Las 80 mejores frases de Miguel de Cervantes

Miguel de Cervantes, autor de Don Quijote de la Mancha, es uno de los mayores escritores españoles. Aquí rescatamos sus mejores reflexiones sobre la vida.
Frases Miguel Cervantes

Miguel de Cervantes (1547-1616) es, sin duda alguna, uno de los mayores exponentes de la literatura castellana y mundial. Aún en la actualidad sigue estando muy presente en miles de librerías con su muy aclamada obra Don Quijote de la Mancha, la cual ha sido uno de los libros con más traducciones y ventas a nivel mundial.

Siendo uno de los mayores exponentes del conocido siglo de oro español, es posible ver en sus distintas obras una fuerte inspiración en sus vivencias agitadas y la realidad caótica que reinaba en ese tiempo.

Mejores frases de Miguel de Cervantes

Para homenajear su trabajo hemos traído las mejores frases de este escritor de la lengua castellana.

1. ¿Qué locura o desatino me lleva a contar las ajenas faltas, teniendo tanto que decir de las mías?

Tendemos a opinar sobre los problemas ajenos aún cuando no podemos resolver los propios.

2. Sé breve en tus razonamientos, que ninguno hay gustoso si es largo.

Las razones deben ser claras y precisas en lugar de adornadas.

3. El hacer bien a villanos es echar agua en la mar.

Hay ocasiones en que actuar bien con quien no lo merece está sobrevalorado.

4. Más quiero ser malo con esperanza de ser bueno, que bueno con el propósito de ser malo.

Hay una clara diferencia en este interesante argumento.

5. Encomiéndate a Dios de todo corazón, que muchas veces suele llover sus misericordias en el tiempo que están más secas las esperanzas.

Bien se dice que Dios aprieta pero no ahorca.

6. Al bien hacer jamás le falta premio.

Hacer el bien debe ser siempre aplaudido.

7. La abundancia de las cosas, aunque sean buenas, hace que no se estimen, y la carestía, aún de las malas, se estima en algo.

Cuando tenemos de más, podemos dejar de apreciar el valor de las cosas.

8. Más vale la pena en el rostro que la mancha en el corazón.

Todo sufrimiento se puede superar con voluntad.

9. El que no sabe gozar de la ventura cuando le viene, no debe quejarse si se pasa.

Hay que aprovechar cada oportunidad y disfrutar siempre que se pueda.

10. Haz que tu negocio sea conocerte a ti mismo, que es la lección más difícil del mundo.

Si hay algo en lo que merezca la pena invertir es en estar bien con nosotros mismos.

11. Cuando la cólera sale de madre, no tiene la lengua padre, ayo ni freno que la corrija.

Hay veces en que no podemos guardarnos la molestia.

12. Tal vez en la llaneza y en la humildad suelen esconderse los regocijos más aventajados.

Tanto en las buenas como en las malas, tendemos a descubrir grandes verdades.

13. Come poco y cena menos, que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago.

Nuestra mayor fuente de enfermedad es lo que comemos.

14. La falsedad tiene alas y vuela, y la verdad la sigue arrastrándose, de modo que cuando las gentes se dan cuenta del engaño ya es demasiado tarde.

Hay quienes casi prefieren vivir en el engaño que escuchar la verdad.

15. Esta que llaman por ahí Fortuna es una mujer borracha y antojadiza, y sobre todo, ciega, y así no ve lo que hace, ni sabe a quien derriba.

La fortuna es una cuestión de azar. Podemos estar arriba y al segundo siguiente, abajo.

16. Cada uno es como Dios le hizo, y aún peor muchas veces.

Muchas personas, a pesar de conocer el daño que hacen, se niegan a cambiar.

17. El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho.

Lee y explora, mantén despierta tu curiosidad.

18. Ayer lloraba el que hoy ríe y hoy llora el que ayer rió.

Todos tenemos días buenos y malos, por ello nunca hay que subestimar nada.

19. No puede ser bueno aquél que nunca ha amado.

Alguien que no ha amado, es un ser que no conoce la dicha completa.

20. Ninguna ciencia, en cuanto a ciencia, engaña; el engaño está en quien no la sabe.

El engaño nace de quien predica saber algo que, en realidad, ignora.

21. Las acciones que ni mudan ni alteran la verdad de la historia, no hay para que escribirlas, se han de redundar en menosprecio del señor de la historia.

Incluso la historia tiene sus propias verdades a medias.

22. La senda de la virtud es muy estrecha y el camino del vicio, ancho y espacioso.

Es muy tentador caer en el pecado. Y más si es adictivo.

23. ¡Oh, memoria, enemiga mortal de mi descanso!

En la tranquilidad es donde nuestra mente ataca sin piedad con recuerdos no tan olvidados.

24. Si los celos son señales de amor, es como la calentura en el hombre enfermo: que el tenerla es señal de tener vida, pero vida enferma y mal dispuesta.

Los celos nunca son señales de amor.

25. Las armas requieren espíritu como las letras.

A veces, la paz llega sin necesidad de levantar armas.

26. La verdad adelgaza y no quiebra, y siempre anda sobre la mentira como el aceite sobre el agua.

Tarde o temprano la verdad siempre sale a la luz.

27. Quien canta, sus males espanta.

Es importante buscar constantemente la felicidad en la vida.

28. Amor y deseo son dos cosas diferentes; que no todo lo que se ama se desea, ni todo lo que se desea se ama.

Una frase que nos expresa una diferencia esencial a tener en cuenta.

29. La música compone los ánimos descompuestos y alivia los trabajos que nacen del espíritu.

La música tiene un encanto que perdura.

30. Los males que no tienen fuerza para acabar la vida no la han de tener para acabar la paciencia.

En la mayoría de los casos, los problemas tienen solución.

31. La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierran la tierra y el mar.

La libertad es lo que nos permite expresarnos y desarrollarnos como deseamos.

32. De altos espíritus es aspirar a las cosas altas.

Así que no te conformes, apunta a lo más alto.

33. Por la calle del «ya voy» se va a la casa del «nunca».

¿Tiendes a procrastinar hasta terminar haciendo nada?

34. Señor, las tristezas no se hicieron para las bestias, sino para los hombres; pero si los hombres las sienten demasiado, se vuelven bestias.

Las personas se convierten en monstruos cuando su dolor es incontenible.

35. Por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida.

La vida es para vivirla sin restricciones.

36. Promesas de enamorados, por la mayor parte son ligeras de prometer y muy pesadas de cumplir.

No siempre se cumplen las promesas de amor, por más sinceras que sean.

37. Una retirada no es una derrota.

A veces es necesario dar un paso atrás para retomar fuerzas.

38. No andes, Sancho, desceñido y flojo, que el vestido descompuesto da indicios de ánimo desmalazado.

Frase de la aclamada Don Quijote de la Mancha.

39. Entre los pecados mayores que los hombres comenten, aunque algunos dicen que es la soberbia, yo digo que es el desagradecimiento, ateniéndome a lo que suele decirse: que de los desagradecidos está lleno el infierno.

Ser desagradecido es un acto miserable.

40. El amor y la afición con facilidad ciegan los ojos del entendimiento.

Es muy sencillo cegarnos ante lo que nos deslumbra.

41. Demasiada cordura puede ser lo peor de las locuras, ver la vida como es y no como debería de ser.

A veces debemos tener un poco de locura en nosotros para mirar la vida desde otro punto de vista.

42. Por eso juzgo y discierno, por cosa cierta y notoria, que tiene el amor su gloria a las puertas del infierno.

Hay que andar con cuidado, incluso entre las cosas que parecen tan certeras.

43. Dad crédito a las obras y no a las palabras.

La mejor forma de demostrar algo es actuando.

44. El año que es abundante de poesía, suele serlo de hambre.

Irónicamente, las más poderosas letras surgen en los momentos más oscuras de la historia.

45. Puede haber amor sin celos, pero no sin temores.

Siempre existirá el temor de perder a la persona amada.

46. Amistades que son ciertas nadie las puede turbar.

Las verdaderas amistades pueden sobrevivir a grandes ataques.

47. Aún entre los demonios hay unos peores que otros, y entre muchos malos hombres suele haber alguno bueno.

No todos son completamente malos ni tampoco buenos.

48. Oficio que no da de comer a su dueño, no vale dos habas.

Haz algo de lo que estés orgulloso, que ames y con lo cual puedas vivir.

49. Confía en el tiempo, que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades.

Las cosas, por lo general, suelen mejorar con el tiempo.

50. ¿Es posible que vuestra merced no sabe que las comparaciones que se hacen de ingenio a ingenio, de valor a valor, de hermosura a hermosura y de linaje a linaje son siempre odiosas y mal recibidas?

Las comparaciones entre distintos estatus son injustas.

51. Siendo la libertad la cosa más amada, no sólo de la gente de razón, más aún de los animales que carecen de ella.

Todo ser vivo aprecia su libertad.

52. Ella pelea en mí y vence en mí, y yo vivo y respiro en ella, y tengo vida y ser.

Fragmento de Don Quijote para Dulcinea.

53. ¿No sabes tú que no es valentía la temeridad?

La valentía es enfrentar miedos. La temeridad es ponerte en riesgo de manera innecesaria.

54. No hay recuerdo que el tiempo no borre ni pena que la muerte no acabe.

Hay cosas que se van perdiendo con el tiempo de manera inevitable.

55. Las venganzas castigan, pero no quitan las culpas.

Las culpas son terribles pesos en los hombros difíciles de quitar.

56. El hombre bien preparado para la lucha ya ha conseguido medio triunfo.

Creer en uno mismo es la mitad de lo que necesitamos para triunfar.

57. Porque ni el bien ni el mal pueden durar para siempre; y así como el mal ha durado mucho tiempo, el bien ahora debe estar cerca.

Una gran frase. ¿Crees que tenía razón?

58. La buena y verdadera amistad no debe ser sospechosa en nada.

Una verdadera amistad es aquella donde no existen temores ni secretos.

59. Donde una puerta se cierra, otra se abre.

Siempre existen nuevas oportunidades esperando ser encontradas.

60. El amor es invisible y entra y sale por donde quiere sin que nadie le pida cuenta de sus hechos

El amor no necesita razones para aparecer.

61. El ingenio y el humor no residen en mentes lentas.

Hay que tener actitud e inteligencia para la creatividad.

62. En los principios amorosos los desengaños prestos suelen ser remedios calificados.

No todos los principios amorosos son dulces y románticos.

63. Como no estás experimentado en las cosas del mundo, todas las cosas que tienen algo de dificultad te parecen imposibles.

Las cosas nos parecen imposibles hasta que las conocemos.

64. ¿Qué hombre puede pretender conocer el enigma de la mente de una mujer?

¿Será realmente difícil conocer la mente femenina?

65. Sigue mi consejo y vive por mucho, mucho tiempo. Porque lo más loco que un hombre puede hacer en esta vida es dejarse morir.

Desaprovechar nuestro tiempo de vida debe considerarse una tragedia.

66. Dos linajes solos hay en el mundo, como decía una agüela mía, que son el tener y el no tener.

Los linajes que en realidad más nos interesan.

67. El andar tierras y comunicar con diversas gentes hace a los hombres discretos.

Mientras más conocemos a los demás, más discretos nos volvemos porque aprendemos a respetar.

68. Cada uno es artífice de su propia ventura.

Todos somos responsables de nuestros actos y decisiones.

69. Donde reina la envidia no puede vivir la virtud ni donde hay escasez de liberalidad.

Una persona con malos sentimientos no puede pretender ser la mejor de todos.

70. Alguno se estima atrevido, cuando con otros se compara. Algunos creo que hubo tan discretos que no acertaron a compararse sino a sí mismos.

De nada sirve compararnos a los demás, porque cada uno es un mundo diferente.

71. El amor junta los cetros con los cayados; la grandeza con la bajeza; hace posible lo imposible; iguala diferentes estados y viene a ser poderoso como la muerte.

El amor tiene un poder inmenso y es el único capaz de cambiar las cosas.

72. De gente bien nacida es agradecer los beneficios que recibe.

Nunca dejes de agradecer lo que tienes, porque no sabes cuándo dejarás de tenerlos.

73. La ingratitud es hija de la soberbia.

La soberbia nunca nos dará frutos favorables para el futuro.

74. Las honestas palabras nos dan un claro indicio de la honestidad del que las pronuncia o las escribe.

La honestidad se expresa con certezas firmes y claras, así como con acciones que las respalden.

75. No desees y serás el hombre más rico del mundo.

Hay deseos que se convierten en obsesión y luego en avaricias que nunca terminan.

76. No seas ni siempre riguroso ni siempre blando y escoge entre estos dos extremos; que en ello está el punto de la discreción.

Es importante mantener un equilibrio para así conseguir armonía.

77. Al poseedor de las riquezas no le hace dichoso el tenerlas, sino el gastarlas, y no el gastarlas como quiera, sino el saberlas gastar.

Si no sabes cómo gastar tus riquezas de manera adecuada y beneficiosa, entonces no estás haciendo nada productivo con ellas.

78. ¡Venturoso aquel a quien el cielo dio un pedazo de pan, sin que le quede obligación de agradecérselo a otro que al mismo cielo!

Nunca olvides a quien te tendió una mano cuando más lo necesitabas.

79. El sueño es el alivio de las miserias para los que las sufren despiertos.

Una frase que alberga una triste realidad.

80. No hay camino que no se acabe si no se le opone la pereza.

La pereza es el mal que nos frena e impide avanzar.

Amanda Martín

Amanda Martín

Fisioterapeuta

Amanda nació en 1991 en Buenos Aires. Es Graduada en Fisioterapia por la Universidad del Rosario, y sus pasiones son las terapias manuales, el cine y la escritura. Ha trabajado como fisioterapeuta y masajista en diferentes centros de fisioterapia y balnearios, y dedica gran parte de su tiempo libre a escribir, sobre todo con el objetivo de divulgar temas relacionados con la fisioterapia, el deporte y los hábitos saludables.