Las 75 mejores frases de H. P. Lovecraft

Recopilación de las más impactantes y terroríficas frases del maestro de la literatura de horror y de ciencia ficción. Con esta selección de sus reflexiones, queremos honrar la memoria de Lovecraft.
Frases Lovecraft

Howard Phillips Lovecraft, mejor conocido en el mundo de la literatura como H.P. Lovecraft, fue considerado como uno de los genios de la literatura del terror y el thriller de ciencia ficción del siglo XX, creando una mitología propia con su obra de Los Mitos de Cthulhu, la cual hasta la actualidad sigue siendo uno de los elementos de mayor influencia en distintas obras de televisión y literatura.

Mejores frases de H.P. Lovecraft

Sin duda alguna, este escritor fue todo un exponente del misterio, terror y ciencia ficción y, para recordarlo, traemos las mejores citas de H.P. Lovecraft.

1. La emoción más antigua y más fuerte de la humanidad es el miedo, y el miedo más antiguo y fuerte es el miedo a lo desconocido.

El temor más común es no saber qué es lo que nos depara el mañana.

2. (...) Lo único que le pide a la vida es no pensar. Por alguna razón, pensar es espantoso para él, y huye como una plaga de todo lo que pueda estimular su imaginación.

Hay gente que se deja devorar por sus pensamientos.

3. Los hombres de ciencia sospechan algo sobre ese mundo, pero lo ignoran casi todo.

La ciencia aún no lo explica todo.

4. No me hago ilusiones acerca del precario estado de mis cuentos y no espero llegar a ser un serio competidor de mis autores favoritos de lo sobrenatural.

Lovecraft no creía que sus historias fuesen épicas.

5. La muerte es misericordiosa, ya que de ella no hay retorno; pero para aquel que regresa de las cámaras más profundas de la noche, extraviado y consciente, no vuelve a haber paz.

No siempre la muerte es sinónimo de castigo, sino de alivio.

6. Que no está muerto lo que yace eternamente; y en el paso de los eones, aún la misma muerte puede morir.

Hay cosas que perduran por toda la eternidad.

7. El lector angustiado sentía el acicate del miedo como arte y, agotándolo como tal arte, sentía ese alivio que, según nos enseña la reflexología, es una magnífica recompensa para fijar una conducta.

El miedo puede ser una gran fuente de inspiración.

8. Ningún horror nuevo puede ser más terrible que la tortura cotidiana de lo común.

La rutina puede cansar.

9. El hombre que conoce la verdad está más allá del bien y del mal.

La verdad es lo único que importa.

10. El miedo ha clavado en él sus truculentas garras, y cualquier sonido le hace dar un respingo, con los ojos muy abiertos y la frente cubierta de sudor.

Hay experiencias traumáticas que son difíciles de superar.

11. Los sabios interpretan los sueños, y los dioses se ríen.

¿Tendrán todos los sueños algún significado?

12. El atractivo de lo espectralmente macabro es generalmente estrecho porque exige del lector un cierto grado de imaginación y una capacidad de desapego de la vida cotidiana.

La magia detrás de los libros de Lovecraft es que nos pone a imaginar.

13. ¡Ojalá los dioses misericordiosos, si existen efectivamente, protejan esas horas en que ningún poder de la voluntad, ni las drogas inventadas por el ingenio del hombre, pueden mantenerme alejado del abismo del sueño!

Una peculiar reflexión por parte del autor.

14. Mi tiempo es breve y debo completar todo lo que pueda antes de ser llevado por la voz que siempre me llama.

La vida no es eterna, así que aprovéchala.

15. En la literatura, el terror ha seguido proporcionando un motivo.

El terror es muy codiciado en la literatura.

16. El hombre que conoce la verdad ha comprendido que la ilusión es la realidad única y que la sustancia es la gran impostora.

Nuestra perspectiva del mundo depende de cómo interpretemos las experiencias que vivimos.

17. ¿Quién sabe el final? Lo que se ha levantado puede hundirse, y lo que se ha hundido puede levantarse.

¿Existe realmente un final?

18. Lo que un hombre hace por el pago tiene poca importancia. Lo que él es, como un instrumento sensible que responde a la belleza del mundo, ¡es todo!

Aunque el dinero es importante, la satisfacción es lo que más nos llena.

19. Ni la muerte, ni la fatalidad, ni la ansiedad, pueden producir la insoportable desesperación que resulta de perder la propia identidad.

Cuando ya no sabemos quiénes somos, todo se vuelve un caos.

20. Incluso cuando se supone que los personajes están acostumbrados a lo extraordinario, trato de tejer un aire de asombro e impresión correspondiente a lo que el lector debería sentir.

Hablando sobre su forma de escribir.

21. Los hombres de más amplia mentalidad saben que no hay una distinción clara entre lo real y lo irreal.

Hay cosas irreales que creemos que son ciertas.

22. He evocado a los demonios y a los muertos.

Refiriéndose a las criaturas en sus historias.

23. La ciencia había eliminado mi creencia en lo sobrenatural, y la verdad por el momento me cautivaba más que los sueños.

Para Lovecraft, lo sobrenatural tenía un encanto que apreciaba más que otra cosa.

24. La repugnancia espera y sueña en las profundidades, y la decadencia se extiende por las ciudades tambaleantes de los hombres.

Un fragmento sobre una sociedad perdida.

25. Siempre sé que soy un extraño; un extraño en este siglo y entre los que todavía son hombres.

Sin duda alguna, nadie tiene ni tendrá el estilo de Lovecraft.

26. Todas las cosas parecen lo que parecen sólo en virtud de los delicados instrumentos psíquicos y mentales de cada individuo.

Otra frase que nos recuerda que, para cada persona, la realidad es distinta a sus ojos.

27. Un estilo casual arruina cualquier fantasía seria.

Por ello Lovecraft apostó por su propio estilo.

28. He invocado a los fantasmas de mis antepasados, dándoles una apariencia real y visible en las cimas de los templos construidos para alcanzar las estrellas y tocar las más bajas cavidades del Hades.

Una referencia a las criaturas que podemos apreciar en sus libros.

29. Los terrores primitivos vinieron a ser antídoto del último terror.

¿Un clavo saca a otro clavo con el miedo también?

30. Tampoco hay que creer que el hombre es el más antiguo o el último de los amos de la tierra, o que esa combinación de vida y sustancia discurre sola por el universo.

La vida va más allá de la aparición del hombre en la tierra.

31. Nuestros cerebros deliberadamente nos hacen olvidar cosas, para prevenir la locura.

Una realidad muy curiosa.

32. El prosaico materialismo de la mayoría condena como locura los destellos de clarividencia que traspasan el velo común del claro empirismo.

El materialismo matando el empirismo.

33. Aproveché las sombras que rondan de un mundo a otro para sembrar la muerte y la locura.

Hablando sobre la inspiración para sus libros.

34. La base de todo verdadero horror cósmico es la violación del orden de la naturaleza, y las violaciones más profundas son siempre las menos concretas y descriptibles.

Donde las cosas sin sentido pueden existir. En los libros de Lovecraft.

35. Entre las angustias de los días que siguieron está el mayor de los suplicios: la inefabilidad.

Para cada persona, el sufrimiento es diferente.

36. La razón por la cual el factor tiempo juega un papel tan importante en muchos de mis cuentos es debido a que es un elemento que vive en mi cerebro y al que considero como la cosa más profunda, dramática y terrible del universo.

Lovecraft expresa su temor porque su tiempo llegue a su fin.

37. Solo la poesía o la locura podrían hacer justicia a los ruidos.

El caos también puede convertirse en arte.

38. Mis libros han perdido su luz y reposan sobre los anaqueles como si fueran animales dormidos muertos.

Lovecraft consideraba que la magia en sus obras no era eterna.

39. Mi ritmo y manera de escribir varían bastante en diferentes casos, pero siempre trabajo mejor de noche.

Cada escritor tiene su propia fórmula de trabajo.

40. Los Grandes Antiguos eran, los Grandes Antiguos son, y los Grandes Antiguos serán. No conocemos nada del espacio sino por intermedio de ellos.

Una expresión sobre las creencias del escritor.

41. Los ignorantes y los engañados son ideales, creo yo, de un modo extraño para ser envidiados.

Cada quien elige la ilusión en la cual vivir.

42. La vida nunca me ha interesado tanto como escapar de la vida.

Como podemos ver, el escritor no tenía un gran entusiasmo por la vida.

43. Jamás podré explicar lo que vi y conocí durante esas horas de impía exploración, por falta de símbolos y capacidad de sugerencia de los idiomas.

Hay cosas que no se pueden explicar con palabras.

44. Si tiras un palo, el perro servil resuella y tropieza para traértelo de vuelta. Haz lo mismo frente a un gato, y te mirará con aire divertido, frialdad educada y con algo de aburrimiento.

La diferencia entre perros y gatos para lovecraft.

45. Estoy enfermo por las voces que oigo ahora: parecen las voces de mi familia, abandonada detrás de mí hace tantos años que ya es imposible concebir que me rodee.

Al parecer, el escritor vivía atormentado por sus recuerdos y arrepentimientos.

46. Nunca escribo si no puedo ser espontáneo: expresando un sentimiento ya existente y que exige cristalización.

La espontaneidad era elemento clave para Lovecraft.

47. Los niños temerán siempre la oscuridad, y los hombres de mentes sensibles a los impulsos hereditarios siempre temblarán al pensar en los mundos ocultos e insondables, repletos de vida extraña, que pueden latir en los abismos que se encuentran más allá de las estrellas.

Diferentes temores experimentados en la adultez y en la niñez.

48. Lo que no se conoce no nos preocupa, mientras que un peligro imaginario pero insustancial no nos daña.

No es tanto lo desconocido, sino lo que imaginamos de ello, lo que nos angustia.

49. La vida es algo horrible.

Definitivamente, no era un fan de la vida.

50. Nadie baila sobrio a menos que esté completamente loco.

Una referencia a que las locuras se cometen estando fuera de nosotros.

51. El terror cósmico aparece como un ingrediente del folklore más antiguo de todas las razas y se cristaliza en las baladas, crónicas y escritos más sagrados.

La esencia del terror cósmico.

52. ¿Pueden los demonios que aguardan en el Exterior imitar con tanta maldad las voces de mis padres, de mi hermano… mi hermana?

Confesiones sombrías del escritor sobre lo que lo atormentaba.

53. ¿Acaso el destino preservaba mi razón sólo para arrastrarme irresistiblemente a un final más horrible e impensable de lo que haya podido soñar nadie?

Reflexiones sobre el final.

54. Nunca le pregunto a un hombre cuál es su negocio, porque nunca me interesa. Lo que le pregunto son sus pensamientos y sueños.

Las cosas que más valoraba Lovecraft.

55. Conocer las verdades detrás de la realidad es una carga mucho mayor.

Hay verdades que es mejor no conocer.

56. Siempre he sido un buscador, un soñador y un ponderante en la búsqueda y el soñar.

Lovecrafct se describía a sí mismo como un soñador.

57. Es una lástima que la mayor parte de la humanidad tenga una visión mental tan limitada a la hora de sopesar con calma y con inteligencia aquellos fenómenos aislados, vistos y sentidos solo por unas pocas personas psíquicamente sensibles, que acontecen más allá de la experiencia común.

No todas las personas se interesan por las cosas sobrenaturales.

58. Los horrores, creo, deberían ser originales: el uso de mitos y leyendas comunes es una influencia debilitadora.

Su opinión sobre cómo deben ser los horrores.

59. La edad adulta es el infierno.

Existen aquellos que ven la adultez como un castigo.

60. A mi parecer, no hay nada más misericordioso en el mundo que la incapacidad del cerebro humano de correlacionar todos sus contenidos.

¿Será que debemos permanecer ingenuos de algunas cosas?

61. La atmósfera es siempre el elemento más importante, por cuanto el criterio final de autenticidad de un texto no reside en su argumento, sino en la creación de un estado de ánimo determinado.

Hablando sobre la importancia que le otorga al ambiente en sus historias.

62. Me sentí en el límite del mundo; mirando sobre el borde en el caos incomprensible de la noche eterna.

¿Alguna vez has sentido que has llegado al límite?

63. Me gusta el café excesivamente.

Una curiosidad del escritor.

64. El océano es más antiguo que las montañas y está cargado con los recuerdos y los sueños del tiempo.

El mar encierra grandes misterios esperando ser descubiertos.

65. No podría vivir una semana sin mi biblioteca privada. De hecho, entregaría todos mis muebles y me sentaría en cuclillas y dormiría en el suelo antes que separarme de los 1500 libros que poseo.

Hablando sobre cuánto aprecia sus libros.

66. Murió porque sabía o quería saber demasiado. Es posible que me espere un fin semejante, pues yo también he aprendido mucho…

No podemos conocer todo.

67. Vivimos en una plácida isla de ignorancia en medio de mares negros e infinitos, pero no fue concebido que debiéramos llegar muy lejos.

Siempre seremos ignorantes, pero es nuestra decisión qué tanto lo seremos.

68. El hombre es un animal esencialmente supersticioso y temeroso. Quiten los dioses y santos cristianos de la manada y, sin falta, vendrán a adorar... a otra cosa.

Referencia sobre la necesidad de tener un Dios al cual adorar.

69. ¡Si estoy loco, es misericordia! ¡Que los dioses tengan piedad del hombre que en su crueldad puede permanecer cuerdo hasta el horrible fin!

Hay quienes aprecian a la locura como una gran capacidad para desarrollar la creatividad.

70. Los mayores logros humanos nunca han sido con fines de lucro.

Una frase para reflexionar.

71. No hay mucha gente que sepa cuántas maravillas se les abren en las historias de la juventud, ya que cuando somos niños oímos y soñamos, albergamos ideas a medio cuajar, y cuando al hacernos hombres intentamos recordar, nos vemos estorbados y convertidos en seres prosaicos por el veneno de la vida.

Siempre existe un toque de nostalgia y magia en las historias de la juventud.

72. ¿Pero no son los sueños de los poetas y los cuentos de los viajeros notoriamente falsos?

Siempre existe un elemento de falacia en la literatura.

73. No teníamos constancia del paso del tiempo, porque el tiempo se había convertido para nosotros en una mera ilusión.

El tiempo pasa según como quieras que lo haga.

74. Ahora está claro para mí que cualquier mérito literario real que posea está confinado a los cuentos oníricos, de sombras extrañas.

Adoramos las historias que más se alejan de la realidad.

75. ¿Dónde termina la locura, donde principia la realidad?¿Es posible que hasta mi último temor sea algo ilusorio?

Hay locuras que son parte de la realidad.

Comparte:
¿Te ha gustado?
Estilonext Logo
Estilonext es una revista digital de actualidad, cultura y ciencia enfocada a personas jóvenes, dinámicas y con espíritu creativo y transgresor. Hablamos sobre salud, psicología, relaciones, noticias, tendencias...
  • azsalud
  • médicoplus

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 Estilonext. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies