12 infusiones que ayudan a relajarte y a combatir la ansiedad

Las infusiones de hierbas naturales pueden ayudarte a conseguir un estado de tranquilidad y armonía.
Infusiones relajantes

Tomar una taza de té caliente mientras estás sentado en tu lugar favorito, después de un dia de trabajo para relajarte no es solamente un cliché del estilo de vida ideal, sino que es una costumbre que deberíamos adaptar a nuestra cotidianidad más seguido pues, no tiene nada de ficticio y lo tiene todo de efectivo.

El consumo de infusiones tiene múltiples propiedades beneficiosas para nuestro organismo, pero es su función relajante por la que son más conocidas y apreciadas por muchas personas, e incluso recomendado por expertos de la salud.

Las propiedades y activos que poseen diferentes plantas naturales, ayudan a que nuestro cuerpo y mente consigan esa tranquilidad necesaria para relajarnos y recuperar energías después del agotamiento del día a día. Esto es gracias a que pueden reducir la agitación mental, afloja la tensión muscular y propicia al sueño, de manera que es ideal para tomar cuando estamos nerviosos, ansiosos, estresados o simplemente para conciliar el sueño de una mejor manera.

Pero... ¿cuáles son las infusiones que más nos ayudan a relajarnos? Pues para saberlo te invitamos a que sigas leyendo este artículo para que conozcas cuál es la infusión que más te conviene para calmar tu mente y cuerpo.

Infusiones que ayudan a relajarnos

Conocer las plantas ideales para hacer infusiones puede ayudar a saber cuál es la más ideal para ti y el momento en que más los necesitas. A continuación te dejamos con nuestra selección de infusiones para combatir los síntomas del estrés, la ansiedad y los nervios.

1. Infusión de valeriana

La valeriana es una de las plantas más recomendadas para realizar infusiones que propician la relajación, ya que posee activos calmantes y sedantes en niveles bajos que ayudan a reducir la actividad cerebral, relajando el sistema nervioso, así como propiciar el descanso ideal a la hora del sueño, desde conciliar hasta evitar que despiertes en medio de la noche. Por lo que es recomendado consumirlo para disminuir los niveles de estrés y ansiedad, de esa manera el cuerpo se escapa del agotamiento que estos estados nerviosos producen.

Eso sí, a pesar de que sus efectos sedantes son bajos, se recomienda que esta infusión se consuma en cantidades moderadas (máximo dos bolsitas) y procurar no hacerlo a diario.

2. Infusión de manzanilla

Aunque es más conocida por ser un té ideal para calmar las molestias estomacales y las hinchazones, la manzanilla es sumamente efectiva para tranquilizar el cuerpo, justo porque actúa como un relajante muscular, pero además posee un efecto sedante que te puede ayudar a prepararte para obtener un buen descanso a la hora de dormir.

Lo mejor es que puedes tomarlo a cualquier hora del día, ya que sus efectos tranquilizantes poseen niveles bajos que no afectan el desempeño durante el día.

3. Infusión de lavanda

La lavanda es una de las plantas más recomendadas para realizar infusiones calmantes, ya que sus propiedades relajantes, sedantes y antiespasmódicas son más grandes. De manera que es altamente recomendado para las personas que sufren de ansiedad, estrés constante, insomnio recurrente y nerviosismo.

Esta planta es ideal para mejorar el tracto intestinal, por lo que tienes doble beneficio de la misma, eso sí, debes tener en cuenta que si posees un sistema digestivo sensible o eres alérgico al polen, te sugerimos no utilizarlo o hacerlo en cantidades leves.

Infusión de lavanda

4. Infusión de tilo

Otra de las infusiones más populares para calmar los efectos desgastantes de la ansiedad y la preocupación constante, tanto por sus efectos de distensión muscular, es gracias a que reduce los dolores de cabeza y tranquiliza la agitación del sistema nervioso. Esta es una de las infusiones que puedes tomar más seguido, incluso cada 12 horas para que sus efectos sean más duraderos y efectivos.

Así que si eres estudiante o estás haciendo un trabajo importante pero agotador, deberías aprovechar las bondades de esta planta con sus infusiones.

5. Infusión de pasionaria

La pasionaria, también conocida como pasiflora o flor de la pasión es otra de las infusiones más comunes de todas y lo mejor es que es muy fácil de cultivar en tu casa, además tendrás un regalo extra: su fruto, ¿sabes cuál es? La maracuyá o parchita es la fruta de esta planta, así que puedes tener una infusión relajante en la noche y un delicioso jugo de maracuyá en el día.

La pasiflora es muy conocida por tener propiedades analgésicas y antioxidantes, pero además poseen activos sedantes que pueden ayudarte tanto a conciliar el sueño y mejorar la calidad del descanso durante el mismo, como a disminuir la agitación y la hiperactividad.

6. Infusión de toronjil

Esta planta es también llamada Melisa y es una de las más utilizadas para ayudar a propiciar el sueño, ya que tiene propiedades relajantes y sedantes que ayudan a disminuir la actividad cerebral y la agitación nerviosa. De manera que las personas puedan inducir, conciliar el sueño y evitar el insomnio.

Para potenciar aún más sus efectos relajantes, es ideal que lo combines con otras plantas como menta, manzanilla o valeriana. Eso sí, recuerda consumir estas infusiones de manera moderada y no todos los días.

7. Infusión de salvia

La salvia es muy utilizada para llevar al cuerpo a un estado de relajación absoluta, a través de aromaterapia pero también como infusiones. Sin embargo, su mayor beneficio a parte de traer calma al organismo, es proporcionar un equilibrio al estado de ánimo. De manera que es posible calmar la agitación, la tristeza y la ansiedad, logrando cambiarlo por emociones más positivas y tranquilas, por lo tanto se evitan los ánimos bajos y los cambios bruscos del mismo.

8. Infusión de orégano

Esta es quizás la planta menos usual para ser utilizada en infusiones cotidianas para combatir la ansiedad o las preocupaciones, además de conocerse de manera más común como un condimento aromático para cocinar. Sin embargo, el orégano es muy recomendado para aliviar el estrés del organismo y para la distensión muscular causada por enfermedades como la gripe, ya que ayuda a descongestionar la nariz, liberar los pulmones y reducir las molestias en el pecho.

Algo muy importante es que, como no posee efectos sedantes, sino antiinflamatorios, puede ser consumido en el día y entre comidas.

9. Infusión de menta

Las infusiones de menta son ideales para ser consumidas antes de ir a dormir, pues contribuye a la relajación mental y a mejorar el sistema respiratorio. Dando así pie para conciliar el sueño de una manera adecuada y combatir efectivamente al estrés, el nerviosismo y disminuir las preocupaciones.

Infusión de menta

10. Infusión de amapolas

La infusión de amapola es beneficiosa para calmar los nervios, por lo que es más reconocida, ayudando a tranquilizar la agitación cerebral y aliviar la tensión que genera dolores de cabeza, cuello y hombros. Además sus efectos tranquilizantes actúan contra la irritabilidad que causa el estrés.

11. Infusión de Meliloto

Esta infusión es más conocida por ser recomendada para reducir la presión arterial y mejorar la circulación, lo cual no solo ayuda a contribuir con una mejor salud sino que combinado con sus propiedades antiespasmódicas y sedante, contribuyen a que el cuerpo evite generar cansancio extra que traiga consecuencias futuras.

12. Infusión de hierba luisa

Esta es una planta con altas propiedades tranquilizantes y sedantes que es más recomendada para personas que sufren de nerviosismo y preocupaciones constantes. Esto se debe a que sus activos sedantes ayudan a relajar el sistema nervioso y disminuir la tensión muscular. Pero no es indicada para mujeres que se encuentran en estado de embarazo o tomarse de manera frecuente, sino moderar su uso.

Recomendaciones para preparar y degustar estas infusiones

Las infusiones de plantas naturales no poseen efectos secundarios graves, pero sí debes tener en cuenta algunas recomendaciones para que puedas disfrutar estas infusiones.

  • Como ya lo mencionamos brevemente antes, no se recomienda el consumo de estas infusiones para las mujeres que están en gestación o en período de lactancia. Esto es para evitar que existan complicaciones durante el embarazo y en la salud del bebé cuando se está alimentando.

  • Debes recordar no consumir estas infusiones de manera seguida, para evitar algún tipo de reacción o resistencia. No es mal consejo beber té de manera diaria, solo que varía un poco las hierbas de los mismos.

  • Cuida las cantidades de estas plantas para realizar las infusiones, pues grandes cantidades de las mismas pueden traer problemas para tu salud o causar efectos contrarios a lo que estás buscando, como mayor intranquilidad o irritabilidad.

  • Es más recomendado que estas infusiones se beban en horas de la noche, antes de dormir y lo adaptes como una rutina, junto a un baño relajante de agua caliente, un buen libro y nada de aparatos electrónicos que te distraigan de conciliar el sueño.

  • El evitar estas infusiones durante el día se debe a que, debido a sus efectos sedantes y calmantes, pueden reducir tu energía y por ende, traer consecuencias con tu desempeño. A menos que busques las plantas que son indicadas para consumir en el día, las cuales tienen efectos tranquilizantes muy bajos o este no es su activo principal.

  • Es muy importante que, antes de consumir estas infusiones sepas si posees algún tipo de alergia a la planta que quieres hacer té, si posees sensibilidad en el sistema digestivo o complicaciones cardíacas que puedan verse afectadas por los efectos sedantes.

Dolores Agüero

Dolores Agüero

Nutricionista

Dolores Agüero (Valencia, 1988) es graduada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Valencia. Es Máster en Nutrición y Salud, esta vez por la Universitat Oberta de Catalunya. Posee distintos cursos de posgrado sobre Trastornos de la alimentación, Diabetes y Dietética aplicada.