¿Cómo eliminar el sarro de los dientes? 12 consejos

Sin una adecuada higiene bucal, los dientes son propensos a tener sarro. Por suerte, con algunos consejos muy fáciles, se puede erradicar por completo este problema.
Eliminar sarro

Todos queremos tener unos dientes sanos, fuertes, hermosos y que brillen cuando sonreímos, por eso es sumamente importante tener buenos hábitos bucales que garanticen la prevención de enfermedades tanto dentales como de las encías y una de ellas es el sarro. Su aparición permite la proliferación de bacterias que conlleva a otros problemas como lo son el mal aliento, la gingivitis y la caída de dientes.

Para tener unos dientes saludables no basta con cepillarlos con regularidad, sino hacerlo de manera correcta y teniendo en cuenta algunos consejos extras para garantizar la limpieza de tu boca total. Así que quédate en este artículo para que puedas descubrir estos tips que te serán de mucha ayuda para prevenir y eliminar el temido sarro.

¿Qué es el sarro y por qué se forma?

El sarro conocido también como tártaro o cálculo dental, es un endurecimiento de la placa bacteriana que se forma por los depósitos de minerales y se convierte en una especie de película pegajosa e incolora que se deposita en los dientes y a lo largo de las encías y si no se elimina puede ocasionar problemas de caries muy dolorosos.

Todas las personas tenemos placas bacterianas ya que se reproducen en nuestras bocas y para crecer y desarrollarse necesitan la presencia de residuos que provienen de los restos de comida y saliva. El problema surge luego que después de cada comida no nos cepillamos, los ácidos atacan a los dientes luego de comer, afectando el esmalte dental, la estructura ósea de los dientes, su degeneración y posible caída, además originan inflamación, enrojecimiento y sangrado en las encías.

De igual manera, los malos hábitos como el alcoholismo, la ingesta excesiva de café y el tabaquismo pueden ocasionar la aparición del sarro, aunado a esto, la predisposición genética es otro factor que genera este problema. Lo recomendable es tener buenos hábitos de higiene bucal, como cepillarse los dientes luego de cada comida, usar el hilo dental y visitar al odontólogo por lo menos una vez al año.

¿Cómo eliminar el sarro? 12 consejos muy útiles

Para eliminar el sarro muchas veces se requiere de la presencia del dentista que recurre a un proceso incómodo y a veces muy doloroso llamado descamación, sin embargo existen varias alternativas que te ayudarán a eliminar el sarro y que conocerás a continuación.

1. Enjuague bucal con limón y agua

El limón es un blanqueador dental natural que da muy buenos resultados, tiene propiedades antibacterianas que ayudan a combatir el sarro. Pero hay que tener algunas consideraciones al usar este cítrico ya que por la cantidad de ácidos puede debilitar y dañar el esmalte dental, por eso se recomienda su uso una vez a la semana.

De igual manera, luego de usarlo, hay que enjuagarse muy bien la boca ya que al tener contacto con el sol puede producirse manchas en la piel cercana a la boca y alrededor de su contorno.

Para prepararlo debes elaborar un enjuague con el jugo de medio limón mezclado en 125 mililitros (media taza) de agua tibia y enjuágate la boca antes de dormir, luego aclara con agua tibia para eliminar el sabor ácido del limón.

2. Consumo de higos

Comer de tres a cuatro higos al mismo tiempo y masticar lentamente, ayuda a la estimulación de las glándulas salivales y así aumentar su producción, lo que ayuda a la limpieza de los dientes y a evitar la acumulación de placa y la aparición del sarro.

3. Cepillarse correctamente

Este es quizás el consejo más efectivo y necesario de todos que debes realizar a diario. El cepillarse los dientes luego de cada comida, no es efectivo sino se hace de manera correcta y empleando un buen cepillo de cerdas suaves.

Para ello, hay que cepillar los dientes inferiores de abajo hacia arriba, los superiores de arriba hacia abajo, las muelas deben limpiarse con movimientos circulares, sosteniendo el cepillo en un ángulo de 45 grados con respecto a las encías. No olvidar la lengua, encías, el interior de los dientes y el espacio interdental.

4. Usa bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es un antibacterial natural muy eficaz y que al unirse con otros ingredientes como el limón y la sal, potencia su campo de acción. Este producto daña el esmalte dental por lo cual hay que seguir al pie de la letra la cantidad exacta que se recomienda: En 10 gramos de bicarbonato de soda añadir una pizca de sal (alrededor de 5 gramos) y mezclar; humedecer el cepillo y sumergirlo en la mezcla anterior y cepillarse los dientes como de costumbre haciendo énfasis en aquellas zonas más propensas a la acumulación del sarro.

Para mayores resultados hacerlo dos veces al día una vez a la semana ya que el bicarbonato de sodio es muy abrasivo, no solo ayudarás a mantener a raya al sarro sino también blanquearás tus dientes.

5. Incluye la sábila

Si agregas sábila o Aloe Vera a tu rutina de salud bucal podrás tener una limpieza aún mayor, ¿por qué razón? Pues la sábila tiene múltiples propiedades antibacterianas y regenerativas. Para utilizarlo en tu rutina de higiene bucal debes elaborar un preparado con media taza de bicarbonato de soda, una taza de agua, una cucharadita de gel de sábila, 10 gotas de aceite esencial de limón y cuatro cucharadas de glicerina vegetal.

Con esta preparación cepíllate los dientes diariamente y así evitarás la presencia del desagradable sarro.

6. Ten a mano perejil

Esta hierba aromática es muy usada para condimentar las comidas pero también es un gran aliado para combatir el sarro. Ten a mano 20 gramos de perejil limpio y picado en trozos muy pequeños, mézclalo con 10 mililitros de agua y forma una pasta, la cual colocarás en tus dientes por espacio de cinco minutos y luego enjuágate con agua tibia.

7. Cáscara de naranja

La naranja es una fruta con alto contenido de vitamina C y su cáscara es muy empleada para evitar la aparición del sarro ya que contiene fibras, pectina, glucarato y limoneno (d-limoneno), que es un disolvente y limpiador natural que te ayudará a mantener tus dientes limpios y saludables. Antes de usar las cáscaras, se deben lavar muy bien, luego frota los dientes con la parte interna y posteriormente lávalos de manera habitual.

8. Enjuague especial de agua oxigenada

Debes tener cuidado antes de realizar este enjuague ya que el agua oxigenada puede ser abrasiva y además tiene un sabor amargo que querrás evitar a toda costa, así que cuida de no tragar esta mezcla. El agua oxigenada ayuda a mantener los dientes limpios y libres de sarro, solo vierte en un vaso 62 mililitros de agua tibia y 20 mililitros o 2 cucharadas de agua oxigenada.

Mezcla muy bien y toma un poco de este preparado y mantenlo en la boca durante un minuto, escupe y repite el proceso hasta terminar toda la mezcla. Luego enjuaga la boca con agua fresca y limpia. Se puede utilizar tres veces a la semana siempre como enjuague bucal, nunca aplicar directamente en el esmalte dental.

9. Mastica semillas de sésamo

Las semillas de sésamo son muy útiles para combatir el sarro ya que son ideales para desprender la suciedad de los dientes. Coloca un puñado de semillas en tu boca y masticarlas lentamente por espacio de dos a tres minutos y aun con ellas en la boca, masajea tus dientes y encías con un cepillo seco de manera lenta y uniforme, escupir las semillas y lavar los dientes de manera habitual.

10. Coctel de frutas

Manzana, melón y fresa para combatir el sarro ¿es posible? Por supuesto que sí, es quizás el consejo más delicioso que puedes adquirir. Estas frutas te ayudarán a mantener una buena salud bucal, solo debes consumirlas crudas y morderlas (evitar cortarlas con cuchillo), esto te permite fortalecer las encías y eliminar los sangrados al momento de cepillarse. Las manzanas y las fresas se pueden comer con la piel para una mayor efectividad.

Los tallos de apio son otra buena solución en caso de no poder cepillarse los dientes luego de la comida, ya que ayuda a eliminar los restos de alimento y evitar que se adhieran a los dientes.

11. Usa hilo dental con regularidad

El hilo dental es una herramienta que te ayuda a prevenir la aparición del sarro, utilízalo cada vez que te cepilles, Este complemento no solo mantendrán tus dientes libre de restos de comida sino también protegerán a las encías de enfermedades.

12. Los cepillos eléctricos son grandes aliados

No tengas miedo de estos cepillos, ya que pueden ser grandes aliados para prevenir el sarro gracias a su potencia extra. Según muchos especialistas usar cepillos eléctricos permite la eliminación de la placa dental con mayor eficiencia que los cepillos tradicionales. Esto es otra manera de mantener los dientes y encías saludables.

Consejos extras de cuidado

A pesar de los tips que hemos hablado, también puedes tener en cuenta estos consejos extras para cuidar tus dientes del sarro.

  • Visitar con regularidad al odontólogo para que te haga una limpieza más profesional y te detecte cualquier enfermedad bucal a tiempo.

  • Cepillarse correctamente por lo menos dos veces al día, la limpieza debe durar como mínimo tres minutos.

  • Recuerda utilizar hilo dental después de cepillarte para eliminar cualquier resto de comida acumulado entre dientes. Hazlo por lo menos en las noches antes de irte a dormir.

  • Reducir en lo posible el consumo de alimentos ricos en azúcares y almidón, comida procesada, golosinas, gaseosas y frituras, ya que desprenden un ácido que si no se elimina a tiempo, pueden originar caries.

María González Sanz

María González Sanz

Médico de cabecera

María nació en Terrassa en 1992. Es Graduada en Medicina por la Universitat de Barcelona, y actualmente está realizando el periodo de residencia como especialista en Medicina Familiar. Escribe en EstiloNext semanalmente enriqueciendo nuestro contenido con temas médicos de gran interés.