Las 11 partes del ojo humano (y sus características)

El ojo es una de las herramientas principales del organismo, averigua cómo funciona y su composición.
Partes del ojo

Dicen que los ojos son las ventanas del alma, que tan solo con mirar a una persona podemos conocerla por completo. Al observar fijamente nos damos cuenta de las mentiras, verdades y reacciones que causamos en otros.

Ver cada detalle del mundo y descubrir la belleza en los colores y formas que tiene la vida cotidiana. Pero alguna vez te has preguntado: ¿cómo funciona exactamente nuestro sistema ocular?

Después de todo, este se encuentra conformado por muchas partes que podemos ver y otras que no podemos porque están dentro de nuestro cerebro, conectados por miles de terminaciones nerviosas que trabajan para hacer funcionar a nuestros ojos. ¿Te da curiosidad averiguar más?

En este artículo hablaremos sobre las partes del ojo y todas sus características para que puedas apreciar todo el trabajo interno que hace posible el poder ver.

¿Cómo funciona el ojo humano?

Esencialmente, el ojo humano es un órgano fotorreceptor, es decir, es capaz de detectar la luz y sus matices, para darle forma y sentido a los objetos del mundo. Esto ocurre gracias a la transformación de la energía lumínica en impulsos eléctricos, las cuales son enviadas a través de los nervios ópticos.hacia el centro nervioso de la visión, ubicado en la parte occipital del cerebro.

Existen 6 músculos oculares que se encargan de realizar los movimientos del ojo (arriba, abajo y hacia los lados) y para enfocar de manera convergente. Es decir, que ambos campos visuales (izquierdo y derecho) puedan orientarse hacia el mismo objeto que se está viendo. Esto es gracias a un funcionamiento simultáneo de ambos.

Anatomía del ojo humano

El ojo humano es una esfera de 12 milímetros de radio, con una especie de cúpula en su parte frontal, la cual tiene un radio de 8 milímetros. Es además extremadamente sensible a los agentes externos que penetran en su interior, incluyendo los más diminutos como el polvo o las gotas de agua, debido a que es un órgano inervado, lo que significa que posee muchas fibras nerviosas.

Pero además, cuenta con una anatomía que se puede dividir en tres grandes estructuras, dependiendo de sus capas. Las cuales cuentan con diferentes partes que se encargan de una función específica. Averigua cuáles son.

Anatomía del ojo

1. Capa externa del ojo

Es la capa de algún modo “invisible” que soporta y da protección a todo el órgano ocular, pues se encuentra en la parte frontal, exponiéndose a los factores y agentes externos del ambiente.

1.1. Córnea

Este se refiere específicamente a la cúpula convexa o casquete esférico que recubre al ojo como tal. Se caracteriza por ser un tejido transparente y sin vasos sanguíneos, aunque si se ve afectada por la inervación del ojo que lo conecta al sistema nervioso. Su principal función es refractar y enviar la luz hacia la parte posterior del ojo, es decir, hacia la retina.

1.2. Esclerótica

Esta parte si es visible por nosotros, la conocemos como el fondo blanco de nuestros ojos, donde además es observable pequeños vasos sanguíneos además del iris. Es también conocida como el esqueleto ocular, pues es lo que ayuda a que este conserve su forma.

Su estructura es opaca y de textura fibrosa y en ella se encuentran los músculos externos que permiten los movimientos del ojo.

1.3. Conjuntiva

Se trata de una membrana que envuelve la esclerótica y su función es la producción de las lágrimas y mucosidades. Las cuales sirven como una forma de lubricación y desinfección natural del ojo.

2. Capa media del ojo

Es la capa visible, ya que representa el punto focal de todo el órgano ocular, incluyendo el color del mismo.

2.1. Coroides

Contienen los vasos sanguíneos y el tejido conectivo del glóbulo ocular, los cuales oxigenan y nutren al mismo para que pueda funcionar de manera adecuada. Poseen además una clase de pigmento que ayuda a reducir el exceso de luminosidad, previniendo así la visión borrosa.

2.2. Cristalino

Es la lente natural que posee el ojo y su principal función es la de enfocar los objetos percibidos desde distintas distancias, ayudando a la retina a que de forma a la imagen que estemos viendo.

Se encuentra detrás del iris y se compone de un lente biconvexa, elástica y transparente, la cual tiene la capacidad de cambiar de forma para adaptar su enfoque. Esta habilidad es conocida también como “acomodación”.

2.3. Iris

Conocemos a esta estructura como aquella que posee el color de nuestros ojos (el cual es otorgado según nuestra concentración de melanina). Pero además se encarga de proteger y regular la cantidad de luz que entra en nuestros ojos y según el nivel de iluminación presente a nuestro alrededor tiene la capacidad de contraerse o dilatarse, procesos denominados miosis y midriasis respectivamente. Además sirve como separación de la capa anterior y posterior del ojo.

2.4. Pupilas

Lo podemos apreciar como el pequeño orificio negro que está en el centro del iris, ya ue se encuentra bordeado por este. Es una cavidad hueca, por lo que es posible observar el interior del ojo mismo. Esta trabaja junto a la pupila en la regulación de la cantidad de luz entrante, por lo que también posee las capacidades de midriasis y miosis dependiendo de la luz ambiental.

2.5. Cuerpo ciliar

Es la responsable varias funciones que influyen en las estructuras de la capa media. Por ejemplo: se encarga de unir el iris con las coroides, es la que produce el humor acuso del globo ocular y es la que proporciona el proceso de acomodación del cristalino.

3. Capa interna del ojo

También conocida como cavidad posterior, es lo que se puede encontrar la final del camino y se encarga de las funciones visuales.

3.1. Humor acuoso

Como su nombre lo indica, es un líquido acuoso transparente rico en vitamina c, glucosa, ácido láctico y proteínas. Que se presenta tanto la cavidad interna como la cavidad anterior. Su función principal es la de oxigenar y nutrir la córnea y el cristalino.

Es necesario que exista un equilibrio delicado entre la producción y salida de humor acuoso pues, un exceso de este dentro de la córnea puede provocar una presión intraocular alta y causar enfermedades como el glaucoma.

3.2. Humor vítreo

Por el contrario, este es en realidad un tejido transparente y de textura gelatinosa que se encarga de proteger al ojo de posibles impactos. Ocupa dos tercios de la estructura ocular pues se encuentra en todo su interior.

3.3. Retina

Se encuentra en la parte más profunda del globo ocular y ocupa la función de la capacidad visual, incluyendo su agudez y la discriminación de los detalles de los objetos. Por lo que tanto su estructura como su papel es complejo. Se trata de una membrana fotosintética, por lo que es el lugar donde la luz se transforma en energía para ser llevada al sistema nervioso a través de los nervios ópticos.

Posee las células que son sensibles a la luminosidad (conos y bastones) conocida como fotorreceptores. Como curiosidad es que existen solamente 3 conos y son los encargados de la percepción del color, pero miles y miles de bastones los cuales se encargan de producir las tonalidades en blanco y negro y adaptar nuestra visión nocturna, por lo cual, son más sensibles.

Cuidados para nuestros ojos

Es importante que tengamos una rutina de cuidados para nuestros ojos, de manera que puedan conservar su salud y sus funciones óptimas por mucho tiempo. Es normal que con el tiempo, la capacidad visual se vaya desgastando, pero si sometemos a nuestros ojos a ciertas actividades podemos acelerar esta degeneración más temprano de lo normal.

1. Exposición a la luz

La exposición excesiva a la luz es una de las causas más comunes de enfermedades, molestias oculares y del desgaste de la calidad ocular. Ya que las estructuras están trabajando de más frente a una luminosidad difícil de regular por mucho tiempo.

Por lo que es necesario que evites pasar demasiado tiempo frente a tu ordenador o cualquier aparato electrónico, no mirar directamente hacia la luz del sol, salir a la calle durante un día muy soleado sin lentes para el sol y disminuir la intensidad de las luces artificiales en un lugar pequeño.

2. Reducir la reflexión

La reflexión de la luz sobre el lente natural o en las gafas provocan también malestares oculares como dolores de cabeza, sensación de pesadez o hinchazón ocular, irritación y resequedad. Que, si no son tratados a tiempo pueden derivar en complicaciones mayores con el tiempo, como visión borrosa o pérdida de enfoque.

Por lo que asegúrate de reducir lo más posible el brillo de tus aparatos electrónicos para que se adapten a tu campo visual y a la luminosidad ambiental, opta por el modo nocturno si lees de noche y por colocar filtros de luz azul en los mismos durante el día. Además asegúrate de pedir antirreflejos en tus gafas cuando acudas a tu óptica, para evitar el reflejo de luz en los cristales.

3. Forzar la vista

Esto ocurre cuando tratamos de enfocar lo más posible el ojo a un punto que llega a causar malestar. Por ejemplo, al leer letras pequeñas, leer en una pantalla brillante o por el contrario, realizar actividades sin la cantidad de luz adecuada. Así que siempre trata de aprovechar al máximo la luz natural del día y no sigas trabajando en la oscuridad.

4. Cuida tu azúcar

Los niveles de azúcar se encuentran estrechamente relacionados con la salud y funcionalidad del ojo, recordemos que el líquido acuoso posee glucosa y al tener problemas de diabetes o de insulina puede afectar la calidad visual con el paso del tiempo. Incidiendo en la aparición de cataratas.

5. Nútrete

Es importante consumir nutrientes que benefician la salud ocular, como alimentos ricos en vitaminas C y A, minerales que ayudan a protegerlos de los rayos UV y proteínas que refuerzan el sistema inmune para prevenir enfermedades y molestias oculares. Como por ejemplo: frutas de tonalidades verdes, amarillas y naranjas, vegetales ricos en betacarotenos, lácteos, huevos y carnes blancas.

6. Tener un chequeo ocular regular

Siempre es importante visitar a un oftalmólogo por lo menos una vez al año para revisar la salud de nuestros ojos. De esta manera podemos estar prevenidos ante los desastres naturales, tratamientos recomendados o consejos para disminuir su aparición.

De igual manera, si tienen gafas indicadas por un especialista, debes hacerte un chequeo regular para evaluar la calidad de los cristales y la evolución de tu mejoría.

María González Sanz

María González Sanz

Médico de cabecera

María nació en Terrassa en 1992. Es Graduada en Medicina por la Universitat de Barcelona, y actualmente está realizando el periodo de residencia como especialista en Medicina Familiar. Escribe en EstiloNext semanalmente enriqueciendo nuestro contenido con temas médicos de gran interés.