70 frases célebres de Demócrito (filósofo griego)

Conoce los más profundos y significativos pensamientos de uno de los más peculiares filósofos griegos, fundador del atomismo.
Frases Demócrito

Conocido como "el filósofo risueño" por darle una gran importancia a la alegría y por tomar las cosas con un ánimo positivo, Demócrito de Abdera fue considerado uno de los más grandes filósofos de su era. Y es que no solo se concentraba en aspectos políticos o sociales, sino que investigaba con profundidad acerca de diversas temáticas que rodeaban al mundo. Destacando por haber sido el fundador del pensamiento atomista, que más tarde le valdría el título de "el padre de la ciencia moderna".

Sin duda alguna, un personaje que vale la pena admirar y recordar. Por ello, en este artículo hemos recopilado las mejores citas de su autoría para disfrutar y enseñarnos un poco más acerca de los misterios de la vida.

Grandes frases, citas y reflexiones de Demócrito

Reflexiones y pensamientos que nos darán un punto de vista del mundo más que interesante y del cual podremos sacar nuestras propias conclusiones.

1. Prefiero encontrar la explicación de algo a que la realeza de los persas venga a mis manos.

El filósofo nos muestra aquí que prefería mantenerse en el camino de la filosofía por amor al saber que por generar riquezas.

2. Todo está perdido cuando los malos sirven de ejemplo y los buenos de mofa.

Una triste realidad que hasta hoy sigue vigente.

3. Aunque estés solo, no debes decir ni hacer nada malo. Aprende a avergonzarte más ante ti que ante los demás.

No necesitamos estar expuestos para hacer las cosas bien. Debemos hacerlo porque nos sentimos bien y queremos hacerlo.

4. Si se sobrepasa la medida, lo más agradable se torna en lo más desagradable.

Todo en exceso resulta perjudicial.

5. Es mejor corregir tus propios fallos que corregir los de los demás.

Lo único que podemos controlar son nuestras acciones.

6. Una gran diferencia entre un sabio y un tonto es que el primero sólo desea lo que puede obtener; el segundo desea imposibilidades.

Coloca tus metas altas, pero que sean posibles de alcanzar con tus herramientas.

7. Muchos que cometen las acciones más vergonzosas arguyen las mejores razones.

Las excusas solo sirven de camuflaje para las verdaderas intenciones.

8. La música es la más joven de las artes, porque no responde a una necesidad, sino que surge de lo que era ya superfluo.

La música muestra nuestras necesidades más básicas.

9. El que todo lo aplaza no dejará nada concluido ni perfecto.

La procrastinación es un círculo vicioso sin fin.

10. Vida sin fiestas es como un largo camino sin posadas.

Hay que disfrutar de cada momento.

11. La vida es un tránsito; el mundo es una sala de espectáculos; el hombre entra en ella, mira y sale.

La vida solo va en una dirección: hacia adelante. Y por ello mismo, llega a un final irremediable.

12. Se debe ser veraz, no charlatán.

Es mejor ser precisos y claros para que no hayan malos entendidos.

13. La esperanza de una mala ganancia es el comienzo de la pérdida.

Si ves que algo no surge o no tiene futuro, es mejor que lo cortes de raíz.

14. Quien se halla enteramente dominado por la riqueza nunca podría ser justo.

Las personas ricas siempre velarán por sus propios intereses económicos, para que nunca entren en pérdida.

15. Grandeza de alma es sobrellevar serenamente el error.

Los errores son lecciones que no debemos tomar de forma personal.

16. ¿Puede ser por ventura amado el que a nadie ama?

Es difícil amar sin ser correspondido.

17. Toda la tierra está al alcance del sabio, ya que la patria de un alma elevada es el universo.

No te aferres a una ideología ni a tu propia bandera. Explora y conoce diferentes culturas. Así aprenderás todo sobre el mundo.

18. Un objeto no resulta de la pluralidad de los átomos, sino de la combinación de los átomos deviene cada objeto.

Son las partes las que hacen un todo.

19. La naturaleza se basta así misma; por esto vence con lo menos y con lo seguro, las demasías de la esperanza.

La naturaleza es sabia, ya que sabe cuándo dar más y cuándo es suficiente.

20. La felicidad no reside en las posesiones, ni en el oro, la felicidad reside en el alma.

Nunca encontrarás la felicidad verdadera a través de cosas materiales, porque esa dicha es efímera y siempre querrás más.

21. Luchar contra el deseo es duro, pero vencerlo es propio de un hombre sensato.

No podemos obtener todo lo que deseamos y hay que aprender a aceptar ese hecho para vivir con tranquilidad.

22. El conocimiento verdadero y profundo es el de los átomos y el vacío, pues son ellos los que generan las apariencias, lo que percibimos, lo superficial.

Todos estamos hechos de átomos.

23. No te avergüences de someterte a las leyes y al que sabe más que tú.

Nunca hay que sentirnos menos por estar frente a alguien que sepa más que nosotros, sino que hay que aprovechar sus enseñanzas.

24. La verdad está enterrada muy profundamente. Nada cierto conocemos.

La verdad es infinita y, por ello, inalcanzable.

25. Los trabajos voluntarios preparan para soportar más fácilmente los involuntarios.

Los trabajos voluntarios hacen crecer las motivaciones y los agradecimientos.

26. En todas partes el hombre culpa a la naturaleza y al destino, pero su destino no es más que el eco de su carácter y su pasión, sus errores y sus debilidades.

Nuestras acciones y elecciones son las que forman el camino para nuestro destino.

27. La virtud no es no equivocarse con los demás, sino no querer equivocarse con los demás

Todos cometemos errores, pero lo importante es saber cómo podemos arreglarlos.

28. Quien acierta con su yerno, encuentra un hijo; el que fracasa, pierde también una hija.

Por ello es importante mantener una buena relación con las parejas de los hijos.

29. Hay hombres que trabajan como si fueran a vivir eternamente.

La vida es limitada y por ello no hay que obsesionarse con el trabajo.

30. Lo que un poeta escribe con entusiasmo e inspiración divina está muy bien. La primera referencia a la locura o inspiración divina de los poetas.

Hablando del carácter peculiar de los poetas que encuentran grandes inspiraciones donde nadie más puede hacerlo.

31. Las riquezas no consisten tanto en la posesión de los bienes como en el uso que de ellos se hace.

De nada sirve que poseas montañas de dinero si no los utilizas para un bien mayor.

32. Criar a los hijos es algo incierto; el éxito se alcanza sólo después de una vida de batallas y preocupaciones.

La crianza, por más excelente que sea, no siempre es garantía de un futuro prometedor para los niños.

33. La amistad de un hombre sabio es mejor que la de todos los tontos.

Rodéate de amigos que te nutran, no de personas que te frenen.

34. La pobreza en una democracia es preferible al llamado bienestar de manos de los poderosos, en la misma medida en que la libertad lo es a la esclavitud.

No existe la libertad en el sometimiento.

35. El hombre no es infeliz mientras no es injusto.

La felicidad está atada a las buenas acciones.

36. La naturaleza y la enseñanza son cosa semejante. Y es que la enseñanza remodela al hombre y, al remodelarlo, actúa como la naturaleza.

Hay que aprovechar cada lección que se nos brinde para poder ser mejores personas.

37. El deseo de algo más echa a perder lo que se tiene.

Está bien tener ambiciones, pero no despreciar lo que se tiene ahora.

38. El hombre valiente es el que supera no sólo a sus enemigos sino también a sus placeres.

Superar la codicia es el mayor logro que puede existir.

39. Quien procede injustamente es más desgraciado que la víctima de su injusticia.

Quien lleva a cabo una injusticia tiene el alma podrida.

40. El orgullo de la juventud está en la fuerza y la belleza, el orgullo de la vejez está en la discreción.

A medida que crecemos, cambian nuestras formas de expresarnos.

41. La verdadera hermosura y la gala más preciosa de la mujer es el hablar escaso.

Mostrando que el mayor atractivo de la mujer es el silencio. Afortunadamente, los tiempos han cambiado.

42. En materia de virtud, es necesario esforzarse por hechos y acciones, no por palabras.

Las acciones hablan más fuerte que nuestras promesas.

43. Todo cuanto existe es fruto del azar y la necesidad.

Las cosas tienen un origen de necesidad.

44. Las cosas buenas de la vida se producen aprendiendo con el trabajo duro; las malas se cosechan por sí solas, sin trabajo duro.

Una gran realidad. Por desgracia, las cosas malas nacen sin ningún esfuerzo.

45. Discreto es quien no se aflige por lo que no tiene, sino que se alegra por lo que tiene.

Quien no se contenta por las cosas que tiene o ha logrado, no sabe apreciar nada en realidad.

46. Que no comprendemos cómo es o cómo no es en realidad cada cosa ha quedado demostrado de múltiples maneras.

Hay misterios que se han resuelto, pero quedan muchos aún sin respuesta.

47. Los jóvenes son como las plantas: por los primeros frutos se ve lo que podemos esperar para el porvenir.

Los logros de los jóvenes se demuestran con el pasar de los años.

48. La medicina sana las enfermedades del cuerpo, más la sabiduría libera al alma de padecimientos.

El conocimiento es un gran alivio para nuestra mente, ya que nos libra de la ignorancia.

49. La palabra es sombra del hecho.

Las palabras no tienen valor a menos que venga acompañadas de una acción válida.

50. De la verdad nada sabemos; la verdad yace en un pozo.

La verdad absoluta es desconocida, porque siempre está en movimiento.

51. Mi enemigo no es el hombre que me hace daño, sino el hombre que quiere hacerme daño.

No es lo mismo alguien que te hace daño como el resultado de una consecuencia, que alguien que desee hacerte daño para lastimarte.

52. Hay hombres que nada saben, pero tienen conciencia de la maldad de su modo de vida.

Hay personas que no poseen remordimiento de consciencia.

53. Aunque será evidente que conocer lo que es cada cosa en realidad es imposible.

En realidad nunca terminamos por conocer las cosas del mundo, porque siempre surgen estudios con nuevos descubrimientos.

54. Es arrogancia hablar de todo y no querer oír nada.

Para poder tener un espacio para hablar, es necesario saber escuchar.

55. Vivir no merece la pena para quien no tiene ni siquiera un buen amigo.

Estar solos no implica tener pocos amigos, sino tener una actitud tan desafiante que te impida hacer amigos.

56. Puedes distinguir al hombre que suena verdadero del que suena falso, no sólo por sus actos, sino también por sus deseos.

Hay personas que no pueden ocultar su falsedad, porque se perciben a través de sus palabras.

57. Los hombres, en su huida de la muerte, la van persiguiendo.

Muchos temen a la muerte, sin saber que pueden morir en vida al frenar sus avances.

58. No me parece conveniente tener hijos, pues advierto en el hecho de tener hijos múltiples y grandes riesgos y múltiples disgustos, más pocas satisfacciones y aún éstas menudas y débiles.

Una opinión muy fuerte sobre tener hijos. Y es que la realidad es que traer una vida al mundo es una decisión que no se debe tomar a la ligera.

59. Salud piden los hombres a los dioses en sus oraciones, pero no se percatan de que tienen en sí mismos control sobre ella y en que, como hacen por su desenfreno lo contrario de lo debido, se convierten en traidores de su salud por sus propios apetitos.

Tenemos el mismo poder sobre nuestra salud que el que tenemos sobre nuestras acciones.

60. Los necios se vuelven sensatos en la desdicha.

Solo en los momentos difíciles, las personas irracionales entran en razón.

61. Los hombres han hecho un ídolo de la suerte como excusa para su propia desconsideración.

Nuestra suerte es el resultado de lo que hacemos y dejamos de hacer.

62. No anheles conocerlo todo, no sea que te vuelvas ignorante de todo.

El estudio no es suficiente para conocer. Tienes que poner todo en práctica y relacionarte con las personas a tu alrededor.

63. Tritogenia: sabiduría; y es que son tres las consecuencias que se derivan de tener buen juicio: calcular bien, hablar bien y actuar como es debido.

Por eso debemos apuntar en obtener toda la sabiduría que podamos.

64. La crianza de los hijos es un asunto resbaladizo; se consigue un éxito plagado de disputas y desvelos o un fracaso que no es superable por ningún otro dolor.

Para el filósofo, tener hijos es algo que trae más dificultades que beneficios.

65. Para persuadir resulta muchas veces más poderosa la palabra que el oro.

La palabra tiene más peso y valor que cualquier fortuna.

66. Hay algunos hombres que son amos de las ciudades pero esclavos de las mujeres.

Muchos hombres pueden caer muy duro por mujeres. Incluso si no son las adecuadas.

67.A los que cometen actos dignos de destierro o prisión, o son merecedores de castigo debe condenárseles, y no absorberlos.

Los crímenes deben ser siempre castigados.

68. A quienes tienen un modo de ser bien ordenado, la vida les resulta asimismo ordenada.

Hay algo terapéutico en el orden, ya que permite tener más claro el horizonte.

69. Los miserables que acceden a los cargos, cuanto más indignos son al llegar a ellos tanto más ociosos se hacen y más se llenan de insensatez y de engreimiento.

Las personas deben estar en los cargos que están preparados para asumir y dirigir con propiedad.

70. No confíes en todos los hombres, pero confía en los hombres de valor; el primer curso es tonto, el segundo es una marca de prudencia.

Está bien no confiar en todos, solo en aquellos que te demuestran sus intenciones genuinas.

Amanda Martín

Amanda Martín

Fisioterapeuta

Amanda nació en 1991 en Buenos Aires. Es Graduada en Fisioterapia por la Universidad del Rosario, y sus pasiones son las terapias manuales, el cine y la escritura. Ha trabajado como fisioterapeuta y masajista en diferentes centros de fisioterapia y balnearios, y dedica gran parte de su tiempo libre a escribir, sobre todo con el objetivo de divulgar temas relacionados con la fisioterapia, el deporte y los hábitos saludables.