Las 8 contraindicaciones del jengibre (que debes conocer)

Te explicamos los casos en que consumir esta planta puede ocasionarte molestias, más o menos graves.
Contraindicaciones del jengibre

¿Eres consumidor/a habitual de jengibre? Aunque el jengibre es una planta muy utilizada para tratar diferentes síntomas y dolencias, también es cierto que presenta una serie de contraindicaciones que debemos conocer.

En este artículo te traemos las 8 contraindicaciones del jengibre, y te explicamos con detalle porque en estas casos está contraindicado su consumo. Antes, pero, te contamos más detalles sobre esta planta (características, beneficios, usos y efectos adversos).

El jengibre: características y usos

El jengibre (Zingiber officinale) es una planta que pertenece a la familia de las zingiberáceas, y que puede llegar a medir hasta 90 cm de altura. Su tallo subterráneo es un rizoma horizontal, que se aprecia mucho por sus propiedades aromáticas y su sabor picante. Así, lo que se utiliza típicamente del jengibre para cocinar o para otros fines es su tallo o raíces.

En la medicina china tradicional, por ejemplo, el jengibre se ha utilizado - y se utiliza mucho-; de hecho, desde hace más de 2.000 años. Se utiliza para tratar diferentes síntomas o patologías, tales como: migraña, artritis, diarrea, cólicos, náuseas…

En cuanto a su formato de uso o consumo, el jengibre se puede tomar seco, fresco o en té. También se puede, sencillamente, aprovechar su extracto. Por vía oral el jengibre se tolera bien si tomamos dosis inferiores a 5g/día. Si tomamos dosis más altas, existe el riesgo de aparición de ciertos efectos adversos (además, su tolerabilidad disminuye).

Efectos adversos

Así, por vía oral, si “nos pasamos” de la dosis recomendada, algunos efectos adversos que puede originar el jengibre son: diarrea, picor de boca y garganta, vómitos y dolor abdominal.

Si la vía de administración ha sido tópica, el jengibre puede causarnos dermatitis. Además de los efectos adversos, existen ciertas contraindicaciones del jengibre, aún más importantes, que debemos conocer.

Beneficios y propiedades del jengibre

Antes de explicar las contraindicaciones del jengibre, te contamos algunos de los beneficios más destacados de la raíz de esta planta. Así, el jengibre tiene efectos antiinflamatorios, facilita la digestión, previene los resfriados, refuerza nuestro sistema inmunológico, ayuda a adelgazar, reduce el dolor muscular, combate las náuseas…

Y estos son solo algunos de sus beneficios (¡existen más!) que explican por qué es una planta tan consumida y valorada.

Las 8 contraindicaciones del jengibre

En condiciones normales (en personas sanas, sin problemas de salud relevantes), el jengibre no presenta contraindicaciones (en cantidades adecuadas, que no sean excesivas).

Sin embargo, cuando existe alguna patología de base o alguna condición particular en la persona que lo toma, su uso está contraindicado, ya que podría perjudicar su salud u ocasionar alguna complicación médica.

Así, aunque el jengibre se utiliza para tratar diferentes tipos de síntomas, también es cierto que presenta una serie de contraindicaciones que debemos tener en cuenta. Las principales contraindicaciones del jengibre son:

1. Embarazo

Si bien es cierto que algunos opinan que el jengibre también se puede consumir estando embarazada (se habla de que previene las náuseas matinales del embarazo), hay otra línea de opiniones que va justamente en la dirección opuesta. En esta segunda línea, se habla de posibles alteraciones hormonales originadas por el jengibre, así como de la posibilidad de que provoque contracciones prematuras.

Por otro lado, en estos casos el jengibre también puede originar efectos anticoagulantes, por lo que aumentaría la posibilidad de sangrados. Es por estas razones por las que el jengibre se suele contraindicar en casos de embarazo.

2. Diabetes

Otra de las contraindicaciones del jengibre es la diabetes. Si bien es cierto que el jengibre no altera los niveles de azúcar en sangre, debido a su bajo índice glucémico, en casos de pacientes que están bajo tratamiento con insulina, deberá evitarse. Lo ideal siempre será acudir al médico de cabecera, o médico especialista, para que nos informe sobre ello.

3. Hemofilia

La siguiente de las contraindicaciones del jengibre es padecer hemofilia. Recordemos que esta enfermedad impide que nuestra sangre coagule adecuadamente. Estas personas sangran durante períodos de tiempo largos. Si se toma jengibre en estos casos, podría ocurrir que al estimular la circulación de la sangre, se produzca un “choque” en nuestro organismo.

Es decir, el jengibre tiene efectos anticoagulantes, por lo que si se ingiere, hace el mismo efecto que la enfermedad, lo que podría causar hemorragias, hematomas y otras complicaciones. Es por ello que no debe tomarse jengibre si se padece hemofilia.

4. Hipertensión

La hipertensión también es una contraindicación del jengibre, ya que el hecho de consumirlo podría dañar nuestra tensión arterial, a través del bloqueo de los canales de calcio. ¿Qué ocurre exactamente?

Cuando consumimos calcio, este entra en los vasos sanguíneos y acelera la velocidad de la sangre, elevando nuestra presión arterial. Así que si tenemos hipertensión y nos tratamos para ella (con fármacos que reducen la presión arterial), consumiendo el jengibre estaríamos causando justo el mismo efecto, lo que es totalmente irrecomendable.

5. Tomar anticoagulantes

El hecho de tomar anticoagulantes es otra de las contraindicaciones del jengibre. Así, no se recomienda el jengibre en estos casos, ya que este ejerce el mismo efecto que los fármacos anticoagulantes (retrasa la coagulación de la sangre).

Algunos fármacos con efectos anticoagulantes son la aspirina y el ibuprofeno. Más allá de estos, los fármacos anticoagulantes se prescriben para evitar la formación de trombos en sangre, en personas que son propensas a padecerlos.

6. Si se tiene bajo peso

La siguiente de las contraindicaciones del jengibre es tener bajo peso. Esto es así porque uno de los efectos del jengibre es su efecto adelgazante, a través de suprimir el apetito, acelerar nuestro sistema digestivo y eliminar el exceso de grasa. Es por ello que, si ya tenemos un peso bajo, no es recomendable el consumo del jengibre, ya que podría perjudicar nuestra salud.

7. Si quieres aumentar la masa muscular

Relacionada con la contraindicación anterior, tampoco se recomienda el consumo del jengibre en casos de personas que quieran aumentar su masa muscular, ya que, como hemos visto, esta planta tiene un efecto adelgazante, que dificultaría tal propósito. Así que, en este caso, más que una contraindicación, es una no-recomendación.

8. Problemas cardíacos

La siguiente de las contraindicaciones del jengibre es padecer problemas cardiacos (del corazón). Aunque el jengibre sea beneficioso para desbloquear los vasos sanguíneos, también es cierto que una dosis demasiado elevada podría causar los efectos contrarios.

En caso de tener un problema del corazón y querer consumir jengibre, una dosis/pauta adecuada del mismo sería tomarlo máximo 4 días, descansado una semana. Sin embargo, siempre se deberá acudir a un médico especialista para disipar estas dudas.

Referencias bibliográficas

  • Herráiz, E.M. (2009). 14. Jengibre. Monografías de cada planta. Quaderns de la Fundació Dr. Antoni Esteve, 56-59.

  • Salgado, F. (2011). El jengibre (Zingiber officinale). Revista internacional de acupuntura, 5(4): 167-173.

  • Siedentopp, U. El jengibre. (2008). Revista Internacional de Acupuntura, 188-192.

Laura Ruiz Mitjana (Barcelona, 1993) es graduada en Psicología por la Universitat de Barcelona, con Máster en Psicopatología Clínica Infantojuvenil por la Universitat Autònoma de Barcelona. Se especializó en Trastornos del Neurodesarrollo. Actualmente trabaja como Psicóloga infantil en la Associació Catalana del Síndrome X Frágil y es redactora de contenidos de psicología y neurociencias en portales como AZSalud y Psicología y Mente.