Los 5 tipos de Asexualidad (y sus características)

La asexualidad es una condición rodeada de desconocimiento y estigma. Aunque se ha llegado a dudar de su existencia, este fenómeno no solo existe, sino que puede manifestarse de diversas formas. Veamos cuáles son.
Tipos asexualidad

Actualmente existe una conciencia mucho mayor que hace años de la existencia de diversas orientaciones sexuales. La tolerancia de esta realidad se ha ido imponiendo al tradicional heterocentrismo. Antaño, existía la suposición generalizada de que la mayoría de la población tenía una orientación heterosexual, de forma que todo aquello alejado de la norma (homosexuales, bisexuales, transexuales…) era tachado como patológico. Aunque afortunadamente este pensamiento ha cambiado para una gran parte de la población occidental, aún existe una orientación que podríamos calificar como la gran desconocida: la asexualidad.

Aunque algunos han tratado de calificar la asexualidad como una enfermedad, recientemente esta ha comenzado a ser ampliamente investigada y calificada como una orientación sexual más. Las personas asexuales carecen de impulso sexual, aunque pueden experimentar atracción romántica hacia otras personas. Muchas personas asexuales se ven obligadas, en cierta forma, a mantener relaciones a pesar de la falta de deseo. Esto se debe a que muchos desean tener hijos o simplemente quieren satisfacer a su pareja no asexual.

La asexualidad en sí misma no constituye ningún problema. Sin embargo, el rechazo y desconocimiento de los demás puede generar un sufrimiento adicional en la persona. De hecho, muchas personas asexuales tardan años en descubrir su orientación sexual, ya que nunca se habla de esta posibilidad. Todo ello puede repercutir seriamente en el bienestar psicológico de la persona y sus relaciones.

Si nunca has oído acerca de este asunto y quieres saber al respecto, estás en el lugar adecuado. En este artículo vamos a tratar de indagar sobre qué es la asexualidad, qué características se pueden observar en alguien con este tipo de orientación sexual y los tipos de asexualidad existentes.

¿Qué es la asexualidad?

La asexualidad es un tipo de orientación sexual en el que la persona carece de deseo sexual hacia otras personas. La persona puede sentirse atraída a nivel romántico, intelectual o emocional hacia los demás, pero no experimenta deseo de mantener relaciones sexuales con ellos. Las personas asexuales no mantienen relaciones con otras personas por norma general.

No obstante, sí que pueden llegar a masturbarse, especialmente los hombres. Sin embargo, la masturbación no se vive igual que en las personas sexuales, ya que no responde a un estímulo concreto. Esta se vive, más bien, como una necesidad fisiológica que debe ser satisfecha con cierta frecuencia. Dado que se trata de una orientación sexual, lo más habitual es que la asexualidad permanezca durante toda la vida de la persona. No obstante, luego revisaremos los distintos tipos y veremos cómo hay ciertos matices dependiendo de cada individuo.

Debido a la falta de información acerca de la asexualidad y el estigma que rodea a esta condición, es habitual que esta no sea reconocida hasta pasado un tiempo. Por esta razón, es importante conocer aquellas señales que pueden indicar que una persona es asexual para poder facilitarle comprensión y apoyo y evitar un sufrimiento inncecesario derivado de factores externos (incomprensión, sentirse juzgado, poner en duda su orientación sexual, considerar que padece una enfermedad que debe ser tratada, etc).

Las señales más habituales que se asocian con la asexualidad son las siguientes:

  • Ausencia de atracción sexual.
  • No experimentar deseo de contacto sexual incluso después de tiempo de abstinencia.
  • Vivir las relaciones desde la presión o el deber y no desde el deseo y el disfrute.
  • Tener dudas sobre la orientación sexual, ya que la persona no siente deseo por otras personas y percibe que no encaja en los esquemas sociales establecidos.
  • Percibir una conexión emocional que no es proporcional al deseo físico / sexual.

Cabe señalar que existe una diferencia importante entre asexualidad y celibato. En el primer caso la persona no mantiene relaciones porque no siente deseo para ello. Sin embargo, en el segundo sí existe deseo, solo que por cuestiones de diferente índole (por ejemplo, religión), la persona debe hacer un esfuerzo por reprimirlo para poder mantenerse célibe.

Qué es asexualidad

¿Cómo son las relaciones de una persona asexual?

El hecho de que una persona sea asexual y, por tanto, no sienta deseo sexual, arroja muchas preguntas en torno a las relaciones y la posibilidad de tener una vida sentimental normal. Como comentamos antes, las personas asexuales carecen de impulso sexual, aunque pueden sentir atracción emocional y romántica. Esto implica que, por supuesto, pueden enamorarse y establecer vínculos sentimentales con otras personas.

Por otro lado, aunque no sientan deseo sexual hacia otras personas, en el marco de la pareja pueden llegar a establecer ciertos acuerdos que satisfagan a ambas partes. Es decir, determinar una frecuencia en las relaciones que se ajuste a las necesidades y deseos de ambos de manera equilibrada. En este sentido, y como en cualquier relación de pareja, debe existir una comunicación abierta y fluida, de forma que el miembro asexual se sienta respetado por parte del otro.

¿Qué clases de asexualidad existen?

Aunque hemos estado hablando de asexualidad en términos generales, lo cierto es que cada persona vive y gestiona su ausencia de deseo sexual de forma distinta. No existe un consenso respecto a la clasificación de los tipos existentes, aunque aquí plasmamos los más frecuentes:

1. Asexuales arrománticos

Los asexuales de este tipo no experimentan deseo sexual ni sienten la necesidad de mantener relaciones románticas con los otros. Generalmente, no muestran disposición a mostrar interés sentimental por alguien específico. A menudo se suele presuponer que los asexuales arrománticos son personas frías, carentes de sentimientos o incapaces de relacionarse con los demás. Sin embargo, esto no es en absoluto así. Un asexual arromántico puede mantener relaciones sociales con otras personas, solo que no desea mantener vínculos íntimos de pareja.

Asexualidad arromántica

2. Asexuales románticos

Son aquellos que, pese a carecer de deseo sexual, desean mantener relaciones de pareja. Este tipo de orientación nos indica que, en efecto, amor y deseo pueden darse por separado. A diferencia de la idea que se suele tener acerca del amor romántico, los sentimientos por otra persona no tienen por que implicar atracción sexual necesariamente. Los asexuales románticos pueden, a su vez, conformar cuatro tipos distintos:

2.1. Heterománticos

Este tipo de asexual se siente atraído para establecer relaciones sentimentales con personas del sexo opuesto.

2.2. Homorománticos

Los homorománticos son asexuales con preferencia por las relaciones con personas de su mismo sexo.

2.3. Birománticos

Este tipo se refiere a los asexuales que experimentan una misma atracción por ambos sexos.

2.4. Panrománticos

La atracción en este tipo de asexualidad no depende del sexo o el género de la otra persona, simplemente se experimentan sentimientos hacia otro individuo, sin mayores condicionantes. Además de los tipos de asexualidad que hemos comentado, también existen algunas orientaciones sexuales que guardan ciertas similitudes con la asexualidad.

  • Demisexualidad: Este tipo de orientación consiste en que la persona siente atracción sexual sólo cuando experimenta sentimientos románticos hacia el otro. Es decir, la atracción sexual es un producto derivado de un sentimiento más primario. Por lo tanto, si no se produce esa vinculación sentimental, la persona no puede sentir deseo.

  • Gris-asexualidad: Este tipo de orientación resulta un tanto peculiar, ya que no se trata de un estado estable sino oscilante. La persona gris-asexual se encuentra en un continuo vaivén entre la asexualidad y la sexualidad. Por lo tanto, es habitual que se alternen períodos donde la persona experimenta deseo de mantener relaciones sexuales con otros en los que este desaparece.

Asexualidad romántica

Conclusiones

En este artículo hemos profundizado en un aspecto muy poco conocido: la asexualidad. La sociedad ha dado pasos importantes en favor del colectivo LGBT. Sin embargo, aún queda mucho por hacer en cuestiones relacionadas con la igualdad y los derechos de las personas no heterosexuales. Especialmente, en este artículo hemos querido enfocarnos en una de las orientaciones más olvidadas: la asexualidad.

La asexualidad ha recibido escasa atención de las investigaciones hasta hace tan solo unos años, y ahora se están empezando a esclarecer cuestiones relevantes sobre esta orientación sexual. Las personas asexuales se topan con una gran desinformación, lo que da pie a una enorme confusión e incertidumbre.

Tener una orientación sexual fuera de lo normativo no resulta fácil muchas veces, pero el estigma que rodea a las personas asexuales es especialmente demoledor en muchas ocasiones. En muchos momentos, la persona experimenta sufrimiento no tanto por su condición sexual en sí misma, sino por las presiones externas que recibe del entorno. Muchos asexuales que han establecido relaciones románticas han visto cómo su ausencia de deseo les ha costado la ruptura y la incapacidad de poder afianzar relaciones estables.

Por otro lado, aún existen creencias arcaicas relacionadas con la asexualidad. Se ha llegado a plantear por algunos como una enfermedad, aunque, como hemos dicho, esta alternativa se ha descartado en los últimos años. Los asexuales muchas veces se encuentran con la incomprensión de los demás, ya que para las personas sexuales es inconcebible la ausencia de deseo. También tienen que tolerar comentarios que hacen entender que, quizá, su “defecto” pueda tratarse o revertirse de alguna forma.

En este artículo queremos plasmar un punto de vista muy distinto. En lugar de depositar el problema en la persona, entendemos que es crucial la psicoeducación de la población sobre este tipo de temáticas, ya que solo de esa manera estas podrán ser comprendidas y respetadas. Este artículo es un intento de contribuir a este fin.

Comparte:
¿Te ha gustado?
Estilonext Logo
Estilonext es una revista digital de actualidad, cultura y ciencia enfocada a personas jóvenes, dinámicas y con espíritu creativo y transgresor. Hablamos sobre salud, psicología, relaciones, noticias, tendencias...
  • azsalud
  • médicoplus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 Estilonext. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies