Espirulina mercadona: opiniones, precio e información nutricional

Se le atribuyen a la espirulina propiedades antihipertensivas, antioxidantes y lipolíticas, entre otras muchas más. En esta oportunidad, ponemos a prueba estas supuestas características.
Espirulina mercadona

Spirulina (Arthrospira platensis) es una cianobacteria filamentosa que ha sido propuesta, en la actualidad, como una alternativa ecofriendly para la biorremediación de los ecosistemas, nitrificación y la fijación de dióxido de carbono (CO2). Spirulina es una excelente candidata para la eliminación de agentes tóxicos en el ambiente, como pueden ser metales pesados y fenoles. Más allá de sus propiedades biorremediadoras, como veremos a continuación, también presenta múltiples beneficios en el terreno de nutrición humana.

Por otro lado, su producción de biomasa es rápida (crece a un ritmo más que adecuado), no requiere de extensos terrenos para su cultivo y, entre otras cosas, no necesita tanta agua y espacio por cada kilogramo de materia orgánica obtenido. Con el clima adecuado, se obtienen 4 gramos por metro cuadrado de parcela al día, mientras que para generar medio kilo de arroz se requieren 1.700 litros de agua y muchísimo más tiempo.

Por todas estas razones y muchas más, la espirulina se considera un superalimento para un mundo en crisis. El concentrado de esta microalga tiene propiedades antioxidantes, hipoglucémicas y antihipertensivas. Si quieres conocer todos los beneficios de Espirulina Mercadona, sigue leyendo.

¿Qué es espirulina Mercadona?

“Espirulina Mercadona” no es más que un nombre arbitrario para designar a los compuestos de espirulina seca puestos a disposición del público en forma de pastillas y comprimidos orales. En este caso, nos fijamos en el producto concreto de la marca Deliplus “Fucus y Spirulina”, pues es el complemento que se comercializa en este supermercado. Se presenta en un recipiente con 60 comprimidos por el módico precio de 4,5 euros. Sin duda, es un complemento alimenticio muy barato en comparación con otros disponibles en el mercado.

De todas formas, la información que te vamos a brindar aquí es aplicable a muchos productos más basados en el concentrado de esta microalga, como Spirulina-supersmart, Espirulina-Dietinatural, Spirulina Bio, Espirulina ecológica y otros muchos más. La mayoría de estos productos son un poco más caros, pero se tratan de espirulina pura (sin el alga fucus) y vienen más comprimidos por bote, de 200 a 500.

Para comprender las propiedades de estas tabletas orales, debemos acudir a la composición nutricional que reportan los complementos a base de espirulina seca. Aquí tienes los datos más importantes que debes conocer:

  • Proteínas: suponen alrededor de un 57% del peso seco del compuesto.
  • Glúcidos: entre un 8 y un 14% del total, principalmente en forma de polisacáridos.
  • Lípidos: un 6%, aunque depende de las condiciones de cultivo del microorganismo.

Unos 100 gramos de espirulina seca reportan 300 kilocalorías y son fuente rica de micronutrientes esenciales, como pueden ser el hierro, manganeso, niacina, vitaminas del complejo B y distintos compuestos beneficiosos para el organismo. Su altísima concentración proteica en relación a su bajo contenido lipídico hace de este un complemento ideal para deportistas que están tratando de ganar peso muscular: para que te hagas una idea, 100 gramos de pollo tienen 27 gramos de proteína, es decir, la espirulina contiene el doble.

Mercadona espirulina

¿Qué hace la espirulina?

Leer todas estas cualidades podrían hacernos pensar que la espirulina es un superalimento milagroso, pero toca ponerse un poco escépticos y bajar a la Tierra nuevamente. Para afirmar las propiedades de un compuesto debemos recurrir a la ciencia, pues como se suele decir, los números son los únicos que no nos mienten. Por ello, te citamos algunos estudios que exploran las propiedades de la espirulina en varios frentes.

La investigación Antioxidant, Immunomodulating, and Microbial-Modulating Activities of the Sustainable and Ecofriendly Spirulina, publicada en la revista Oxidative medicine and Cellular longevity, es la primera que nos llama la atención. En primer lugar, se ha demostrado en modelos animales que la espirulina tiene un potente efecto antioxidante, es decir, que es capaz de retardar la oxidación dañina en el entorno celular por la liberación metabólica de radicales libres.

El compuesto activo de esta microalga al que se le atribuye tal capacidad es la piocianina, pues parece que puede secuestrar a dichos radicales libres e inhibir la síntesis de moléculas proinflamatorias. Además, se ha registrado que en su entorno natural Spirulina produce agentes antibacterianos selectivos, lo que podría llegar a promover una microbiota saludable en el individuo que consuma de forma asidua sus concentrados.

Por otro lado, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos argumenta que este compuesto podría ser potencialmente eficaz para tratar la presión arterial alta (hipertensión). Uno de los péptidos que contiene (SP6) se considera vasodilatador tras investigarlo en modelos experimentales, razón por la cual se sospecha de una supuesta propiedad antihipertensiva.

En último lugar, no debemos olvidar que la espirulina presenta un gran contenido proteico y muchas vitaminas y minerales esenciales, siempre en las dosis adecuada. De todas formas, es necesario poner en perspectiva todos estos conceptos, pues nadie va a ingerir (ni debe hacerlo) 100 gramos de espirulina al día. El pollo, el pavo, las hortalizas y otros muchos alimentos sanos se pueden consumir en grandes cantidades sin poner en peligro la digestión del individuo, así que a pesar de presentar “menos” beneficios, lo compensan con menor precio y más cantidad.

La espirulina y la pérdida de peso

Entramos en un punto conflictivo, pues muchas fuentes argumentan que la Espirulina Mercadona (y todos los concentrados basados en esta microalga) pueden fomentar la bajada de peso en los pacientes que la consumen. El estudio Effects of Spirulina supplementation on obesity: A systematic review and meta-analysis of randomized clinical trials, pone esta idea a prueba, pues estudia el efecto de la espirulina en personas con sobrepeso y obesidad en múltiples investigaciones previas.

Los resultados de las investigaciones contrastadas mostraron que las personas consumidoras de Spirulina perdieron considerablemente más peso que las que no la ingerían, sobre todo si eran obesas. Se estipula que esto podría deberse a ciertos mecanismos fisiológicos del alga, como los siguientes:

  • Estudios han demostrado que, cuando los pacientes ingieren concentrados de espirulina, reabsorben menos grasas en el intestino delgado y secretan más colesterol en las heces.
  • Parece ser que la espirulina previene la acumulación de grasa intrahepática, disminuye el estrés oxidativo y aumenta la sensibilidad a la insulina.
  • Podría ayudar a aumentar la saciedad, por otorgarle al paciente mayor resistencia a la leptina.

Todos los estudios citados y muchos más (como Effects of spirulina on weight loss and blood lipids: a review, de la revista médica Open Heart) parecen indicar que la espirulina debe tener algunos efectos que facilitan la pérdida de peso en pacientes obesos. Estas investigaciones no tienen ningún interés monetario, pues son de dominio público y no vienen avaladas por ninguna empresa que produzca los complementos aquí descritos. Por ello, no nos suscitan desconfianza.

Espirulina pérdida peso

Las limitaciones de la espirulina

Como habrás podido observar, hasta ahora nos hemos movido todo el rato en “puedes” y “quizases”, pues afirmar una causalidad entre la pérdida de peso o la reducción de presión arterial únicamente por el consumo de espirulina es, directamente, faltar a la verdad. Según la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, el único efecto que parece haberse demostrado de forma clara es la disminución de la actividad hipertensiva, pero todo lo demás está por comprobar.

Por ello, se considera que hay evidencia insuficiente para recetarla o usarla como coadyuvante en el tratamiento de rinitis, rendimiento atlético (muchas investigaciones no han encontrado correlación alguna), resistencia a la insulina, diabetes, altos niveles de colesterol, obesidad, estados de alerta mental y otras muchas cosas más. Muchos estudios muestran propiedades en algunos de estos frentes, mientras que otros no han encontrado ningún tipo de causalidad. Por ello, es imposible afirmar nada, al menos en este punto.

Resumen

Como habrás podido observar, estamos en un impasse a nivel científico, pues es necesario seguir investigando las propiedades de la espirulina sobre todo en humanos, más allá de modelos experimentales animales y situaciones esporádicas. Por cada investigación que encuentra una correlación, hay otra que no es capaz de hacerlo, así que está claro que toda propiedad de este microalga debe presentarse con matices.

Por ello, si quieres bajar de peso o te preocupa tu hipertensión, te recomendamos en todos los casos que te pongas en manos de un profesional médico. Puede que algunos te recomienden consumir espirulina como tratamiento accesorio, pero nunca como medicación principal. Poner una enfermedad en manos de complementos de venta libre es siempre un error, así que mantén tu pensamiento crítico y no te dejes deslumbrar por la publicidad que ciertas fuentes muestran.

Comparte:
¿Te ha gustado?
Estilonext Logo
Estilonext es una revista digital de actualidad, cultura y ciencia enfocada a personas jóvenes, dinámicas y con espíritu creativo y transgresor. Hablamos sobre salud, psicología, relaciones, noticias, tendencias...
  • azsalud
  • médicoplus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 Estilonext. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies