Las diferencias entre el rímel y la máscara de pestañas

Uno de los accesorios de maquillaje infaltables en el bolso de una mujer y conocido por ambos nombres. ¿Será porque tienen similitudes?
Diferencias rímel máscara pestañas

Miles de mujeres adoran el maquillaje, es una forma infalible de no solo lucir hermosas sino sentirse de esa manera sin importar la ocasión o el momento del día.

El maquillaje es sumamente versátil, poderoso y adictivo, a pesar de que muchos consideren que, aquellas que se maquillan solo lo hacen para esconder sus inseguridades, aquí creemos que en realidad tiene el efecto contrario. El maquillaje otorga ese toque adicional a la confianza femenina.

La máscara de pestañas, también conocido como rimel es una de las piezas de maquillaje más cotizadas de todas, pues puede complementar perfectamente un maquillaje de rostro al darle impacto a los ojos. Haciendo que estos se vean más grandes y luminosos, por lo que puede llevarse tanto con maquillaje de fiesta, casual o simplemente aplicarlo en solitario sobre las pestañas.

Pero como hemos escuchado ambos nombres, tanto máscara de pestañas como rímel, de seguro también te has preguntado ¿Existe alguna diferencia entre ambos? Si quieres averiguarlo, quédate en este artículo, pues te contaremos todo sobre este maravilloso artículo del maquillaje.

¿Qué es la máscara de pestañas?

La máscara de pestañas es un producto de maquillaje de consistencia pegajosa cuya función es alargar las pestañas y darles color, de esta manera los ojos resaltan por sobre el resto de las facciones del rostro, haciendo que un maquillaje de ojos genere impacto. Su elaboración por lo general es a base de agua y otros compuestos como conservantes (para garantizar su larga duración), expansores de cera y polímeros formadores de películas (utilizados para resistir al agua).

A su vez poseen diferentes colores de tinturas, siendo el negro el más popular y utilizado a nivel mundial, ya que va con el tono natural de la mayoría de las pestañas de las personas. Su finalidad, a parte de oscurecer y alargar las pestañas, es darle volumen, curvaturas y espesor, lo cual va a depender del tipo de cepillo que tenga dicha máscara (ya que existen diversos cepillos para cada gusto de moldeo de pestañas).

Estas vienen en tres presentaciones: líquidas, pastillas y cremas, siendo la primera la más vendida en el mercado, debido a su práctico envoltorio tubular. Sus cepillos contienen pequeñas cerdas finas o gruesas, dependiendo del efecto que se quiera dar y poseen distintas formas, entre las más comunes se conocen las rectas y curvas.

¿Qué diferencia tiene la máscara de pestañas con el rímel?

¡Ninguna! Graciosamente, muchas personas piensan que el rimel y la máscara de pestañas son dos cosas por completo opuestas, cuando la realidad es que no es así. Ambas son la misma cosa, hacen referencia al mismo producto, solo que las llamamos por estos dos nombres. Así que si tenías alguna duda al respecto, espero que la hayamos aclarado para ti.

Esta confusión viene dada de hecho, desde hace algunos años atrás, podemos decir que desde el tiempo de su fabricación y lanzamiento al mercado. Sin embargo, es algo que ha imperado hasta el día de hoy, pero ¿por qué razón se da esto? Ya lo sabrás.

¿De dónde surge el término ‘rimel’?

Es tiempo de conocer un poco de historia. El rimel fue un término acuñado por el producto de belleza lanzado al mercado en el siglo XIX por el empresario francés, Eugène Rimmel, quien fue el primer creador de este innovador producto de belleza y que posteriormente crearía la marca homónima de cosmética y perfumes ‘Rimmel’.

Pero su impacto no termina allí, ya que este se convierte en el nombre oficial en varios idiomas de este, tanto así que la Real Academia Española (RAE) lo acredita como el nombre ‘que designa el cosmético usado para embellecer y endurecer las pestañas’.

Evolución del rimel

Tiempo después en el año 1913, el químico T.L. Williams, creó como regalo para su hermana Mabel, una versión más moderna del rimel, fabricado a base de polvo de carbón mezclado con vaselina de petróleo. Quedando tan encantada, su hermano lo convence para que ambos comiencen a distribuirlo por correo, logrando así la fundación de la marca de maquillaje Maybelline. Este se aplicaba con un cepillo que se mojaba para pasarlo por una pasta negra y aplicarlo sobre las pestañas.

Para el año 1957 surgió el innovador rimel o máscara de pestañas en forma de tubo, gracias a Helena Rubinstein, empresaria que luego crearía su marca homónima. Finalmente, el salto que posicionó a la máscara de pestañas como un artículo de deseo para las mujeres fue en los años 60 gracias a la modelo Twiggy (Leslie Lawson), quien maravillaba al mundo con sus largas y gruesas pestañas.

Diferencias en los usos de los cepillos

Un paso novedoso que sin duda alguna han dado los creadores de maquillaje es la creación de distintos tipos de cepillos para la máscara de pestañas. Lo cual ayuda a generar distintos efectos, dependiendo de tu tipo de pestañas, conoce a continuación alguno de estos.

1. Cepillos rectos

El más tradicional de todos los cepillos de rímel que existen, este tiene la característica de otorgar grosos y definición a las pestañas, se puede decir que también funciona para peinarlas. Estos suelen tener cerdas gruesas para causar un gran impacto

2. Cepillos largos finos

La función principal de estos cepillos es alargar, estirar y separar las pestañas, de manera que puedan verse más amplias, teniendo un efecto de abanico.

3. Cepillos ultrafinos

Se utilizan mayormente para definir las pestañas inferiores, de manera que también resaltan en tu look. Sin embargo, también puedes utilizarla en las pestañas superiores para asegurar la precisión del producto.

4. Cepillos con cerdas alternadas

Es un tipo de cepillo recto pero en lugar de tener las cerdas también rectas, estas se posicionan a ambos lados de manera alternativa. Ofreciendo una definición y cobertura más pareja en todos los pequeños vellos de las pestañas.

5. Cepillo peine

Como su nombre lo indica, son cepillos que poseen un peine incluido, el cual tiene la función de separar y estilizar las pestañas, dando una definición y aspecto más natural y una cobertura sin grumos.

6. Cepillo cónico

Uno de los más utilizados en el mercado pues su función principal es la de otorgar volumen y curvatura a las pestañas, haciéndolas ver más tupidas, gruesas y oscuras. Ideal para conseguir un efecto rizado de película.

7. Cepillo Twist o en espiral

También conocido como cepillos para volumen, es ideal para una mirada de alto impacto. Con este cepillo lograrás una mirada más abierta, pestañas definidas, rizado y volumen perfecto de muñeca de porcelana. Es el más cotizado por las mujeres por su efecto notable.

8. Cepillo curvo

Existen tantos cepillos curvos de cerdas gruesas como finas. Su función también es la de otorgar volumen, pero se caracteriza más por levantar las pestañas, moldeando el vello desde la raíz, causando una curvatura natural (también conocido como efecto lifting).

9. Cepillo redondo

Este es un cepillo en forma de bolita pequeña con cerdas largas y separadas que sirven para definir los vellos de forma más individual. Lo que causa un efecto más limpio y parejo, especialmente en la base de las pestañas, donde se tienen pelos más pequeños que se escapan de los cepillos.

Consejos para elegir la máscara perfecta

Sin duda, cada mujer quiere encontrar la máscara de pestañas perfecta para sus facciones y el efecto que quiere conseguir. Por eso te brindamos una serie de consejos a tener en cuenta.

1. Mira tu tipo de pestañas

Existen varios tipos de pestañas entre los que podemos resaltar:

1.1. Pestañas rectas

Como su nombre lo indica son pestañas largas o cortas que no poseen curvatura natural. Por lo que lo ideal es aplicar máscaras con cepillos curvos y rizadores de pestañas.

1.2. Pestañas irregulares

Poseen un crecimiento irregular, es decir, algunos vellos son más cortos que otros y el efecto puede quedar disparejo al aplicar máscara de pestañas. Por lo que es ideal un cepillo redondo.

1.3. Pestañas delgadas

Son muy finas y delicadas, por lo que se recomienda aplicar máscaras para otorgar volumen y hacerlas resaltar ya que pueden pasar fácilmente por desapercibidas.

2. Aplicala correctamente

No existe mayor complicación a la hora de aplicar la máscara de pestañas, pero debes tener en cuenta que la forma más ideal para hacerlo es, separándolas con un cepillo y luego rizarlas de ser necesario. Se comienza desde la base hasta las puntas con movimientos en zig-zag para obtener una mayor cobertura.

3. Cuida tus pestañas

Primero, si vas a utilizar un rizador de pestañas procura que sea antes de aplicar la máscara, pues si lo haces al contrario corres el riesgo de quebrar las pestañas y dañarlas. Segundo, puedes cuidar tus pestañas con productos naturales como aceite de ricino, almendras o rosa mosqueta, que ofrecen brillo y volumen de manera natural.

4. No hagas más de la cuenta

Muchas mujeres cometen el error de aplicar la máscara una y otra y otra vez para obtener un mayor efecto, cuando lo único que realmente se consigue es un desastre lleno de grumos en las pestañas. Conocido también como efecto de ‘patas de araña’. Si quieres aplicar varias veces el rimel, asegúrate que la primera capa ya esté seca y no repitas más de dos veces.

5. Elige tu preferencia

¿Qué es lo que buscas? ¿Qué efecto necesitas o deseas darle a tus pestañas? Antes de elegir la máscara ideal debes tener en cuenta para qué fin la estás buscando y eso sí, evita coleccionar máscaras de más porque puede ser que no las utilices todas y será un desperdicio de dinero.

Puedes en cambio, buscar una máscara que tenga más de un beneficio, es decir, que sus cerdas puedan crear varios efectos. Por ejemplo, volumen, rizado y definición.

5.1. Definición

Ideal para un efecto limpio y sin grumos, pestañas hermosas en forma de abanico que logren abrir la mirada.

5.2. Volumen

Utilizalo si tienes pestañas delgadas y lisas, para otorgar un efecto dramático de pasarela y unos ojos más iluminados.

5.3. Efecto rizado

Recomendado para las pestañas rectas, sin importar su longitud. La idea es otorgar una curvatura para levantar más la mirada.

5.4. Alargar

Busca cepillos que alargan tus pestañas si estas son muy cortas, de manera que puedas tener un efecto de grosor natural que acompañe cada maquillaje.

5.5. Efecto natural

Ideal para el uso diario y salidas más casuales que no necesiten de un look de alto impacto. Con el que puedas sentirte hermosa practicamente sin estar maquillada.

¿Cuál es tu rímel o máscara de pestañas favorita?

María González Sanz

María González Sanz

Médico de cabecera

María nació en Terrassa en 1992. Es Graduada en Medicina por la Universitat de Barcelona, y actualmente está realizando el periodo de residencia como especialista en Medicina Familiar. Escribe en EstiloNext semanalmente enriqueciendo nuestro contenido con temas médicos de gran interés.