Los 7 tipos de historias (características, ejemplos y para qué sirven)

La historia y narrativa tintan todos los ámbitos de nuestra vida, pues consumimos este género literario en todo momento. Descubre sus variantes más interesantes.
Tipos historias

Si concebimos la palabra “historia” como un sinónimo de narración, se podrían definir a ambos términos como la manera de contar una secuencia de acciones realizadas por una serie de personajes, en un lugar (o lugares) concreto a lo largo de un intervalo temporal determinado. En su norma clásica, una historia recoge una serie de sucesos que son expuestos por un narrador (a menudo omnisciente), aunque esto no tiene por qué ser así en todos los casos.

Junto al relato de anécdotas y acontecimientos de nuestra vida diaria, la narración es uno de los géneros literarios más presentes en la cultura general. Cuando lees un cuento, un romance o, incluso, ves una película basada en una obra literaria, estás consumiendo una obra de índole narrativa sin darte cuenta.

Sin ir más lejos, muchos autores consideran “narrativa” la descripción de un suceso actual en forma de noticia, pues al fin y al cabo hay una tercera persona que está exponiendo ciertos hechos en base a un lugar e intervalo temporal concretos: como puedes ver, la narrativa está presente en todos los ámbitos de nuestra vida. Por este motivo, vemos de interés comentar, en las líneas venideras, los 7 tipos de historias y sus características principales. ¡No te lo pierdas!

¿Cuáles son los principales tipos de historias?

Antes de clasificar los tipos de historias según ciertos parámetros, es necesario circunscribir a nivel técnico qué es realmente una historia. Para que esta pueda ser considerada como tal, tienen que recogerse en ella los siguientes recursos literarios:

  • Narrador: uno de los recursos más importantes. Presenta y ordena los hechos y los personajes. Puede ser omnisciente o estar integrado en la historia como un elemento más.
  • Personajes: entidades no necesariamente humanas que realizan las acciones descritas por el narrador.
  • Argumento: secuencia de hechos que suceden en lugares e intervalos temporales concretos. La descripción de los sucesos no es necesariamente lineal en el tiempo.
  • Ambientación: el contexto sociopolítico, geográfico y cultural en el que se envuelve el argumento. Los personajes están inmersos en él, así que pueden ser condicionantes para el desarrollo de la trama.
  • Tema: lo que trata de transmitir la historia. Es un concepto relativamente subjetivo y abierto a interpretación personal en muchos casos.
  • Estilo: tipo de lenguaje utilizado por el escritor, recursos registrados, convenciones aplicadas, etc. Es algo externo a la trama e intrínseco al autor.

Con todos estos elementos, se crea lo que conocemos a día de hoy como una obra narrativa o historia. En base a la variación de estos parámetros, podemos diferenciar distintos tipos de historias. Te los contamos de forma somera en las siguientes líneas.

1. Cuento

Un cuento es una narración breve creada por uno o varios autores. Puede estar basada en hechos reales o apoyarse en recursos completamente ficticios, pero en todos los casos la trama es protagonizada por un grupo reducido de personajes y el argumento es sencillo y fácil de seguir.

Un cuento puede ser popular o literario. Los primeros pueden contener personajes y elementos folclóricos, es decir, hechos imaginarios (pero de dominio cultural) que se han presentado en múltiples versiones a lo largo de la historia. En estos casos, los autores primigenios en la mayoría de ocasiones suelen ser desconocidos, considerándose así que el concepto de la obra como tal pertenece a una suerte de “patrimonio” social.

El patito feo es un ejemplo de cuento clásico. El autor primigenio es Hans Christian Andersen, pero ha sido adaptado a múltiples temáticas e idiomas a lo largo de los años.

Patito feo

2. Leyenda

Las leyendas son historias que comúnmente mezclan hechos sobrenaturales con realidades cotidianas. Son narraciones que se transmiten de generación en generación, de forma tanto oral como escrita.

Las leyendas siguen un tipo de narrativa muy curioso, pues se caracterizan por entremezclar elementos sobrenaturales (milagros, entes imaginarios, poderes sobrenaturales y otros recursos) con un tiempo y lugar similares al de los miembros de la comunidad que las consumen. Así, se crea una “ilusión” de realidad que puede calar muy fuertemente en la tradición cultural de un grupo poblacional concreto.

La leyenda de Rómulo y Remo es una de las más famosas de la historia. En ella, se trata de explicar la fundación de Roma mediante dos gemelos amamantados por una loba.

3. Mito

Es un tipo de historia relativamente similar a la leyenda. En los mitos, un suceso de corte fantástico trata de explicar el origen de un lugar o un acontecimiento. En general, los mitos más famosos tratan de dar sentido al origen de la propia vida y la existencia mediante el uso de figuras como dioses, semidioses, héroes, monstruos y otros personajes fantásticos.

Los mitos se diferencian de las leyendas en que las últimas suceden en un intervalo físico y temporal reales, generalmente con protagonistas verídicos. En un mito, por decirlo de forma coloquial y fácil de entender, reina la creatividad y fantasía.

El mito de Ícaro es uno de los más conocidos. Cuando Ícaro trató de volar demasiado cerca del sol, las alas construidas por Dédalo se consumieron y el personaje cayó al mar. Una lección de falta de humildad y de avaricia.

4. Novela

La novela es una historia ficticia mucho más extensa y compleja que un cuento. En ella, se narra una obra literaria fingida (en todo o en parte) con el fin de causar placer estético a los lectores. Para ello, se utiliza un argumento llamativo, un desarrollo completo de los personajes y una contextualización correcta del intervalo temporal y físico en los que está teniendo lugar la acción propiamente dicha.

En este tipo de obras literarias predomina el recurso narrativo, aunque también se puede hacer uso de diálogos, descripciones, monólogos interiores y epístolas (cartas). Como elemento común, se puede citar que todas las novelas son relativamente extensas: se mueven entre las 60.000 y 200.000 palabras. Casi toda historia que hayas leído con más de 150 páginas se trata de una novela.

Novela

5. Crónica

La crónica consiste en una serie de hechos históricos reales narrados en orden cronológico. Se trata de un recurso literario que se escapa de lo ficticio y abarca lo real, pues se basa en las testificaciones de testigos presenciales o contemporáneos (en primera o tercera persona) y utiliza un lenguaje directo, sencillo, personal y sobrepone la capacidad informativa sobre los recursos estilísticos. Las crónicas son también parte del género periodístico. Se clasifican en “amarillas” o “blancas” según su contenido y carga de subjetividad.

6. Biografía

La biografía es un tipo de texto narrativo en el que un autor narra la vida de una persona, los eventos importantes que sucedieron durante su existencia y, generalmente, las aportaciones sociales que dicho personaje realizó en un contexto temporal y cultural concretos. Cuando el propio autor es quien realiza la biografía, este tipo de obra se considera autobiográfica.

Una biografía es una historia, aunque no lo parezca, pues se está contando realmente una sucesión de hechos en un intervalo físico y temporal concretos, con un personaje principal real. El hecho de que no se trate de una obra ficticia no implica que no se considere un tipo de narrativa. La biografía de Cristina Ortiz (La Veneno) es un ejemplo de obra narrativa biográfica. En ella, se cuentan las vivencias de la artista, en base a su visión subjetiva de los hechos.

7. Reportaje

Un reportaje también es un tipo de historia de índole narrativa, aunque quizá se trate del formato literario más objetivo que nos hemos encontrado hasta ahora. Este trabajo documental está planificado de forma objetiva y, por tanto, su meta principal es informar a los lectores de un hecho concreto. De todas formas, también puede contener opiniones y visiones personales del autor.

Michael Moore es uno de los reyes de reportajes de índole subjetiva en la cultura estadounidense. Piezas como “Bowling for Columbine” o “Farenheit 9/11” se han convertido en verdaderas obras de culto en el ámbito periodístico.

Reportaje

Resumen

Como puedes ver, el término “historia” (desde un punto de vista literario) y “narrativa” son términos prácticamente indistinguibles, pues ambos engloban una serie de recursos y estructuras para contar un hecho de forma ordenada en el tiempo, sean estos reales, ficticios o una mezcla de ambos.

Al fin y al cabo, una historia requiere de una serie de elementos comunes para ser tal (narrador, tiempo, espacio y personajes), pero, a partir de aquí, la libertad y practicidad reinan sobre todo lo demás.

Comparte:
¿Te ha gustado?
Estilonext Logo
Estilonext es una revista digital de actualidad, cultura y ciencia enfocada a personas jóvenes, dinámicas y con espíritu creativo y transgresor. Hablamos sobre salud, psicología, relaciones, noticias, tendencias...
  • azsalud
  • médicoplus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 Estilonext. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies