Las 90 mejores frases célebres de Benjamin Franklin

Benjamin Franklin fue uno de los Padres Fundadores de los Estados Unidos. Esta figura clave para la independencia del país nos muestra su visión sobre el mundo.
Frases Benjamin Franklin

Siendo uno de los Padres Fundadores de los Estados Unidos, motivo por el que fue elegido como el personaje protagonista del billete de más alta denominación del dólar.

No solo por su pasión por la política y la justicia, sino por sus aportes científicos, diplomáticos y progresistas que llevaron a la nación a un gran avance social en el siglo XVIII, con el establecimiento de una constitución y su clara posición en favor a la abolición de la esclavitud.

Ganándose el reconocimiento de "padre fundador" junto a las figuras de George Washington y Abraham Lincoln, ha dejado a su paso una serie de enseñanzas y ejemplos que hasta la actualidad son icónicas.

Frases y reflexiones célebres de Benjamin Franklin

A continuación, hemos hecho una recopilación de las mejores citas y pensamientos de este gran presidente y precursor.

1. Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo.

La mejor manera de aprender algo siempre será a través de la práctica.

2. Los hombres son criaturas muy raras: la mitad censura lo que practica; la otra mitad practica lo que censura; el resto siempre dice y hace lo que debe.

Las facetas que muchos demuestran.

3. La tragedia de la vida es que nos hacemos viejos demasiado pronto y sabios demasiado tarde.

Tristemente aprendemos, aceptamos y ponemos en práctica las lecciones de la vida cuando ya queda poco tiempo de la misma.

4. Recuerda no solo decir lo correcto en el lugar correcto, sino algo mucho más difícil, dejar de decir lo incorrecto en el momento más tentador.

Hay que saber en qué momento y de qué manera debemos expresarnos.

5. La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días.

Es muy fácil ser feliz, solo debemos apreciar cada pequeño triunfo.

6. Quien tiene paciencia, obtendrá lo que desea.

La paciencia es la mejor herramienta para ver resultados favorables.

7. Las leyes demasiado benignas rara vez son obedecidas; las demasiado severas, rara vez ejecutadas.

Hay leyes que pasan por desapercibido, porque no convienen en los intereses personales de ciertas personas.

8. El que se enorgullece de sus conocimientos es como si estuviera ciego en plena luz.

Cuando entendemos de qué somos capaces, es como si pudiésemos ver con claridad el mundo.

9. Tómate tiempo en escoger un amigo, pero sé más lento aún en cambiarlo.

Los amigos deben ser personas capaces de apoyarte, sin importar las circunstancias por las que pasas.

10. En este mundo, nada se puede decir que sea cierto, excepto la muerte y los impuestos.

Dos cosas de las que no se pueden escapar.

11. Por pequeños golpes cayeron grandes robles.

Todos tienen una debilidad que los hace vulnerables.

12. De aquel que opina que el dinero puede hacerlo todo, cabe sospechar con fundamento que será capaz de hacer cualquier cosa por dinero.

Los que aprecian más el dinero que cualquier otra cosa, son los que poseen un gran vacío en su corazón.

13. La honestidad es la mejor política.

La honestidad siempre será preferida, a pesar de ser difícil de aceptar.

14. No malgastes tu tiempo, pues de esa materia está formada la vida.

Aprovecha cada momento que tienes para hacer algo provechoso.

15. La honradez reconocida es el más seguro de los juramentos.

Si una persona cumple con su palabra, es merecedora de confianza.

16. El mejor médico es el que conoce la inutilidad de la mayor parte de las medicinas.

No todas las medicinas son necesarias para una vida plena ya que muchas afecciones vienen de las preocupaciones mentales.

17. Bien hecho es mejor que bien dicho.

Las acciones siempre tendrán mayor peso que las palabras.

18. Es más fácil prevenir malos hábitos que romperlos.

Una gran frase que debemos tomar en cuenta. Hay que alejarnos de aquello que se puede salir de control.

19. Un padre es un tesoro, un hermano es un consuelo: un amigo es ambos.

Los amigos son la familia que tenemos el placer de elegir y conservar por siempre.

20. Tres pueden guardar un secreto si dos de ellos están muertos.

Si quieres preservar un secreto, nunca lo cuentes.

21. Lo que empieza en cólera acaba en vergüenza.

La ira es un sentimiento destructivo que no nos deja entrar en razón ni permitir la oportunidad de escuchar.

22. ¿Amas la vida? No desperdicies el tiempo porque es la sustancia de que está hecha.

Así que no temas hacer lo que deseas hacer, ni de tomar esa oportunidad que se te puede escapar.

23. Yo creo que el mejor medio de hacer bien a los pobres no es darles limosna, sino hacer que puedan vivir sin recibirla.

La única manera de erradicar la pobreza es crear condiciones ideales para que todos puedan tener la oportunidad de prosperar.

24. No fallé en la prueba, solo encontré 100 maneras de hacerlo mal.

Toma los errores como una solución equivocada que te llevará a encontrar la correcta.

25. Una casa no es un hogar a menos que contenga comida y fuego tanto para la mente como para el cuerpo.

Un hogar debe ser un espacio de paz para relajarnos y alegrarnos.

26. No anticipéis las tribulaciones ni temáis lo que seguramente no os puede suceder. Vivid siempre en un ambiente de optimismo.

El optimismo nos hace tener más motivación y observar nuestro alrededor de forma más positiva.

27. Quién se ama a sí mismo no tiene rival ninguno.

Los que tienen confianza en sí mismos tienen la fortaleza de ignorar el odio de los demás.

28. La pereza viaja tan despacio que la pobreza no tarda en alcanzarla.

Muchas personas en situaciones desfavorecedoras son cómplices de su estado, porque no desean encontrar la manera de salir de ello.

29. El corazón del loco está en la boca; pero la boca del sabio está en el corazón.

Los sabios son aquellos que pueden entrar en razón escuchando sus sentimientos.

30. Donde hay matrimonio sin amor, habrá amor sin matrimonio.

Hay parejas donde el amor no abunda y es el causante de infidelidades.

31. El genio sin instrucción es como la plata en la mina.

El talento natural se desperdicia si no se trabaja para hacerlo crecer.

32. Habla mal de nadie, pero habla todo lo bueno que sabes de todos.

Cuando hablamos mal de una persona podemos destruirla de una manera irreversible.

33. La alegría es la piedra filosofal que todo lo convierte en oro.

Ser feliz es el objetivo final de todos.

34. La forma de ver mediante la fe es cerrar el ojo de la razón.

A veces hay que dejar que el instinto y las emociones hablen.

35. Incluso la paz se puede comprar a un precio demasiado alto.

Lamentablemente, para algunos gobiernos, la paz es una moneda de intercambio.

36. No desinformes a tu médico ni a tu abogado.

A los profesionales es mejor nunca ocultarles nada, pues no podrán hacer su trabajo.

37. Errar es humano, arrepentirse divino, persistir diabólico.

La manera de resarcir un error es arreglarlo, no cubrirlo o insistir en ello.

38. La diligencia es la madre de la buena suerte.

La buena suerte llega cuando hacemos buenas acciones.

39. Nunca confundas el movimiento con la acción.

Podemos movernos en un mismo sitio, pero la acción nos lleva siempre hacia adelante.

40. Aquellos que en las peleas interponen, a menudo deben limpiarse la nariz ensangrentada.

Los intermediarios en las batallas pueden ser los que resulten más heridos.

41. Al no prepararte, te estás preparando para fallar.

Si no nos instruimos nunca podremos llegar a la cima.

42. Mejor es un poco con contenido que mucho con contención.

La libertad de expresión de cualquier tipo siempre es bienvenida.

43. Los faros son más útiles que las iglesias.

Una referencia a la necesidad de poner por encima la educación que la religión.

44. Si el tiempo es lo más caro, la pérdida de tiempo es el mayor de los derroches.

El tiempo que pasamos haciendo cosas que nos hacen desdichados es la peor pérdida de todas.

45. Tú puedes retrasarte, pero el tiempo no lo hará.

El tiempo siempre va hacia adelante, por eso es necesario aceptar los cambios y adaptarnos a las nuevas circunstancias.

46. El que está contento, tiene suficiente; el que se queja, tiene demasiado.

Las personas felices encuentran la tranquilidad en pequeñas cosas, quienes se quejan solo buscan excusas para sus caprichos.

47. Donde mora la libertad, allí está mi patria.

No necesitas encadenarte a tu tierra si esta no te ofrece lo que necesitas para crecer.

48. No anticipes los problemas ni te preocupes por aquello que todavía no ha sucedido. Quédate en la luz.

De nada sirve preocuparnos por lo que va a pasar, porque no podemos estar seguro de ello hasta que lleguemos allí.

49. Si haces lo que no debes, deberás sufrir lo que no mereces.

Cuando actuamos mal, tenemos malos resultados.

50. Invertir en conocimientos produce siempre los mejores beneficios.

Nuestra educación es un bien que perdurará mientras vivamos y, además, nos permitirá progresar.

51. Come para complacerte, pero viste para complacer a los demás.

La vestimenta puede hablar a nuestro favor o en nuestra contra en la sociedad.

52. Haber sido pobre no es una vergüenza, pero estar avergonzado de eso, sí lo es.

No debemos avergonzarnos de nuestras raíces, en caso de que nos gusten o no son cosas que no escogemos.

53. No temas los errores. Saborea el fracaso. Continúa avanzando.

Debemos seguir persiguiendo nuestros objetivos ante la posibilidad de fracasar, porque también podemos triunfar o aprender de nuestros errores.

54. La llave que se usa constantemente reluce como plata: no usándola se llena de herrumbre. Lo mismo pasa con el entendimiento.

Si no usamos nuestro conocimiento con regularidad, nuestra mente empieza a oxidarse.

55. La sabiduría es el único bien que no se pueden llevar los ladrones.

La sabiduría es algo que cada uno alcanza en un nivel menor o mayor de forma individual.

56. Vacía tu bolsillo en tu mente, y tu mente llenará tu bolsillo.

Hablando de nuevo sobre invertir en nuestra educación. Con la educación y conocimientos necesarios, recuperaremos esa inversión con creces.

57. Un hombre pendenciero no tiene buenos vecinos.

Las personas conflictivas no suelen tener buenas relaciones sociales, pues nadie quiere involucrarse en sus malos hábitos.

58. Si el hombre pudiera tener la mitad de sus deseos, duplicaría sus problemas.

Curiosamente, siempre anhelamos cosas pero nunca pensamos en lo que esto acarrearía.

59. Un hombre envuelto en sí mismo hace un bulto muy pequeño.

Las personas ensimismadas no son capaces de salir de su zona de confort.

60. El camino hacia la riqueza depende fundamentalmente de dos palabras: trabajo y ahorro.

Si queremos una prosperidad económica, es necesario trabajar y saber ahorrar.

61. Escribe sobre algo que valga la pena leer, o haz algo sobre que valga la pena escribir.

Nuestras acciones en la vida deben valer la pena, al menos para nosotros mismos.

62. Si deseas muchas cosas, muchas cosas parecerán solo algunas.

La avaricia no tiene fondo de satisfacción, ya que siempre se querrá tener más y más.

63. Trabaja como si fueras a vivir cien años. Reza como si fueras a morir mañana.

Es necesario trabajar con todo lo que tenemos para llegar a nuestros objetivos y orar para tener más tiempo para poder disfrutar lo que conseguimos.

64. Una lengua suave puede golpear con fuerza.

Las palabras pueden ocasionar golpes que hieren por años e incluso toda la vida.

65. Aquellos que cederían la libertad esencial para adquirir una pequeña seguridad temporal, no merecen ni libertad ni seguridad.

La libertad es un derecho fundamental de todo ser humano y al ser negado es necesario luchar para defenderlo.

66. Sin libertad de pensamiento, no puede existir la sabiduría; y no hay tal cosa como libertad pública sin libertad de expresión.

La libertad en todas sus vertientes es necesaria para el desarrollo de cada persona.

67. Las tres cosas más difíciles en este mundo son: guardar un secreto, perdonar un agravio y aprovechar el tiempo.

Cosas que no todos son capaces de lograr por falta voluntad o por exceso de confianza.

68. El que se acuesta con perros se levantará con pulgas.

Si nos acercamos a los problemas, indudablemente acabaremos con ellos.

69. Los invitados, como los peces, comienzan a oler después de tres días.

Las personas que piden asistencia pueden convertirse en parásitos dependientes que se rehúsan a vivir por su cuenta.

70. El que quiera prosperar en sus negocios hágalos por sí mismo, y si quiere que todo le salga mal, no tiene más que confiarlos a manos ajenas.

La mejor manera de disfrutar las ganancias de nuestro negocio (y procurar su crecimiento y mantenimiento) es hacerlo nosotros mismos.

71. Dios ayuda a los que se ayudan a sí mismos.

Es imposible esperar que alguien nos ayude si nosotros mismos no ponemos de nuestra parte.

72. No cambies la salud por la riqueza, ni la libertad por el poder.

La riqueza compra muchas cosas, pero no necesariamente es suficiente para tener una buena salud.

73. La ira nunca deja de tener una razón, pero rara vez es buena.

La ira puede ser inspiradora o motivadora, pero solo si se utiliza correctamente y no nos dejamos influenciar por esta.

74. El amor, la tos y el humo no pueden ocultarse.

El amor es tan denso y profundo, que es inevitable mostrarlo.

75. Más de un hombre hubiera sido peor si su fortuna hubiese sido mejor.

La fortuna hace que algunas personas crean que pueden salirse con la suya y que tienen el derecho de hacer lo que quieran, incluso cosas atroces.

76. Lo único que es más caro que la educación es la ignorancia.

Aunque la educación sea en ciertas ocasiones costosas, es mejor invertir en ella que quedarse por siempre sin la oportunidad de mejorar.

77. Sólo el hombre íntegro es capaz de confesar sus faltas y de reconocer sus errores.

Solo las personas sinceras y con la suficiente moral son capaces de reconocer aquello que han hecho mal ante quien lo merezca.

78. En caso de duda, no lo hagas.

Si te genera más desconfianza que tranquilidad, entonces mejor aléjate hasta que estés seguro.

79. Cualquier tonto puede criticar, condenar y quejarse, y casi todos los tontos lo hacen.

Con el acceso a internet y redes sociales, esta es una realidad que podemos demostrar de forma abrumadora.

80. Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y corrompido, escribe cosas dignas de leerse, o haz cosas dignas de escribirse.

Ganarse un lugar en la historia humana es complicado, pero no imposible.

81. Cuidado con los pequeños gastos. Una pequeña fuga hundirá un gran barco.

Entre pequeños gastos que parecen insignificantes, se crean deudas agobiantes.

82. El sol jamás se arrepiente del bien que hace, ni nunca exige una recompensa.

Quienes hacen el bien porque desean hacerlo pueden encontrar una satisfacción que pocos entienden.

83. Un hoy vale dos mañanas.

Lo que hacemos el día de hoy tiene repercusiones en nuestro futuro.

84. ¿Quién es sabio? El que aprende de todos. ¿Quién es poderoso? El que gobierne sus pasiones. ¿Quién es rico? El que está feliz. ¿Quién es ese? Nadie.

Es realmente difícil alcanzar un punto de equilibrio perfecto con nuestro interior y exterior, pero no es imposible.

85. Hay tres amigos fieles; una esposa anciana, un perro viejo y dinero contante y sonante.

Los tres amigos que debemos procurar tener en la vida.

86. Jamás hubo una guerra buena o una paz mala.

La guerra solo trae desgracias, por eso es imposible pensar que alguna haya valido realmente la pena.

87. El hambre nunca vio el pan malo.

Cuando se tiene necesidad, se aprovechan todas las oportunidades independientemente de si estas son mejores o peores.

88. El lobo se quita el abrigo una vez al año, su disposición nunca.

El lobo puede cambiar su apariencia, pero su determinación siempre está presente.

89. Quien quiera ver prosperar sus negocios, que consulte a su mujer.

Las mujeres tienen una sabiduría innata y exacta que es sorprendente.

90. No arrojes piedras a tus propios vecinos si tus propias ventanas están hechas de vidrio.

No critiques a nadie si no puedes ser capaz de soportar críticas para ti.

Ingrid Dalmau

Ingrid Dalmau

Traductora e intérprete

Ingrid nació en 1990 en Barcelona. Es Graduada en Traducción e Interpretación por la Universitat Autònoma de Barcelona, y habla español, inglés y francés con soltura. Trabaja como traductora en diferentes medios digitales, algunos relacionados con el mundo de la moda, que es uno de sus grandes intereses. Es una de las redactoras con más experiencia en EstiloNext.