Salud y bienestar

Huesos del cráneo y la cabeza: anatomía y funciones

¿Alguna vez te has puesto a pensar en lo frágil que sería el cerebro sin los huesos que lo rodean?
Huesos del cráneo

En ocasiones es beneficioso tener un escudo, en especial si te protegen de daños letales, justo como ocurre en el caso del cerebro humano, el cual sin tener la protección de los huesos que recubren la cabeza se encontraría totalmente expuesto a daños irreversibles y por ende, sería el fin de nuestra existencia.

Esa es la importancia de los huesos en nuestro cuerpo, no solo son nuestro soporte (pues no podemos siquiera estar de pie siendo solo músculos) sino que es nuestra muralla contra los impactos.

Pero, ¿son los huesos de nuestra cabeza aún más importantes? No hay forma de determinar qué huesos tienen mayor prioridad en el cuerpo humano, porque todo el esqueleto comprende un mismo objetivo y es el de proteger los órganos internos para que podamos sobrevivir al exterior. Pero el cráneo tiene un plus y eso es que ayuda a la formación completa del cerebro de manera correcta, además de a protegerlo.

Y justo ese es el tema que tocaremos en este artículo, podrás ver cuáles son los huesos del cráneo y sus funciones principales, así conocerás cada aspecto de esta armadura natural humana.

¿Qué son los huesos craneales?

Hay que hacer una pequeña pero importante distinción en este apartado acerca de qué conforman los huesos craneales y los huesos faciales, pues no son lo mismo.

Para empezar, el cráneo es la protección ósea natural que tiene el cuerpo humano para resguardar al encéfalo, por lo que solo se encuentra en nuestra región superior de la cabeza. Mientras que, las partes inferiores se consideran huesos faciales, las cuales conectan con el cráneo y soportan todos los órganos y músculos de la cabeza.

¿Cómo se ven juntos? Pues, es la imagen clásica que podemos ver para identificar a los piratas o a las cosas peligrosas, es decir, una calavera. Justamente como es difícil separarlas, al menos de manera visual, se han dividido estos huesos de la cabeza en dos secciones:

  • Huesos del neurocráneo, que es el cráneo en su totalidad, es decir, los huesos que recubren el encéfalo.

  • Huesos del viscerocráneo, el cual comprende el resto de los huesos inferiores (mandíbulas, oídos, nariz y cuencas oculares).

Cerebro

Huesos del cráneo y la cabeza: anatomía y funciones

Aquí vamos a conocer no solo los huesos que recubren el cerebro, sino que además exploramos un poco más en los huesos inferiores de la cabeza.

1. Huesos del neurocráneo

Como ya hemos mencionado, estos son los huesos que protegen al cerebro en su totalidad, pero se encuentran solo en la parte superior de nuestras cabezas.

1.1. Hueso frontal

Es el hueso que se encuentra ubicado en la región frontal del cerebro y permite dar la forma de la frente a la cabeza. Esta se extiende justo antes de las cuencas oculares, por lo que también es el puente que conecta los huesos neurocraneales con los del viscerocráneo. Su función principal es proteger la región frontal del cerebro y por ende, asegurarnos de poseer todas las capacidades del raciocinio y las funciones ejecutivas mentales.

1.2. Hueso occipital

Esta se encuentra en el polo opuesto, por lo que está detrás de la cabeza protegiendo a la región occipital cerebral. Se extiende desde la parte posterior superior del cráneo (donde termina el hueso frontal) hasta la nuca, formando una cavidad cóncava y cuya función es proteger el cerebelo, el tronco encefálico, parte de los lóbulos occipitales y parietales, resguardando así, las capacidades motoras en su mayoría.

1.3. Huesos temporales

Estos son dos huesos ubicados a cada lado del cráneo, por debajo de los huesos parietales y cuyo objetivo es proteger los lóbulos temporales, se une con el resto del cráneo por las suturas coronarias (frontal), escamosas (parietal) y lambdoidea (occipital). Quienes se encargan de darle el funcionamiento mayor a lo que es la capacidad del lenguaje auditivo y la comprensión del habla, además protegen la percepción auditiva.

1.4. Huesos parietales

De la misma forma que el anterior, se tratan de dos huesos ubicados a ambos lados de la cabeza, pero esta vez en la parte superior conformando la coronilla y sus alrededores, presentan una simetría entre ambos y se encuentran soldados. Sus funciones lo dividen en tres zonas:

  • Zona escamosa, donde protege parte de la corteza cerebral y por ende los procesos de la creatividad y la imaginación, la percepción y el juicio.

  • Zona mastoides, que protegen parte de la mandíbula y el cuello.

  • Zona pétrea, la cual se cataloga como la base del cráneo ya que se encuentra en una zona muy profunda y se encarga de parte de las funciones auditivas.

1.5. Etmoides

Se ubica detrás de la nariz, en la parte interna de la cara, específicamente entre el esfenoides y el hueso nasal, su morfología es de una textura rugosa y presenta varias cavidades, entre ellas las órbitas oculares y las fosas nasales. Actuando a su vez como el separador entre ambas y como puente conector con las meninges.

1.6. Esfenoides

Muchos consideran a este hueso como la piedra angular de la base de cráneo y posee una figura bastante particular ya que se asemeja a la de una mariposa. Está ubicada a la altura de la sien y se extiende de lado a lado del cráneo, de manera horizontal. Además está conectada con los huesos frontal, temporal y occipital, por lo que mantiene la mayor unión de los huesos craneales.

2. Huesos del Viscerocráneo

En este apartado conocerás el resto de los huesos que conforman la cabeza, es decir, los que se encuentran en la parte inferior del cráneo.

Viscerocráneo

2.1. Mandíbula

Es quizás el hueso más peculiar de todos en la cabeza, ya que es el único que tiene la capacidad de movimiento, posee una base y dos ramas laterales unidas a los huesos temporales. En ella se desarrollan los dientes inferiores y la estructura bucal, por lo que posee una de las grandes funciones: el habla y la capacidad de masticar.

2.2. Maxilar

Es un único hueso irregular, corto y compacto en el cráneo y se sitúa en la parte central del rostro, desde la parte superior de la boca hasta la base de las fosas nasales. Es la base en la que se desarrolla la dentadura superior y a su vez es la base del resto de los huesos del viscerocráneo.

2.3. Palatino

Esta es una extensión del hueso maxilar y tiene mayor profundización con la superficie de la cara. Conforma el techo de la boca y sirve como soporte para los tejidos internos.

2.4. Vómer

Este se encuentra detrás del maxilar como una lámina fina vertical y por debajo de la nariz, por lo que colabora con la formación del tabique nasal.

2.5. Huesos nasales

Son dos huesos pequeños que están unidos entre sí, en el medio de la cara, conformando el tabique nasal y el cartílago, por lo que protege a la nariz.

2.6. Concha nasal inferior

También conocido como cornete nasal inferior, se ubica detrás de las fosas nasales. Posee una consistencia esponjosa y pegajosa que brinda soporte a los tejidos que se recubren de mucosa nasal y vaso sanguíneo y permite la entrada del aire a la nariz.

2.7. Huesos lagrimales

También se tratan de dos pequeñas estructuras, ubicadas detrás del hueso maxilar más específicamente en las cuencas oculares y, como su nombre lo indica su principal función es la de proporcionar una vía para que las lágrimas puedan correr del ojo a la cavidad nasal.

2.8. Huesos cigomáticos

Son los huesos que conforman los pómulos, por lo que tienen una forma romboidal, ubicada en la parte inferior de las cuencas de los ojos. Convirtiéndose en un punto de encuentro de los músculos que participan en la masticación y del soporte físico de los ojos.

2.9. Huesecillos del oído

Estos tres pequeños huesos del oído forman también parte del viscerocráneo, aunque estos no posean una función de soporte o estructura, como el resto de los huesos de la cabeza. Sin embargo merece una mención especial debido a las funciones que cumplen. Estos son los huesos más pequeños de todo el cuerpo humano y se encuentran especializados en transmitir las vibraciones, por lo que es una de las funciones más importantes de todas.

Como se encargan de captar las vibraciones, podemos tener la capacidad de interpretar los patrones de ondas que capta el tímpano y son recibidos por el oído interno, mediante señales eléctricas que llegan a los nervios auditivos y viajan a través del cerebro, para finalmente transformando la información recibida en los distintos sonidos que captamos.

Como puedes ver la cabeza es una de las estructuras más complejas de todo el cuerpo humano, con bases que son tan sólidas como delicadas al mismo tiempo, porque deben tener la fortaleza de protección pero la suficiente flexibilidad para moldear cada forma de los huesos del viscerocráneo y el neurocráneo.

Comparte:
¿Te ha gustado?
Estilonext Logo
Estilonext es una revista digital de actualidad, cultura y ciencia enfocada a personas jóvenes, dinámicas y con espíritu creativo y transgresor. Hablamos sobre salud, psicología, relaciones, noticias, tendencias...
  • azsalud
  • médicoplus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 Estilonext. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies