10 consejos para cuidar las uñas (de las manos y de los pies)

Las uñas son una parte fundamental de nuestras manos y pies no solo a nivel estético, sino de salud. Por ello, debemos saber cómo deben cuidarse correctamente estas estructuras.
Consejos para cuidar uñas

Cuidar de nuestras uñas no es solo una cuestión de estética, sino una necesidad de salud básica. Aunque en la actualidad, el arreglo de las uñas se ha convertido en una enorme tendencia de belleza, también hace un llamado a la importancia de mantener un cuidado regular en las uñas tanto de las manos como de los pies.

Este llamado es tanto para mujeres como hombres, incluyendo a niños y adolescentes, pues las uñas pueden acumular muchas bacterias y suciedad causante de enfermedades. Además, sin un corte adecuado, las uñas pueden causar molestias y dolores al engancharse con medias, ropas o enterrarse en la misma piel a su alrededor.

Conociendo la importancia de una higiene regular en las uñas y haciendo un llamado a la acción para la misma, hemos traído en este artículo los mejores consejos para cuidar las uñas que te serán de gran utilidad.

¿Por qué es necesario cuidar regularmente nuestras uñas?

Las uñas son una estructura natural de nuestros dedos tanto de manos como de pies que están formadas por queratina y calcio, cosa que las vuelve duras y permite su crecimiento desde la cutícula. Su función principal radica en la protección de los dedos contra daños externos, así como evitar que bacterias y suciedades ingresen al organismo a través de la piel y causen infecciones cutáneas.

Cuando están saludables, las uñas tienen una apariencia lisa, de color y consistencia uniforme y sin ninguna mancha ni decoloración, pero hay momentos en que aparecen algunos signos que indican que algo no anda bien. Entre ellos se pueden observar:

  • Cambio de coloración en toda la superficie o en una línea oscura debajo de ella.
  • Separación de la uña de la piel que la rodea.
  • Dolor e hinchazón alrededor de la uña.
  • Falta de crecimiento.
  • Cambio irregular en la forma.
  • Tonos amarillentos o marrones que pueden indicar la presencia de hongos, bacterias u otro tipo de enfermedades.
  • Presencia de puntos blancos.

No obstante, las uñas padecen de afecciones que son normales, como por ejemplo, presencia de estrías verticales que se extiende desde la cutícula hasta la punta, ocasionadas por lo general, debido a las actividades que realizamos a lo largo del día, donde utilizamos nuestras manos. Esto es algo inofensivo, pero ocasiona que las uñas se vuelvan débiles y frágiles.

¿Cómo debo cuidar la salud de mis uñas?

Estos consejos son de gran utilidad para mantener la salud y belleza adecuada para las uñas, de manera que no se vuelvan débiles ni frágiles.

1. Practicar una buena higiene de las uñas

Es recomendable que cada cierto tiempo (una vez a la semana) se haga una manicura con un profesional o por nuestra cuenta si estamos capacitados en limpieza adecuada y profunda de las uñas. Siempre se recomienda tener sus propios elementos para evitar la presencia de hongos o bacterias. Si vas a hacer tu propia manicura debes tener en cuenta que las cutículas solo se cortan de ser necesario, por ejemplo, si causan molestias o sobresalen irregularmente. Las uñas deben cortarse en línea recta y con una lima redondear con movimientos lentos las puntas a manera de una curva delicada.

Limpiar uñas

2. Mantener las uñas hidratadas

Así como debemos mantener nuestro cuerpo hidratado, también hay que mantener las uñas hidratadas para evitar que se sequen y se vuelvan quebradizas y frágiles. Para ello se recomienda tomar suficiente agua, por lo menos dos litros diarios. Asimismo, hay que utilizar una crema hidratante en la mañana y a la hora de acostarse o hacer un pequeño masaje en las cutículas con algún aceite esencial.

3. Cuidar la alimentación

Hay un dicho que dice: “Eres lo que comes”. Y esto es verdad, no solo se refleja en un aumento de peso, sino también en la pérdida de cabello y en la fragilidad de las uñas, por eso es importante mantener una alimentación adecuada rica en nutrientes y vitaminas. Es necesario mantener una dieta balanceada a diario, consumiendo vegetales y frutas de dos a tres veces al día, de igual manera se recomienda el consumo de mariscos, carnes, pescados, cereales y productos lácteos, por su alto contenido de vitamina B.

4. Conservar las uñas secas y limpias

Luego de lavar nuestras manos hay que secarlas muy bien y hacer énfasis por debajo de las uñas, pues esto evita que la humedad funcione como un caldo de cultivo para que se desarrollen bacterias. A la hora de lavar los platos y asear la casa, es recomendable utilizar guantes y luego humectarlas con crema.

5. Secarse muy bien los pies luego de ducharse

Por supuesto, no hay que olvidar las uñas de los pies. Por lo general, no se pone mucho cuidado a los pies luego de salir de la lucha. La humedad hace que aparezca mal olor y se presenten bacterias y hongos, por eso es fundamental secar muy bien entre los dedos y alrededor de las uñas.

Secar pies

6. Ten cuidado con las cutículas

La cutícula es esa piel casi transparente que cubre la base de las uñas y tiene la función de protegerlas de bacterias y hongos, su cuidado es fundamental sobre todo al momento de retirarla. Para ello solo hay que humedecer la uña y empujarla hacia la base con movimientos lentos para evitar cortarse y sangrar. Luego de este proceso se recomienda colocar un producto para cutículas, preferiblemente que sea a base de productos naturales. Es fundamental tener un cuidado especial en esta zona.

7. No morderse las uñas

Si quieres unas uñas hermosas, saludables y fuertes, este paso es esencial. Es muy común que al sentirnos temerosos y con ansiedad, nos mordamos las uñas. Este es un hábito que causa un efecto estético muy negativo, aunado a esto, daña el lecho ungueal, que es lo que impide la entrada de bacterias y hongos que producen infecciones. Tener las uñas muy cortas también produce el mismo problema. El tamaño adecuado sería cuando cubre la superficie del dedo.

8. No abusar del esmalte de uñas

Como ya lo mencionamos, la estética de uñas se ha convertido en una enorme tendencia entre las mujeres, cada día existen nuevas técnicas y diseños que se quieren poner a prueba. Sin embargo, esto también requiere de un cuidado pues, cuando abusamos de la manicura se generan importantes problemas que van desde hongos hasta la pérdida de la uña.

Para evitar esto, la recomendación es utilizar esmalte por dos semanas y luego tener una semana de descanso, para que la uña respire. En caso de una manicura más elaborada con resina o polygel, lo ideal es hacerlo por un mes y dejar un mes de descanso para tus uñas con solo brillo protector.

9. Usar productos de buena calidad

Los quitaesmaltes a base de acetona son perjudiciales para las uñas ya que las debilitan, volviéndose quebradizas y en muchos casos, genera dolor y malestar. En el mercado hay un sinfín de removedores de esmaltes a base de otros ingredientes que no causan ningún tipo de daños.

En cuanto a los esmaltes, estos también deben ser de marcas reconocidas especializadas en uñas, que contengan químicos que favorezcan al crecimiento y cuidado de las mismas. Es recomendable, antes de utilizar el esmalte de color, aplicar una capa de esmalte protector o endurecedor para mayor protección.

Productos calidad uñas

10. Tratar los hongos a tiempo

Cuando se tienen hongos en las uñas, es fundamental tratarlo desde el mismo momento para evitar que este se propague. Existen una cantidad de antimicóticos que son muy eficaces para su control. Lo ideal es acudir a un especialista para que recomiende el medicamento adecuado.

Cuidados para las uñas de los pies

Las uñas de los pies requieren los mismos cuidados, pero teniendo la salvedad de poner más atención a dos aspectos fundamentales, que verás a continuación:

  • Uso del calzado ideal: Cuando se tienen unos zapatos que aprieta en la punta, esto ejerce una presión sobre las uñas que tienden a deformarlas.
  • Córtalas de forma recta: Esto evita que las uñas puedan encarnarse, lo que genera un dolor muy fuerte.

Consejos extras

Además de las recomendaciones anteriores, algunos productos naturales permiten mantener las uñas bien hidratadas y en perfecto estado, como por ejemplo: aceite de ricino o de almendras, ya que son hidratantes naturales que deja las uñas bien nutridas y saludables. Solo hay que poner una capa generosa en las manos y uñas; esperar entre 10 a 15 minutos y retirar por completo. A la hora de realizarse una manicura y pedicura, es importante asistir a un salón de belleza reconocido, que el personal se encuentre capacitado en la materia y que cumpla con todo lo establecido en las leyes.

Hay que asegurarse de que todos los implementos se encuentren limpios y esterilizados, antes, durante y después del procedimiento. Esto evita que se pueda contraer algunas bacterias u hongos que perjudican la salud de las uñas. Ahora sabes que mantener la salud de nuestras uñas no es exclusivo de tener una manicure exclusiva y hermosa, sino de tener hábitos de limpieza consistentes que nos ayuden a mantener una salud adecuada para estas.

Comparte:
¿Te ha gustado?
Estilonext Logo
Estilonext es una revista digital de actualidad, cultura y ciencia enfocada a personas jóvenes, dinámicas y con espíritu creativo y transgresor. Hablamos sobre salud, psicología, relaciones, noticias, tendencias...
  • azsalud
  • médicoplus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 Estilonext. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies