¿Qué es la Ansiedad Social? Definición y diferencias con la timidez

La ansiedad social es un miedo intenso que algunas personas sufren en las situaciones sociales. Aunque suele confundirse con la timidez, este trastorno acarrea graves consecuencias para quien lo sufre y puede llegar a ser incapacitante.

que-es-ansiedad-social

Cada uno de nosotros somos diferentes en nuestra forma de ser y ello repercute en nuestra manera de relacionarnos con los demás. Así, hay quienes no encuentran inconveniente en rodearse de muchas personas e interactuar con desconocidos, pues poseen una tendencia extrovertida que les hace buscar y disfrutar los eventos sociales.

Sin embargo, también hay quienes prefieren mantener una actitud reservada y discreta, pues no se sienten demasiado cómodos en grupos numerosos donde es necesario relacionarse con varias personas a la vez. En este caso, solemos hablar de personas tímidas, que se caracterizan por mostrarse más inhibidas ante la presencia de otros a su alrededor.

Aunque la timidez no suele gozar de mucha popularidad, esta no constituye, en absoluto, un problema de salud mental. Sencillamente, es una característica de personalidad que modula la manera en la que se llevan a cabo las relaciones sociales. Las personas tímidas no ven mermado su funcionamiento diario ni experimentan dificultades en su vida cotidiana, simplemente prefieren adoptar una actitud más comedida cuando están en público.

La timidez y la ansiedad social: ¿quién es quién?

No obstante, es importante diferenciar la timidez de un fenómeno mucho más complejo y problemático: la ansiedad social. Aunque muchas veces se consideran sinónimos, lo cierto es que esta última sí es reconocida como un trastorno psicológico que puede generar un enorme sufrimiento en la persona afectada.

Quienes experimentan ansiedad social tienen un miedo intenso e irracional ante las situaciones sociales, que lleva a evitar todos aquellos escenarios en los que uno debe exponerse a la observación y juicio de los demás. Dado que las relaciones sociales son necesarias para nuestro bienestar, no es sorprendente que este trastorno de ansiedad sea profundamente incapacitante.

Experimentar cierta ansiedad cuando conocemos a una persona nueva es saludable y normal. Ante lo desconocido, resulta adaptativo actuar con cautela, aunque lo esperable es que esta activación inicial se vaya reduciendo con el tiempo. Sin embargo, en ocasiones la tensión persiste en todos los escenarios sociales, momento en el que podemos estar hablando de este trastorno de ansiedad.

Así, la persona no puede relacionarse con normalidad y entra en un estado de bloqueo por el cual percibe a los otros como figuras hostiles y amenazantes. Debido al impacto que el trastorno de ansiedad social puede ocasionar en la vida de las personas, en este artículo vamos a hablar acerca de sus causas, síntomas y tratamiento más adecuado.

timidez-ansiedad-social

¿Qué es la ansiedad social?

El trastorno de ansiedad social, también conocido como fobia social, se refiere a un miedo persistente y clínicamente significativo que aparece en aquellas situaciones en las que la persona se puede ver expuesta a la valoración o escrutinio de los demás. De esta manera, el paciente se siente aterrorizado ante la posibilidad de hacer el ridículo o llegar a ser el centro de atención.

Si bien la persona que sufre ansiedad social reconoce que su miedo no es racional, este es tan intenso que no es capaz de exponerse a las situaciones temidas. Por ello, sin ayuda profesional es común que las conductas de evitación vayan a más, lo que conduce a cada vez más dificultades en los diversos planos de la vida (escolar/laboral, familiar, social…) y una cada vez menor red social de apoyo.

Aunque el foco del temor es similar en todas las personas con este trastorno, existe cierta heterogeneidad en cuanto a la severidad y los momentos en los que la ansiedad aparece. En algunos casos, esta se reducirá a escenarios muy concretos, mientras que en otros el miedo se encuentra generalizado a prácticamente cualquier situación que implique interacción social.

Así, es posible que ciertas personas hagan una vida relativamente normal salvo cuando tienen que lidiar con su situación ansiógena (ej: hablar en público), mientras que otras serán incapaces de salir de casa o hacer una llamada telefónica debido a que la ansiedad social ha condicionado toda su vida.

Habitualmente, la ansiedad social comienza a aparecer durante la adolescencia, siendo poco frecuente que comience en edades más tardías. Reconocer de forma precoz cuando esta está teniendo lugar es importante, ya que de lo contrario el trastorno puede progresar y volverse mucho más complejo con el tiempo.

¿Cuál es la causa de la ansiedad social?

Tal y como sucede con la mayoría de trastornos psicopatológicos, la fobia social nunca puede ser explicada en base a una única causa. En realidad, se trata de un fenómeno multifactorial, habiéndose propuesto varios posibles factores de riesgo que hacen más probable el desarrollo de este problema.

  • Antecedentes familiares: Las personas que poseen familiares que sufren o han sufrido fobia social poseen un riesgo mayor de desarrollar este trastorno psicológico. No obstante, en ningún caso este problema de ansiedad puede explicarse únicamente por factores genéticos.

  • Experiencias traumáticas: Quienes han vivido experiencias negativas de carácter traumático pueden llegar a desarrollar ansiedad social. Un ejemplo común es el acoso escolar, pues las burlas, los insultos y el desprecio pueden marcar profundamente el desarrollo psicológico de un niño o adolescente, haciéndole adquirir una visión del mundo como un lugar inseguro y hostil.

  • Poseer alguna característica peculiar: Las personas que se alejan de la normatividad por alguna característica de su persona suelen tener más riesgo de desarrollar ansiedad social. Salirse del molde suele ser sinónimo de recibir un trato discriminatorio por parte de los otros, lo que dificulta seriamente la capacidad para interactuar de manera saludable con otras personas.

  • Influencia de los padres: Aquellos niños que crecen en entornos donde se valora de forma desproporcionada la opinión ajena pueden ser más vulnerables a sufrir ansiedad social.

  • Déficit en habilidades sociales: No todo el mundo es habilidoso a la hora de relacionarse con otras personas. Quienes poseen carencias en este sentido pueden bloquearse en los escenarios sociales y desarrollar ansiedad y temor por lo que los demás puedan pensar sobre ellos.

causas-ansiedad-social

¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad social?

La ansiedad se caracteriza por manifestarse a tres niveles: conductual, fisiológico y cognitivo. Así, podemos identificar algunos síntomas que nos permiten saber si una persona puede estar sufriendo fobia social.

  • Cognición:

A nivel cognitivo, las personas que sufren ansiedad experimentan pensamientos intrusivos y rumiativos. Así, le “dan vueltas a la cabeza” y se plantean de manera casi obsesiva la posibilidad de ser juzgadas y criticadas o de hacer el ridículo frente a los demás. Cuando alguien con ansiedad social sabe que deberá afrontar una situación determinada de manera inminente, se produce una marcada anticipación.

Así, comienza a pensar acerca de lo que sucederá, poniéndose con frecuencia en la peor de las posibilidades. El mero hecho de imaginar y plantear mentalmente lo que puede ocurrir produce elevados niveles de ansiedad, casi tanto como el evento real en sí mismo. En muchos casos, la rumia no cesa cuando ya se ha afrontado el evento social, sino que ésta se perpetúa después. De esta manera, la persona repasa lo qué hizo y analiza una y otra vez posibles errores que pudo cometer y por los que los otros pueden haberle juzgado.

  • Conducta:

A nivel conductual, las personas con ansiedad social tienden a evitar aquellas situaciones que les generan temor. En algunos casos, estas pueden encontrarse muy asentadas y provocar el total aislamiento de la persona, que se ve incapaz de hacer tareas tan cotidianas como hablar por teléfono o ir a trabajar o al supermercado debido a la angustia que le produce exponerse a los demás.

El problema de las conductas de evitación es que estas son efectivas a corto plazo, pues brindan una falsa sensación de alivio. Sin embargo, a medio y largo plazo estas no hacen más que empeorar el problema inicial, produciendo una limitación cada vez más acusada en la vida diaria.

Cuando la persona con ansiedad social no recibe el tratamiento adecuado, es habitual que también aparezcan comportamientos adictivos como el consumo de drogas y alcohol, ya que estas sustancias pueden servir para paliar el malestar de forma temporal. También es posible que aparezcan conductas autolíticas e intentos de suicidio, ya que la desesperación puede llevar a no ver posibles alternativas de solución a la situación que se está viviendo.

  • Fisiología:

A nivel fisiológico, la ansiedad social produce síntomas que pueden ser más o menos evidentes. En general, la persona experimenta una activación de su sistema nervioso autónomo, lo que puede provocar un aumento de la frecuencia cardíaca, sudoración excesiva, mareos, tensión muscular o dificultad para respirar, entre otros.

¿Cuál es el tratamiento de la ansiedad social?

El tratamiento de elección para la ansiedad social es la psicoterapia cognitivo-conductual, que en algunos casos puede combinarse con el uso de psicofármacos si el profesional de psiquiatría lo considera conveniente.

Los fármacos pueden ayudar a controlar la sintomatología fisiológica, siendo los más utilizados los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS). No obstante, la terapia será esencial para modificar pensamientos disfuncionales, entrenar las habilidades sociales y realizar una exposición progresiva a las situaciones temidas.

La técnica utilizada para que el paciente pueda exponerse de nuevo a los escenarios sociales es la Desensibilización Sistemática, que permite partir desde aquellas situaciones menos temidas a las que más miedo generan. En algunos casos, se puede empezar por una exposición imaginada en sesión, para luego dar el salto a una exposición en vivo.

tratamiento-ansiedad-social
Comparte:
¿Te ha gustado?
Estilonext Logo
Estilonext es una revista digital de actualidad, cultura y ciencia enfocada a personas jóvenes, dinámicas y con espíritu creativo y transgresor. Hablamos sobre salud, psicología, relaciones, noticias, tendencias...
  • azsalud
  • médicoplus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 Estilonext. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies