Moda
| por M. Xaloc

Los 18 tipos de calzado femenino (y cuándo lucir cada uno)

Existen diversos tipos de calzados para mujeres que se pueden llevar en situaciones muy variadas, según el momento amerite.
Tipos de calzado femenino

Zapatos de tacón alto o bajo, tipo aguja, zapatillas deportivas, botines, botas, sandalias con o sin plataformas, de color negro, de tonos claros; de charol. En fin, son tantas alternativas las que presenta el calzado femenino que no hay una mujer que se resista a unos pares de zapatos y seguramente hay más de par en el closet, esta prenda femenina es el complemento infaltable en un look espectacular.

El calzado de la mujer ha sido objeto de culto en la moda femenina, tiene el gran poder de sobresalir por encima del vestuario y es capaz por sí mismo de vestir a una mujer. La elección del calzado femenino no es cualquier cosa, es una decisión que se toma de acuerdo al vestuario, a la ocasión y la hora, por eso no hay que tomarlo a la ligera.

Razón por la cual en este artículo te hablaremos de todos los tipos de calzado femenino que existen y en qué ocasiones puedes lucirlos.

Origen de los zapatos

¿Te has puesto a pensar de dónde proviene el zapato femenino? ¿Cómo fueron los primeros zapatos? Para responder a este y otras interrogantes, hablemos un poco de la historia del calzado. El zapato existe desde hace algunos siglos, con el tiempo ha cambiado su forma, al igual que su funcionalidad, siendo el aspecto estético el más sobresaliente actualmente, pero empecemos por el principio.

Hacen miles de años (los registros indican que 15.000 años atrás en la prehistoria), un hombre quiso cubrirse los pies para protegerlos del abrumador frío que reinaba en su lugar, ayudándolo de igual manera a desplazarse mejor. Por ello, envolvió sus pies en una piel de animal muerto para tal fin. Con el paso del tiempo, el ser humano buscó mejores alternativas para cubrirlos, en esa búsqueda se toparon con el cuero y fibras vegetales, que brindaron mayor comodidad, mayor seguridad y se sujetaban al pie con tiras de esparto.

Evolución del cazado

Este ‘primer zapato’ fue evolucionando a medida que el ser humano empezó a descubrir su inteligencia y a ponerla en funcionamiento, ya que el calzado no tenía un enfoque mayor en la protección sino que empezaba a ser parte de la estética y por ende, de un reflejo del estatus social, siendo las personas pudientes e importantes quienes se distinguían con sus calzados llenos de coloridos y materiales exclusivos.

Los romanos empezaron a utilizar unas especies de sandalias amarradas a las piernas que se convirtieron en pieza fundamental de los trajes romanos. Al finalizar el siglo IV, los bárbaros impulsaron el calzado rudo, el cual era elaborado con pieles de animales. Posteriormente los carolingios pusieron su sello en la historia del calzado al usar un tipo de polainas o botas que dejaban los dedos al descubierto.

En la edad media aparecieron los zapatos terminados en punta, en el renacimiento se dio lugar a los zapatos anchos llamados ‘pata de oso’. Para el siglo XVII llegaron el calzado con tacones altos que al principio eran de una altura que dificultaba caminar con ellos. En la actualidad el calzado femenino se ha convertido en una industria de la moda, existiendo una gran variedad de estilos para cada ocasión.

Tipos de calzado femenino (y cuándo usar cada uno)

A las mujeres les encanta combinar el calzado con el look que quieran utilizar, dependiendo por supuesto de la ocasión, conoce a continuación todos los tipos de calzados y sus usos.

1. Zapatos de tacón alto

Zapatos tacón alto

Los tacones son parte importante del vestuario de una mujer, este calzado estilizan las piernas haciendo más esbelta la figura femenina. Se deben usar en eventos en donde se exige vestidos de gala. Como en el caso de las bodas, quinceañeras, fiestas de aniversarios, entrega de premios o cenas importantes.

También suelen utilizarse con vestidos menos formales durante el día, para ir al trabajo, a una reunión de trabajo o un almuerzo de negocios. Esto le atribuye una característica elegante.

2. Zapatos de tacón bajo

Son ideales para utilizarlos durante el día, ya que ofrecen elegancia y confort al mismo tiempo. Puedes utilizarlos para ir a la oficina, al banco o para hacer diligencias; también pueden ser usados para ir a un almuerzo con amigos o familiares o para reuniones menos formales ya sean de día o de noche. Se combinan perfectamente con vestidos cortos, jeans, pantalones casuales y shorts.

3. Zapatos con plataformas

Se pueden llevar durante el día ya que son muy cómodos, son ideales para salir de compras, para una salida con amigos, una cena romántica, reuniones escolares, ir de paseo o visitar al médico. Pueden transformar un look simple en una alternativa casual y un poco atrevido, se usan con faldas, vestidos cortos, vestidos largos casuales y pantalones.

4. Sandalias

Son de gran demanda en el gusto de las mujeres, vienen en variedades de modelos y colores. Algunas se pueden usar en eventos de gala con vestidos largos, mientras que otras son de uso diario para ir al trabajo o hacer las actividades cotidianas. Las sandalias con plataformas estilizan las piernas y hacen resaltar el cuerpo de la mujer, pueden utilizarse tanto de día como de noche solo para reuniones semi formales.

Existen tanto sandalias de tacones altos, como de tacones planos y es justo por esta característica que son muy cotizadas, ya que pueden ofrecer elegancia en cualquier ocasión.

5. Zapatos mules

Calzado de tacón de punta aguda o cuadrada al descubierto, el talón es abierto y cubre ya sea total o parcialmente el pie y no presentan sujetadores. Se recomiendan para un evento informal o reuniones casuales ya sean durante el día o por la tarde.

Terminantemente prohibido usarlo en eventos formales y si se llevan con vestidos largos tiene que ser en eventos tipo cóctel.

Zapatos mules

6. Sandalias gladiador

Son de uso informal, se trata de tacones planos al suelo con correas que pueden atarse en las piernas, una herencia de la antigua roma. Son recomendados para asistir a clases, salir a tomar café o fiestas informales al aire libre. Se pueden combinar con jeans, short, faldas cortas y vestidos largos casuales.

7. Zapatos Peep Toes

Son aquellos zapatos de mujer que tienen una abertura en la punta que dejan al descubierto los dedos de los pies. Se pueden llevar en reuniones formales, si es de un modelo elegante. También los hay más casuales que pueden llevarse para realizar las actividades diarias.

8. Loafers o mocasines

Son un tipo de calzado femenino muy casual, ideal para hacer diligencias que no requieren del uso de tacones, son muy cómodos y hacen de un look sencillo algo más sofisticado. Se combinan con pantalones, faldas y vestidos cortos.

9. Los tenis

Por lo general, los tenis (zapatillas deportivas, o 'bambas' en España) suelen emplearse para hacer deportes, pero como la moda es tan cambiante es común verlos siendo parte de una vestimenta muy relajada con jeans y franelas. Aunque en algunas oportunidades hay chicas que los utilizan con ropa de oficina, dándole un toque original y diferente.

10. Botas

Botas mujer

Es una pieza infaltable en el closet femenino, vienen en diferentes modelos y colores, con tacón alto o bajo y con una altura que puede variar por debajo y por encima de las rodillas o hasta la mitad del muslo. Pueden ser el complemento ideal para un look de fiesta informal o para un evento más importante. Se pueden llevar con leggings, jeans, pantalones de vestir, faldas y vestidos.

11. Botines

Son un tipo de botas que solo cubren el pie hasta el tobillo, viene en diversidad de modelos, materiales y colores. Son para ser utilizados en reuniones informales y en algunos casos, según el tipo de material y de acuerdo al tamaño del tacón, se usan en reuniones formales pero no de etiqueta. Es para romper un poco con la formalidad de un atuendo sin dejar de ser bien visto.

12. Sandalias sin tacón

Llamadas también chanclas en algunos países, son el complemento de un outfit juvenil e informal, su uso es mayormente para reuniones al aire libre, salidas casuales o para el día a día. Por ejemplo, se utilizan para ir a la playa, al cine, de shopping o dar un paseo por el parque.

13. Sandalias jelly beans

Son un tipo de calzado solo exclusivo para la playa o piscina, está elaborada de plástico, lo que las hace ideal para meterse con ella en el mar.

14. Zapatos slippers

Los slippers son un tipo de calzado que se asemejan a las pantuflas de estar en casa, suelen ser siempre planos y abiertos en su parte superior. Es una excelente opción para ir a la oficina con un buen outfit, para ir a cenar y para fiestas con amigos.

15. Zapatos Mary Jane

Es un tipo de zapato de frente cerrado y con una correa que se abrocha. De tacón alto o bajo, se puede llevar en cualquier ocasión ya que los hay en un sinfín de materiales, color y textura.

16. Zapatos D'Orsay

Son un calzado muy cómodo de tacón altos, talón cubierto, con una tira tapando el comienzo de los dedos y el resto del pie al aire y sin sujeción, también lo hay cerrados de la mitad del pie hacia adelante y con una tira que lo atraviesa de lado a lado y sujeta al pie por detrás. Son el complemento ideal para una fiesta o celebración de gala.

17. Alpargatas

Son zapatillas de suela de esparto cubierta de tela, son ideales para un look sport, con los cuales se puede ir a comer, salir de paseo y para celebraciones entre amigos. Ideales para combinar con jeans, vestidos cortos, vestidos largos deportivos, shorts o faldas.

18. Crocs

Es una variedad de sandalia sueca con perforaciones en la parte superior que se sujetan por el tobillo, son ideales para llevarlas en la playa y para pasear en un centro comercial. Lo mejor es que vienen con estampados, colores llamativos o decoraciones según el gusto de cada mujer.

Cuidado y conservación del calzado femenino

Para mantener los zapatos en buen estado debes tener en consideración algunos tips que te mostramos a continuación.

  • Airearlos durante un par de horas luego de usarlos.

  • Limpiarlos antes de guardarlos, pasarle un paño húmedo y una vez a la semana lustrarlos con alguna crema para zapatos.

  • De ser posible colocarlos en su propia caja y luego guardarlos.

  • Si el calzado es de piel, hay que pulirlos con una crema de manera periódica para que no se agrieten.

  • Se recomienda el uso de hormas para que los zapatos no se deformen, sobre todo las botas altas.

El calzado femenino es un complemento indispensable para darle vida a un outfit, siempre y cuando los zapatos estén acorde con la ropa y con el evento. No puede llevarse unos tacones altos con un mono deportivo ni unos tenis con un vestido de gala.

Meritxell Xaloc

Meritxell Xaloc

Trabajadora Social y Psicóloga

Meritxell Xaloc (Barcelona, 1990) es Graduada en Psicología por la Universitat Autònoma de Barcelona, y Graduada en Trabajo Social por la Universitat de Barcelona. Además, es Máster en Estudios de Género por la Universidad Complutense de Madrid. Entre sus pasiones destacan el ser una intrépida viajera y una amante de los animales, en especial de los felinos.