Las 10 causas del cambio climático

El cambio climático es una realidad, pues el aumento de temperatura global se ha demostrado una y otra vez en los últimos años. Aquí hacemos un recorrido por sus causas más relevantes.
Causas cambio climático

Según el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico de España (MITECO), el cambio climático es un concepto que hace referencia a la variación global del clima en la Tierra. Esta serie de transiciones y oscilaciones ambientales son tanto naturales como inducidas, pero existe un consenso científico universal en el que se afirma que las acciones del ser humano han trastocado, de forma irreversible, las dinámicas globales de los ecosistemas.

Los datos científicos no están sujetos a valores u opiniones: los océanos absorben el calor y muestran un calentamiento de 0.302 grados Fahrenheit desde 1969, la temperatura media mundial ha aumentado 1,1°C desde la época preindustrial, la tasa de extinción de especies es 1.000 veces más rápida que el promedio evolutivo y el CO2 atmosférico aumenta en 4 años lo que antes tardaba unos 200.

Estas cifras son objetivas, resultado de extensas investigaciones profesionales y brindadas por organizaciones sin ningún interés lucrativo. No cabe duda de que el cambio climático es una realidad y, con base en esta premisa, te presentamos sus 10 causas más importantes. No te lo pierdas.

¿Qué provoca el cambio climático?

Como hemos dicho con anterioridad, el cambio climático es un término que hace referencia a las variaciones climáticas globales en la Tierra, concepto que incluye a la temperatura general, precipitaciones, nubosidades, desastres naturales, humedad relativa y otros muchos más parámetros abióticos (no vivos) a escalas temporales variables.

Si queremos hacer hincapié en la problemática actual, el término correcto es “calentamiento global”. Este parámetro es el más importante a la hora de comprender el cambio climático que está sufriendo la Tierra en estos momentos, pues sus causas son eminentemente (y de forma irrefutable) producto de las actividades del ser humano. A continuación, te mostramos las 10 causas del cambio climático (calentamiento global) por acciones antrópicas.

1. Agricultura y ganadería: un sistema de producción no sostenible

El actual sistema alimentario es incompatible con el medio ambiente y el crecimiento poblacional marcado que muestra la Tierra. Nos encontramos ante una evidencia clara, pues muchos estudios (como Prospects for sustainability of pig production in relation to climate change and novel feed resources y otros tantos) concuerdan con que el consumo de carne actual ha supuesto un grave impacto para el Planeta.

Los productos cárnicos derivados de animales de ganado y la propia carne son una fuente importantísima de las emisiones anuales de gases de efecto invernadero, es decir, aquellos encargados de absorber la radiación térmica emitida por la superficie planetaria. El estudio The global impacts of food production, publicado en el año 2018 en la revista Nature, demostró que el 25 % del CO2 global, como mínimo, proviene de la industria alimenticia.

Además, no podemos olvidar que una vaca de 500 kilos de peso requiere unos 70 kilos de pasto para producir 15 litros de leche y mucho más para dar lugar a la carne: un kilo de ternera ha consumido 15.400 litros de agua para llegar a tu plato. La soja requiere unos 1.900 litros de agua por kilo, es decir, unas 8 veces menos que el mamífero ya citado. No te vamos a decir que te hagas vegetariano, pero los datos hablan por sí solos: la industria cárnica actual es insostenible.

Ganadería

2. El transporte contamina

El CO2 va a aparecer muchas veces en esta lista, pues es el principal gas de efecto invernadero que está incrementando de forma drástica en la superficie de la Tierra desde la revolución industrial.

Dicho de forma sencilla, este gas “retiene” la radiación térmica emitida por la superficie de la Tierra, irradíandola en todas las direcciones. Como parte de esta energía es devuelta a la superficie terrestre y atmósfera inferior, se produce un aumento de la temperatura superficial media respecto a lo que habría en ausencia de estos gases (recordamos que energía=calor). Se estima que, desde 1750, la concentración de CO2 y metano han aumentado en un 36% y 148% en la atmósfera, respectivamente.

Si tenemos en cuenta que un coche tiene una vida media de 250.000 kilómetros útiles, podemos calcular de forma sencilla que este emitirá, antes de ser retirado, 25 toneladas de CO2 y otros gases contaminantes. Por tanto, es fácil afirmar que el transporte individual es un claro causante del cambio climático.

3. Los edificios se deterioran y requieren mantenimiento

Según el portal Oxfam Intermon, el 36% de los gases emitidos en Europa provienen de edificios que requieren una rehabilitación energética. Es necesario mejorar las infraestructuras físicas en lo que a aislamiento, estanqueidad y ventilación se refiere, pues esto retrasa mucho la necesidad de tener que invertir energía en la recomposición a largo plazo. Se trata de una inversión de futuro, gastar hoy para preservar mañana.

4. Destrucción de los ecosistemas terrestres

Un árbol absorbe aproximadamente entre 10 kilogramos y 30 kilogramos de CO2 al año y produce, en este intervalo de tiempo, hasta 130 kilogramos de oxígeno. Los vegetales son “esponjas” de CO2, pues lo necesitan para sintetizar carbohidratos (tejidos) y liberar oxígeno en el proceso.

Los seres humanos talamos árboles de forma indiscriminada para aumentar la superficie útil de cultivo y ganadería, pero con ello nos pegamos un tiro en el pie: cambiamos la absorbancia de CO2 por la emisión de metano. Según el estudio Mapping tree density at a global scale, publicado en la revista Nature, 15,3 mil millones de árboles son talados cada año. Se estima que casi el 50% de la superficie vegetal terrestre ha sido esquilmada desde el inicio de la agricultura.

Deforestación

5. Destrucción de los ecosistemas marinos

Los bosques de algas marinas (también conocidos como kelp) y las algas unicelulares también son esenciales para la captura y metabolización del CO2 en el planeta. La premisa es la misma que en el punto anterior: si con la pesca masiva y el vertido de desechos matamos a la fauna y flora marina, estamos hiriendo a la sociedad humana de forma directa y disminuyendo nuestra viabilidad como especie, al aumentar aún más la concentración atmosférica de gases de efecto invernadero.

6. Generación desmedida de residuos

Este punto va directamente ligado al anterior. Todo envase de plástico tarda entre 100 y 1.000 años en descomponerse, y la realidad del “reciclaje” no supone una salvación a este desastroso dato. Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), solo el 14% de los plásticos son reciclados, mientras que el resto van a donde ya podrás imaginar: el mar y vertederos masivos. Se estima que existen unos 5-50 billones de fragmentos de plástico en el mar, el 70% de todos ellos en los fondos.

7. Un derroche energético desmedido

Los seres humanos consumimos, de media, mucha más energía de la que necesitamos, y esta proviene de procesos industriales que emiten hasta el 80 % de los gases de toda la Unión Europea. La luz y la electricidad son contaminación directa, así que nunca se debe abusar de ellas.

Derroche energía

8. Uso de fertilizantes

Tal y como indica la Unión Europea, los fertilizantes que contienen nitrógeno en su composición (N) emiten óxido nitroso al medio, el cuarto de los gases de efecto invernadero. Por esta razón, biólogos, botánicos y biotecnólogos se han sumergido en el estudio y desarrollo de cultivos transgénicos: si se crean especies vegetales resistentes a plagas mediante la modificación de su genoma, la huella de la industria agrícola puede reducirse de forma considerable.

9. Una tasa poblacional creciente

Según la ONU, en el año 2019 éramos, de forma aproximada, 7.700 millones de personas. La realidad es que somos demasiados Homo sapiens para la capacidad de carga del planeta, mucho más si tenemos en cuenta la tasa media de consumo y la huella ecológica que ejercemos con nuestro estilo de vida en los países de medio-alto ingreso. Si queremos seguir teniendo la libertad de dejar descendencia, está claro que es necesario cambiar los medios de producción y hábitos de consumo.

10. Falta de conciencia social

Tú, que lees este artículo, puede que desde que has entrado tengas claro que el calentamiento global es una realidad y hay que combatirlo. Por desgracia, las personas con ideas afines nos encontramos en una suerte de “cámara de eco” (echo chamber), donde damos por sentadas ideas y convicciones que vemos como irrefutables. Te sorprenderá saber que, en este punto, casi el 20 % de la población estadounidense cree que el cambio climático es un invento.

Estos datos no son solo alarmantes a nivel social, sino también desde un punto de vista ecosistémico. Si no se cree en la ciencia no se produce un cambio en la mentalidad, pues “no hay de qué preocuparse”. Mientras exista gente que siga sin creer en la objetividad de la matemática, la ignorancia seguirá siendo un peligro para preservar nuestra Tierra.

Cambio climático

Resumen

El tema del cambio climático ya no es una amenaza al futuro, ya no es algo teórico ni que vayan a sufrir nuestros bisnietos: está pasando delante de nuestros ojos. Ya ni siquiera es cuestión de empatía con los ecosistemas y el resto de animales, sino que se trata de una amenaza clara para nuestra especie.

Ante estos datos, cada uno hace lo que puede o quiere. Cualquier gesto, desde la concienciación más somera hasta el veganismo, harán que el momento del fin de la civilización se retrase cada vez más o, en un escenario más positivo, se evite completamente. En este punto, las evidencias hablan de la urgencia social por sí solas.

Comparte:
¿Te ha gustado?
Estilonext Logo
Estilonext es una revista digital de actualidad, cultura y ciencia enfocada a personas jóvenes, dinámicas y con espíritu creativo y transgresor. Hablamos sobre salud, psicología, relaciones, noticias, tendencias...
  • azsalud
  • médicoplus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 Estilonext. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies