12 remedios naturales para el herpes labial

El herpes labial es una infección molesta e incómoda, pero lo puedes remediar con estas recetas caseras.
Herpes labial

La aparición de herpes en los labios suelen ser muy comunes y derivarse por distintas razones, aunque no es catalogado como una enfermedad grave, los síntomas son sin duda alguna uno de los más molestos de soportar, además que puede verse a simple vista, causando incomodidades en las personas que lo padecen.

Todas las personas son vulnerables ante el contagio de un herpes labial y por ello es importante tomar algunas previsiones para reforzar el sistema inmunológico y evitar su propagación por el rostro. Ya que una vez que este llega a entrar en contacto con los ojos, puede convertirse en una infección seria.

De forma que, en algún momento puede que tu también te contagies o si ahora lo tienes y buscas una solución que te ayude a disminuir los síntomas del herpes labial, mientras completas tu tratamiento, entonces no te pierdas el siguiente artículo donde hablaremos sobre qué es el herpes y algunos remedios naturales para su eliminación de la boca.

¿Qué es el herpes labial?

También conocido como ‘herpes febril’ y popularmente como ‘fuego’, es catalogada como una infección común que se desarrolla en los labios de la persona y la cual es causada por el virus del herpes simple (VHS-1). Este se manifiesta con la forma de ampollas o úlceras bucales llenas de líquido, las cuales deben ser tratadas de inmediato ya que pueden volver a surgir si la infección no es tratada por completo.

Esto último se debe a que, a pesar de ser aliviada la sintomatología presente y eliminar su aspecto en el rostro de la persona, el virus puede seguir escondido, latente y asintomático dentro del organismo. Por lo que cualquier decaimiento del sistema inmunológico puede volver a activarlo.

Entre los síntomas que produce un herpes bucal se encuentran: picazón constante, irritación, hinchazón de la zona labial, enrojecimiento, ardor y sensación de hormigueo (de allí derivando el término coloquial de ‘fuego’). El contagio más frecuente de un herpes labial es a través del contacto oral directo con una persona que tenga el virus del herpes simple o un herpes febril oculto. Sin embargo, también pueden desarrollarse con el uso de productos contaminados (maquillaje, toallas, cremas, pomadas, etc.) que logren brotar la infección.

Mejores tratamientos naturales para curar el herpes labial

Con estas recetas naturales puedes ayudar a estimular el tratamiento médico indicado para la eliminación del herpes y aliviar las molestias ocasionadas. En cualquier caso, siempre es buena idea consultar con el médico para un diagnóstico certero y un tratamiento médico adecuado a nuestras necesidades.

1. Extracto de propóleo

También conocida como cera de abejas sintética, la cual puede venir en forma de ungüento o gotas y puede ser adquirida en cualquier farmacia o tienda de cosmética natural. Aplicándola directo en la herida, 3 veces al día, lograrás que las molestias del enrojecimiento e irritación desaparecen, además es un excelente antifúngico. Logrando que el virus desaparezca y no se vuelva a reproducir.

2. Ajos

Este es uno de los tratamientos más sencillos y efectivos para eliminar la infección del herpes y al mismo tiempo impedir el crecimiento del mismo. Esto se debe a que posee un activo llamado alicina, por lo que es un gran antiviral. Para su uso, solo debes cortar un diente de ajo crudo y aplicar la cara interna contra el herpes durante un minuto, bota el diente y repite el proceso tantas veces al día como prefieras.

3. Sábila

El aloe vera es un gran aliado a la hora de tratar con infecciones virales y lograr una buena cicatrización de heridas en la piel, ya que promueve la regeneración celular. Para este tratamiento, te recomendamos utilizar el jugo de la sábila, es decir, el yodo (líquido amarillento) que brota al cortarlo y el cual posee los activos más fuertes.

Con mucho cuidado vas a aplicar un poco de yodo sobre la herida tres veces al día. Otro uso que le puedes dar al aloe vera es remover sus cristales y lavarlos a profundidad, cortarlos en láminas delgadas y comelas. Esto ayudará a curar la infección desde el interior del organismo.

4. Té negro

El té negro ayuda a disminuir la hinchazón y el enrojecimiento del área afectada, mientras la limpia y refresca para propiciar una buena cicatrización. Puedes utilizarlos de dos maneras: uno como una infusión común para ingerir y la otra, colocando sobre tus labios la bolsa de té que has hervido previamente. Retira el exceso de líquido un poco y mantenla en el área hasta que se enfríe.

5. Hielo

¿Hielo para tratar una infección? Así es, en este caso el hielo es un gran aliado contra la picazón, el enrojecimiento, el dolor y la irritación causada por el herpes, además puede ser combinada con algún otro tratamiento natural mencionado. úsalo, envolviendo un hielo en una servilleta o una compresa fría sobre la ampolla por unos minutos y repite varias veces al día.

6. Alcohol

El alcohol isopropílico que se usa para desinfectar las heridas también puede ayudarte a desinfectar el área de las ampollas en tus labios, secando el líquido acumulado y propiciando la cicatrización. Se recomienda que lo utilices cuando veas que la ampolla comienza a aparecer, para ello solo empapa un algodón en alcohol y lo mantienes en el área por unos minutos.

7. Té de caléndula

La caléndula es muy reconocida a la hora de tratar con infecciones, ya que posee propiedades antisépticas, antiinflamatorias y cicatrizantes que benefician la recuperación del tejido celular y la eliminación del virus o bacteria causante del problema. Puedes utilizarla haciendo un té con flores de caléndula, una vez que hierva deja enfriar hasta una temperatura que puedas soportar, moja un algodón o gasa y colócala en el área por 10 minutos, 3 veces al día.

8. Hierba mora

Esta planta (llamada también como tomatillo del diablo) goza de glucoalcaloide solanina, propiedad que ayuda a secar la ampolla, disminuir la irritación y cicatrizar la piel, eliminando el virus. Para su preparación puedes hacer una infusión con las hojas y cuando la temperatura esté un poco baja, empapar una gasa para colocarlo en la herida por 5 minutos.

9. Regaliz

El uso de compresas de regaliz es beneficioso para inhibir la reproducción del herpes y al mismo tiempo aliviar los molestos síntomas que deja a su paso. Su preparación es un poco larga pero bien vale la pena sus resultados.

Comienza macerando en un litro de agua fría, alrededor de 50 gramos de raíz de regaliz triturada, luego deja reposar toda una noche y filtra al siguiente día. Empapa una compresa con este jugo y aplícalo en la ampolla 3 veces al día.

10. Tomate verde

El tomate verde no solo es rico en antioxidantes que benefician la belleza estética de la piel y el reforzamiento de las células, sino que sirve como un excelente antiséptico, secando el herpes y propiciando la cicatrización de la piel. Para su uso necesitas aplastar un tomate verde y mezclarlo con una cucharada de soda, aplica con un algodón en el área infectada y deja actuar por unos minutos.

11. Limón

El limón es uno de los tratamientos más eficaces contra las infecciones y hongos cutáneos de todos, pero también puede ser muy agresivo con la piel. por lo que te sugerimos que realices este tratamiento en horas de la noche o que no te expongas al sol luego de hacerlo. El limón además ayuda a desinfectar el área, secar el herpes y propiciar la recuperación de la piel lastimada.

Para su uso, utiliza el zumo extraído de medio limón y aplica unas gotas directamente en el herpes con ayuda de un gotero varias veces al día, teniendo las precauciones necesarias, recuerda que el limón puede manchar la piel e irritarla al entrar en contacto con el sol.

12. Sal

Las bondades de la sal en cuanto al tratamiento contra infecciones es muy amplia, ya que posee propiedades desinfectantes y antisépticas que ayudan a eliminar los orígenes de la misma, así como reducir las molestias que ocasionan. Para ello, debes tomar una cucharada pequeña de sal y colocarla en el área afectada por unos minutos, repite el proceso 3 veces al días.

Consejos extra para ayudar a eliminar el herpes

Además de los tratamientos naturales que hemos descrito para ayudar a desaparecer el herpes de tus labios, puedes tener en cuenta algunas recomendaciones extras que te presentamos a continuación.

  • Procura que el herpes no se extienda a otras partes de tu rostro, para ello ten cuidado de no pasar tu toalla sobre el área infectada y evita el uso de maquillaje mientras estás en tratamiento.

  • Sigue las indicaciones de tu médico, recuerda que estas recetas caseras sirven para potencializar el efecto del tratamiento médico indicado para ti.

  • Aumenta tu consumo de vitaminas, ya que estas son las que refuerzan tu sistema inmunológico y previene el desarrollo de otras enfermedades, así como el agravamiento del herpes.

  • Mantén limpia el área de la ampolla, de esta manera podrá secarse y curarse de forma más rápida. Para esto utiliza toallitas desechables sin aroma y no la frotes sobre tu rostro, sino que haz pequeños toques.

  • Durante el tratamiento y por unas semanas después de tu recuperación evita en lo posible consumir alimentos que posean arginina, ya que esta propiedad activa y expande el herpes. Entre esos alimentos están: chocolate, cerveza, la gelatina, los frutos secos, las nueces y las gaseosas.

  • En caso de resequedad, no debes arrancar las costras de las ampollas ni la piel muerta pues puedes lastimar más la piel y dejar una herida abierta.

Con estas indicaciones, el tratamiento recomendado y el uso de alguno de las recetas naturales expuestas, verás como el herpes labial desaparece por completo de tu vida.

María González Sanz

María González Sanz

Médico de cabecera

María nació en Terrassa en 1992. Es Graduada en Medicina por la Universitat de Barcelona, y actualmente está realizando el periodo de residencia como especialista en Medicina Familiar. Escribe en EstiloNext semanalmente enriqueciendo nuestro contenido con temas médicos de gran interés.