¿En qué mes de embarazo se pueden sentir las patadas del bebé?

Resolvemos esta duda frecuente entre mujeres gestantes de todo el mundo.
Patadas bebé

Si estás embarazada, seguramente te hayan surgido miles de preguntas y dudas, y es normal. Algunas de estas dudas pueden estar relacionadas con las clásicas pataditas del bebé que se empiezan a notar en un momento dado del embarazo.

En este artículo responderemos a la siguiente cuestión: ¿en qué mes de embarazo se puede sentir las patadas del bebé? Para ello, abordaremos también otras preguntas que surgen en torno a este tema: ¿con qué frecuencia debería moverse el bebé? ¿Existe algún patrón universal? ¿Existe algún mito en torno a las patadas del bebé?

¿En qué mes de gestación se pueden sentir las patadas del bebé?

Se calcula que en estado de gestación o embarazo, aproximadamente a los cuatro meses (es decir, a las dieciséis semanas) ya empiezas a sentir los movimientos de tu bebé, como por ejemplo las patadas, aunque los movimientos se producen antes (alrededor de las siete u ocho semanas, como veremos ahora).

Estas suelen indicar que el bebé está en plena salud, cuando se relacionan con un buen desarrollo y crecimiento del mismo.

Sí que es cierto, pero, que a partir de la séptima u octava semana de embarazo, ya se pueden detectar los movimientos del embrión a través de una ecografía. Así, el/la ginecólogo/a puede mostrar estos movimientos a los futuros padres a través de ella, aunque la madre aún no los note en su vientre.

Así, aunque el feto mida tan solo unos pocos centímetros en estas semanas de embarazo, ya tiene energía para moverse a través del líquido amniótico.

Recordemos que el líquido amniótico es el fluido líquido que rodea al embrión, y que lo amortigua de cualquier posible golpe. Además, dicho líquido sustenta al bebé y le permite moverse dentro de las paredes del útero. En cuanto al tipo de movimientos del bebé, lo que suelen hacer al inicio del embarazo es aletear los brazos y las piernas, y más adelante aparecen también las primeras patadas.

¿Cuándo se notan los movimientos?

¿Cuándo notan esas patadas las madres gestantes? Depende de cada una, aunque normalmente lo notan en tres situaciones diferentes: cuando se estiran, se sientan o cambian de postura. Es en estos momentos cuando el bebé aprovecha para golpear las paredes del útero materno con sus brazos y/o piernas.

Por otro lado, estos movimientos suelen concentrarse en momentos concretos del día, a medida que avanza el embarazo. De esta forma, la madre puede llegar a prever cuándo su bebé se moverá.

Factores relacionados

Hay factores que influencian el hecho de que el bebé se mueva más o menos en el útero materno. Uno de estos factores es la alimentación de la madre; así, por ejemplo, si ésta consume bastantes productos dulces, esto puede estimular el movimiento del bebé.

Pero, ¿por qué ocurre esto? Por los niveles de glucosa en sangre. Así, el nivel de glucosa en la sangre de la madre aumenta, y se transmite al bebé a través de la placenta, haciendo que éste se mueva de forma rítmica y durante períodos breves de tiempo.

Tipos de movimientos

Los movimientos del bebé en el útero materno van variando a medida que avanza el embarazo, y también dependiendo de cada caso en concreto. Por ejemplo, cuando el embrión aún es muy pequeño, y mide pocos centímetros, lo que hace es flotar en el útero, balanceándose y girando en el líquido amniótico.

Sin embargo, a medida que el embrión crece, sus movimientos son cada vez más precisos, y pasan de ser simples balanceos a las clásicas pataditas, por ejemplo.

¿Son peligrosos?

¿Son peligrosos los movimientos del bebé para él o para la madre? Para nada. Al contrario, suelen ser indicadores de buena salud, como indicábamos anteriormente. Lo que puede ser señal de alerta es que de repente el bebé deje de moverse durante un largo período de tiempo, después de haber iniciado sus movimientos.

Sin embargo, si el bebé se mueve con normalidad, además de ser una buena señal, esto puede suponer un buen entrenamiento para el feto, ya que suele tratarse de movimientos que requieren un mínimo de coordinación entre tres zonas del cuerpo: la espina dorsal, la cabeza y los hombros. Además, el líquido amniótico tiene la función de proteger al feto de cualquier daño en este sentido.

Embarazo

¿Es cierto que los bebés dejan de moverse las últimas semanas?

Existe un mito extendido en relación a los movimientos del bebé en el útero materno, que dice que en las últimas semanas de gestación, el bebé deja de moverse.

Esto no es exactamente así; lo que ocurre es que al ser el bebé ya mucho más grande, no tiene tanto espacio para moverse, y es por ello que sus movimientos son más pausados y espaciados. Así que, en cierta manera sí que disminuye su movimiento, pero no porque deje de estar activo.

Patrones a la hora de sentir los movimientos

Como hemos visto, los bebés empiezan a moverse en el útero materno a partir de la séptima u octava semana de embarazo. Sin embargo, las madres empiezan a notar las pataditas entre la semana 16 y la 22 (entre los 4 y los 5 meses y medio de embarazo.

Por norma general, las madres primerizas empiezan a notar las pataditas a la semana 20. En cambio, las madres que ya van por su segundo o tercer hijo, lo empiezan a notar antes, alrededor de la semana 16.

En realidad, esto puede ser debido a que las madres primerizas pueden confundir el movimiento del bebé con otras cosas, como por ejemplo movimientos estomacales o gases, y por ello tardan más en reconocerlos a no ser que sean muy evidentes.

En cambio, ¿qué ocurre con las madres “veteranas”? Que generalmente reconocen mejor los primeros movimientos del bebé, aunque se trate de pataditas sutiles. Por otro lado, las madres más delgadas también los suelen detectar con mayor facilidad.

Frecuencia de movimientos

¿Con qué frecuencia aparecen los movimientos del bebé? En realidad, no existe una pauta universal, y cada mujer es un mundo, pero sí existen algunos indicadores:

1. Segundo trimestre de embarazo

Así, si cierto que, generalmente, a partir del segundo trimestre de embarazo, los movimientos o patadas son poco frecuentes. Además, en este período aparecen de manera espaciada en el tiempo.

A medida que avanza el embarazo, es probable que los movimientos sean más frecuentes y regulares. En relación a esto, es importante saber que los/as ginecólogos/as aconsejan anotar la regularidad y la frecuencia de estos movimiento, porque una reducción o incluso desaparición de los mismos podría estar indicando algún tipo de problema en el embrión. En estos casos, se recomienda siempre acudir a un profesional.

2. Tercer trimestre de embarazo

Con la llegada del tercer trimestre de embarazo, se pueden incluso contar las pataditas del bebé. En este caso, tampoco hay una pauta universal en cuanto a la frecuencia de los movimientos; de hecho, cada bebé tiene su frecuencia e intensidad.

Generalmente, pero, sí podemos decir que en el tercer trimestre, las madres ya suelen notar un mínimo de diez movimientos del bebé al día (aunque es un dato orientativo).

Referencias bibliográficas

Comparte:
¿Te ha gustado?
Estilonext Logo
Estilonext es una revista digital de actualidad, cultura y ciencia enfocada a personas jóvenes, dinámicas y con espíritu creativo y transgresor. Hablamos sobre salud, psicología, relaciones, noticias, tendencias...
  • azsalud
  • médicoplus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 Estilonext. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies