Sliminazer: ¿realmente funciona o es un fraude?

Sliminazer es un suplemento alimenticio en forma de parche que se pone a la venta al público para ayudar a perder peso. Aquí analizamos su eficacia.
Sliminazer funciona o es un fraude

Se acerca el verano y, con él, las situaciones sociales en las que toca mostrar el cuerpo. La playa, la piscina, salir a la calle a hacer ejercicio y otros actos pueden suponer un momento de vergüenza para las personas que no están a gusto con su imagen y, por ello, en esta época se maximizan las búsquedas en internet de complementos dietéticos. Las personas buscan un método rápido y sencillo que les ayude a perder esos kilos sobrantes, a poder ser, sin tener que acudir a los medios típicos (como las dietas o el ejercicio intenso).

Podríamos decirte que te ames como eres y que la belleza es un constructo subjetivo (y no estaría de más), pero si estás aquí, es porque estás determinado/a para bajar de peso. Por esta razón, hoy te contamos todo lo que debes saber sobre Sliminazer, un suplemento dietético en venta en grandes superficies que parece ayudar en esta tarea. No te lo pierdas, pues la ciencia en estos casos habla por sí sola.

La legalidad de los suplementos alimenticios

En primer lugar, es necesario destacar que Sliminazer entra en la categoría de complementos alimenticios, a pesar de comercializarse en forma de parches cutáneos. Estos suplementos tienen como objetivo ayudar al paciente a perder peso, y suelen estar compuestos por una o más vitaminas, minerales, ingredientes de plantas, aminoácidos o metabolitos, concentrados, constituyentes y extractos de todos los elementos citados.

Como estamos hablando de un suplemento, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) no tiene la obligación de revisar su eficacia, como sí que se hace con los medicamentos que se ponen a disposición del público general (aunque sean de venta sin receta). Así pues, no se siguen procesos experimentales en modelos biológicos, no se contrastan múltiples estudios y, en resumen, no se confirman las propiedades del suplemento casi nunca.

De todas formas, el organismo Dietary Supplement Health and Education Act (DSHEA), anexionado a instituciones gubernamentales, sí que tiene que demostrar que, al menos, el suplemento no es dañino para la salud. Un vendedor de un producto como Sliminazer no tiene que asegurar científicamente que este es útil ni presentar estudios que lo confirmen, pero si genera efectos adversos, se retira del mercado.

Con todos estos apuntes queremos decirte, en resumen, que no te fíes de los suplementos alimenticios, a menos que sean recetados por un nutricionista profesional sin ningún tipo de interés monetario. Ten en cuenta que un vendedor privado no tiene que demostrar la eficacia de su producto: con que lo compres, es suficiente.

Sliminazer, puesto a prueba

Se han realizado múltiples estudios que evalúan la eficacia de comprimidos nutricionales de ingesta oral, pero el mundo de los parches es mucho más difuso. La piel es un medio semipermeable que permite e impide la entrada de ciertas sustancias al organismo, y el compuesto debe “sobrepasar” tres barreras diferentes hasta llegar a la capa dérmica (contactación-penetración-absorción). El único punto en el que se presenta una afectación sistémica por un compuesto dado es en la fase de absorción, ya que en estos casos el fármaco/elemento puede entrar al torrente sanguíneo.

La mayoría de los fármacos son de ingesta oral por esta misma razón: la piel es una barrera muy difícil de sortear y no siempre se llega a absorber un compuesto a nivel cutáneo. A pesar de este hecho biológico claro, Sliminazer asegura presentar los siguientes beneficios:

  • Quemagrasas: supuestamente, durante 12 horas los parches liberan compuestos activos que aceleran el metabolismo.
  • Disminuyen el apetito: los compuestos del parche actúan sobre el hipotálamo y modulan la respuesta al apetito, disminuyendo así el hambre.
  • Aceleran el metabolismo: los parches promueven las digestiones rápidas.

Un biólogo o profesional sanitario, al leer esto, no puede hacer más que quedarse perplejo. Quizá en los ingredientes de Sliminazer se encuentre la respuesta de estas propiedades milagrosas: extracto de té verde, concentrado de Garcinia cambogia, pimienta de Cayena, extracto de guaraná, bayas de acai y, como no, L-carnitina. Veamos por separado las propiedades de cada uno de estos compuestos.

Sliminazer

1. Extracto de té verde

El estudio Effectiveness of green tea on weight reduction in obese Thais: A randomized, controlled trial observó que, en un grupo muestral de 60 pacientes, los que consumieron extracto de té verde perdieron 3 kilos más que el resto en un intervalo temporal de 3 meses. De todas formas, estas personas obesas estuvieron a dieta durante todo el proceso y su ingesta calórica fue monitorizada por profesionales en todo momento: el extracto de té verde podría ayudar a perder peso, pero no hacerlo por sí solo sin esfuerzo personal.

Múltiples estudios han determinado que el extracto de té verde aumenta el metabolismo basal en un 3-4%, lo que se traduce en unas 90 calorías al día. De todas formas, recordamos que estas investigaciones se suelen llevar a cabo con pastillas orales, no con parches cutáneos. Si no se evalúa la eficacia de absorción del extracto por parte del propio vendedor y se especifica su concentración, este ingrediente no nos dice nada.

2. Concentrado de Garcinia cambogia

Otro de los famosos complementos alimenticios de moda en los últimos años. Estudios como Hepatoxicity associated with weight-loss supplements: A case for better post-marketing surveillance no solo han demostrado que los efectos de este compuesto no son concluyentes, sino que las personas que los consumen son más proclives a sufrir síntomas gastrointestinales.

Además, se han detectado casos aislados de daño hepático (hepatotoxicidad) por los concentrados de G. cambogia en el pasado. En contra de lo que sucede con el extracto de té verde, aquí sí que no hay evidencias científicas con las que respaldar las afirmaciones, sino más bien alertas sanitarias.

3. L-carnitina

El estudio Effects of l-carnitine supplementation on weight loss and body composition recoge los resultados de 37 investigaciones diferentes para traernos la siguiente realidad: parece ser que el consumo de suplementos de L-carnitina ayuda a perder peso a las personas obesas que están a dieta, pero el grado de efectividad es muy bajo (1,21 kilos totales más).

De nuevo, cabe destacar que en este caso los estudios se centran en los suplementos orales a una concentración dada, siendo el máximo efectivo 2.000 miligramos de L-carnitina al día para personas adultas. No tenemos información de la cantidad de L-carnitina en los parches Sliminazer y tampoco de su absorbancia epidérmica, así que de nuevo, nos quedamos como estábamos.

4. Otros compuestos

Con los datos brindados hasta ahora, creemos que es suficiente para ejemplificar las sospechas. Podríamos seguir citando estudios que analizan las propiedades de la pimienta de cayena o las bayas de acai, pero casi todos se reducen a lo mismo: números muestrales bajos, resultados muy discretos y efectos (si los hay) solo en personas que ya están a dieta y están siendo controladas por nutricionistas en un ámbito laboratorial.

Vemos de mayor interés mencionar un apunte final. En el año 2004, el gobierno estadounidense tuvo que intervenir en la venta de una marca de parches para perder peso, pues el análogo a la Defensa al Consumidor (OCU) había interpuesto una demanda contra el vendedor. El fabricante afirmaba que sus compuestos eran útiles a la hora de perder peso según “estudios”, pero se demostró que todas las evidencias eran falsas. Por tanto, dicho vendedor tuvo que cambiar su discurso.

Este no es ni el primero, ni el décimo ni el caso número 100 en el que se han interpuesto demandas en todo el mundo ante suplementos alimenticios. Estos compuestos se venden en un claro vacío legal, pues no necesitan demostrar su efectividad para afirmar que son beneficiosos. Por ello, como mínimo hay que ser escéptico ante ellos.

Resumen: ¿funciona Sliminazer?

Para dar una respuesta fiable a esta pregunta, solo se puede acudir a la ciencia. Como los propios vendedores no muestran estudios robustos que evidencien las propiedades de sus productos, ni divulgadores científicos ni consumidores podemos afirmarlas o desmentirlas. Por ello, nos quedamos en blanco y, en este caso, no podemos más que recomendarte que no tires el dinero en supuestas soluciones milagrosas.

Si realmente quieres bajar de peso, destina tus fondos a un nutricionista, ayuda psicológica para romper el vínculo abusivo con la comida y apúntante a una actividad física social que te motive. A diferencia de Sliminazer, la eficacia de estas técnicas sí que están demostradas y avaladas por la ciencia.

Adelgazar
Comparte:
¿Te ha gustado?
Estilonext Logo
Estilonext es una revista digital de actualidad, cultura y ciencia enfocada a personas jóvenes, dinámicas y con espíritu creativo y transgresor. Hablamos sobre salud, psicología, relaciones, noticias, tendencias...
  • azsalud
  • médicoplus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 Estilonext. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies