Salvia: beneficios y propiedades de esta planta

Repasamos las propiedades medicinales y curativas de esta planta.
Salvia

¿Conoces la salvia? Se trata de una planta aromática con numerosas propiedades medicinales. Su uso se extiende hasta la medicina china y la medicina tradicional de la India, aunque en Europa también se utiliza mucho.

Su nombre proviene del latín salvi, y de hecho se la conoce popularmente porque nos “salva” de resfriados, de episodios de tos, de dolores menstruales… ¡y de mucho más! En este artículo te contamos los 16 beneficios y propiedades de esta planta.

Salvia: ¿qué tipo de planta es y para qué se utiliza?

La salvia es un tipo de planta aromática, arbustiva y perenne. Su origen se encuentra en la región mediterránea. Su nombre proviene del latín (Salvia officinalis); “salvi” significa salvar. Popularmente, se la conoce por sus propiedades que “salvan” de la bronquitis, los resfriados fuertes, la tos, etc.

Concretamente, la salvia es el género más numeroso de la familia de las lamiáceas (familia de plantas con flores del orden Lamiales). La salvia tiene importantes propiedades antiinflamatorias, cicatrizantes, relajantes… Se utiliza mucho para tratar resfriados, ya que ayuda a aliviar la tos y a limpiar el organismo de mocos. Normalmente la salvia se toma en infusiones o tés y a través de la inhalación.

Así, la salvia se utiliza desde siempre para tratar diferentes síntomas, gracias a sus propiedades medicinales. Existen diferentes especies de salvia: podemos encontrar esta planta en regiones frías y en regiones desérticas. Sin embargo, en el presente artículo hablaremos de los beneficios y propiedades de la especie de salvia más común, la Salvia officinalis.

Usos en la medicina: Europa, China, India y México

Históricamente, ya los romanos supieron apreciar los grandes beneficios y propiedades de la salvia. Su uso en las medicinas alternativas es innegable (y también como complemento de la medicina tradicional, por ejemplo en Europa).

Por otro lado, en la medicina china la salvia está en la lista de las plantas más beneficiosas. Su uso también se extiende hasta la medicina tradicional de la India (llamada ayurveda) y la medicina mexicana.

Salvia: beneficios y propiedades

Ahora que ya conocemos un poco más sobre esta planta, vamos a ver los 16 beneficios y propiedades de la salvia a continuación.

1. Rica en antioxidantes

La savia contiene grandes cantidades de antioxidantes. Estas sustancias ayudan a que los tejidos no se dañen por oxidación. Además, resultan beneficiosas para acelerar procesos de cicatrización.

Por otro lado, contribuyen a un buen funcionamiento del cerebro. La savia también se usa como ingrediente de algunos productos cosméticos, gracias a esta cantidad de antioxidantes.

2. Relaja

Otro de los beneficios de la savia es que ayuda a relajar gracias a sus propiedades relajantes. Esto se consigue si elaboramos una infusión con esta planta. Así, puede ayudarnos a dormir mejor (se puede complementar con la manzanilla) y a disminuir nuestros niveles de ansiedad.

3. Fortalece el cabello

Como ya hemos dicho, la savia es el ingrediente de algunos productos cosméticos, tales como cremas o aceites corporales o para el cabello. En este sentido, es una planta que tiene propiedades muy beneficiosas para nuestro pelo (ayuda a fortalecerlo y a que crezca), pero también para nuestra piel.

4. Desinfecta

La savia también tiene propiedades desinfectantes para la piel (además, como hemos visto, ayuda a acelerar procesos de cicatrización). Por otro lado, también puede resultar resultado beneficiosa para algunos casos de dermatitis (inflamación de la piel).

5. Reduce las molestias intestinales

Otra de las propiedades de la salvia es su efecto aliviante para molestias intestinales. Se sabe que reduce dichas molestias, especialmente las que afectan al tubo digestivo. Así, en caso de tener este tipo de molestias, un té con savia puede ayudarnos a aliviar el dolor.

6. Mejora los síntomas del ciclo menstrual

En las mujeres, la salvia resulta muy beneficiosa para aliviar los cólicos producidos durante la menstruación (regla), pero también para tratar otros síntomas, tales como: la irregularidad menstrual, la escasez menstrual, la amenorrea… En la menopausia también resulta útil, ya que disminuye los sofocos típicos de esta etapa.

7. Alivia los síntomas del resfriado

La salvia se utiliza también para tratar resfriados, ya que alivia sus síntomas principales: tos e inflamación de la garganta. Además, también elimina los mocos formados por el resfriado, haciendo que respiremos mucho mejor (lo ideal, para notar los efectos, es tomar infusión de salvia cada día durante mínimo una semana).

8. Alivia los síntomas de la bronquitis y la rinitis

Además de los síntomas del resfriado, la salvia también alivia los síntomas de la bronquitis y la rinitis. También te ayudará a aliviar la sensación del pecho pesado o congestionado. En estos casos, lo ideal es tomarla en forma de infusión o con inhalación, mezclada con suero fisiológico.

9. Ayuda a reducir el colesterol

Por otro lado, la infusión de salvia se ha visto cómo ayuda a reducir los niveles de colesterol en casos de colesterol alto. Además, también regular los niveles de colesterol, sea bueno o malo (es decir, en general).

10. Beneficiosa para la salud cutánea

Como hemos visto, la salvia es muy buena para la piel (desinfecta, cicatriza…), y por ello se utiliza para casos como la psoriasis, el acné, los eccemas… Es decir, se trata de una planta que favorece nuestra salud cutánea.

11. Trata la mucositis oral

La mucositis oral es la inflamación de los tejidos en la boca. Este síntoma es muy característico de personas que reciben tratamientos contra el cáncer. La mucositis puede llegar a crear heridas muy dolorosas en la boca.

Pues bien, los estudios indican que la salvia puede ayudar a curar estas heridas y a aliviar los síntomas de la mucositis oral (se realiza enjuagando la boca con una infusión de salvia).

12. Estimula el funcionamiento cerebral

Otro de los beneficios de la salvia es que ayuda a estimular y mejorar el funcionamiento de nuestro cerebro, principalmente a través de la mejora en nuestra memoria y nuestra atención (concentración). Es por ello que se ha empleado en casos de demencia y Alzheimer.

13. Fortalece los huesos

El siguiente beneficio de la salvia es que contribuye al fortalecimiento de nuestros huesos. Esto es gracias a su alto contenido en potasio y calcio.

14. Ayuda a perder peso

Otro de los beneficios de la salvia es que puede ayudarnos a perder peso. Este beneficio es gracias a sus propiedades digestivas, diuréticas y carminativas (estas últimas evitan la aparición de gases y previenen la hinchazón de vientre).

15. Es antiinflamatoria

Otra de las propiedades conocidas de la salvia es su efecto antiinflamatorio, reduciendo el dolor de algunas zonas del cuerpo. Así, además de ayudarnos a reducir las molestias originadas por problemas gástricos, por ejemplo, contribuye a relajar los músculos que tenemos en tensión.

16. Ayuda a controlar la diabetes

Otro dato interesante de la salvia es que contiene sustancias y extractos similares a los que se utilizan en algunos medicamentos para la diabetes. Así, la salvia ayuda a regular la liberación de glucosa almacenada en el hígado, y de esta forma prevenir los desequilibrios de azúcar en sangre propios de pacientes diabéticos/as.

Referencias bibliográficas

  • Bozin, B.Mimica-Dukic, N. y Samojlik, I. (2007). Antimicrobial and antioxidant properties of rosemary and sage (Rosmarinus officinalis L. and Salvia officinalis L., Lamiaceae) essential oils. Journal of agricultural, 55(19): 7879-7885.

  • Esquivel-Gutiérrez, E. y Noriega-Cisneros, R. (2012). Plantas utilizadas en la medicina tradicional mexicana con propiedades antidiabéticas y antihipertensivas. Biológicas, 14(1): 45 – 52.

  • Lu, Y. y Foo, L.Y. (2001). Antioxidant activities of polyphenols from sage (Salvia officinalis). Food chemistry, 75(2): 197-202.

Laura Ruiz Mitjana (Barcelona, 1993) es graduada en Psicología por la Universitat de Barcelona, con Máster en Psicopatología Clínica Infantojuvenil por la Universitat Autònoma de Barcelona. Se especializó en Trastornos del Neurodesarrollo. Actualmente trabaja como Psicóloga infantil en la Associació Catalana del Síndrome X Frágil y es redactora de contenidos de psicología y neurociencias en portales como AZSalud y Psicología y Mente.