25 poemas de amistad (de los mejores autores)

Los poemas no son solo de romance y tristezas, también pueden ser una oda a la amistad.
Poemas amistad

La amistad también es un gran motivo de inspiración para volverlo poesía, debido a que los amigos son aquellas personas que se terminan convirtiendo en una parte vital para nuestra vida, es la familia que elegimos tener, nuestros compañeros del crimen, confesionarios y aquellos que siempre nos dirán la verdad a pesar de que duela, solo porque quieren vernos felices.

La amistad es un tesoro muy preciado que siempre deberíamos celebrar y honrar, después de todo, estamos seguro que mientras estás leyendo esto tienes una sonrisa muy grande en tu rostro recordando a tus amigos cercanos.

Poemas de amistad de los mejores autores

Estos poemas festejan la amistad tal y como es, una parte hermosa de nuestras vidas. Por esa razón, traemos en este artículo los mejores poemas sobre la amistad de la mano de grandes poetas de distintas épocas.

1. Los amigos (Julio Cortázar)

En el tabaco, en el café, en el vino,

al borde de la noche se levantan

como esas voces que a lo lejos cantan

sin que se sepa qué, por el camino.

Livianamente hermanos del destino,

dióscuros, sombras pálidas, me espantan

las moscas de los hábitos, me aguantan

que siga a flote entre tanto remolino.

Los muertos hablan más pero al oído,

y los vivos son mano tibia y techo,

suma de lo ganado y lo perdido.

Así un día en la barca de la sombra,

de tanta ausencia abrigará mi pecho

esta antigua ternura que los nombra.

  • Como ya dijimos anteriormente, los amigos son esas personas que se convierten en nuestra familia de elección. Ya que, los verdaderos amigos que se vuelven cercanos a nosotros, se transforman en nuestros hermanos.

2. Amistad (Carlos Castro Saavedra)

Amistad es lo mismo que una mano que en otra mano apoya su fatiga y siente que el cansancio se mitiga y el camino se vuelve más humano.

El amigo sincero es el hermano claro y elemental como la espiga, como el pan, como el sol, como la hormiga que confunde la miel con el verano.

Grande riqueza, dulce compañía es la del ser que llega con el día y aclara nuestras noches interiores.

Fuente de convivencia, de ternura, es la amistad que crece y se madura en medio de alegrías y dolores.

  • Los verdaderos amigos son los que están junto a ti para celebrar tus triunfos, pero sobre todo los que te ofrecen apoyo cuando estás en tus peores momentos. Los que te acompañan tanto en las buenas como en las malas.

3. Amiga, mi larario está vacío (Amado Nervo)

Amiga, mi larario esta vacío:

desde que el fuego del hogar no arde,

nuestros dioses huyeron ante el frío;

hoy preside en sus tronos el hastío

las nupcias del silencio y de la tarde.

El tiempo destructor no en vano pasa;

los aleros del patio están en ruinas;

ya no forman allí su leve casa,

con paredes convexas de argamasa

y tapiz del plumón, las golondrinas.

¡Qué silencio el del piano! Su gemido

ya no vibra en los ámbitos desiertos;

los nocturnos y scherzos han huido…

¡Pobre jaula sin aves! ¡Pobre nido!

¡Misterioso ataúd de trinos muertos!

¡Ah, si vieras tu huerto! Ya no hay rosas,

ni lirios, ni libélulas de seda,

ni cocuyos de luz, ni mariposas…

Tiemblan las ramas del rosal, medrosas;

el viento sopla, la hojarasca rueda.

Amiga, tu mansión está desierta;

el musgo verdinegro que decora

los dinteles ruinosos de la puerta,

parece una inscripción que dice: ¡Muerta!

El cierzo pasa, y suspirando: ¡Llora!

  • Este poema nos muestra el lado trágico y amargo sobre perder a un amigo cercano, el cual deja un vacío que nada puede llenarlo.

4. No moriré del todo, amiga mía (Rodolfo Tallón)

No moriré del todo, amiga mía,

mientras viva en tu alma mi recuerdo.

Un verso, una palabra, una sonrisa,

te dirán claramente que no he muerto.

Volveré con las tardes silenciosas,

con la estrella que brilla para ti,

con la brisa que nace entre las hojas,

con la fuente que sueña en el jardín.

Volveré con el piano que solloza

las nocturnas escalas de Chopin;

con la lenta agonía de las cosas

que no saben morir.

Con todo lo romántico, que inmola

este mundo cruel que me destroza.

A tu lado estaré cuando estés sola,

como una sombra más junto a tu sombra.

  • Parte de lo que somos, es como nos recuerdan nuestros amigos. Por ello, una parte de nuestra propia existencia vive en los corazones de cada uno de ellos.

5. Algunas amistades son eternas (Pablo Neruda)

Algunas veces encuentras en la vida una amistad especial: ese alguien que al entrar en tu vida la cambia por completo.

Ese alguien que te hace reír sin cesar; ese alguien que te hace creer que en el mundo existen realmente cosas buenas.

Ese alguien que te convence de que hay una puerta lista para que tú la abras. Esa es una amistad eterna…

Cuando estás triste y el mundo parece oscuro y vacío, esa amistad eterna levanta tu ánimo y hace que ese mundo oscuro y vacío de repente parezca brillante y pleno.

Tu amistad eterna te ayuda en los momentos difíciles, tristes, y de gran confusión.

Si te alejas, tu amistad eterna te sigue.

Si pierdes el camino, tu amistad eterna te guía y te alegra.

Tu amistad eterna te lleva de la mano y te dice que todo va a salir bien.

Si tú encuentras tal amistad te sientes feliz y lleno de gozo porque no tienes nada de qué preocuparte.

Tienes una amistad para toda la vida, ya que una amistad eterna no tiene fin.

  • Existen amigos que tienen toda una vida por delante, conviviendo momentos arduos y felices, compartiendo complicidades y explorando las maravillas y curiosidades que esperan en el futuro.

6. Vamos juntos (Mario Benedetti)

Con tu puedo y con mi quiero

vamos juntos compañero

compañero te desvela

la misma suerte que a mí

prometiste y prometí

encender esta candela

con tu puedo y con mi quiero

vamos juntos compañero

la muerte mata y escucha

la vida viene después

la unidad que sirve es

la que nos une en la lucha

con tu puedo y con mi quiero

vamos juntos compañero

la historia tañe sonora

su lección como campana

para gozar el mañana

hay que pelear el ahora

con tu puedo y con mi quiero

vamos juntos compañero

ya no somos inocentes

ni en la mala ni en la buena

cada cual en su faena

porque en esto no hay suplentes

con tu puedo y con mi quiero

vamos juntos compañero

algunos cantan victoria

porque el pueblo paga vidas

pero esas muertes queridas

van escribiendo la historia

con tu puedo y con mi quiero

vamos juntos compañero.

  • Una de las características más hermosas y apreciadas entre los amigos, es la capacidad de apoyarse mutuamente en cualquier momento. Cuando uno de ellos se siente mal, el otro estará allí para ayudarlo a levantarse.

7. Hermanos y amigos (Delia Arjona)

Los amigos son hermanos

que nosotros elegimos,

los que te ofrecen la mano

cuando te encuentras perdido.

Son las puertas que se te abren

y se juntan los caminos,

cuando estás necesitado

sus brazos son extendidos.

Suaves rayitos de sol,

que te dan calor y abrigo.

El amor se fortalece

¡cuando tienes un amigo!

  • La amistad no es más que otra clase de amor, un amor fraternal que se mezcla con picardía y compañerismo. Un amor que no encontraremos en ninguna parte y que con suerte (y mucho empeño) podemos disfrutar para siempre.

8. Amistad a ultranza (José de Arias Martínez)

Alma a alma así es que nace,

una amistad verdadera,

a fuerza de ser muy sincera,

corazón a corazón,

es una entrega de amor,

sin contratos ni promesas.

Porque existe comprensión,

porque existe aceptación,

sin precisar de perdón,

pues se entrega sin reservas,

la amistad tú la conservas,

cuando solo existe amor.

  • En las amistades también es válido el término de ‘almas gemelas’ ya que son personas compatibles que disfrutan de compartir esas similitudes y esa conexión que no tienen con otro.

9. Hablando de amistad y amor (Zenaida Bacardí de Argamasilla)

Decir amor es soltar la respiración y dejar salir un suspiro hondo.

Decir amistad es como abrir la puerta y dejar entrar un sentimiento suave y profundo.

Decir amor es hacer dulce el dolor y querido el sacrificio.

Decir amistad es hacer tibia la comprensión y calidad la compañía.

Decir amor es encontrar el compendio de todas las ansias de la vida.

Decir amistad es encontrar el manto de la ternura el consuelo y la paz.

  • Hay ocasiones en que el amor y la amistad bailan al mismo son, lo cual puede dar paso a un romance apasionado, dulce y duradero. Sin embargo, también puede ser una manera de fortalecer aún más dicha amistad.

10. En el entierro de un amigo (Antonio Machado)

Tierra le dieron una tarde horrible

del mes de julio, bajo el sol de fuego.

A un paso de la abierta sepultura,

había rosas de podridos pétalos,

entre geranios de áspera fragancia

y roja flor. El cielo

puro y azul. Corría

un aire fuerte y seco.

De los gruesos cordeles suspendido,

pesadamente, descender hicieron

el ataúd al fondo de la fosa

los dos sepultureros…

Y al reposar sonó con recio golpe,

solemne, en el silencio.

Un golpe de ataúd en tierra es algo

perfectamente serio.

Sobre la negra caja se rompían

los pesados terrones polvorientos…

El aire se llevaba

de la honda fosa el blanquecino aliento.

Y tú, sin sombra ya, duerme y reposa,

larga paz a tus huesos…

Definitivamente,

duerme un sueño tranquilo y verdadero.

  • Es triste y doloroso perder a un amigo, de eso no hay duda alguna. Por lo cual, debemos recordarlos con sus sonrisas y vitalidad, sabiendo que ahora están en un lugar mejor.

11. No te rindas (Mario Benedetti)

No te rindas, aún estás a tiempo

de alcanzar y comenzar de nuevo,

aceptar tus sombras, enterrar tus miedos,

liberar el lastre, retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,

continuar el viaje,

perseguir tus sueños,

destrabar el tiempo,

correr los escombros y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,

aunque el frío queme,

aunque el miedo muerda,

aunque el sol se esconda y se calle el viento,

aún hay fuego en tu alma,

aún hay vida en tus sueños,

porque la vida es tuya y tuyo también el deseo,

porque lo has querido y porque te quiero.

Porque existe el vino y el amor, es cierto,

porque no hay heridas que no cure el tiempo,

abrir las puertas quitar los cerrojos,

abandonar las murallas que te protegieron.

Vivir la vida y aceptar el reto,

recuperar la risa, ensayar el canto,

bajar la guardia y extender las manos,

desplegar las alas e intentar de nuevo,

celebrar la vida y retomar los cielos.

No te rindas por favor no cedas,

aunque el frío queme,

aunque el miedo muerda,

aunque el sol se ponga y se calle el viento,

aún hay fuego en tu alma,

aún hay vida en tus sueños,

porque cada día es un comienzo,

porque esta es la hora y el mejor momento,

porque no estás sola,

porque yo te quiero.

  • Este conmovedor poema es una muestra de lo valioso que es tener a alguien que nos reconforte, nos consuele pero sobre todo nos de ánimos para seguir adelante. Alguien que sea capaz de creer en nuestros sueños y ayudarnos de cierta forma a lograrlos.

12. Poema de la amistad (Octavio Paz)

La amistad es un río y un anillo. El río fluye a través del anillo.

El anillo es una isla en el río. Dice el río: antes no hubo río, después sólo río.

Antes y después: lo que borra la amistad. ¿Lo borra? El río fluye y el anillo se forma.

La amistad borra al tiempo y así nos libera. Es un río que, al fluir, inventa sus anillos.

En la arena del río se borran nuestras huellas. En la arena buscamos al río: ¿dónde te has ido?

Vivimos entre olvido y memoria: este instante es una isla combatida por el tiempo incesante.

  • ¿Hay algo que sea capaz de borrar una verdadera amistad? Lo dudamos, las experiencias y recuerdos pesan más que cualquier distancia. Por eso siempre viviremos en el corazón de nuestros amigos y viceversa.

13. Amistad (Carlos Castro Saavedra)

Amistad es lo mismo que una mano

que en otra mano apoya su fatiga

y siente que el cansancio se mitiga

y el camino se vuelve más humano.

El amigo sincero es el hermano

claro y elemental como la espiga,

como el pan, como el sol, como la hormiga

que confunde la miel con el verano.

Grande riqueza, dulce compañía

es la del ser que llega con el día

y aclara nuestras noches interiores.

Fuente de convivencia, de ternura,

es la amistad que crece y se madura

en medio de alegrías y dolores.

  • Los amigos tienen ese don especial de alegrar nuestros días incluso bajo una tormentosa desdicha. También son capaces de vernos como lo que somos, enfrentarnos cuando cometemos errores para enmendar nuestro camino, aclarar nuestras dudas y amarnos por lo que somos.

14. Concierto de amigos (Emilio Pablo)

Da gusto ver la amistad,

cual almácigo florido,

Donde pueblan los amigos,

sonrisa y felicidad.

Es igual que un carnaval,

pero de flores diversas,

Que ayudan que las tristezas,

sin dudas, queden atrás,

Y te pueblan el mirar,

con sus íntimas bellezas.

  • La amistad es un regalo invaluable, es tanto una necesidad humana como una causalidad de la vida. ¿Conoces a alguien que sea desdichado por tener amigos? ¿O es desdichado por no tenerlos?

15. Amigos que por siempre nos dejaron (Edgar Allan Poe)

Amigos que por siempre nos dejaron,

caros amigos para siempre idos,

fuera del Tiempo y fuera del Espacio!

Para el alma nutrida de pesares,

para el transido corazón, acaso.

  • Es un poema corto pero intenso acerca del poder de la amistad sobre nosotros, que prevalece y se hace eterna a pesar de cualquier circunstancia.

16. A mis amigos (Alberto Cortez)

A mis amigos les adeudo la ternura

y las palabras de aliento y el abrazo,

el compartir con todos ellos la factura

que nos presenta la vida paso a paso.

A mis amigos les adeudo la paciencia

de tolerarme mis espinas más agudas,

los arrebatos del humor, la negligencia

las vanidades, los temores y las dudas.

Un barco frágil de papel

parece a veces la amistad,

pero jamás puede con él

la más violenta tempestad.

Porque ese barco de papel

tiene aferrado a su timón,

por capitán y timonel.

¡un corazón!

A mis amigos les adeudo algún enfado

que perturbara sin querer nuestra armonía,

sabemos todos que no puede ser pecado

el discutir alguna vez por tonterías.

A mis amigos legaré cuando me muera

mi devoción en un acorde de guitarra,

y entre los versos olvidados de un poema

mi pobre alma incorregible de cigarra.

Amigo mío si esta copla como el viento

a donde quieras escucharla te reclama,

serás plural porque lo exige el sentimiento

cuando se llevan los amigos en el alma.

  • Con nuestros amigos tenemos una deuda pendiente que no se paga con posesiones materiales, sino con respeto, cariño, devoción y apoyo.

17. Decir amigo (Joan Manuel Serrat)

Decir amigo

es decir juegos,

escuela, calle y niñez.

Gorriones presos

de un mismo viento

tras un olor de mujer.

Decir amigo

es decir vino,

guitarra, trago y canción

furcias y broncas.

Y en Los Tres Pinos

una novia pa’ los dos.

Decir amigo

me trae del barrio

luz de domingo

y deja en los labios

gusto a mistela

y a natillas con canela.

Decir amigo

es decir aula,

laboratorio y bedel.

Billar y cine.

Siesta en Las Ramblas

y alemanas al clavel.

Decir amigo

es decir tienda,

botas, charnaque y fusil.

Y los domingos,

a pelear hembras

entre Salou y Cambrils.

Decir amigo

no se hace extraño

cuando se tiene

sed de veinte años

y pocas «pelas».

Y el alma sin mediasuelas.

Decir amigo

es decir lejos

y antes fue decir adiós.

Y ayer y siempre

lo tuyo nuestro

y lo mío de los dos.

Decir amigo

se me figura que

decir amigo

es decir ternura.

Dios y mi canto

saben a quien nombro tanto.

  • Cada buena experiencia en nuestra vida, tiene por lo menos la figura de un amigo detrás de ella, siendo partícipe de esos buenos momentos.

18. Amistad como flor (Anónimo)

La amistad es como una rosa.

Es tan hermoso su color,

tan delicada su textura,

y tan persistente su perfume,

que si no la cuidas…

Se marchita.

  • Como cada relación, si no se cuida una amistad esta puede terminar, incluso a un punto de no retorno. Por lo que procura siempre mantener el contacto con tus amigos y hacerles ver lo importante que son para ti.

19. Gacela de la amistad (Carmen Díaz Margarit)

La amistad es una ráfaga de peces luminosos,

y te arrastra

hacia un océano feliz de mariposas.

La amistad es un plañir de campanas

que invocan el aroma de los cuerpos

en un jardín amanecido de heliotropos.

  • Las mejores amistades son aquellas que te incitan a hacer cosas maravillosas con tu vida, procurando que encuentres alegría en cada vivencia.

20. Respuesta (José Hierro)

Quisiera que tú me entendieras a mí sin palabras.

Sin palabras hablarte, lo mismo que se habla mi gente.

Que tú me entendieras a mí sin palabras

como entiendo yo al mar o a la brisa enredada en un álamo verde.

Me preguntas, amigo, y no sé qué respuesta he de darte,

Hace ya mucho tiempo aprendí hondas razones que tú no comprendes.

Revelarlas quisiera, poniendo en mis ojos el sol invisible,

la pasión con que dora la tierra sus frutos calientes.

Me preguntas, amigo, y no sé qué respuesta he de darte.

Siento arder una loca alegría en la luz que me envuelve.

Yo quisiera que tú la sintieras también inundándote el alma,

yo quisiera que a ti, en lo más hondo, también te quemase y te hiriese.

Criatura también de alegría quisiera que fueras,

criatura que llega por fin a vencer la tristeza y la muerte.

Si ahora yo te dijera que había que andar por ciudades perdidas

y llorar en sus calles oscuras sintiéndose débil,

y cantar bajo un árbol de estío tus sueños oscuros,

y sentirte hecho de aire y de nube y de hierba muy verde…

Si ahora yo te dijera

que es tu vida esa roca en que rompe la ola,

la flor misma que vibra y se llena de azul bajo el claro nordeste,

aquel hombre que va por el campo nocturno llevando una antorcha,

aquel niño que azota la mar con su mano inocente…

Si yo te dijera estas cosas, amigo,

¿qué fuego pondría en mi boca, qué hierro candente,

qué olores, colores, sabores, contactos, sonidos?

Y ¿cómo saber si me entiendes?

¿Cómo entrar en tu alma rompiendo sus hielos?

¿Cómo hacerte sentir para siempre vencida la muerte?

¿Cómo ahondar en tu invierno, llevar a tu noche la luna,

poner en tu oscura tristeza la lumbre celeste?

Sin palabras, amigo; tenía que ser sin palabras como tú me entendieses.

  • Lamentablemente, a pesar de tener las mejores intenciones, existen amigos a los cuales no podemos llegar con profundidad, ya que están sumidos en una gran tristeza que no dejan abrir su corazón a ninguna persona.

21. Para hacer funcionar a las estrellas (Jaime Sabines)

Para hacer funcionar a las estrellas es necesario apretar el botón azul.

Las rosas están insoportables en el florero.

¿Por qué me levanto a las tres de la mañana mientras todos duermen? ¿Mi corazón sonámbulo se pone a andar sobre las azoteas detectando los crímenes,

investigando el amor?

Tengo todas las páginas para escribir, tengo el silencio, la soledad, el amoroso insomnio; pero sólo hay temblores subterráneos, hojas de angustia que aplasta una

serpiente en sombra. No hay nada que decir: es el presagio, sólo el presagio de nuestro nacimiento.

  • Ya mencionamos que la amistad puede convertirse en amor con tan solo dar un paso y eso lleva a generar emociones encontradas y confusiones constantes, ¿será que vale la pena arriesgarse o es mejor callar los sentimientos?

22. Amigo mío (Antoine de Saint-Exupéry)

Amigo mío, tengo tanta necesidad de tu amistad. Tengo sed de un compañero que respete en mí, por encima de los litigios de la razón, el peregrino de aquel fuego.

A veces tengo necesidad de gustar por adelantado el calor prometido Y descansar, más allá de mi mismo, en esa cita que será la nuestra.

Hallo la paz. Más allá de mis palabras torpes, más allá de los razonamientos que me pueden engañar, tú consideras en mí, simplemente al Hombre, tú honras en mí al

embajador de creencias, de costumbres, de amores particulares.

Si difiero de ti, lejos de menoscabarte te engrandezco. Me interrogas como se interroga al viajero,

Yo, que como todos, experimento la necesidad de ser reconocido, me siento puro en ti y voy hacia ti. Tengo necesidad de ir allí donde soy puro.

Jamás han sido mis fórmulas ni mis andanzas las que te informaron acerca de lo que soy, sino que la aceptación de quien soy te ha hecho, necesariamente, indulgente para con esas andanzas y esas fórmulas.

Te estoy agradecido porque me recibes tal como soy. ¿Qué he de hacer con un amigo que me juzga?

Si todavía combato, combatiré un poco por ti. Tengo necesidad de ti. Tengo necesidad de ayudarte a vivir.

  • Este poema del autor del maravilloso cuento clásico ‘El principito’ nos muestra esa urgencia que tenemos tanto de tener un amigo como de hacerlo feliz, ya que la amistad debe ser recíproca, donde todos debemos ser felices.

23. Qué tengo yo que mi amistad procuras (Lope de Vega)

¿Qué tengo yo que mi amistad procuras?

¿Qué interés se te sigue, Jesús mío,

que a mi puerta cubierto de rocío

pasas las noches del invierno escuras?

¡Oh cuánto fueron mis entrañas duras,

pues no te abrí! ¡Qué extraño desvarío,

si de mi ingratitud el hielo frío

secó las llagas de tus plantas puras!

¡Cuántas veces el Ángel me decía:

«Alma, asómate agora a la ventana,

verás con cuánto amor llamar porfía»!

¡Y cuántas, hermosura soberana,

«Mañana le abriremos», respondía,

para lo mismo responder mañana!

  • A veces podemos sentir que no somos merecedores del cariño de nuestros amigos porque creemos que no tenemos nada para ofrecer. Pero hay que recordar esto, si ese fuera el caso, ¿entonces porque ellos aún vuelven a nosotros?

24. Amistad a ultranza (José de Arias Martínez)

Alma a alma así es que nace,

una amistad verdadera,

a fuerza de ser muy sincera,

corazón a corazón,

es una entrega de amor,

sin contratos ni promesas.

Porque existe comprensión,

porque existe aceptación,

sin precisar de perdón,

pues se entrega sin reservas,

la amistad tú la conservas,

cuando solo existe amor.

  • Un hermoso poema que describe a la perfección todo lo que conlleva una amistad. Desde el amor que comparten dos personas hasta la complicidad de los compañeros.

25. Amigos (Víctor Zúñiga)

Amigos... seremos siempre amigos

para contar nuestras penas una a una

y tendremos así como testigos

al sol, al viento, a la noche, o a la luna.

Viajaremos a un mundo distante

para buscar con todo el empeño

¡Y seremos como el caminante

que cabalga buscando su sueño!.

Amigos siempre sobre todas las cosas

como van unidos espinas y rosas

sin que importe nunca distancia ni tiempo

tú serás la lluvia... yo tal vez el viento.

Y así seguiremos como lo hacen pocos,

buscando en la vida nuestros sueños locos

y si algo pasara ¡Escucha lo que te digo

por todos los tiempos... yo seré tu amigo!

  • Los amigos siempre deben permanecer unidos sin importar las circunstancias, el tiempo o la distancia. Si existen sentimientos verdaderos y recíprocos, entonces esta amistad será eterna.

Paula Rodríguez nació en Sabadell en 1992. Es Graduada en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, y tiene experiencia diferentes medios escritos tradicionales y digitales, así como en programas de radio y televisión. Actualmente colabora con diferentes empresas del sector afincadas en el Vallès Occidental y Barcelona. Algunas de ellas son de ámbito comarcal y nacional, mientras que otras como EstiloNext tienen una audiencia más internacional.