia adelante.

46. El ser no puede ser más que “uno”, si fuera otra cosa distinta al “uno” sería el no-ser.

El ser y la verdad como uno mismo.

47. Hasta allí fui llevado, pues hasta allí me llevaron las muy inteligentes yeguas que tiran de mi carro, mientras que unas doncellas me enseñaban el camino.

Una referencia hacia seguir las oportunidades que se nos presenten.

48. En este camino hay muchos signos en los que el ser no es creado y es imperecedero, entero, único, firme y completo.

Nadie puede asegurar su futuro.

49. Ni nunca fue, ni será, puesto que es, ahora, junto todo, uno, continuo.

Las cosas no existen si no es en el ahora.

50. Ni generarse ni perecer le consiente la Justicia, soltando sus cadenas, sino que lo tiene sujeto.

La justicia debe ser implacable.

Comparte:
¿Te ha gustado?
Estilonext Logo
Estilonext es una revista digital de actualidad, cultura y ciencia enfocada a personas jóvenes, dinámicas y con espíritu creativo y transgresor. Hablamos sobre salud, psicología, relaciones, noticias, tendencias...
  • azsalud
  • médicoplus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 Estilonext. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies