9 claves para masturbar de forma más placentera a un hombre

La masturbación es una forma importante de dar placer a uno mismo y a tu pareja, por lo que es importante hablarlo y trabajarlo.
Masturbar a un hombre

El sexo no consiste solamente en la penetración e intentar distintas posiciones sexuales en cada encuentro, sino que también existen otros factores involucrados, como los conocidos ‘juegos previos’.

Estos preliminares no solo sirven para preparar a nuestra pareja para disfrutar el momento más íntimo, sino que es una excelente forma de dar placer y conocernos al mismo tiempo. La intimidad no necesita ser lineal, ni tradicional, debe ser la adecuada para ti y tu compañero o compañera.

Algunas personas caen en el error de no acariciar a sus compañeros hombres durante el acto sexual, piensan que solo estarán complacidos con el momento de la penetración y que el trabajo de las mujeres es dejarse tocar. Pero esto es totalmente erróneo, los hombres disfrutan de ser tocados por sus parejas, ya que es otra sensación diferente a cuando lo hacen ellos mismos, creando un vínculo entre los dos al mismo tiempo.

Es por ello, a continuación hablaremos de la importancia de la masturbación masculina y te brindaremos las claves ideales para asegurar su disfrute gracias a tu mano.

¿Qué es la masturbación?

Por definición, la masturación es el acto de estimular los óganos sexuales a través de su manipulación, puede hacerse en solitario, en la íntimidad del hogar o compartir un momento de placer extra con tu pareja a través de la masturbación mutua. La obtención de placer se logra gracias a la acción de frotar las manos contra los genitales, pero además también se pueden hacer uso de los llamados juguetes sexuales (más frecuentemente en la masturbación femenina).

Como un par de curiosidades de la masturbación es que la aparición de esta durante la etapa infantil fue descubierta por Sigmund Freud quién aseguraba que era parte natural del desarrollo. También está el dato que, algunas personas no consiguen llegar a un orgasmo a través de la masturbación a pesar de que sí obtienen cierto grado de placer.

La masturbación sirve no solo para conocerse, en el caso de los hombres, sino además para liberar la presión acumulada en la zona escrotal que provoca malestares e incomodidades físicas. Sin embargo, muchos han afirmado que sienten más placer cuando su pareja los masturba en comparación a cuando lo hacen ellos mismos. También les otorga la ventaja de aprender a controlarse durante el acto sexual para que este dure más tiempo.

Mitos de la masturbación

A pesar de que la masturbación trae muchos beneficios para la salud completa del organismo y garantizar un mayor disfrute sexual, está a su vez plagada de mitos que aún en día hacen a algunos temerle. Son los siguientes.

1. Incide en la fertilidad

Uno de los mayores mitos sobre la masturbación masculina y que no posee ninguna base científica es que está influye negativamente en la fertilidad por la pérdida de esperma. Cuando de hecho ocurre todo lo contrario, la masturbación beneficia a renovar el esperma y mantener los conductos libres de bacterias e infecciones.

2. La sensibilidad disminuye

Otro mito es el de la pérdida de la sensibilidad en la piel y en el disfrute sexual. Lo cual es falso pues, el masturbarse ayuda a que el cuerpo se vuelva más sensible y receptivo. Aunque si te masturbas por ejemplo varias veces seguidas es posible que haya una irritación y molestias internas.

3. Hace daño a la piel

Si bien, como acabas de leer, hacerlo seguidamente en un mismo instante puede causar irritaciones y molestias tanto internas como externas. No existen estudios que afirmen que cause daño a la piel que recubre el pene por la fricción. Por el contrario, sabemos que masturbarnos ayuda a tener una piel más saludable gracias a la irrigación sanguínea.

4. Es adictivo

Si bien, la masturbación se disfruta bastante, no es algo adictivo. Aunque es por completo normal e incluso recomendable que se realice de forma contínua pues, mantiene el cuerpo activo.

5. Trae problemas de salud

Como que produce calvicie, callos, acné, ceguera y hasta embolias o cáncer. No hay ninguna base científica que afirme este mito, por el contrario, lo desmiente. La masturbación solo ofrece ventajas para el sistema inmunológico pues lo refuerza, ayuda a la circulación y oxigenación sanguínea, a la liberación del estrés y la tensión muscular.

Desmintiendo la anatomía masculina

Muchas mujeres creen que solo se trata de hacer movimientos arriba y abajo por todo el pene y listo, el hombre ha conseguido todo el placer que quiere. No, en realidad la anatomía sexual masculina va un poco más allá. El pene no es la única zona erógena del hombre, también está el glande, los testículos, el perineo e incluso el ano.

El glande es la versión masculina del clítoris femenino, por lo que su estimulación causa un gran placer. Esto es gracias a que este tiene muchas terminaciones nerviosas esparcidas a lo largo de la longitud del pene. Mientras que los testículos son sumamente sensibles al calor del tacto de las manos, al igual que perineo.

Mientras que, en el ano es donde los hombres tienen su punto G, por lo que la estimulación anal en ello es incluso aún más placentera que en la femenina.

Claves importantes para masturbar a un hombre

Si bien la masturbación no requiere de mucho esfuerzo o técnica, tu pareja apreciará y se sorprenderá de que tengas en cuenta algunos puntos claves para rendirlo absolutamente ante el placer.

1. Ve despacio

Este es tanto un mito como una ignorancia. Muchas mujeres piensan que deben masturbar a su pareja con movimientos rudos y rápidos porque existen hombres que lo hacen así con ellos mismos. Cosa que no desmienten.

Pero en realidad, los hombres aprecian que se comiencen con movimientos lentos y precisos, que juegues un poco con ellos variando el ritmo, haciendo movimientos circulares o detenerte unos segundos más en un punto que otro. Luego ve aumentando la velocidad hasta que logre el clímax.

2. No olvides la lubricación

La piel del pene es bastante delicada y se irrita con facilidad. Por ello debes tener en cuenta que debes otorgar lubricación antes de masturbar a tu pareja, bien sea con un aceite esencial, cremas o con propios lubricantes sexuales especiales.

3. Incluye el sexo oral

Incluir el sexo oral mientras estás masturbando la base del pene de tu pareja o acariciando su saco escrotal es algo que lo volverá loco de placer. pues puede sentir diferentes texturas, presiones y sensaciones que por sí mismo no puede experimentar.

4. Lee a tu pareja

No existe una técnica o pasos ideales para conseguir la masturbación masculina perfecta, todo se trata de probar y aprobar lo que a tu pareja más le guste. Asegúrate de comunicarte, pregunta si lo disfruta, pídele que te oriente y así podrás encontrar el punto donde ninguno querrá retornar.

5. No te compliques

No busques una posición sexual ideal del kamasutra o imites lo que hacen algún video sexual, solo déjate llevar por el momento y eso sí, mantengan ambos la mente abierta. Prueba con posiciones sencillas, como que tu pareja esté de pie, sentado o acostado para ver cuál es su preferida.

6. Prepara el ambiente

Algo que le encanta a los hombres es que los calienten antes de tocarlos, esto los mantiene intrigados y en expectativa. De manera que, cuando finalmente acaricies a tu pareja sentirá que tus provocaciones han valido la pena. Así que no tengas miedo de llamarlo diciendo tus planes, escribirle textos sensuales o enviarle fotos picantes, no es necesario que sean tuyas, puede ser de un conjunto de lencería sexy que te gustaría utilizar con él.

7. Mímalo

¿Quién dice que no puedes demostrar amor con la masturbación? Este es quizás la gran diferencia entre hacerlo uno mismo y compartirlo con tu pareja. Puedes darle mimos, hablarle de forma sensual al oído, acariciar su cuerpo y demostrarle cuán importante es para ti mientras lo llevas al placer.

8. No olvides el resto de su cuerpo

Dar caricias previas en su cuerpo o un masaje sensual aumentará la tensión sexual de tu pareja y disfrutará más cuando lo ayudes a liberarla y alcanzar su orgasmo. Esto además le demuestra que es atractivo para ti, que amas estar con él y acariciarlo tan íntimamente, en lugar de ser una obligación de las relaciones sexuales.

9. Prueba diferentes cosas

Bien sea diferentes posturas, juguetes o lugares. Recuerda que el sexo no debe ser rígido sino todo lo contrario, debe ser divertido, espontáneo y muy placentero y no lo será si te aferras a lo tradicional.

Así que prueba nuevas cosas, como masturbarlo mientras tienes puesta lencería sexy o un disfraz que le encante, vayan a otro lugar que no sea la habitación, jueguen un poco entre ustedes e incluyan juguetes sexuales, utiliza también tu cuerpo, como los senos, explora otras partes de su anatomía íntima. Como lo dijimos previamente, se trata de probar y aprobar.

Ya sabes, con estas claves lograrás que tu pareja logre alcanzar un gran placer a través de la masturbación realizada por tu propia mano. Hazle saber que su satisfacción es tan importante como la tuya y que juntos pueden trabajar para hacerla inolvidable.

Elvira Cuesta

Elvira Cuesta

Psicóloga clínica

Elvira Cuesta (Madrid, 1994) es Graduada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid y es Máster en Psicología General Sanitaria por la Universidad de Barcelona. Está especializada en periodismo científico, y es colaboradora habitual en revistas como EstiloNext y AZSalud.