Las 85 mejores frases de Robespierre

Robespierre fue el líder de la facción más radical de la Revolución Francesa. Y a través de estas reflexiones, veremos su visión sobre la política y la vida en general.
Frases Robespierre

Líder radical e indiscutible de la revolución francesa, Maximilien Robespierre fue un abogado, escritor, orador y político francés al que apodaron como "El Incorruptible". Fue el jefe de la facción más radical del miembro de Comité de Salvación Pública, la entidad que gobernó Francia entre 1793 y 1794, un periodo revolucionario conocido como El Terror.

En este artículo, rescataremos las más poderosas reflexiones de Robespierre para ver hasta qué extremo llegaban las ideas radicales de esta revolución política y social.

Grandes frases de Maximilien Robespierre

Como homenaje a sus ideales fieles de la libertad y un gobierno libre de corrupción, hemos traído las mejores citas del incorruptible Robespierre.

1. El gobierno en una revolución es el despotismo de la libertad contra la tiranía.

Hay gobiernos que son una dictadura.

2. Debéis aún regir vuestra conducta según las tormentosas circunstancias en que se encuentra la República, y el plan de vuestra administración debe ser el resultado del espíritu del gobierno revolucionario combinado con los principios generales de la democracia.

Hablando sobre el cambio necesario que todos deben tomar sin excepción.

3. ¿Hasta cuándo el furor de los déspotas será llamado justicia y la justicia del pueblo, barbarie o rebelión?

Una frase que es válida en la actualidad.

4. ¡Cuánta ternura para con los opresores, cuánta inflexibilidad para con los oprimidos!

El dinero de los opresores puede comprar su libertad.

5. El terror no es más que la justicia rápida, severa, inflexible.

Una justicia implacable.

6. Comprendo que sea fácil para la liga de los tiranos del mundo hundir a un hombre solo.

Ningún hombre puede defenderse de una horda contra él.

7. Bajo el régimen despótico, todo es ruin, todo es mezquino, la esfera de los vicios, como la de las virtudes, es reducida.

Cuando un gobierno es corrupto, todo su pueblo termina siendo corrupto también.

8. Debemos temer el valor de nuestras opiniones, la flexibilidad de nuestros deberes.

Nuestras opiniones son fuertes.

9. Almas de fango, que no estiméis más que el oro, no quiero tocar vuestros tesoros, por impuro que sea su origen.

Haciendo referencia a todas las veces que quisieron sobornarlo.

10. Los países libres son aquellos en los que son respetados los derechos del hombre y donde las leyes, por consiguiente, son justas.

La forma ideal de un país libre.

11. El secreto de la libertad radica en educar a las personas, mientras que el secreto de la tiranía está en mantenerlos ignorantes.

Una verdad que es tan real como temida.

12. El que pide con timidez se expone a que le nieguen lo que pide sin convicción.

Hay que volvernos fuertes para enfrentarnos a aquellos que quieren mantenernos en la clandestinidad.

13. El peor de todos los despotismos, es el gobierno militar.

Tal parece (según la historia y los hechos) que los militares no están hechos para la política.

14. Todo aquel que no aborrezca absolutamente el crimen no puede amar la virtud: nada hay más lógico que esto. Piedad para la inocencia, piedad para los débiles, piedad para los desdichados, piedad para la humanidad.

Todo crimen debe ser castigado, sin excepción alguna a menos que se pruebe la inocencia del acusado.

15. Castigar a los opresores de la libertad es clemencia, perdonarlos es barbarie.

Aquellos que atacan la libertad, son una amenaza para la sociedad.

16. Una gran revolución no es más que un crimen estruendoso que destruye a otro crimen.

Las revoluciones son un arma de doble filo. Pueden asegurar la libertad o crear un caos permanente.

17. El poder de la calumnia se limitaba a dividir a los hermanos, a malquistar a los esposos, a edificar la fortuna de un intrigante sobre la ruina de un hombre honrado.

La mejor manera de crear discordia entre las personas es a través de la calumnia.

18. Es mucho más urgente hacer honorable la pobreza que proscribir la opulencia.

La opulencia crea vacío en las personas, mientras que la pobreza puede ser un motivo para mejorar.

19. He temido a veces la posibilidad de quedar manchado a los ojos de la posteridad con las vecinas impurezas de tantos infames como se encontraban introducidos en las filas de los sinceros defensores de la humanidad.

A veces es difícil construir una nueva imagen favorable cuando esta ya está manchada.

20. Porque siento compasión por los oprimidos, no puedo sentirla por los opresores.

Es imposible sentir lo contrario o tener el mismo sentimiento por ambos bandos.

21. Cuando el gobierno viola los derechos del pueblo, la insurrección es para el pueblo el más sagrado e indispensable de los deberes.

Las insurrecciones no se dan por placer, sino por la necesidad de recuperar la libertad.

22. El rey debe morir para que el país pueda vivir.

Haciendo referencia a la abolición de la monarquía.

23. Queremos reemplazar en nuestro país el egoísmo por la moral, el honor por la honradez, los usos por los principios, el decoro por el deber, la tiranía de la moda por el imperio de la razón, el desprecio de la desgracia por el desprecio del vicio, la insolencia por el orgullo, la vanidad por la grandeza de alma, al amor al dinero por el amor a la gloria, la buena sociedad por buena gente.

Reemplazar las cuestiones negativas, banales y consumistas por valor y aprecio a las buenas costumbres.

24. Se puede derrocar un trono por la fuerza, pero solo la sabiduría puede fundar una república.

Una frase muy sabia para reflexionar.

25. Me honra saber que muchos me están recordando por las personas de todos los institutos, o sea, que me están diciendo las acciones que hago, es para estar orgulloso. ¿no?

Que reconozcan tus esfuerzos, incluso si es para criticarlos es sinónimo de ir por buen camino.

26. No, la muerte no es un sueño eterno.

La muerte es solo el fin de la vida.

27. Si invocan el cielo, es para usurpar la tierra.

Muchos políticos utilizan el poder no para hacer un cambio adecuado, sino para aprovecharse de su posición.

28. No desataba revoluciones más que en las antecámaras y en los gabinetes de los reyes: la más noble de sus hazañas consistía en cambiar de puesto a un ministro o en desterrar a un cortesano.

Hablando sobre 'cambios' que en realidad no eran más que conveniencias.

29. No podemos hacer una tortilla sin romper los huevos.

Una frase histórica que es válida en la actualidad. No puedes alcanzar el éxito sin caer unas cuantas veces.

30. Cuando el trabajo es un placer, la vida es una alegría! Cuando el trabajo es un deber, la vida es una esclavitud.

Las dos caras del trabajo.

31. ¿Cuál es el objetivo hacia el que nos dirigimos? El goce pacífico de la libertad y de la igualdad, el reino de esa eterna justicia cuyas leyes se encuentran escritas, no sobre mármol o sobre piedra, sino en los corazones de todos los hombres, incluso en el del esclavo que las olvida y en el del tirano que las niega.

El objetivo de derrocar una tiranía es restaurar los valores de integridad e igualdad en el pueblo.

32. Se puede abandonar a una patria dichosa y triunfante. Pero amenazada, destrozada y oprimida no se le deja nunca; se le salva o se muere por ella.

Es imposible salir de un país que te restringe tanto que no puedes aspirar a viajar.

33. La muerte es el comienzo de la inmortalidad.

Solo con la muerte las personas son realmente recordadas.

34. Hay dos clases de egoísmo. Uno, vil, cruel, que aísla al hombre de sus semejantes, que busca un bienestar exclusivo al precio de la miseria de los demás. El otro, generoso, bienhechor, que confunde nuestra felicidad en la felicidad de todos, que asocia nuestra gloria a la de la patria. El primero engendra los opresores y los tiranos; el segundo, los defensores de la humanidad.

No siempre el egoísmo viene de personas malas, a veces viene de la mano de aquellos que pregonan el bienestar humano.

35. Borrad de las tumbas esa inscripción impía, que extiende un crespón fúnebre sobre la naturaleza y que constituye un insulto a la muerte.

La muerte es parte inevitable de la vida.

36. ¿Acaso no es el soberano, al menos de hecho. ¿No está en el lugar del pueblo? ¿Y qué es la Patria sino el país del que se es ciudadano y partícipe de la soberanía?

En teoría, el soberano de una nación, debería ser la representación máxima del pueblo.

37. ¡El hombre ha nacido para la felicidad y para la libertad y en todas partes es esclavo e infeliz!

Antes era por el despotismo de los gobernantes, ahora somos esclavos de las exigencias laborales.

38. Si el resorte del gobierno popular en la paz es la virtud, el resorte del gobierno en revolución es a la vez la virtud y el terror: la virtud, sin la cual el terror es funesto; el terror sin el cual la virtud es impotente.

El terror puede convertirse en el impulso necesario para triunfar.

39. Se pretende gobernar las revoluciones con las argucias de palacio; las conspiraciones contra la República siguen los mismos trámites que los procesos comunes.

Una revolución no puede seguir el mismo camino de aquel que ha derrocado.

40. La ignorancia es la base del despotismo y el hombre es verdaderamente libre el día en que pueda decir a los tiranos: "Retírate, soy lo suficientemente mayor para ser capaz de gobernarme a mí mismo“

Debemos aspirar a gobernarnos a nosotros mismos, en lugar de dejar que alguien nos domine.

41. Toda institución que no suponga que el pueblo es bueno y el magistrado corruptible, es viciosa.

Las instituciones siempre deben actuar en pro al pueblo.

42. La tiranía mata y la libertad se ve obligada a pleitear; y la ley con que se juzga a los conspiradores se rige por el código que ellos mismos han hecho.

Lamentablemente existen ocasiones donde la ley sólo beneficia al mejor postor.

43. El gobierno en una revolución es el despotismo de la libertad contra la tiranía.

El gobierno opresor nunca va a cambiar.

44. ¡La sociedad tiene como fin la conservación de sus derechos y la perfección de su ser; y por todas partes la sociedad lo degrada y lo oprime!

La sociedad nos traiciona y nos obliga a actuar en contra de nuestros valores.

45. Como la esencia de la República o la democracia es la igualdad, el amor a la patria incluye necesariamente el amor a la igualdad.

No se puede tener una nación democrática sin que ésta promueva la igualdad.

46. La libertad y la virtud apenas se han posado un instante sobre algunos puntos del globo.

Son más las historias de corrupción y dictadura que aquellas que hablan de libertad.

47. Al definir la libertad, el primero de los bienes del hombre, el más sagrado de los derechos que le otorga la naturaleza, habéis dicho, con toda razón, que estaba limitada por los derechos de los demás, pero no habéis aplicado este principio a la propiedad, que es una institución social.

Una interesante reflexión sobre los deberes en la libertad.

48. Nadie puede elevarse por encima de los límites de su carácter.

Nuestro carácter es el que nos permite avanzar o retroceder.

49. La lentitud de los juicios equivale a la impunidad, la fluctuación de la pena estimula a todos los culpables.

¿Por qué los juicios parecen a veces beneficiar a los criminales?

50. ¡Ha llegado el tiempo de recordarle sus verdaderos destinos!

Mención hacia el derrocamiento de la tiranía.

51. No creo, sin embargo, que la virtud sea un fantasma, ni creo que haya que desesperar de la humanidad, o dudar un solo momento del éxito de vuestra gran empresa.

La forma en que toda empresa logra su éxito es a través de su componente humano.

52. La debilidad, los vicios y los prejuicios son los caminos de la realeza.

Hablando del lado oscuro de la monarquía.

53. El crimen mata a la inocencia para conseguir un premio y la inocencia lucha con todas sus fuerzas contra los intentos del crimen.

Una gran analogía del crimen y la inocencia.

54. Nuestra declaración parece hecha no para los hombres, sino para los ricos.

Otra vez, Robespierre nos recuerda que las leyes parecen hechas para quien pueda comprarlas.

55. Es, pues, en los principios del gobierno democrático donde debéis buscar las reglas de vuestra conducta política.

Es la democracia quien debe dar el ejemplo de un buen gobierno.

56. Los que niegan la inmortalidad del alma se hacen justicia.

Todos somos mortales.

57. Lástima es traición a la patria.

Los criminales no merecen nuestra lástima.

58. Hay algunos hombres útiles, pero ninguno es imprescindible. Sólo el pueblo es inmortal.

Todos son reemplazables.

59. Cuando la fuerza pública no hace sino secundar la voluntad general, el Estado es libre y pacífico. Cuando la contraría, el Estado está esclavizado.

La fuerza pública, como su nombre lo indica, debe ser para beneficio del pueblo.

60. Se ha dicho que el Terror constituía la fuerza del gobierno despótico.

Muchos gobernantes utilizan el miedo para intimidar a su pueblo y someterlos a su voluntad.

61. Si la virtud es perfecta, tal vez el hombre sea el imperfecto.

Todas las personas son imperfectas.

62. Nada es justo más que lo honesto; nada es útil más que lo justo.

La justicia y la honestidad van de la mano.

63. El fundamento único de la sociedad civil es la moral.

La moral hace a los hombres personas íntegras.

64. En los Estados aristocráticos la palabra patria sólo significa algo para las familias patricias que han usurpado la soberanía.

Al parecer la patria también puede ser comprada.

65. Nací para combatir el crimen, no para gobernarlo.

Hablando sobre su papel como persona impartidora de justicia y no como gobernante.

66. Libertad, Igualdad, Fraternidad.

Un lema que todas las naciones deberían poner en práctica.

67. Todos los vicios y todas las ridiculeces de la monarquía por todas las virtudes de la República.

Lo que Robespierre tenía en mente a la hora de cambiar el gobierno.

68. Sólo bajo un régimen democrático el Estado es realmente la patria de todos los individuos que lo componen.

La patria es aquella tierra en la que vivimos.

69. Toda ley que viole los derechos inalienables del hombre es esencialmente injusta y tiránica, no es una ley en absoluto.

Hablando sobre cómo no debería ser una ley.

70. Dondequiera se halle un hombre de bien, en cualquier sitio que esté sentado, hay que tenderle la mano y abrazarlo estrechamente.

Son a esos hombres a los que hay que mostrarles bondad y darles las herramientas para crecer.

71. La democracia es un Estado en el que el pueblo soberano, guiado por leyes que son de obra suya, actúa por sí mismo siempre que le es posible, y por sus delegados cuando no puede obrar por sí mismo.

Forma en que expone cómo es la democracia.

72. El mundo ha cambiado, y todavía tiene que cambiar.

El mundo nunca debe dejar de avanzar.

73. Para fundar y consolidar entre nosotros la democracia, para llegar al reinado apacible de las leyes constitucionales, es preciso terminar la guerra de la libertad contra la tiranía y atravesar con éxito las tormentas de la Revolución.

Para lograr la paz, es necesario defender los derechos del pueblo.

75. Cuando la tiranía se derrumba procuremos no darle tiempo para que se levante.

De nada sirve derribar una tiranía si el siguiente gobierno será una copia igual.

76. ¿Cuál es el principio fundamental del gobierno democrático o popular, es decir, el resorte esencial que lo sostiene y que le hace moverse? Es la virtud. Hablo de la virtud pública, que obró tantos prodigios en Grecia y Roma.

La virtud del pueblo que Robespierre soñó con crear para su Francia de la época de la Revolución.

77. Los siglos y la tierra son los despojos del crimen y de la tiranía.

Son las tierras de los países los que resultan más afectados de la tiranía.

78. No sólo es la virtud el alma de la democracia, sino que, además, solamente puede existir con este tipo de gobierno.

La virtud no puede formar parte de ningún otro gobierno que no sea uno democrático.

79. En la monarquía, sólo conozco un individuo que pueda amar a la Patria, y que para ello no necesita siquiera virtud: el monarca.

El monarca es quien toma las decisiones para defender su patria. Sean las correctas o no.

80. Es urgente que cada ciudadano sepa, con el fin de hacer valer y hacer cumplir lo que les corresponde, los derechos que adquiere por nacimiento.

Todos debemos hacer respetar nuestros derechos.

81. Por una consecuencia del mismo principio, en los Estados aristocráticos, la palabra «patria» sólo tiene algún significado para quienes han acaparado la soberanía.

Robespierre explica que, para ese entonces solo eran partícipes de la patria aquellos que pertenecían a la soberanía.

82. Sólo en la democracia es el Estado verdaderamente la Patria de todos los individuos que lo componen, y puede contar con tantos defensores interesados en su causa como ciudadanos tenga.

¿Por qué esta conclusión? Porque en la democracia todos pueden tener derecho y voz.

83. Los franceses son el primer pueblo del mundo que ha establecido una verdadera democracia, llamando a todos los hombres a la igualdad y a la plenitud de los derechos de ciudadanía.

Haciendo referencia al movimiento de la Revolución Francesa.

84. Puesto que el alma de la República es la virtud, la igualdad, y vuestra finalidad es fundar y consolidar la República.

Como el fin era consolidar una República, es necesario cambiar todo lo que alguna vez fue considerado ‘ideal’ en un gobierno.

85. La primera regla de vuestra conducta política debe ser encaminar todas vuestras medidas al mantenimiento de la igualdad y al desarrollo de la virtud, pues el primer cuidado del legislador debe ser el fortalecimiento del principio del gobierno.

El discurso continúa con esta frase, la cual nos da a entender que es el gobernador quien debe ser ejemplo de las buenas virtudes para que su pueblo lo siga.

Comparte:
¿Te ha gustado?
Estilonext Logo
Estilonext es una revista digital de actualidad, cultura y ciencia enfocada a personas jóvenes, dinámicas y con espíritu creativo y transgresor. Hablamos sobre salud, psicología, relaciones, noticias, tendencias...
  • azsalud
  • médicoplus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 Estilonext. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies