Las 90 mejores frases de Jacques Derrida

El filósofo francés que se convirtió en el máximo exponente del posestructuralismo nos deleita con sus mejores reflexiones. Una selección de grandes citas de Jacques Derrida.
Frases Jacques Derrida

Jacques Derrida fue un filósofo francés del siglo XX conocido por ser uno de los mayores críticos de diversos temas, llegando incluso a conocerse como uno de los personajes más polémicos de su época. Sin embargo, fueron sus trabajos semióticos conocidos como ‘deconstructivismo’, lo que elevó su popularidad entre los pensadores de la filosofía posmoderna y el posestructuralismo.

Citas icónicas de Jacques Derrida

A continuación traemos en este artículo algunas de las mejores frases de Jaques Derrida que nos muestran cómo se convirtió en ejemplo del libre pensamiento.

1. La filosofía, hoy en día, corre el grave peligro de ser olvidada.

¿Habrá algún fin para la filosofía?

2. Sabemos que el espacio político es el de la mentira por excelencia.

La política siempre está llena de mentiras.

3. La política es el juego de la discriminación entre el amigo y el enemigo.

No todo en la política es beneficioso.

4. Por fiel que uno quiera ser, nunca deja de traicionar la singularidad del otro a quien se dirige.

Habrá un punto en que discrepamos de la opinión del resto.

5. El psicoanálisis ha enseñado que los muertos, un padre muerto, por ejemplo, pueden estar más vivos para nosotros, más poderosos, más aterradores que los vivos. Es la cuestión de los fantasmas.

Los recuerdos pueden pesar y atormentar.

6. No hay nada que se presente a sí mismo independientemente del otro en la constitución del mundo.

Aunque seamos autónomos, siempre tendremos necesidad por el otro.

7. Aquellos a quienes se nos confía el poder, tenemos que enmarcarnos dentro de una justicia responsable.

El poder debería utilizarse para ayudar.

8. Mientras que la mentira política tradicional se apoyaba en el secreto, la mentira política moderna ya no esconde nada tras de sí.

Opiniones sobre la política.

9. La traducción es escritura. (...) Se trata de una escritura productiva inspirada por el texto original.

Hablando sobre las interpretaciones de las obras en distintos idiomas.

10. Aprender a vivir debe significar aprender a morir, a reconocer, aceptar, una mortalidad absoluta, sin resultado positivo, o resurrección, o redención, para uno mismo o para cualquier otra persona.

Aceptar la muerte nos hace vivir en paz.

11. La edad está fuera de sus bisagras.

Hay quienes temen a la edad.

12. Mis críticos organizan una serie de culto obsesivo con mi personalidad.

Recuerda que muchas críticas negativas provienen de la envidia.

13. Debemos olvidar la lógica maniquea de la verdad y la falsedad y centrarnos en la intencionalidad de quienes mienten.

No se trata de la mentira, sino de la intención detrás de ella.

14. Fingir, realmente hago la cosa: por lo tanto, solo pretendo fingir.

¿También sueles fingir algo?

15. Dios no da la ley sino que solo le da un sentido a la justicia.

La religión como mediador de las leyes.

16. Todo aquello que echo de menos de mí, soy capaz de observarlo en los demás.

Hay cosas que vemos en los demás que deseamos tener.

17. Si un trabajo es amenazante, es que es bueno, competente y lleno de convicción.

Las críticas llegan cuando haces un buen trabajo.

18. Ese ha sido el viejo mandato filosófico desde Platón: ser un filósofo es aprender a morir.

Una de las aceptaciones de los filósofos.

19. Lo que no se puede decir sobre todo no se debe silenciar sino escribir.

Si no puedes decir algo bueno, entonces es mejor permanecer en silencio.

20. Esto también es Babel: la multiplicidad de las relaciones con el hecho arquitectónico entre una cultura y otra.

Sobre las interacciones entre culturas.

21. Todo está organizado para ser así, eso es lo que se llama cultura.

El fundamento de la cultura.

22. Es cada vez más una traición la singularidad del otro siendo desafiada.

¿Qué hay de malo en ser diferentes?

23. Debemos esperar que el Otro venga como justicia y si queremos tener posibilidades de negociar con él, debemos hacerlo con la justicia como guía.

Los conflictos nunca se solucionan si ambas partes están a la defensiva.

24. Si el traductor no copia ni restituye un original es porque éste sobrevive y se transforma.

Las cosas únicas nunca mueren.

25. Saber que hay lugar para una promesa, aunque luego no surja en su forma visible. Lugares en los que el deseo pueda reconocerse a sí mismo, en los cuales pueda habitar.

No siempre conseguimos lo que deseamos, pero podemos hacer de un lugar nuestro hogar perfecto.

26. La ceguera que abre el ojo no es la que oscurece la visión. Las lágrimas y no la vista son la esencia del ojo.

Hay cosas que son difíciles de aceptar pero son necesarias de conocer.

27. Se podría decir que no hay nada más arquitectónico y al mismo tiempo nada menos arquitectónico que la deconstrucción.

La deconstrucción se basa en renovar.

28. Siempre sueño con un bolígrafo que sea una jeringa.

Una frase bastante intrigante.

29. Hablo solo un idioma y no es el mío.

El idioma de la filosofía.

30. He descubierto que la crítica frontal siempre acaba siendo adecuada para el discurso que se pretende combatir.

La única crítica valiosa es la que se dice de frente.

31. Pensemos, por ejemplo, en China y en Japón donde los templos se construyen con madera, y se ven renovados por completo periódicamente sin que la originalidad se pierda, ya que no se mantiene por su corporeidad sensible sino por algo muy diferente.

El cambio no implica olvidar nuestra esencia.

32. La traducción será en realidad un momento de su propio crecimiento, él se completará en ella creciendo.

Referencia al cambio del discurso.

33. El camino no es un método; esto debe quedar claro. El método es una técnica, un procedimiento para obtener el control del camino y lograr que sea viable.

El método como herramienta del camino.

34. Me preguntaba a dónde iré. Así que les respondería diciendo, primero, que estoy tratando, precisamente, de ponerme en un punto para que ya no sepa hacia dónde voy.

Traza una meta, pero no seas rígido con esta.

35. La historia de la metafísica, como la historia de Occidente, es la historia de estas metáforas y metonimias. Su matriz, si me perdonan por demostrar tan poco y ser elíptica para llegar más rápidamente a mi tema principal, es la determinación del Ser como presencia en todo el sentido de la palabra.

Hablando sobre la metafísica.

36. Estoy en guerra contra mí mismo.

Un estado que muchos compartimos.

37. Mientras haya un lenguaje, las generalidades aparecerán en escena.

Siempre hay una tendencia a generalizar.

38. Cada libro es una pedagogía diseñada para capacitar a su lector.

Los libros siempre tienen algo que enseñarnos.

39. Lo que no puedo ver de mí mismo, puede que lo vea el Otro.

¿Te ha sucedido esto?

40. Si el original reclama un complemento, es que originariamente no estaba allí sin carencias, lleno, completo, total, idéntico a sí mismo.

Una referencia a la verdadera originalidad.

41. Las producciones en masa que inundan la prensa y el mundo editorial no forman a los lectores, sino que presuponen de manera fantasmática un lector ya programado.

La globalización manejando la opinión pública.

42. De eso está hecha la deconstrucción: no la mezcla sino la tensión entre la memoria, la fidelidad, la preservación de algo que nos ha sido entregado y, al mismo tiempo, la heterogeneidad, algo absolutamente nuevo y una ruptura.

La esencia de la deconstrucción.

43. La cuestión de la arquitectura es, de hecho, el problema del lugar, de tener lugar en el espacio.

Una visión de la arquitectura.

44. Los años de internado fueron un período duro para mí. Siempre andaba nervioso y con problemas de todo tipo.

Una dura infancia.

45. Esto vale para la palabra, para la unidad misma de la palabra desconstrucción, como para toda palabra.

El deconstructivismo como más que un concepto.

46. El establecimiento de un lugar que hasta entonces no había existido y que está de acuerdo con lo que sucederá allí un día: eso es un lugar.

El origen de los lugares.

47. Si solo hiciera lo que puedo hacer, no haría nada.

No te limites a ti mismo.

48. No importa cómo salga la foto. Es la mirada del otro el que le dará valor.

Damos valor a las cosas según nuestra perspectiva.

49. Mis años en la Ecole Normale eran dictatoriales. Nada se me dejaba hacer.

Una anécdota que lo marcó.

50. Siempre he tenido problemas para reconocerme en el lenguaje político institucionalizado.

Derrida no estaba de acuerdo con la política de su nación.

51. La deconstrucción no es sólo -como su nombre parecería indicar- la técnica de una "construcción trastocada", puesto que es capaz de concebir, por sí misma, la idea de construcción.

Una vista de su concepto.

52. Y si he dicho que el Collége no existe aún como arquitectura, ello significa que quizá no exista aún la comunidad necesaria para lograrla, y que por tal motivo no se establece el lugar.

El lugar, para ser un lugar, también necesita de gente.

53. El tiempo está desordenado. El mundo va mal. Está desgastado pero su desgaste ya no cuenta.

El tiempo afectado por la globalización.

54. La afirmación tradicional sobre el lenguaje es que, por sí mismo, está vivo y que la escritura es la parte muerta del lenguaje.

Una opinión sobre el lenguaje.

55. A día de hoy, sigo dando clases sin haber pasado la barrera física. Mi estómago, mis ojos y mi ansiedad, juegan un papel. No he dejado la escuela aún.

Sobre su rol como docente.

56. Hago todo lo posible o aceptable para escapar de esta trampa.

No te dejes llevar por las tendencias si no te identificas con estas.

57. El problema de los medios es que no publican las cosas tal y como son, sino que se amoldan a lo políticamente aceptable.

Los medios tienden a manipular a la audiencia.

58. Lo decisivo es el daño que causa al otro, sin el cual no hay mentira.

Las mentiras dañan.

59. Vejez o juventud, ya no se cuenta de esa forma. El mundo tiene más de una edad.

La edad se ha transformado.

60. Algunos autores se ofenden conmigo porque dejan de reconocer su campo, su institución.

Mostrando la incoherencia del enojo de algunas personas.

61. Toda deconstrucción tiene lugar; es un acontecimiento que no espera la deliberación, la organización del sujeto, ni siquiera de la modernidad.

La deconstrucción sucede en algo que puede serlo.

62. Cada espacio arquitectónico, cada espacio habitable, es parte de una premisa: que el edificio está en un camino.

La función de los edificios.

63. Para ser muy esquemático, diré que la dificultad de definir y, por consiguiente, también de traducir la palabra deconstrucción procede de que todos los predicados, todos los conceptos definitorios, todas las significaciones relativas al léxico e, incluso, todas las articulaciones sintácticas que, por un momento,

Explicando un poco cómo se debe conceptualizar la deconstrucción.

64. Carecemos de la medida de la medida. Ya no nos damos cuenta del desgaste, ya no lo tenemos en cuenta como una época única en el progreso de la historia.

El desgaste se ha vuelto normal.

65. ¿Quién dice que hayamos nacido una sola vez?

Nacemos cada vez que comenzamos de nuevo.

66. No hay edificio sin caminos que conduzcan a él, ni tampoco hay edificios sin recorridos interiores, sin pasillos, escaleras, corredores o puertas.

Los caminos son esenciales en cualquier lugar.

67. Pese a las apariencias, la deconstrucción no es ni un análisis ni una crítica, y la traducción debería tener esto en cuenta.

La deconstrucción es solo una nueva manera de ver algo.

68. La dificultad para definir la palabra deconstrucción proviene del hecho de que todas las articulaciones sintácticas que parecen prestarse a esa definición también son deconstruibles.

Un concepto realmente difícil de explicar.

69. Ni maduración, ni crisis, ni siquiera agonía. Algo más. Lo que está sucediendo le está sucediendo a la edad misma, asesta un golpe al orden teleológico de la historia.

Una de sus interesantes reflexiones.

70. Nunca hago las cosas por el mero hecho de complicarlas, ello sería ridículo.

Hacemos las cosas complicadas. Más de lo que estas lo son.

71. No es un análisis, sobre todo porque el desmontaje de una estructura no es una regresión hacia el elemento simple, hacia un origen indescomponible.

Otra afirmación de que el cambio no tiene nada que ver con perder la esencia.

72. Si me preguntan en qué creo, no creo en nada.

Cada uno tiene sus propias creencias.

73. También hay que tener en cuenta que la deconstrucción ni siquiera es un acto ni una operación.

Cada uno decide si entrar o no en este concepto.

74. Lo que viene, en lo que aparece lo intempestivo, le está sucediendo al tiempo pero no sucede en el tiempo. Contratiempo. El tiempo está desordenado.

El desorden gobierna la vida actual.

75. Todos somos mediadores, traductores.

Una capacidad que todos tenemos.

76. La propia instancia de la crisis (decisión, elección, juicio, discernimiento) es uno de los objetos esenciales de la deconstrucción.

La crisis puede convertirse en un momento de claridad.

77. Yo soñaba con escribir y ya modelos fueron instruyendo el sueño, una determinada lengua gobiernan.

Hay quienes quieren decirnos cómo debemos construir nuestros sueños, en lugar de dejarnos vivirlos.

78. Los monstruos no se pueden anunciar. No se puede decir: 'aquí están nuestros monstruos', sin convertir inmediatamente a los monstruos en mascotas.

Los monstruos son silenciosos pero insistentes.

79. Nadie se enfada con un matemático o con un físico al que no entienden. Uno sólo se enfada cuando lo insultan en su propio idioma.

Una frase para reflexionar.

80. Lloré cuando llegó el momento de volver a la escuela poco después tuve la edad suficiente para avergonzarse de tal comportamiento.

Hablando sobre lo malo que pasó en la escuela.

81. El deseo de un nuevo lugar, de galerías, pasillos, de una nueva forma de vivir, de pensar. Es una promesa.

La promesa de avanzar.

82. El poeta ... es el hombre de la metáfora: mientras que el filósofo sólo se interesa por la verdad del significado, más allá incluso de los signos y los nombres, y el sofista manipula los signos vacíos ... El poeta juega con la multiplicidad de significados.

Su visión sobre la poesía y el poeta.

83. Mis más acérrimos oponentes creen que soy demasiado visible, demasiado vivo y demasiado presente en los textos.

La envidia sucede cuando no soportan la felicidad del otro.

84. La deconstrucción tiene lugar; es un acontecimiento que no espera la deliberación, la conciencia o la organización del sujeto, ni siquiera de la modernidad. Ello se deconstruye.

La deconstrucción sucede espontáneamente.

85. Los lugares son aquellos en los que se puede reconocer el deseo, en los que puede habitar.

Los lugares son aquellos sitios que se pueden convertir en un hogar.

86. Si este trabajo parece tan amenazante, es porque no es simplemente excéntrico o extraño, sino competente, rigurosamente argumentado y con convicción.

Las cosas que no siguen un paradigma suelen causar disgustos en aquellas personas que son rígidas.

87. No creo en la pureza de los idiomas.

El cambio es su idioma.

88. Una comunidad debe asumir y lograr el pensamiento arquitectónico.

Un pensamiento donde la convivencia sea cultura.

89. Ese cuidado de la muerte, un despertar que vela por la muerte, una conciencia que mira a la muerte a la cara, es otro nombre de la libertad.

La muerte es solo un estado natural de la vida.

90. Todo discurso, poético u oracular, lleva consigo un sistema de reglas que definen una metodología.

Todo tiene su manera de ser.

Comparte:
¿Te ha gustado?
Estilonext Logo
Estilonext es una revista digital de actualidad, cultura y ciencia enfocada a personas jóvenes, dinámicas y con espíritu creativo y transgresor. Hablamos sobre salud, psicología, relaciones, noticias, tendencias...
  • azsalud
  • médicoplus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 Estilonext. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies