Los 10 tipos de Sociología (y sus funciones)

La sociología es esencial para comprender los fenómenos colectivos derivados de las relaciones entre los seres humanos. Veamos cuáles son sus principales ramas.
Tipos sociología

Se estima que, a día de hoy, somos casi 7.600 miles de millones de personas. Con esta imponente cifra reflejamos una realidad inalienable: los seres humanos vivimos en sociedad, nos guste o no. Este concepto polisémico designa a un tipo particular de agrupación entre individuos (humanos y no humanos) cuya relación supera un mero flujo de transmisión genética e implica cierto grado de comunicación y cooperación.

Cuando la sociedad se asienta, se puede producir la transmisión generacional de comportamiento y conocimientos (aprendizaje) para dar paso a la cultura, un proceso más que un producto final. Aunque resulte sorprendente, investigaciones etológicas actuales indican que la cultura no es única en seres humanos, pues otros animales también son capaces de desarrollarla, aunque quizás no tal y como la concebimos nosotros.

Como el comportamiento humano es tan complejo y difícil de delimitar, debe existir una agrupación de ramas científicas que nos ayuden a estudiar la sociedad, cultura y herencia que se transmite entre generaciones: aquí entran en juego las ciencias sociales. Si hilamos aún más fino, veremos que una de las ciencias sociales más importantes es la sociología, encargada de estudiar de forma científica la sociedad humana. Hoy te contamos sus tipos.

¿Qué es la sociología?

La sociología es una ciencia social que tiene como objetivo investigar las relaciones sociales que se producen dentro de una población humana específica. El trabajo de un sociólogo es estudiar, analizar y describir la estructura, funcionamiento y organización de las sociedades, así como las conductas y problemáticas que derivan del hecho de vivir en una de ellas.

Al tratarse de una ciencia, esta disciplina se basa en métodos científicos para obtener respuestas. Estos pueden ser cuantitativos (basados en muestreos aleatorios, estadísticas, números y tendencias) o cualitativos (recopilación de datos no numéricos, como estadísticas y encuestas), pero su objetivo es común: analizar los fundamentos y consecuencias de la una sociedad dada a corto y largo plazo de forma demostrable.

¿Cuáles son las ramas de la sociología?

Bajo esta premisa científica, un sociólogo se puede especializar en muchos campos diferentes, casi tantos como necesidades sociales haya en el mundo a nivel poblacional. A continuación, te presentamos los 10 tipos de sociología más interesantes y sus funciones a nivel humano y científico.

1. Sociología teórica

La teoría sociológica se define como el conjunto de constructos teóricos de la sociología, creados con el fin de poder sistematizar los datos obtenidos en las investigaciones llevadas a cabo por sociólogos y otros especialistas de las ciencias sociales.

La sociología teórica se encarga de reunir, registrar y analizar las teorías que se fundamentan en el comportamiento social, sobre todo en base a su “tamaño” y relevancia. Por ejemplo, un sociólogo que se especializa en la teoría de lucha de clases está ejerciendo un estudio claro de índole sociológica-teórica.

Sociología teórica

2. Sociología histórica

Como su propio nombre indica, esta rama de las ciencias sociales se encarga del estudio de cómo se desarrollan las sociedades a través de la historia del ser humano. Partiendo desde un punto de vista evolutivo relativamente avanzado (pues si no estaríamos ante un estudio prehistórico), esta vertiente recoge cómo el concepto de Estado varía a lo largo de los años, las relaciones que se producen entre sociedades, la aparición de clases o castas, los sistemas políticos planteados y otras muchas cosas más.

La sociología histórica tiene diversos usos, entre los que se encuentran estos 3 pilares esenciales:

  • Validar una teoría: si una teoría social es aplicable a diversos hechos históricos, esta puede verse validada.
  • Comparar y contrastar acontecimientos: quizá te suene la siguiente frase “conocer los errores del pasado es el primer paso para no repetirlos en el futuro”.
  • Establecer causalidades: buscar relaciones entre causas y efectos sociales, no solo en base a la deducción, sino mediante el uso de métodos de investigación.

3. Sociología económica

Esta rama estudia las configuraciones sociales de los fenómenos económicos, a nivel de producción, consumo, intercambio y, por supuesto, innovación. También se encarga del proceso de investigación y descripción de los medios de sustentación económica en las distintas sociedades, en base a una serie de patrones socio-culturales específicos para cada contexto.

Esta vertiente de la sociología se podría diferenciar a su vez en varias ramas, pues se puede estudiar por separado el consumo, la empresa, el trabajo y los mercados. De todas formas, todas estas disciplinas tienen un objetivo común: redefinir en términos sociológicos las cuestiones tradicionalmente tratadas por economistas.

Sociología económica

4. Sociología rural

Como su propio nombre indica, esta rama se encarga del estudio de la vida social en áreas rurales o no metropolitanas, es decir, engloba a aquellas personas que viven en lugares distantes de grandes concentraciones poblacionales. También toca ámbitos interdisciplinares, como la alimentación, la agricultura o el acceso a los recursos naturales, que van “más allá” del núcleo rural propiamente dicho.

Como cualquier otra disciplina de índole científica, la sociología rural incluye el análisis de datos estadísticos (métodos cuantitativos), entrevistas, teoría social, estudios de caso, historias de vida, observación e investigación por encuestas (métodos cualitativos). En base a estos métodos de investigación, se estudia la cultura, creencias y necesidades de los núcleos típicamente rurales.

5. Sociología urbana

Todo lo contrario al caso anterior: esta disciplina se enfoca en los fenómenos sociales fruto de un proceso de urbanización. La sociología urbana tiene una aplicabilidad muy clara, pues, al estudiar las problemáticas y necesidades en las personas que habitan en la urbe, se pueden poner en marcha acciones de urbanismo y diseño de políticas para abordarlas.

En la sociología urbana se estudian un amplio rango de temas: tendencias migratorias, demografía, economía, pobreza, relaciones racializadas, tendencias económicas, segregación y otros muchos factores que surgen, en parte, como producto de la vida en la ciudad.

6. Sociología demográfica

La sociología de la población y demografía es una de las vertientes más densas e interdisciplinares de las aquí listadas. En ella, se estudian conceptos tan complejos como la longevidad y salud de la población de una sociedad dada, las problemáticas por género y edad, las pautas de fecundidad y otras muchas cosas más.

Por ejemplo, el estudio del impacto social de las pensiones en la tercera edad y sus consecuencias a nivel demográfico son eventos que se estudian en esta rama de la sociología.

7. Sociología familiar

Este subcampo de la sociología se encarga de estudiar la estructura familiar como institución social y unidad de socialización desde diversas perspectivas. Se vale, por ejemplo, de métodos cuantitativos (como censos poblacionales) para conocer cómo están distribuidas las unidades familiares en una región, su variación a lo largo del tiempo y posibles explicaciones para ello.

Sociología familiar

8. Sociología de la educación

Como su propio nombre indica, la sociología de la educación investiga el componente más social del propio fenómeno de aprendizaje en el ser humano. Su objetivo principal es comprender las relaciones entre el proceso educativo y la sociedad presente, pues, al fin y al cabo, al pasar por un centro estudiantil todos nos estamos formando para ser lo más “socialmente” productivos posibles.

9. Sociología jurídica

La sociología jurídica o del derecho se especializa en el origen, diferenciación, aplicación, problemas y eficacia de todo proceso jurídico aplicable a una sociedad. No estudia el Derecho como norma o teoría, sino que se encarga de cubrir las postulaciones a nivel práctico, es decir, cómo se traducen a través del Estado y su funcionamiento. Curiosamente, se trata de un área de investigación marginal tanto en el ámbito de la sociología como del Derecho, así que las instituciones que la aplican suelen ir “por libre”.

10. Sociología industrial

La sociología industrial era, hasta hace poco, una vertiente más de la sociología económica, más específicamente en el ámbito laboral. A día de hoy, debido al crecimiento tecnológico e industrial exponencial que experimentamos, esta vertiente se “independiza” para estudiar la globalización, los mercados de trabajo, relaciones de empleabilidad y todo proceso que conlleve a la industria y tenga un impacto en la sociedad.

Sociología industrial

Resumen

La sociología es una herramienta de conocimiento verdaderamente poderosa, pues se basa en el establecimiento de causalidades, recogida de datos, análisis estadísticos y muchas otras cosas para comprender qué fuimos y hacia dónde vamos a nivel social. No solo eso, sino que registra las problemáticas comunes que surgen en cada área de estudio y, por tanto, fomenta la creación de planes y actuaciones que mejoren el bienestar del ser humano que vive en sociedad.

Muchas personas que se dedican a las ciencias naturales caen en el error de creer que las sociales tienen poca aplicabilidad: nada más lejos de la realidad. Si se detecta una problemática social y se proponen soluciones, es gracias al estudio de los 10 tipos de sociología aquí recogidos.

Comparte:
¿Te ha gustado?
Estilonext Logo
Estilonext es una revista digital de actualidad, cultura y ciencia enfocada a personas jóvenes, dinámicas y con espíritu creativo y transgresor. Hablamos sobre salud, psicología, relaciones, noticias, tendencias...
  • azsalud
  • médicoplus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 Estilonext. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies