Los 10 tipos de Celos (y cómo nos afectan)

Los celos son un estado mental con sentimientos negativos que emergen por el miedo fundamentado o no a perder a alguien o algo. Pueden expresarse de muchas formas distintas.

tipos-celos

Los celos son sentimientos negativos que aparecen ante el miedo de perder a una persona o una cosa. Pese a poder surgir de modo natural, no los podemos considerar positivos o funcionales ya que el no control de estos produce malestar.

Existen distintos tipos de celos según el modo de expresarlos o el grado de justificación y patología que muestran. Así pues, la intención no es evitar o negar la aparición de celos, ya que veremos que actuar de este modo termina derivando en una conducta patológica, sino ser conscientes de su presencia y trabajar para favorecer que disminuyan, ayudando así la recuperación de nuestro bienestar y al correcto desarrollo de la relación. En este artículo hablaremos de los celos, cómo se define este comportamiento o estado y cuáles son los distintos tipos que existen.

¿Qué son los celos?

Entendemos por celos un estado mental que surge ante la inseguridad y la posibilidad de perder algo o a alguien que consideramos como propio. Es decir, observamos una concepción posesiva de pertenencia de algo y miedo a que alguien nos lo quite o el individuo decida irse con otra persona. De este modo, lo consideramos un estado emocional negativo que genera malestar en el sujeto que lo muestra.

Asimismo, podemos valorar los celos como una respuesta natural que pueden presentar todas las personas. Aunque como hemos dicho su presencia no será nunca funcional puesto que se vincula con falta de seguridad, una baja autoestima y presencia de rasgos egoístas. Tal es la alteración relacionada con los celos que en ocasiones estos pueden llegar a comportar conductas gravemente patológicas como son los delirios, el sujeto vive obsesionado con la infidelidad de su pareja, negando cualquier otro tipo de explicación o alternativa y repercutiendo intensamente en su día a día.

¿Qué clases de celos existen?

Ahora que conocemos la definición general de los celos, nos será más fácil entender qué clases de celos existen, diferenciando entre distintas categorías según las características principales de cada una.

1. Celos de pareja

El ámbito donde se hacen más presente los celos o al menos en el primero que pensamos cuando nos hablan de celos es el de pareja, el de las relaciones románticas. La concepción del otro como alguien que nos pertenece y el miedo a poderlo perder, puede generar en nosotros emociones negativas que repercuten en nuestro estado. Según la intensidad de estas emociones podremos valorar el grado de patología o disfuncionalidad de estas emociones.

En este caso lo disfuncional o patológico no se debe a mostrar este tipo de pensamientos, que ya suelen surgir de forma no intencionada, sino dejarse llevar por ellos y proyectar nuestras creencias en nuestra pareja, es decir, empezar a interpretar conductas normales del otro como posibles acciones de traición. Los celos terminan dañando la pareja, afectando tanto al sujeto que los muestra como a su pareja.

celos-pareja

2. Celos retrospectivos

Cuando hablamos de retrospección hacemos referencia a tiempos pasados, en este caso los celos retrospectivos se mostrarán en relación al pasado de la pareja. El individuo celoso se siente inseguro, preocupado, obsesionado con el pasado de su pareja, sobre todo con respecto a las exparejas que tuvo. Este tipo de pensamiento dificulta e impide que la pareja avance, es decir, el presente se ve impedido por el pasado y la inseguridad no permite que se establezcan bases de confianza para poder desarrollar una relación sana.

Debemos ser conscientes que todo el mundo tiene un pasado, unas vivencias, que no podemos cambiar. Debemos aceptar pues esta condición e iniciar una nueva historia conjunta sin dejar que hechos del pasado nos afecten.

3. Celos infantiles

Como hemos dicho los celos surgen de manera incontrolada, siendo el propio sujeto quien decide darles más o menos importancia. Así también observaremos celos en niños, mostrando este grupo de población más dificultad para reflexionar y decidir restar importancia a los celos. Los celos infantiles frecuentemente se deben a la relación padres hijos. Uno de los hijos puede sentir celos de su hermano al percibir más atención de sus padres hacia el otro.

Será pues trabajo de los padres observar conductas que indiquen la presencia de celos, estas se pueden mostrar como un mayor reclamo de atención, mayor irritabilidad, peor relación con el hermano… Para así poder actuar, asegurándose de realizar un trato igualitario a sus hijos y expresando y ayudando a que sus hijos sean conscientes de esta igualdad.

4. Celos proyectivos

Nos referimos a celos proyectivos cuando el sujeto que realmente muestra los celos los identifica y descubre en su pareja, dicho de otro modo, el individuo celoso afirma que quien realmente siente celos es su pareja y no él. Este mecanismo de proyectar puede funcionar como un modo de protección ante la idea inconcebible de aceptar sentir celos.

Como hemos mencionado los celos se pueden vincular con falta de seguridad y una baja autoestima, por esta razón aceptar que sentimos celos supone reconocer nuestra debilidad. Este tipo de celos se presenta con mayor frecuencia en relaciones de pareja, siendo más o menos patológico según la intensidad y repercusión que tiene en los integrantes de esta.

5. Celos exagerados

Los celos exagerados son claramente patológicos, puesto que, como nos indica el nombre, se muestran de manera exagerada e incrementada. El sujeto presenta creencias no verdaderas que intenta justificar inventando mentiras y refiriendo hechos que nunca sucedieron. Es curioso ver como el propio sujeto puede terminar creyéndose su propia mentira e incluso, el comportamiento patológico que muestra, puede derivar en la ocurrencia y confirmación de su miedo. Ante la insistencia continua de infidelidad y la expresión constante de mentiras, como es de esperar, afectará y romperá la pareja.

celos-exagerados

6. Celso de posesión

Los celos de posesión se muestran también con mayor frecuencia en relaciones románticas. La persona celosa siente a su pareja como suya, que le pertenece y que es con él/ella con quien debe compartir todo su tiempo. Por este motivo, observamos conductas de aislamiento social, el sujeto celoso intenta separar a su pareja de cualquier persona, especialmente de individuos que puedan ser posibles pretendientes, con los que es posible ser infiel.

Esta posición y separación del resto de sujetos es una de las conductas características de los maltratadores, quienes perciben a su pareja como algo suyo que les pertenece y pueden hacer con él/ella lo que quieran. Es por esta razón, que ante cualquier señal de este tipo de celos, si empiezan a poner problemas cuando quedemos con amigos o no nos dejan hacer nada solos, deben saltar las alarmas y huir de este tipo de relación cuanto antes.

7. Celos ocasionales

Como dijimos, el nivel de patología vinculada con los celos dependerá de su intensidad o frecuencia con la que se muestran. De este modo, si ocurren de manera puntual y el sujeto es capaz de controlarlos y hacer que estos disminuyan consideraremos que no son tan disfuncionales, ocasionando así menor malestar.

Este tipo de celos suelen aparecer ante cambios en el ambiente, así pues, surgen ante el miedo que produce la novedad y no saber que puede ocurrir. El no conocimiento puede generarnos inseguridad, debemos de ser consciente de ello y no caer en la trampa de intentar confirmar o buscar conductas que justifiquen nuestros celos.

8. Celso ocultos

Los celos ocultos son otro tipo de celos patológicos donde los sujetos intentan ocultar sus celos, sus inseguridades, minusvalorando e intentando quedar por encima de su pareja, como seres superiores. Esta es una conducta que se vincula con frecuencia a sujetos narcisistas quienes intentan camuflar su baja autoestima situándose por encima de los demás, dejando a su pareja como alguien inferior.

Como vimos que sucedía en la proyección, los sujetos no aceptan poder sentir celos y prefieren situar los celos en la otra persona o mostrarlo como alguien inferior por el cual es imposible que se sientan celos o preocupados por poder perderlo. Como es de esperar, este comportamiento afectará gravemente a la relación y a la salud mental tanto de la pareja como del sujeto celoso.

9. Celos reactivos

Consideraremos celos reactivos cuando se muestran ante la confirmación de infidelidad o ante conductas que sí que justifican la sospecha de infidelidad. Cuando somos conocedores de una infidelidad, aunque la podamos perdonar queda dañada la confianza y aumenta así nuestro estado de alerta, reaccionando y preocupándonos por cualquier comportamiento de nuestra pareja. Toda actuación la interpretamos negativamente como indicadora de infidelidad.

De este modo, los celos están justificados, siendo natural que aparezcan, pero como ya apuntamos no quiere decir que sean funcionales puesto que crearán igualmente un malestar en el individuo que los sufre, siendo muy difícil que la relación se desarrolle de forma adecuada.

10. Celos patológicos

Los celos patológicos se presentan con mayor prevalencia en las relaciones de pareja y se muestran desde el inicio, sin que haya ningún motivo que los justifique. El sujeto cree que su pareja le es constantemente infiel, actuando de modo tóxico, recriminando a la pareja todas sus actuaciones y controlando todas sus conductas. Este tipo de celos suelen vincularse con pensamientos delirantes denominándose también síndrome de Otelo o celotipia, el sujeto cree de modo incondicional, sin ninguna duda, que su pareja le es infiel.

celos-patologicos
Comparte:
¿Te ha gustado?
Estilonext Logo
Estilonext es una revista digital de actualidad, cultura y ciencia enfocada a personas jóvenes, dinámicas y con espíritu creativo y transgresor. Hablamos sobre salud, psicología, relaciones, noticias, tendencias...
  • azsalud
  • médicoplus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 Estilonext. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies