Los 6 tipos de Ludopatía: causas y síntomas

La ludopatía es un trastorno psicológico que representa una de las adicciones más comunes en la sociedad actual. Veamos de qué formas se manifiesta esta adicción por jugar y apostar.

tipos-ludopatia

La ludopatía o adicción al juego se considera un trastorno mental que muestra síntomas similares a las adicciones por sustancia, como son dependencia, tolerancia y abstinencia.

El modo de funcionamiento de los distintos juegos favorece y facilita que la dependencia y necesidad creciente de más horas de juego, un incremento progresivo que empieza sin tener importancia pero termina afectando a la funcionalidad del sujeto, a cada ámbito de su vida, viéndose afectadas incluso amistades y relaciones familiares.

De esta manera, existen distintos tipos de ludopatías que comportan síntomas similares, puesto que es el mismo trastorno, pero las características de los juegos que las provocan son diferentes. En este artículo hablaremos de la ludopatía. Cómo se define este trastorno mental, qué prevalencia muestra, por qué crean adicción los juegos y qué tipos de ludopatías son los más comunes.

¿Qué es la ludopatía?

La quinta edición del Manual Diagnóstico de la Asociación Americana de Psiquiatría (DSM 5) clasifica la ludopatía o adicción al juego dentro del capítulo de otros trastornos adictivos no relacionados con sustancias. La ludopatía, también conocida como juego patológico, se describe como un comportamiento de juego desadaptativo y persistente que produce deterioro y un estrés clínicamente significativo en el sujeto que lo padece.

Así el DSM 5 considera que la ludopatía es un tipo de adicción mostrando también síntomas de tolerancia, dependencia y abstinencia, como sucede con las sustancias, drogas. A parte de la definición ya mencionada el Manual Diagnóstico considera necesario que se muestre 4 síntomas durante un periodo de 12 meses. Los síntomas se relacionan con conductas de riesgo, de falta de responsabilidad, de pérdida de control respecto a la conducta adictiva, engaño y preocupación por el juego. Según el número de síntomas que muestran podremos valorar distinto grado de gravedad.

El DSM 5 apunta que entre un 0,2% a un 0,3% de la población general tienen diagnóstico de ludopatía. Respecto al perfil de los pacientes con ludopatía, es más frecuente en hombre y en edades más jóvenes, adolescentes y estudiantes universitarios. También se ha observado que el tipo de juego que prefieren las personas de mayor edad son el bingo y el tragaperras, en cambio los sujetos jóvenes mostrarán mayor variedad.

que-es-ludopatia

¿Por qué crea adicción el juego?

Existen distintas variables que influyen en la facilidad para que un sujeto se vuelve adicto, algunas que se refieren a características concretas de cada persona como la personalidad o condiciones biológicas como una alteración del arousal. Por otro lado, hay otros factores que también pueden influir y no dependen tanto de cada persona, como la publicidad o oferta de juego.

Una vez la conducta de juego se ha iniciado pueden haber variables que ayuden a mantener esta conducta y a facilitar que derive en adicción. El funcionamiento característico del juego consiste en la sucesión de refuerzo negativo y positivo de manera intermitente, así en ocasiones ganamos (tendremos refuerzo) y en otras no ganamos (no tendremos refuerzo), siendo esta sucesión variable e impredecible.

Asimismo, aparecen también distorsiones cognitivas que dificultan que el sujeto piense de manera racional. Algunas de estas distorsiones son: ilusión de control, el jugador cree que puede controlar el resultado; atribución flexible, atribuye los éxitos a factores internos y el fracaso a externos; o frecuencia absoluta, solo tienen en cuenta lo ganado no las pérdidas.

Podremos observar tres fases durante el desarrollo de la adicción al juego en un primer momento se pueden producir ganancias, aunque no tardará en mostrarse la segunda fase que comporta pérdidas. Ante esta situación de caída los individuos que sufren adicción no optan por abandonar sino que creen que si siguen jugando podrán recuperar las pérdidas, entrando así en un círculo vicioso que terminará afectando cada ámbito de vida del individuo, no solo el económico, sino también el laboral, el familiar y el social.

¿Qué clases de ludopatía existen?

Como hemos citado en el apartado anterior no todos los ludópatas mostrarán preferencia por el mismo tipo de juego. Esta distinción de preferencias nos da la posibilidad de diferencias entre tipos de ludopatía, cada uno con características propias. A continuación haremos mención de las más habituales.

1. Ludopatía a máquinas tragaperras

Uno de los tipos más frecuentes es la ludopatía a máquinas tragaperras, como vimos es habitual en sujetos de mayor edad. Su alta frecuencia se debe a la facilidad con la que nos encontramos con estas máquinas, no solo están en lugares de juego sino también en bares a los que el sujeto va a tomar alguna cosa. El modo de juego, partidas cortas que no requieren que pensamos, favorece una alta adicción, puesto que el sujeto pierde con facilidad el control mostrando la creencia irracional que la próxima partida seguro que ganará, dado que piensa que no puede perder tantas partidas seguidas.

Aunque el dinero que juega en cada partida es poco, al final, el total de dinero perdido es mucho más elevado que el ganado, afectando así en la economía del sujeto. Como hemos dicho las distorsiones cognitivas no les deja ser conscientes de estas pérdidas, de la situación en el que se encuentran.

ludopatia-tragaperras

2. Ludopatía a juegos de rol

La ludopatía a juegos de rol, a diferencia de la anterior, es más habitual en población más joven, puesto que normalmente se juega a través de ordenadores, tecnología que actualmente se utiliza con alta frecuencia en sujetos de menor edad. Este tipo de ludopatía se caracteriza por una adicción a juegos donde el sujeto realiza un rol, es un personaje, en un juego donde participan también otros usuarios.

En este caso puede que el problema no sea tanto la pérdida de dinero, que también puede estar presente puesto que estos juegos pueden tener opciones de pago, sino más una dedicación excesiva de tiempo. El individuo pasa gran parte del día, por no decir todo, inmerso en el mundo del juego, repercutiendo en su funcionalidad y viéndose incluso afectadas las necesidades básicas como comer o dormir.

3. Ludopatía a apuestas deportivas

La ludopatía a apuestas deportivas junta dos peligrosas variables, el juego y el deporte. Sabemos que el deporte en sí ya puede generar adicción o un seguimiento incondicional. De este modo, si juntamos el deporte con las apuestas la combinación puede ser fatal y derivar con frecuencia en adicción. El modo de jugar puede hacerse de manera física o online, siendo esta última la alternativa más habitual y la más peligrosa puesto que da facilidad al sujeto de poderlo hacer en cualquier lado y al estar vinculado directamente con su cuenta bancaria puede no ser consciente del dinero que está perdiendo.

Existen muchos deportes, celebrándose partidos casi todo los días de la semana, por tanto la rapidez y constancia de juego facilita la adicción. Asimismo, las apuestas deportivas también generan un tipo de distorsión cognitiva, la denominada control ilusoria, el individuo cree que realmente su conocimiento sobre el deporte hace que pueda controlar el resultado pero en realidad este es aleatorio.

ludopatia-apuestas-deportivas

4. Ludopatía a juegos de azar

Los juegos de azar son los propios que encontramos en los casinos. El ambiente de estos centros de juego facilita que el sujeto siga jugando, el lugar oscuro, con muchas luces, rodeado de juegos, propicia que los jugadores pierdan el control del tiempo y pasen horas jugando.

Este lugar que podríamos considerar como el paraíso o más bien el infierno de los ludópatas les ofrece todo tipo de juegos, desde tragaperras, bingo, dados, ruleta o blackjack. Este tipo de juegos, característicos por regirse por el azar, dan la sensación de control al individuo, dejándole tener pequeños triunfos para enmascarar las continuas e inevitables derrotas.

5. Ludopatía a microtransacciones

La ludopatía a microtransacciones se relaciona también con las nuevas tecnologías, sobre todo con los juegos que nos descargamos en el teléfono móvil, que nos piden pequeños pagos para poder alcanzar algunos objetivos o metas. Vemos aquí otra vez la estrategía de requerir pagos mínimos para que el sujeto reste importancia de estas pérdidas de dinero y poder así ir sumando la cifra de gasto poco a poco.

Al final estos pagos pequeños son los más peligrosos ya que el sujeto se confía y pierde conciencia de la suma total de dinero que está perdiendo, volviéndose completamente adicto al juego sin poder así dejar de gastar.

6. Ludopatía a videojuegos

La ludopatía a videojuegos puede verse influida también por otro tipo de adicción de aparición más reciente, como es la tecnología, al ordenar, a las consolas o al móvil. Las opciones, juegos, que nos ofrecen las tecnología actuales son el reclamo perfecto para atraer a mucha gente de todas las edades. El amplio abanico de juegos a escoger hace que todo el mundo pueda encontrar alguno que le guste. Asimismo, ya están pensados para requerir una continuidad en el juego.

Es decir, podemos considerar que los videojuegos muestran las características precisas para poco a poco ser más importante en la vida de los sujetos, quienes dedican más tiempo a jugar y terminan dejando de lado otras actividades, viéndose finalmente afectados todos los ámbitos de su vida.

adiccion-videojuegos
Comparte:
¿Te ha gustado?
Estilonext Logo
Estilonext es una revista digital de actualidad, cultura y ciencia enfocada a personas jóvenes, dinámicas y con espíritu creativo y transgresor. Hablamos sobre salud, psicología, relaciones, noticias, tendencias...
  • azsalud
  • médicoplus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 Estilonext. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies