Los 5 mitos sobre la vulva (y la vagina), desmentidos

Conocer los diferentes tipos de vulva que existen ayuda a conocer mejor la intimidad femenina. Un repaso de cómo se clasifican en función de su morfología y un análisis de los mitos acerca de esta parte del cuerpo.

mitos-vulva

Conocer todo lo relacionado con la zona íntima femenina debe ser una prioridad para cada mujer, pues es parte de la salud en general. Además que permite disfrutar mejor los encuentros sexuales así como prevenir enfermedades de cualquier tipo o resolver problemas relacionados a su estructura. En este caso hablaremos de la vulva, la cual es necesaria diferenciar de la vagina.

La vulva es la parte exterior de la vagina y se compone de los labios mayores y los labios menores, el clítoris, la apertura de la uretra y el orificio vaginal. Es la zona más expuesta y que protege el interior de la zona íntima femenina. Pero, ¿sabías que existen distintos tipos de vulva? Pues eso es lo que estaremos hablando en este artículo que no puedes perderte. Al mismo tiempo, vamos a desmentir algunos de los mitos más comunes acerca de esta parte del cuerpo de la mujer.

¿Qué formas de vulva existen?

La vulva tiene una función sexual ya que los órganos externos están muy inervados, lo cual produce placer al ser estimulados de la forma correcta. También está asociada con muchas secreciones que contienen una mezcla de productos químicos como la urea, la piridina, ácido láctico, ácido acético, glicoles, alcoholes complejos, aldehídos y cetonas. De igual manera, actúa como la entrada para el útero o la matriz, asimismo, ofrece protección a los órganos sexuales internos. Sin embargo, existen vulvas que tienen una apariencia y estructura diferente entre sí y las conoceremos a continuación.

1. Vulva tipo mariposa

Conocido también como labios menores largos y prominentes, es un tipo de vulva donde los labios menores son más largos que los mayores, sobrepasándolos. En algunos casos estos pliegues internos solo sobresalen un poco, mientras que, en otros, la diferencia es evidente. Cuando esta característica es demasiado exagerada se considera una anormalidad médica, conocida como hipertrofia de los labios menores.

2. Vulva tipo cisne

Esta tiene como característica unos labios menores son largos y visibles formando una especie de cola hacia atrás y un clítoris muy prominente, lo que resulta visible con facilidad. Se le conoce también como vulva perla u ostra.

3. Vulva tipo herradura

Es aquella vulva que se caracteriza por presentar en la parte superior, los labios menores más grandes que los mayores y más separados, generando que el labio interno quede expuesto y sea visible. Mientras tanto, los labios mayores inferiores son más grandes, lo que permite recubrir a los labios menores, dando como resultado, una forma parecida a una herradura de caballo.

formas-vulva

4. Vulva tipo flamenca

Es un tipo de vulva conocida también como bata de cola. Sus labios menores son de gran tamaño, recubriendo a los superiores. Pero su mayor peculiaridad es que tienen pliegues y ondulaciones que caen simulando la cola de un traje flamenco.

5. Vulva tipo llama olímpica

Es una vulva que posee un clítoris cubierto por un capuchón de un tamaño mucho mayor que el órgano que recubre, lo que asemeja a una llama olímpica.

6. Vulva tipo tulipán

Es un tipo de vulva muy común. En este caso, los labios menores están completamente cubiertos por los superiores. Por lo cual, se vislumbra sólo una pequeña parte de ello y lo que da la forma de un capullo de tulipán.

7. Vulva tipo Barbie

Los labios menores son más estrechos y están ocultos por los superiores, es un tipo de vulva poco frecuente y se considera como ‘el más estético’. Se le dice Barbie porque asemeja la forma como suelen tenerlas esta muñeca, también se le conoce como vulva de ojo cerrado o vulva de beso.

8. Vulva tipo buñuelo

Es muy semejante a la de tipo Barbie, pero en este caso, los labios parecen estar inflamados o abultados, sobresaliendo un poco del hueso púbico. Se le conoce también como vulva inflamada o vulva hinchada.

9. Vulva con labios menores asimétricos

Como su nombre lo indica, es una vulva donde uno de los lados de los labios menores es más largo que el otro, y sobrepasa a los labios mayores. Aunque puedan parecer muy extraños, la realidad es que son bastantes usuales en las mujeres.

¿Qué mitos que existen sobre las vulvas?

Existen diversos mitos sobre las vulvas que se han extendido con el paso de los años, pero que en la actualidad se han desmentido varios de ellos, como los que conoceremos a continuación.

1. El sexo cambia el tamaño de la vulva

Es una creencia muy popular que el tener relaciones sexuales puede ensanchar la vulva. Si bien durante la actividad sexual la vagina se dilata y aumenta su tamaño gracias a la relajación de los músculos vaginales, una vez finalizado el coito, esta vuelve a su tamaño normal.

vulva-mitos

2. La virginidad influye en el estrechamiento de la vulva

Esto es por completo un mito, existen mujeres que tienen vulvas estrechas debido a su estructura propia. Eso sí, si existe dolor durante la penetración en el coito, es sinónimo de vaginismo.

3. La estrechez de la vulva da más placer

El placer sexual se obtiene con la estimulación de las paredes vaginales y el clítoris, por lo que el diámetro vaginal y la forma de la vulva no influye sobre el placer ni antes ni después del coito.

4. Los embarazos agrandan la vulva

Este mito es muy popular especialmente con los embarazos múltiples. Lo cierto es que aunque los músculos que conforman el piso pélvico se pueden dilatar, la vulva vuelve a su tamaño regular luego de un tiempo. Sin embargo, hay algunas condiciones que pueden debilitar el suelo pélvico durante el parto como los prolapsos que afectan la elasticidad y forma de la vulva.

5. La vulva es la vagina

Como ya aclaramos anteriormente, la vulva no es lo mismo que la vagina, pues son dos estructuras físicas por completo diferentes. La vulva es el conjunto de órganos sexuales externos de la mujer. En cambio, la vagina es un conducto interno que se extiende desde la vulva hasta el útero, siendo esta parte la que tiene el contacto directo con el pene o juguetes sexuales durante una actividad sexual.

partes-vulva

¿Por qué hay vulvas oscuras?

Así como la piel de las personas, la vulva tiene tonalidades diferentes. Muchas mujeres presentan una coloración más oscura que la del resto del cuerpo, mientras que otras poseen tonos claros. La coloración oscura alrededor de la vulva es algo más normal de lo que puedes creer y se puede deber a diferentes razones fisiológicas, externas o higiénicas. Por lo que es importante acudir al médico de confianza para saber cuál es la causa particular de este oscurecimiento y, en caso de que sea necesario, conocer qué tratamientos seguir.

Estas son algunas causas por las cuales se pueden oscurecer la zona alrededor de la vulva:

  • La variación de colores en la piel de la zona íntima puede darse debido a las relaciones sexuales que produce que el área de la vulva se vuelva un poco más oscura a causa de la acumulación de sangre en la zona y la excitación.

  • El uso de productos íntimos, cuyos químicos pueden alterar el Ph corporal.

  • Agentes externos como el uso de ropa interior ajustada o que no sea de una tela respirable y cómoda como el algodón.

  • Factores internos como cambios hormonales, problemas de insulina o genética hereditaria.

  • Las infecciones vaginales también pueden afectar la coloración de la piel de la zona íntima, debido a los hongos acumulados. Si este es el caso es necesario acudir al médico de inmediato.

¿Se puede modificar el tamaño de la vulva?

Existen muchas mujeres que tienen una gran preocupación por la forma en cómo sus vulvas lucen, encontrándolas poco atractivas, lo cual afecta al disfrute de las relaciones sexuales y puede generar insatisfacción y baja autoestima. Al mismo tiempo, existen mujeres que al tener labios más grandes de lo normal, sienten molestias o dolor al tener intimidad, afectando su vida sexual y creando expectativas muy negativas sobre su físico.

Para ambos casos existe una operación llamada labioplastia o reducción labial, la cual consiste en corregir o alterar la forma de la vulva, específicamente la de los labios vaginales tanto en su forma, longitud o volumen. Es necesario que esta operación sea realizada con un profesional experto y debe ser supervisada por un ginecólogo.

Una vez realizada la intervención quirúrgica, es conveniente guardar reposo tanto físico como sexual, debido a que el proceso de curación es lento ya que es una zona muy húmeda. Tras pasar el tiempo de descanso recomendado por el especialista, se puede regresar a las actividades cotidianas comunes.

Recuerda que conocer tu zona íntima es parte de conocerte a ti misma y de cuidar de tu salud, así que no dudes en preguntar a tu ginecólogo o ginecóloga de confianza sobre cualquier anomalía que veas o sientas en tu zona íntima, así como la forma estructural que presenta tu vulva. Después de todo, esta es la única manera en que puedas enfrentar las dudas y problemas que puedas presentar.

Comparte:
¿Te ha gustado?
Estilonext Logo
Estilonext es una revista digital de actualidad, cultura y ciencia enfocada a personas jóvenes, dinámicas y con espíritu creativo y transgresor. Hablamos sobre salud, psicología, relaciones, noticias, tendencias...
  • azsalud
  • médicoplus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 Estilonext. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies