5 señales para identificar una dependencia emocional (y qué hacer)

La dependencia emocional es un estilo de relación problemático que impide a la persona ser independiente y tener relaciones saludables con los demás. Veamos qué señales permiten identificarla.

Señales para identificar dependencia emocional

La dependencia emocional es una realidad con la que conviven muchas personas. Se trata de un problema psicológico que repercute profundamente en las distintas áreas de la vida de la persona. Muchas veces es una dificultad que no resulta fácil de detectar, ya que sus señales no siempre son evidentes. La propia persona que experimenta dependencia de los demás puede asumir como normal su estilo de relación, ya que probablemente no ha conocido otras formas de vincularse con familiares, amigos o parejas.

Además, aquellas que sí reconocen que algo no va bien suelen sentir mucho temor y vergüenza al hablar de ello, ya que nunca es fácil reconocer que estamos enganchados a una persona. Este fenómeno no es exclusivo de un grupo reducido de personas, sino que está ampliamente extendido. Por el contrario, cualquiera es susceptible de desarrollar este problema en sus relaciones interpersonales.

Hombres y mujeres lo experimentan por igual, y de la misma forma podemos detectar relaciones de dependencia en todas las franjas de edad. La dependencia emocional suele estar presente en todas las relaciones de la persona que la sufre. En mayor o menor medida, el individuo dependiente repite una y otra vez el mismo patrón relacional, ya que muchas veces la raíz del problema se encuentra en sus experiencias de interacción más tempranas.

Por este motivo, resulta imprescindible detectar el problema cuando este está sucediendo, con el fin de frenar esta dinámica que perjudica no sola a la propia persona sino también a las personas con las que se relaciona. En este artículo vamos a reflejar aquellas señales que pueden estar indicando que existe dependencia emocional en una persona.

¿Cómo puedo identificar una dependencia emocional en una relación)

Como venimos comentando, la dependencia emocional es un fenómeno que, lejos de ser anecdótico, está muy presente en numerosas relaciones. Aunque la persona dependiente suele mostrar esta tendencia en todas sus relaciones, son los vínculos de pareja en los que está se muestra más explícita, debido a la intimidad propia de las relaciones románticas. Veamos qué indicadores se relacionan con una pareja dependiente emocionalmente:

1. Dificultad para establecer límites

Las personas dependientes emocionalmente suelen tener muchas dificultades para decir “NO”. Por esta razón, suelen dejarse llevar por los deseos del otro sin hacer valer sus propios derechos. El temor a perder a la pareja hace que la persona haga todo lo posible por agradarle. De esta forma, el dependiente emocional se presenta como alguien extremadamente complaciente, que está siempre conforme y nunca manifiesta su propia opinión. En este sentido, la persona muestra grandes carencias en habilidades asertivas, por lo que es frecuente que el miembro dependiente de la relación evite las discusiones, hable con escasa determinación, acepte hacer cosas que en realidad no desea, etc.

Esta dinámica constituye el caldo de cultivo perfecto para que se establezca una relación tóxica, en la que la pareja funciona acorde a los intereses de solo uno de ambos miembros. Por esta razón, esta dificultad para marcar límites puede dar pie al inicio de una relación de maltrato, ya que el miembro dominante impone sus deseos y su poder sobre el otro.

Muchas personas que se encuentran en relaciones de dependencia emocional han crecido en entornos familiares maltratantes o extremadamente fríos y autoritarios. Esto genera una visión de las relaciones negativa desde el principio, en la que las necesidades propias son dejadas de lado y las opiniones propias se han considerado como irrelevantes frente a las del resto.

Dificultad establecer límites

2. Incapacidad para estar solo

La dependencia emocional guarda un vínculo muy estrecho con el temor a estar solo. Muchas personas han sufrido ausencia de afecto a lo largo de sus primeros años en el entorno familiar, por lo que tratan de compensar esta carencia con relaciones adultas muy absorbentes. Aunque el papel de las experiencias tempranas tiene mucho peso en este asunto, también el estilo de personalidad de cada individuo ejercerá una influencia destacada y hará más o menos probable el temor a la soledad.

El miedo a la soledad es un fenómeno que tiene muchas implicaciones. La persona dependiente tratará de estar en pareja a toda costa. Es decir, se prefiere la compañía de cualquier persona antes que la soledad, lo que puede llevar a entablar relaciones sentimentales con personas dañinas, tóxicas o por las que no existen sentimientos reales. Esto puede generar que la persona dependiente acepte comportamientos que, en el marco de una relación saludable, serían inadmisibles. El miedo a perder a la pareja puede hacer que se acepten faltas de respeto, desprecios y humillaciones.

Además de todo lo aquí expuesto, también es característico de una persona dependiente la tendencia a evitar periodos prolongados de soledad entre el final de una relación y el comienzo de la siguiente. Con frecuencia, puede llegar a mantenerse en una relación sentimental que no es satisfactoria hasta que realmente tenga la seguridad de que habrá otra pareja sustituta.

3. Tendencia a la idealización

Otra de las señales propias de la dependencia emocional es la baja autoestima. La persona suele percibirse a sí misma como alguien carente de cualidades y llena de defectos. Además, tiende a realizar continuas comparaciones entre ella misma y los demás, en las que siempre ensalza las virtudes de los otros frente a los aspectos menos buenos de su persona.

Todo esto repercute de manera notable en la dinámica de sus relaciones sentimentales, ya que idealiza a sus parejas, a quienes suele ver como individuos perfectos. La persona puede llegar a sentir sorpresa o extrañeza ante el hecho de que una persona desee mantener una relación sentimental con ella. Así, el miembro dependiente de la pareja siempre tenderá a achacar a su persona la responsabilidad de los conflictos y reveses que puedan aparecer en el curso de la relación.

Existe una continua autocrítica y auto machaque, a la vez que la mirada hacia las acciones del otro se encuentra muy sesgada. Esto genera que todos los errores que el otro pueda cometer siempre cuenten con alguna justificación que le exima de asumir algún tipo de responsabilidad. En este estado, una persona con dependencia emocional no concebirá la posibilidad de disfrutar de un amor incondicional. Por el contrario, hará todo lo posible por amoldarse al otro, ya que entiende que solo así será aceptada y querida como desea.

Esta idealización también puede llegar a desajustar en gran medida las expectativas que la persona tiene sobre su pareja. La dependencia emocional lleva a la persona a esperar que su relación sea la solución a todas sus dificultades así como su única fuente de felicidad. Esta visión azucarada y poco realista de lo que es una relación puede dar pie a mucho malestar cuando se comparan las expectativas con la vida real.

Tendencia idealización

4. Conflictos con familiares y amigos

Aunque la dependencia emocional se puede identificar si prestamos atención a los detalles que estamos comentando, es realmente complicado reconocer que uno mismo la está sufriendo. En muchas ocasiones, el entorno de la persona dependiente observa con preocupación cómo la persona se encuentra sometida a los deseos y preferencias de la pareja. La reacción que suele aparecer en los amigos y familiares es la de hablar con la persona de lo que está sucediendo, para poder transmitirle su percepción y ofrecerle ayuda.

Sin embargo, en muchas ocasiones la reacción es defensiva e incluso agresiva, ya que alguien que sufre dependencia se encuentra en un bucle de temores e inseguridades del que resulta muy difícil salir. Aunque en un primer momento esta respuesta es natural, la familia debe permanecer disponible para la persona afectada de forma que, progresivamente, pueda ir adquiriendo una mayor conciencia de que su relación no es saludable.

5. Abandono de las necesidades propias

En la línea de todo lo que venimos comentando hasta ahora, la persona que sufre dependencia emocional irá, progresivamente, priorizando las necesidades del otro ante las suyas propias. Se trata de un proceso insidioso, en el que el miembro dependiente de la pareja comienza a dejar de lado todo aquello que forma parte de su vida personal ajena a la relación.

Ejemplos de ello son las salidas con amigos o las aficiones. Progresivamente, el abandono de uno mismo se irá acrecentando, de forma que en los casos más severos pueden aparecer trastornos psicológicos como la ansiedad o la depresión. Al destinar todos sus esfuerzos y energías en complacer al compañero, la persona se queda sin reservas para atender sus propias necesidades.

Abandono necesidades

Conclusiones

En este artículo hemos comentado qué es la dependencia emocional y las señales que nos indican que esta se puede estar produciendo. Este fenómeno se encuentra ampliamente extendido, aunque no por ello deja de ser un problema muy grave que puede destrozar el bienestar y la salud de una persona. En este sentido, resulta fundamental trabajar para educar desde la infancia en las bases necesarias para que en la etapa adulta las relaciones sean saludables.

Es clave el trabajo de la autoestima, la gestión emocional y la creación de un entorno familiar adecuado con vínculos entre padres e hijos saludables. Desde la niñez resulta básico que los niños puedan sentirse queridos y valorados por lo que son, ya que un concepto adecuado de uno mismo es una de las claves para ser un adulto con relaciones libres de dependencia.

Comparte:
¿Te ha gustado?
Estilonext Logo
Estilonext es una revista digital de actualidad, cultura y ciencia enfocada a personas jóvenes, dinámicas y con espíritu creativo y transgresor. Hablamos sobre salud, psicología, relaciones, noticias, tendencias...
  • azsalud
  • médicoplus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 Estilonext. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies