Las 85 mejores frases célebres de Cicerón

Político, filósofo y personaje social romano, Cicerón nos dejó unas reflexiones y citas sobre la vida que han perdurado a lo largo de los siglos.
Frases Cicerón

Marco Tulio Cicerón, fue un gran personaje de la historia romana, vivió entre 106 y 43 a. C. y obtuvo su reconocimiento por ser todo un ícono social, político y cultural, siendo un escritor, orador, filósofo e intelectual, incluso ejerciendo como abogado. Pero quizás por lo que más fue conocido es por su postura revolucionaria como activista del sistema republicano y por ende oponiéndose ante las injusticias de las dictaduras de los César.

Como homenaje a su labor y su vida, hemos traído las mejores frases de su autoría sobre las áreas en que más se desarrolló.

Grandes citas célebres de Cicerón

Con estas frases podremos adentrarnos un poco más a sus pensamientos y creencias.

1. La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio.

Las personas que callan ante una injusticia también son corruptas.

2. La amistad hace más brillante la prosperidad, mientras que aligera la adversidad compartiendo sus penas y ansiedades.

No hay nada mejor que tener amigos con quien compartir los buenos momentos y para tranquilizarnos en los malos.

3. Que las armas cedan a la toga.

Siempre se deben preferir los acuerdos que los enfrentamientos bélicos.

4. ¿Qué cosa más grande que tener a alguien con quien te atrevas a hablar como contigo mismo?

No hay nada mejor que estar con personas con las no sintamos miedo de ser nosotros mismos.

5. Si quieres aprender, enseña.

Una gran forma de obtener conocimiento nuevo es enseñando el que ya se tiene.

6. Un hogar sin libros es como un cuerpo sin alma.

Los libros son la esencia de cualquier alma humana.

7. El amor es el intento de formar una amistad inspirada en la belleza.

Toda relación es duradera si antes se crea una amistad.

8. El que seduce a un juez con el prestigio de su elocuencia, me parece más culpable que el que lo corrompe con dinero.

Hay personas que, para conseguir favores, utilizan su don para las palabras.

9. Una cosa es saber y otra saber enseñar.

Hay personas profesionales que no poseen el talento para ser profesores.

10. La ley es la razón suma enclavada en la naturaleza, y que ordena lo que debe hacerse y prohíbe lo contrario.

La ley proviene de nuestros mismos valores.

11. El buen ciudadano es aquel que no puede tolerar en su patria un poder que pretende hacerse superior a las leyes.

Los ciudadanos deberían armarse de valor para defender los estatutos de su pueblo.

12. El cultivo de la memoria es tan necesario como el alimento para el cuerpo.

No solo debemos cuidar nuestro físico, sino también prevenir el envejecimiento mental.

13. Los amigos, aunque ausentes, siguen estando presentes.

Una verdadera amistad es aquella que es capaz de traspasar grandes distancias.

14. Hay enfermedades del alma más perniciosas que las del cuerpo.

La envidia, el rencor o el odio son más destructivos y corrosivos que cualquier otro mal.

15. Cuando mejor es uno, tanto más difícilmente llega a sospechar de la maldad de los otros.

El problema de la bondad es que a veces nos hace estar ciegos de la capacidad de hacer el mal de los demás.

16. El estudio y la contemplación de la naturaleza es el alimento natural de la inteligencia y del corazón.

Estudiar nos hace capaces de crear nuestras propias oportunidades, pero también de aprender a apreciar la importancia de la naturaleza que nos rodea.

17. De hombres es equivocarse; de locos persistir en el error.

Todos nos equivocamos, pero caer una y otra vez en el mismo error revela nuestra ignorancia.

18. La vida de los muertos perdura en la memoria de los vivos.

Los que ya se fueron serán eternos en los recuerdos de sus seres amados.

19. La vida no es nada sin la amistad.

La amistad hace más emocionante la vida.

20. El testimonio de mi conciencia, es para mí de mayor precio que todos los discursos de los hombres.

No importa lo beneficioso que sea algo si vas a tener grandes remordimientos de por vida.

21. Estos son malos tiempos. Los hijos han dejado de obedecer a sus padres y todo el mundo escribe libros.

La mayor anarquía es aquella que se ejerce contra los buenos padres.

22. Las raíces del estudio son amargas; los frutos, dulces.

Aunque sea muy difícil el estudio al que nos sometemos, los resultados siempre valdrán la pena.

23. En cuanto a la adversidad, difícilmente la soportarías si no tuvieras un amigo que sufriese por ti más que tu mismo.

Las adversidades son más llevaderas si tenemos en quien apoyarnos.

24. La vejez, especialmente una vejez honrada, tiene tanta autoridad, que ésta tiene más valor que todos los placeres de la juventud.

Una buena y tranquila vejez es sinónimo de una vida provechosa y satisfactoria.

25. ¿Qué dulzura queda en la vida, si le quitas la amistad? Quitarle la amistad a la vida es como quitarle el sol al mundo.

Cicerón, de nuevo, nos recuerda la importancia de la amistad para las personas.

26. Somos esclavos de las leyes para poder ser libres.

Las leyes son necesarias para garantizar nuestra seguridad.

27. La confidencia corrompe la amistad; el mucho contacto la consume; el respeto la conserva.

Ten un amigo para quererlo, cuidarlo y respetarlo. Nunca para utilizarlo.

28. El cariño es muy traicionero. La justicia tiene sus exigencias, pero el cariño pugna por ella.

No todas las personas que dicen quererte en realidad lo hacen. A veces solo es una fachada para conseguir un objetivo.

29. Servirse de un cargo público para enriquecimiento personal resulta no ya inmoral, sino criminal y abominable.

Esta es una verdadera muestra de la perversidad humana.

30. No basta con alcanzar la sabiduría, es necesario saber utilizarla.

¿De qué sirve saber mucho si no se utiliza para algo bueno?

31. El presupuesto debe ser equilibrado. La deuda pública debe ser reducida. La arrogancia del oficialismo debe ser moderada, y la ayuda a las tierras extranjeras debe ser reducida, para que Roma no vaya a la bancarrota.

Un buen gobierno debería ser capaz de controlar, regular y equilibrar las riquezas de su pueblo.

32. Pensar es como vivir dos veces.

Pensar nos da la capacidad tanto de imaginar como de razonar.

33. Si cerca de la biblioteca tenéis un jardín ya no os faltará de nada.

Conocimiento y naturaleza, grandes elementos para una vida maravillosa.

34. La gratitud no es solo la mayor de las virtudes, sino la madre de todas las demás.

La gratitud nos hace capaces de apreciar lo que tenemos y ver la importancia de lo que recibimos.

35. El rostro es el espejo del alma, y los ojos, sus delatores.

No podemos esconder nuestras emociones en el rostro.

36. Un verdadero amigo es más digno de estima que un pariente.

Hay veces que nuestros amigos son más fieles que nuestra familia sanguínea.

37. Aparta un amor viejo con un amor nuevo, como un clavo saca otro clavo.

La única forma de superar un viejo amor es amando de nuevo.

38. Lo que es tuyo es mío, y todo lo mío es tuyo.

Hablando de compartir en una pareja.

39. El verdadero amigo se conoce en los peligros.

En especial en los momentos más difíciles es cuando conocemos a los verdaderos amigos.

40. El bien del pueblo es la ley más grande.

Todo líder debería procurar el bienestar de las personas en su nación.

41. La naturaleza misma ha impreso en la mente de todos la idea de un Dios.

¿Será la naturaleza quien ha dado vida a Dios?

42. Cuanto mayor es la dificultad, mayor es la gloria.

Así que no te rindas, aunque parezca que vas en una cuesta arriba. Porque la satisfacción que sentirás es indescriptible.

43. No hemos nacido solamente para nosotros.

Somos seres sociales, por lo que necesitamos contacto con otros humanos, interactuar y relacionarnos con los demás.

44. La sola idea de que una cosa cruel pueda ser útil es ya de por sí inmoral.

Los actos crueles deberían ser penalizados, no aplaudidos.

45. Estar contentos con lo que poseemos es la más segura y mejor de las riquezas.

Si estamos felices con lo que poseemos podremos manejar mejor las riquezas que después vendrán.

46. El carácter de un hombre valiente y decidido es no dejarse llevar por la adversidad y no abandonar su puesto

La valentía no implica no temer, sino ser capaces de enfrentar ese miedo con la frente alta.

47. El hombre no tiene enemigo peor que él mismo.

Cada uno es su propio adversario y obstáculo.

48. La tontería de la vejez no caracteriza a todos los viejos, sino sólo a los tontos.

La estupidez es un rasgo que podemos observar en todas las personas de diferentes edades.

49. Dondequiera que se esté bien, allí está la patria.

El hogar es ese lugar que nos da la oportunidad de crecer.

50. Nunca hieras a un amigo, ni siquiera en broma.

Herir a un amigo es un remordimiento que nunca se va.

51. La honradez es siempre digna de elogio, aún cuando no reporte utilidad, ni recompensa, ni provecho.

No está mal reconocer el correcto uso de la moral en un mundo que te invita a no tenerla.

52. La justicia no espera ningún premio. Se la acepta por ella misma. Y de igual manera son todas las virtudes.

La justicia es tanto una virtud como un derecho que solo las personas podemos honrar y respetar.

53. Cuando un pueblo está decidido a ser esclavo y se halla degradado, es una locura tratar de animar de nuevo en él el espíritu de orgullo y honor, de libertad y amor a las leyes, pues abraza con entusiasmo sus cadenas con tal que lo alimenten sin ningún esfuerzo por su parte.

Para ayudar a la población, necesitamos que ésta pida ayuda y luche contra sus captores. Es inútil tratar de liberar a quien los reprime.

54. La amistad comienza donde termina o cuando concluye el interés.

La amistad no permite egoísmos que puedan dañar al otro.

55. Todo aquello que siente, conoce, quiere y tiene la facultad de desarrollarse, es celestial y divino y por esa razón tiene que ser inmortal.

Referencia sobre la creación, siendo que todo aquello que posea una conciencia debe ser por definición, algo creado por Dios.

56. Grande es nuestra admiración por el orador que habla con fluidez y discreción.

No hay nada más digno de respetar que una persona que utiliza su don para las palabras para aconsejar en lugar de conseguir favores.

57. Como nada es más hermoso que conocer la verdad, nada es más vergonzoso que aprobar la mentira y tomarla por verdad.

Aceptar una mentira como verdad es uno de los más grandes actos de ignorancia.

58. La habilidad sin honor es inútil

De nada sirve ser talentoso o exitoso en algo si se es un ser despreciable.

59. Una mala paz es siempre mejor que la mejor de las guerras.

Siempre será preferible la paz, aunque sea un armisticio, ante cualquier tipo de enfrentamiento.

60. En medio de las armas, las leyes enmudecen.

Las guerras no dejan espacio para el razonamiento humano.

61. No hay nada hecho por la mano del hombre que tarde o temprano el tiempo no destruya.

Todo lo construido por los humanos tiene fecha de expiración, sea material o una ideología.

62. La administración del gobierno, como la tutela, debe estar dirigida al bien de los que confieren, no de los que reciben la confianza.

El pueblo le otorga al gobernante la potestad para representarlos. Por ello debe buscar el bien del pueblo, no su propio beneficio.

63. Comed y bebed, que después de la muerte no habrá ningún placer.

¿Alguna vez te has cuestionado lo que hay después de la muerte?

64. Este es el primer precepto de la amistad: Pedir a los amigos sólo lo honesto, y sólo lo honesto hacer por ellos.

¿Es posible que nos llamemos amigos de alguien si pedimos que actúen mal o nosotros actuemos mal por ellos?

65. El pasado es también el presente y el futuro. La nación que olvida está perdida.

Estudiar el pasado le da a las personas la oportunidad de aprender de los errores y evitar que se vuelvan a cometer.

66. Nada es tan veloz como la calumnia; ninguna cosa más fácil de lanzar, más fácil de aceptar, ni más rápida en extenderse.

Peculiarmente no se necesitan de hechos o pruebas para aceptar las calumnias, por el contrario estas crecen como una bola de nieve.

67. Los hombres se asemejan al vino: el tiempo agria a los malos y mejora a los buenos.

Hay personas que, con el paso del tiempo, se pueden volver amargados y otros capaces de disfrutar la vida.

68. Los hombres no se dan cuenta de lo grande que es la economía de los ingresos.

Mientras vivamos estaremos condicionados a pensar para poder vivir mejor.

69. Los poetas nacen, los oradores se hacen.

Los oradores deben trabajar su talento para decir las cosas de manera correcta.

70. No hay nada tan increíble que la oratoria no pueda volverlo aceptable.

El poder de las palabras es infinito y sorprenderte, ya que es capaz de hacernos aceptar o cambiar de opinión en un instante.

71. Vivir es pensar… eso pienso.

¿Alguna vez has considerado la importancia de pensar?

72. La costumbre de decir sí me parece peligrosa y resbaladiza.

Decir que si a todo, ya sea por miedo, inseguridad o excesiva amabilidad es algo peligroso.

73. La amistad no existe cuando uno no quiere escuchar la verdad y el otro está dispuesto a mentir.

Las amistades verdaderas se dirán siempre la verdad sin importar qué tan dolorosa sea esta si es por el bien del otro.

74. Una comunidad es como los que la gobiernan.

Si un pueblo posee gobernantes prósperos, el pueblo prosperará. Pero si un pueblo posee gobernantes corruptos, el pueblo también adoptará una cultura de corrupción.

75. A pesar de que ya soy mayor, sigo aprendiendo de mis discípulos.

Tanto el docente como el alumno pueden aprender del otro y enseñarles.

76. Recuerdo incluso lo que no quiero. Olvidar no puedo lo que quiero.

Hay que tener presente siempre lo que no queremos hacer, tener o ser y no olvidar lo que queremos hacer, tener y ser.

77. Los dioses han existido siempre y nunca han nacido.

Cuestionando la existencia de los dioses.

78. Los deseos deben obedecer a la razón.

Al dejarnos llevar por nuestros deseos, no podemos discernir cuáles de ellos son una motivación para el éxito y cuáles son un capricho.

79. Con la virtud por día, con la fortuna por compañera.

Aquí vemos cómo debemos vivir rodeados de virtudes, pero también debemos contar con un poco de suerte.

80. La primera ley para el historiador es que nunca se atreverá a decir una mentira. La segunda es que no suprimirá nada que sea verdad. Además, no se sospechará de parcialidad en sus escritos, ni de malicia.

Un historiador revela y estudia lo que pasó en el pasado, pero también escribe para las futuras generaciones lo que pasa en su presente para que esto sea estudiado.

81. No hay hombre de nación alguna que, habiendo tomado a la naturaleza por guía, no pueda llegar a la verdad.

La naturaleza es capaz de guiar a todos los hombres por el buen camino, justamente porque todos provenimos de ella.

82. Las enemistades ocultas y silenciosas, son peores que las abiertas y declaradas.

Saber las malas intenciones de alguien nos permite prepararnos para enfrentarlos, pero el desconocer los deseos ocultos de quien nos quiere dañar, nos hace vulnerables.

83. No me da vergüenza confesar que soy ignorante de lo que no sé.

Debemos aprender a reconocer cuando no sabemos algo. Solo así los demás podrán enseñarnos más y más del mundo.

84. Todas las almas son inmortales, pero las de los justos y héroes son divinas.

Las personas que dedicaron su vida a buscar el bien de la justicia son las que merecen ser recordadas y admiradas por siempre.

85. El hábito es una especie de segunda naturaleza.

Nadie puede vivir sin tener una rutina diaria.

Amanda Martín

Amanda Martín

Fisioterapeuta

Amanda nació en 1991 en Buenos Aires. Es Graduada en Fisioterapia por la Universidad del Rosario, y sus pasiones son las terapias manuales, el cine y la escritura. Ha trabajado como fisioterapeuta y masajista en diferentes centros de fisioterapia y balnearios, y dedica gran parte de su tiempo libre a escribir, sobre todo con el objetivo de divulgar temas relacionados con la fisioterapia, el deporte y los hábitos saludables.